Gracias, gracias y un millón de gracias.

I Maratón de donación de sangre y médula “A to trapo”

“GRACIAS, GRACIAS Y UN MILLÓN DE GRACIAS” Es lo primero que se me viene a la cabeza después de un día bastante raro, diferente, increíble, etc… No sé que adjetivo ponerle.

Unas 100 personas se acercaron a el Casal de la 3ª Edad de Mutxamel para poner su granito de arena en esta pequeña locura que empezó a gestionarse en mi cabeza unos dos meses atrás. Estaba trabajando y escuché en la radio que un club de Atletismo de la Marina Baixa hacía una Maratón de Donación de Sangre y pensé: “Yo soy donante de sangre y médula desde hace poco tiempo, la sangre y la médula es muy necesaria, porque no sabes cuando la vas a necesitar tú, porqué no soltar la idea en A TO TRAPO a ver si entre todos podemos hacer algo así y ponemos nuestro granito de arena en esto de las donaciones”. Se lo comenté a Jesús, le encantó la idea y me invitó a exponerla al grupo. Y así fue, en una quedada en San Juan, para tomar unas cañas, sentados en una terraza al lado del Ayuntamiento de San Juan, lo comenté a los que allí estuvieron. Era una idea todavía por moldear, por darle una forma que empezaba ya a ser realidad. Les gustó y empezó la cuenta atrás. Paco Galindo habló con el Centro de Transfusiones y nos dio unas directrices a seguir.

El 8 de junio, en la Sandía Night y con gran parte del grupo allí presente se expuso la idea antes de salir a correr y tuvo muy buena aceptación, con lo cual ya no había marcha atrás. Buscamos una fecha, propusimos un sitio y adelante. Sábado 1 de Julio en el Casal de la 3ª Edad de Mutxamel, ese era el día y el lugar. Empezamos la campaña de información por las redes sociales, por medio de carteles, panfletos de mano y la mejor de las maneras de hacer publicidad de un acto como este; el boca-oreja, apelando a la solidaridad de la gente. Unas tres semanas de locura buscando gente para que se animara a donar ya que debíamos de llegar como mínimo a los 35 donantes que habíamos pactado con el Centro de Transfusiones de San Juan. Conforme se acerca el día los nervios afloran ya que no tenía muy claro si llegábamos a la cifra requerida, ya que unos te decían que no podían, que tenían miedo, etc., etc…

Y llegó el día. Muchos nervios antes de salir de casa. Vivo a 100 metros del Casal y se me hicieron largos pensando en si la gente iba a responder, si todo iba a ser como había soñado… ¡¡¡y lo fue!!!


Todas las fotos del evento

A las 9:25 llegué con el flotador bajo el brazo y muchas ilusiones y nada más entrar ya había cuatro personas para donar, lo cual me sacó una gran sonrisa. Empiezo a saludar a esa gente y desde ese momento no paro hasta las 14:00 de la tarde que se terminó la donación. Era un goteo constante de gente conocida, compañeros de A TO TRAPO, vecinos, foráneos, en fin, una locura tal que la doctora que había en la donación salió varias veces a pedir que bajáramos la voz, del jaleo que estábamos haciendo. A las 10 de la mañana ya llevábamos unos 25 inscritos y así hasta el último momento. Hubo gente que no pudo donar, bien porque no había dormido, había estado enfermo la semana anterior, porque tenían una prueba bastante exigente la semana siguiente, porque no se les encontraba la vena, por miedo a las agujas, etc.

Conforme pasaba la mañana el número de donantes iba subiendo y a las 11 ya teníamos el cupo cubierto. Todo lo demás fue un regalo para nosotros, pero un quebradero de cabeza para la gente del Centro de Transfusiones ya que tuvieron que bajar a recoger más bolsas de sangre a San Juan.

Cabe mencionar que tuvimos a la Coordinadora Provincial de Donantes de Médula y a su marido, Cristina y José María, que estuvieron informando a quien tenía dudas y quería información sobre la donación de Médula, cosa que es muy necesaria y tenemos información muy equivocada.

La mañana pasaba muy rápida y con mucha gente pasando por el evento, tanta que no pude donar hasta el final y casi, casi, casi me quedo sin poder hacerlo. Mientras tanto, Jesús llevaba el PhotoCall adentro del centro ya que fuera estaba lloviendo. Teníamos las pancartas dispuestas a la entrada del Casal, pero con la lluvia no nos dejó usarlas con fondo de las fotos. El flotador volaba de cabeza en cabeza a modo de risas y buen rollo, para la fotografía de rigor.

Varios se marcharon sin poder donar porque tenían el tiempo bastante justo y no esperaban que hubiera tanta cola, otros vinieron, vieron lo que había, fueron a Elche, volvieron y se marcharon sin poder donar, a todos esos, GRACIAS por venir y MIL DISCULPAS por las molestias.

A las dos de la tarde nos informan que quedan 4 bolsas para llenar, así que debemos cortar ya y decirle a quien venga que ya no se podía donar ( que locura !!!!),  empezamos a recoger, nos hacemos las últimas fotos y a casa con la satisfacción de saber que todo ha salido mejor de lo que había pensado.

  • UNAS 100 PERSONAS PASARON POR EL CASAL DE LA 3ªEDAD:
  • 74 DONACIONES DE SANGRE (19 de ellos nuevos donantes).
  • 13 NUEVOS DONANTES DE MÉDULA.

Después de la resaca de este día nada más que me queda que dar las GRACIAS, GRACIAS Y UN MILLÓN DE GRACIAS.

JESÚS JURADO, sin ti, esto no hubiera sido posible, siempre estás en todo y para todos, eres muy GRANDE…GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Como no quiero dejarme a nadie fuera poniendo nombres, GRACIAS “GRAN FAMILIA A TO TRAPO”, porque otra vez habéis demostrado ser eso, una GRAN FAMILIA, poniendo vuestro granito de arena viniendo a donar, reclutando a gente para que nos echara una mano en esto, divulgando este evento, haciendo posible que este sueño se hiciera realidad…. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

CRISTINA Y JOSÉ MARÍA, muchas gracias por haber estado junto a nosotros en este día tan importante en el cual conseguisteis que 13 nuevos angelitos se apuntaran en vuestras listas.

Al Centro de Transfusiones de San Juan por la paciencia que tuvieron aguantando la locura que fue la mañana.

A todos los vecinos, amigos y demás gente que nos ha apoyado desde el primer momento que se enteraron de lo que queríamos hacer.

Espero que todos estéis aquí, que no me haya olvidado de nadie, no me gustaría… a todos, quiero deciros que sin vosotros esto no hubiera sido posible, que trabajando juntos podemos hacer lo que nos propongamos y que más que yo, las gracias os las darán las personas a las cuales vayan destinadas esas donaciones de sangre y médula que habéis hecho en este día. Un saludo y muy agradecido.

Ernesto.

GRACIAS, GRACIAS Y UN MILLÓN DE GRACIAS.
HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ.
OLD RUNNERS NEVER DIE.

2 pensamientos en “Gracias, gracias y un millón de gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *