XXXI Maratón de Valencia (27-Noviembre-2011)

Estreno maratoniano de Manolo y un servidor, espectacular y bien organizado en muchos aspectos y algún fallo que también hubo que espero mejore en futuras ediciones.

Fotos grupales hicimos tres hasta que llegaron los últimos rezagados, y el fallo que os comentaba surge para colocarnos en la salida. El sistema organizativo por marcas previstas falló y nos colocaron a todos absolutamente enlatados hasta el punto de temer por nuestra integridad física en el puente desde donde se tomaba la salida, espectacular por otro lado. Nosotros tardamos casi dos minutos en atravesar la salida desde el pistoletazo.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Desde el principio formamos un grupo de cuatro en el que voy con Nacho, Vicente y David para ir a ritmos entre 5  y 4’40» hasta el treinta y a partir de ahí que Filípides repartiera suerte. Agradecidos deberíamos estar Vicente y yo a Nacho, ya que da gusto ir con él porque regula de maravilla, te frena, te acelera y te distrae, vamos que es una máquina como acompañante.

El recorrido, muy llano en general, es perfecto para dar Valencia a conocer entre los corredores, muchos de los cuales comentaban lo bien que estaba la ciudad, que combina zonas verdes con un centro histórico monumental y en general recorrido muy atractivo para los corredores con bastante gente animando. A destacar el esfuerzo de la organización por situar en distintos puntos del recorrido a varios grupos de música y animaciones varias tales como clases de aerobic, animadores sobre zancos elevados, un grupo numerosísimo de gente disfrazada de pitufos, etc.

En la carrera nuestra a destacar que fuimos Nacho, Vicente y yo juntos hasta el km 27 a ritmos muy buenos. A partir de ahí mi cabeza me dijo… «tío estás de miedo y sólo te quedan 15 Km. ¿vas a esperar al 40 para tirar?», así que tiré algo más fuerte pero en el 30, después de ver a Juan Carlos que me dio ánimos para seguir con el ritmo que llevaba hasta el 39 me estampé contra el muro, entonces me pasaron Vicente y Nacho como dos balas y cuando pude adaptar mi ritmo para poder seguir, en el 37 me atizó el TÍO DEL MAZO, de modo que descubrí porqué el Maratón es lo que es, y no se puede comparar con lo que hasta ahora había hecho. Aguanté como pude sin llegar a pararme y en el 40 volví a ser persona, ya que te acercas a la Ciudad de las Artes y Las Ciencias deseando atravesar la plataforma montada sobre el agua, lo que unido a la numerosa presencia de público en esa zona recordándote que ya casi lo has logrado te da el aliento que ya no te queda para seguir. En lo que respecta a bolsa de corredor, atenciones de la organización, etc. Para mí un 10.

El episodio posterior a mi entrada en meta fue lo peor del día, ya que tras llegar agotado me tumbé a la sombra a respirar y no tenía fuerzas ni para dar un paso, no recuperaba fuerzas hiciera lo que hiciera. Me atendieron los sanitarios pero estaba con una pequeña hipotermia, temblaba de forma involuntaria y tenía un frío horrible, lo que se unió a una especie de crisis nerviosa que me hizo romper a llorar en la ambulancia sin motivo aparente. Me trasladaron al clínico de Valencia, con las Urgencias a tope, en el que estuve hasta las 5 de la tarde sin que me atendiesen mucho pero me recuperé poco a poco tras vomitar todo el líquido que había ingerido durante la carrera y después.

Ya en el hotel duchita y vuelta a la millor terreta del món. Hoy lunes me he tomado la mañana laboral libre, que después del susto, me lo he ganado. Un abrazo a todos, que sé que estabais muy preocupados y uno muy especial a Pili, a la que estoy enormemente agradecido por lo que me ha cuidado durante más de 17 semanas de preparación y gracias a lo cual he podido alcanzar uno de los mayores retos que me he propuesto en la vida.

Felicitar a todos, en especial a Manolo por bajar de cuatro horas en su estreno maratoniano y a todos en general por cruzar la meta.

Juan Enrique

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Vicente G. Senior Masc 3:14:15 1076 278
Nacho Veterano Masc A 3:16:14 1168 318
Juan Enrique Veterano Masc A 3:22:55 1523 424
David Veterano Masc B 3:36:14 2493 601
José Antonio Veterano Masc A 3:44:51 3035 796
Jorge L. Senior Masc 3:45:41 3175 729
Paco G. Veterano Masc E 3:49:24 3434 78
MariPaz Veterana Fem C 3:52:54 3801 16
Martina Veterana Fem C 3:55:31 4009 19
Bauti Veterano Masc C 3:58:29 4080 572
Manolo Gª Veterano Masc G 3:58:00 4167 8
Xavi Veterano Masc B 3:58:48 4209 998
Ignacio L. Veterano Masc D 4:14:50 4923 392
Roberto Veterano Masc C 4:23:08 5170 720
Mark Veterano Masc C 4:27:04 5233 730
Jesús Veterano Masc D 4:25:44 5234 423

VI K25 Trail de La Calderona (27-Noviembre-2011)

Dedicado a todas las atalantas de la K-25. A las que corrieron, a las que hubieran querido correrla y tuvieron que conformarse con aplaudir y animar ese día; a las que tienden una mano, a las que tuvieron la mala suerte de lesionarse ese día, a las más jóvenes de la carrera, a las atalantas veteranas; a las que ríen siempre; a las que llegan a meta con sus hijas y a las hijas que acompañan a su padre.

Poca gente que la haya hecho alguna vez se resiste a dejar pasarla por alto en el calendario.  Si bien este año se esperaba la presencia de importantes corredoras (Oihana Kortázar y Corinne Favre) que finalmente no acudieron a la cita, ni mucho menos la carrera quedó deslucida.  Ahí estaba el ánimo de todos los demás corredores, dispuestos a disfrutar al máximo y a exprimir cada una de las sensaciones que el paisaje de la sierra de la Calderona aporta.

Organizada por el club CxM de Valencia, el recorrido presenta 25 km con un trazado exigente en forma de «8» que resulta muy equilibrado en cuanto a la variedad de tipos de terreno por los que discurre.  No, no es una carrera nada fácil.  Las caídas y resbalones están prácticamente garantizados, pues  la más ligera humedad puede convertir las bajadas técnicas en vertiginosas.  Muchos deciden cambiar de modelo de zapatillas después de hacer la K-25.  Es la carrera que te enseña cuáles son tus puntos flacos y en qué tienes que mejorar.

Las instalaciones del Polideportivo de Serra ofrecen todas las comodidades que un corredor podría desear al acabar la carrera.  Duchas de agua caliente sin aglomeraciones, un buen avituallamiento en meta con comida, camiseta y buff conmemorativos del evento y sorteo por dorsales de material deportivo.

La K-25 es especial.  Y la edición del 2011 nos ha parecido simplemente perfecta.  Gracias a todos.

Crónica de Atalantas Web

 

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma Master Masc. 3:50:18 187 8
Verena Abs. Fem. 3:51:21 190 9
Jorge L. Abs. Masc. 3:56:14 206 125

XXVIII Media Maratón Internacional de Benidorm (26-Noviembre-2011)

No podíamos faltar a la cita de Benidorm un año más. Y eso que coincidió con la Maratón de Valencia, donde hubo amplia representación de nuestros runners de A TO TRAPO. En esta ocasión estuvimos Juan Carlos de Cabo y Rafa Soler.

Volvió a ser una carrera de media tarde. Antes de las 17h ya estábamos por la zona de dorsales. Se palpaba el ambientillo: gente recogiendo sus dorsales, sus bolsas de corredor, preparación previa, calentamientos suaves, etc. El sol de atardecer acompañaba la suave temperatura. Acercándonos a las 6 de la tarde el ambiente era perfecto. Todos los corredores y corredoras en la línea de meta, preparando el pistoletazo de Mr. Brotons. Y como no, homenaje a un runner fallecido en las últimas inundaciones de Castellón, que pertenecía al Club de Atletismo de Onda. Un minuto de silencio y…. a correr ¡!!!! Suerte a tod@s!!! se oía por todas partes. Suerte y buena marca!!! La marea humana de unos 2.000 corredores empieza a moverse y avanzar. Este año en seco, no como el año pasado que cayó la de Dios en forma de agua.

Pronto nos plantamos en la playa de Poniente, con el horizonte de la caída del sol y una finísima luna creciente que marcaba la línea de carrera a seguir en los próximos kilómetros. Temperatura perfecta y mucha animación en las calles. Primeros avituallamientos en Km 5, ritmo de carrera rápido y gente animando por las calles. La primera vuelta al circuito muy bien. Juan Carlos ya sacaba un buen trecho por delante, iba a por una buena marca y eso estaba en marcha y con pinta de conseguirse. El ritmo de la música de los mayores bailando en los pubs de Playa Levante amenizaban la prueba. Las despedidas de soltera de inglesas cocidas en alcohol, ponían la nota de color con esas sajonas ataviadas con eróticos complementos a modo de frontal. Buena cantera para la montaña… En la segunda vuelta las fuerzas dicen ¡Hola!. Sacamos los geles para engañar a los hidratos de carbono en caída y con el avituallamiento posterior afrontamos la última parte de la carrera. El Km 18 pone ya a las piernas en auténtica protesta…llegamos??? Sí, un poco más, hay que tirar un poco más. El último kilómetro se hace eterno. La noche cerrada no deja ver la meta, pero se intuye por los gritos de ánimo de los cientos de persona congregados en la Plaza Triangular. Una meta en cuesta…y otra media maratón al bolsillo. Satisfacción en los runners. Ya no veo a Juan Carlos, que seguro consiguió lo que esperaba, una marca excepcional. Él seguía para Valencia una vez terminada la carrera. Tenía sesión doble de entrenamiento.

Una vez más A To Trapo consiguió estar y terminar. Hasta el año que viene, Benidorm. Ols runners never die…

Rafa S.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juan Carlos Veteranos A 1:26:44 177 77
Rafa S. Veteranos B 2:02:51 1569 274

42th New York City Marathon (6-Noviembre-2011)

I have a dream… hace mucho tiempo escuché el discurso que dio Martin Luther King, en el que repetía una y otra vez esta frase, y no sé porque me vino a la cabeza en el maratón de New York…

Empezaré diciendo que no era mi intención correr en New York, me parecía demasiado exagerado, siempre los americanos lo hacen todo mejor, y me echaba para atrás y mucho, la espera antes de la salida… había corrido Berlín y fue especial, así que no creía que eésta fuera mejor, pero el año pasado dos compañeros y amigos (Juanma y Edu) fueron y contaban maravillas, así que sí ellos lo decían tenía que ser verdad, por lo que me dije si bajo de 3:30 en Orlando voy a New York… y dicho y hecho…

En abril le comento a una compañera de equipo y amiga si se quiere venir y me dice que si, genial. Gracias Viky, que a los velocistas esto del fondo os parece una locura…

Tras unos meses que se pasan en nada, nos plantamos a coger el avión, y empiezan las sorpresas agradables, Aless me regala una camiseta de Daegu súper chula, y estas cosas no se porqué hacen que vaya con mas ilusión… Otra cosa que marcará el maratón será conocer a una persona encantadora en el avión, Lola, que me dijo que estaba en mi corral y le dije que la buscaría…

El jueves por la mañana voy a disfrutar de Central Park, madre mía que cantidad de gente corriendo, cuando entro, pienso que en ese momento soy feliz. Me acerco a la meta pues ya lo tienen todo montado y pienso: espero llegar lo mejor posible.

Siguiente parada la feria del corredor, en ella hay de todo (solo echo en falta a Nike, supongo que no se ponen por Asics, pues en Niketown tienen camisetas del maratón), recogida del dorsal, varias vueltas a la misma, con la sorpresa de ver el maratón de Jamaica (maratón que si no pasa nada allí estaré en el 2012), hablar con Tegla Loroupe (corre por Charity), y luego a dar una paseo por la zona… paseo que se alarga y empiezo a pensar en el plan B (mi objetivo era 3:24, pero me da igual hacer más).

El viernes otro día de no parar, por la mañana a Central Park a correr otro rato (me cruzo con Kipketer, corre por una Charity, en la carrera casi lo paso… jaja, que hizo 3:20), luego a recorrer las calles bulliciosas de NY, y llega una molestia en el abductor… a ver, si a mi esto no me ha dolido en la vida… bueno pues plan Z que más da, es New York y se respira maratón por todos lados…

Por la tarde quedamos con Aless y nos lleva a ver a Willy Wonka y a comer unas cupckaes a Magnolia Baker que están deliciosas… por la tarde/noche a ver el espectáculo que han montado en la línea de llegada, con música y fuegos artificiales… y volvemos a ver la línea de meta… a ver si me da suerte verla tanto.

Sábado por la mañana paseíllo, tienda de M&M’s, y a las 12:30 hemos quedado en la feria del corredor para irnos a comer. Entrando me encuentro a Lolo Jones, no me gustan las fotos pero ésta me la tengo que hacer, también está por ahí Ryan Hall y el de Pacific Blue. Luego van llegando un grupo de gente encantadora, compañeros de correrías del foro «maratonianos por el mundo», gente con la que he compartido mucho, pero no he visto en mi vida (bueno a Roberto si), Abel, Roberto, Antonio, Ander, Jose, Mario, Raki, Eduardo, y Ruth, Ana, Pilar…. Comida en la que se habla sobre todo de lo que se va a hacer al día siguiente, Duquito nos cuenta lo bueno que es correr disfrazado (a eso no creo que llegue que no me gusta disfrazarme)… y poco a poco se pasa el tiempo y nos despedimos, hasta el día siguiente, que nos salga bien todo.

 

Domingo 6 de noviembre: día del maratón, me levanto súper pronto pues tengo el Ferry a las 5:45 y hay que llegar, ducha, desayuno y ale para el metro… primera en la frente, como me habían dicho que el metro era gratis pues nada más feliz que nada, y nooo la puerta no esta abierta, voy a sacar el billete y me dice que no acepta billetes, así que por primera vez en mi vida, salto por encima del torno, no me espachurré por yo que sé… menos mal que nadie me dijo nada… y llego a la estación del ferry, salgo, y sorpresa, hay un chico de Elche que sé que iba, y zas me lo encuentro el primero (mira que el mundo es pequeño), así que viaje muy agradable hasta State Island, donde me supongo habrá una espera horrible, y todo lo contrario, entre que hay un montón de gente, que te dan un gorrito de Donut’s, que me pillo un bagel (a esas horas a saber donde está mi desayuno), que hay aseos sin problemas, etc… se hace genial la espera… veo a Roberto, José y Abel, y como ando un poco alucinada con todo no me doy cuenta de felicitarle… Así que al cajón con tiempo de sobra, entro y busco a Lola, y la encuentro… hablamos un ratillo y abren los cajones, todos hacia delante, dejamos la ropa que sobra (vaya día magnífico que nos hizo para correr) y vamos para delante, cuando le digo a Lola, ya no hay mas aseos? Y me dice no… pues tengo que volver hacía atrás, luego te busco… y menos mal que la encontré. Me comenta que quiera salir a 5:30 o por ahí, mi idea era salir a 5:15 pero bueno da igual un rato de compañía viene bien…

Y llega la hora suena el himno americano (los americanos con la mano en el corazón) y pum… suena New York, New York de Sinatra (que luego encontraremos su restaurante favorito)… y empieza la carrera en si. Salida súper limpia, en la que en ningún momento hay agobio ni tapón, subida al puente de Verrazano, que pica hacía arriba, pero las vistas que se ven son impresionantes, así que, ale ya me he acelerado, Lola va conmigo y bueno tampoco estamos muy mal de ritmo, a la postre esta fue la milla mas lenta… y seguimos hacía Brooklyn, es increíble llevo la carne de gallina, hay multitud de personas que jalean y animan a la gente, estoy disfrutando como pocas veces en una carrera, voy con Lola que se va acelerando por momentos y le digo yo no subo el ritmo que sé lo que pasa luego, y ella se acopla al mío, a todo esto le pregunto cual es tu marca y me dice 3:32… pues vamos para 3:25, así que controlando, y me deja llevar el ritmo. Yo que andaba preocupada por los avituallamientos… pues nada de que preocuparse, cada milla, y agua e isotónico, y algunos con plátanos y yo que sé que más vamos que genial, a mi me sobran 2 de cada 3 (en toda la carrera solo me tome 2 de mis ositos…), pero Lola si que los coge… No hemos llegado ni al km 10 y pienso que voy a volver a correr aquí, como se vuelca la gente con los corredores, no hago esto para que me admiren, pero es de admirar que gente que no conoces de nada este ahí apoyándote… esta ciudad vive el maratón…

Como vamos en millas los km pasan más rápidos, pues solo hay que contar hasta 26 ;)… pasamos por el km 15 y vamos genial, pasando por la zona donde los judíos ortodoxos son los únicos de todo el recorrido que ésto no va con ellos.. y entramos en Queens, donde vuelven los ánimos, los grupos de música, el ambiente festivo y poco a poco nos acercamos a la media maratón, 1:41:30, vamos genial y fuerzas todavía intactas, de vez en cuando le digo a Lola frena, o bueno si quieres irte hacia delante… y seguimos juntas..  y llegamos a, para mi, el punto más difícil de la carrera, el puente de Queensboro, el viento sopla de lo lindo, pero yo en mi cabeza tengo que Gebre se retiro ahí, que a ver que me pasa, antes de salir vemos a un chico tirado en medio del puente, espero no verme nunca así… así que intento pensar en otras cosas. A las 2 horas 2 minutos suena en el ipod Firework y pienso que Aless tiene que haber llegado o está a punto (no me equivoqué en mucho) y de repente ya estamos fuera encarando una de las zonas más increíbles, la 1ª Avenida, con gente cuyos ánimos hacen que corras sin querer, que me quite el casquito (solo llevaba uno para oír a la gente) y disfrute del ambiente…

seguimos Lola y yo y vamos genial, pero Lola empieza a quedarse, yo la espero, pero al no parar yo en todos los avituallamientos y ella si, en uno de ellos la despisto y no la veo, así que me toca tirar yo sola, y en ese momento entramos en el Bronx (para mi lo mejor de la carrera) donde multitud de gente anima y canta hip hop y en eso momento me digo «sin bajar el ritmo que vas bien» (las millas iban más o menos controladas).

Y cuando menos me lo espero entramos en Harlem y ya estamos en la Quinta Avenida, madre mía que ambientazo, es imposible no correr, así que me animo y venga a adelantar a gente, llevo así desde la milla 21, adelantando sin parar, pero ahora con la pequeña cuesta de la 5ª se nota mucho más, al paso de la 23 veo a Alex (mi casero, un chico encantador) que me jalea con «ahí esta, venga Pili» y os prometo que en ese momento aceleré lo indecible, de tal manera que la milla de la 24 a la 25 es la que más rápido me salio, veo el crono 7:26 y digo pero donde vas y en ese momento el crono muere (el Garmin nunca me aguanta un maratón)… así que fríamente pienso voy a frenar porque me queda una semana de patear toda esta increíble ciudad, y me da igual hacer 1 minuto más, que voy genial, así que vuelvo a poner el ritmo de crucero, disfrutando de Central Park hasta que llego a la 59 y veo a Viky, ale otra inyección de adrenalina.

Paso la 26 y veo la meta y en ese momento freno porque quiero disfrutar de ese momento, de la entrada en New York, una ciudad que os aseguro que merece la pena ir a recorrer sus calles solo por el reconocimiento que hacen de los corredores.

Cuando llego veo a Abel, y lo felicito por su cumple y por el maratón, y estoy atenta a Lola a ver si llega y en eso la veo… 3.26 pero lo mejor es que llega genial, y eso me da más alegría que mi propia marca (a todo esto porque no la sabía, me enteré cuando José Luis un amigo que vive en Londres me mandó un mensaje)… esta radiante y se lo merece lo ha luchado y no ha desvanecido.

 

Y aún quedaba una sorpresa mayor; quedo con Aless para verla, y aunque ya sabía que se había quedado la 13 o 14, no sabía la marca, y guauuu 2:33, disfrutando y teniendo el récord de España en sus piernas, confirmando marca para Londres 2012… vamos día redondo…

Así que por fin el sueño conseguido, esta carrera es para dejarse el crono en el cajón y disfrutar de su recorrido, de la gente que va alrededor tuyo, y sobre todo de la gente que anima sin parar, que cantan gospel o hip hop, de compartir unos momentos con gente que se aprecia, y sobre todo de disfrutar de este hobbie que nos lleva a conocer a tanta gente maravillosa… por la Big Apple, espero volver a recorrer tus calles…

Aquí podéis encontrar el álbum de fotos completo

Para los que les gustan los datos, mis parciales:

 

y la clasificación:

 

Siguiente parada… si no pasa nada Lanzarote

Pili

Enlaces sobre esta prueba

A to trapo estuvo representado en la Behobia 2011 (13-Noviembre-2011)

Haz click en la foto para ver el álbum completo

La aventura de la Behobia empezaba la madrugada del sábado. A las 4.15h de la madrugada salía en coche en dirección a Donosti. Quería aprovechar la mañana y pasar por la Feria del Corredor, ver el ambientillo, corredores, etc. Y el madrugón tuvo su recompensa. Donosti estaba magnífica, con una explosión de color propia del otoño que me hacía adivinar que el paisaje de la carrera iba a ser, como realmente fue, un espectáculo de colores rojos, ocres, amarillos y verdes fruto del cambio de hoja de los numerosos bosques que «protegían» la ruta entre Behobia y San Sebastián. Después de una buena ruta de tapeo y zuritos por el Casco Viejo, por la noche me puse a «estudiar» la carrera del domingo. El perfil de la prueba indicaba que iba a ser una auténtica «rompepiernas», con desniveles constantes, y varias cuestas pronunciadas que daban una idea de la dureza de la prueba. Mis amigos del País Vasco, Mikel y compañía, ya decían que esta carrera no era ninguna broma. Y así fue. Me extrañaba los numerosos avituallamientos previstos durante la carrera. Después lo entendí.

El domingo a las 11h todo estaba preparado. Ambiente brutal de corredores con ganas de disfrutar. Gentes de todas partes. Diferentes salidas escalonadas por la inmensa asistencia … cerca de 23.000 corredores. Foto previa de grupo antes de salir, algo de calentamiento y … zas ¡!!! Toca nuestro turno ¡!!! Casi 2 km en llano y … empiezan las cuestas. Entramos en Irún y aquello parecía la Vuelta a España o el Tour de Francia. Miles de personas animándonos, Aupa, Aupa ¡!!! La gente entregada y los corredores contentos de ver aquello. Las piernas se ponen tensas hasta el km 6, y entramos en el alto de Gaintxurizketa. Se dice pronto … 80 metros de desnivel en un kilómetro y medio. Y antes de Lezo una serie de toboganes de subida y bajada rompepiernas como ellos solos. 3 km de llano entre el 13 y el 16, y otra broma para las piernas: el alto de Mirakruz y sólo 4 km antes de llegar a meta. Fueron los 2 km más duros de la carrera, porque al final las piernas no están contigo, están … por ahí … Pero justo arriba de la cuesta se planta nuestro amigo Gonzalo con su cámara, nos arranca una sonrisa para la posteridad y divisando Donosti y el Monte Igueldo al final, todos pensamos … esto está ya hecho. La entrada a Donosti por el barrio del Gros y sus señoriales casas, dan el último empujón junto a los miles de aficionados que nos animan a la llegada.

Magnífico ambiente, precioso paisaje, dura prueba y tiempo de carrera … bastante mejorable. La pude terminar en 1h57m. El año que viene seguro que se hará en menos tiempo. De todo se aprende …

Ya sabéis … Old Runners Never Die … . A To Trapo estuvo allí dos años seguidos, que Roberto y Mari Paz también la disfrutaron en 2010.

Rafa S.

 

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Rafa S. SENIOR MASC 01:58:31 15234 8024

Enlaces sobre esta prueba