Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón (23-Abril-2017)

Después de correr mi segundo Maratón en Valencia y bajar de las 3h30, no pude rechazar la oportunidad que me brindaba el destino, puesto que por trabajo tenía que estar en Madrid del 23 al 27 de abril en el Salón Gourmet representando a Chocolates Marcos Tonda y, qué casualidad, el 23 de abril se celebraba el 40 Maratón de Madrid y, qué casualidad, por primera vez obtenía la etiqueta oro que otorgan a las mejores carreras del planeta. Y por si me faltaba algún aliciente, ya puedo decir que he terminado las dos primeras maratones de nuestro país que han obtenido etiqueta oro en la historia: Valencia y Madrid por ese orden.

Así que, mirándolo bien, todo lo demás tiene relativa importancia.

Durante las semanas previas de entrenamiento, el maestro Fernando, me vio fuerte y me animó a ir otra vez a por MMP, pero al final Madrid, es Madrid. Ya me había mentalizado en que el desnivel en este maratón es importante, incluso he seguido la preparación de nuestra compañera María José que estuvo incluso alguna semana entrenando en los alrededores y acostumbrándose a la altitud y los desniveles. Por cierto, gracias a Majo por hacerme el favor de recogerme el dorsal y por su espíritu de lucha que siempre le hace lograr sus objetivos. ¡Otra a la saca Runner!

Ciñéndome a la carrera, ambiente impresionante, los paracaidistas del ejército con una magnífica demostración en línea de salida, en Cibeles. 9:05 y salida. Salgo algo retrasado para mi gusto y comienzo a recuperar posiciones. Aunque los primeros 6k son subiendo toda la Castellana, adelanto al globo de 3h30 y me voy acercando al de 3h15 del cual me mantengo a unos 200m durante la bajada, pero… Madrid no es subir 6k, bajar 26, subir 9 y bajar el último, no. Desde plaza Castilla hasta cruzar él Manzanares junto a la Casa de Campo, existen cuatro o cinco cuestas de entre 500m y 1km que pueden pasar factura si intentas mantener un ritmo fuerte. Voy aguantando bien con ritmos entre 4’30” y 4’40” hasta Gran Vía.

Gran ambiente durante toda la prueba pero nada comparado al tramo entre Gran Vía y Zarzuela. Acojonable, como diría el presi. Miles de personas gritando, casi empujándote con las manos que recuerda a las mejores escenas del Tourmalet en el Tour. Apoteosis por Preciados y Sol que te suben a una nube y, claro, cuando miras el reloj en Zarzuela vas más rápido de lo que debes para regular los 42k, en mi caso a 4’20” durante dos kilómetros. Decido contenerme, pero comienza la cuesta de San Vicente, algo más de 1000 metros con un desnivel importante y piensas “vamos a intentar no relajarnos demasiado”, pero de repente pinchazo en el muslo, sobre la rodilla. Acabo de pasar la media en poco más 1h40. Pues vamos a bajar un poco el ritmo en la bajada hasta la Casa de Campo. Por momentos bien y otros algo molesto, pero sin pinchazos. Pero en la salida de Casa de Campo, kilómetro 30, vuelven los pinchazos y decido hacer la cuesta de apenas 400m pero con una pendiente muy elevada, andando lo más deprisa que puedo. Así no hay molestias. A partir de ahí, el resto del recorrido igual. Cuando llaneaba trotaba, cuando picaba hacia arriba, marcha, porque si trotaba había pinchazos. Y desde el Calderón hasta Goya es casi todo subida. Los que habéis corrido un maratón sabéis que importa más la cabeza que el físico, y a mí me fallaron los dos factores. En el físico, porque estuve pidiendo spray a los voluntarios desde el 33 hasta el final sin éxito, “se les había acabado el Réflex”. En lo mental porque prioricé los cuatro días de trabajo que me venían por delante que los 8 kilómetros para finalizar la prueba. Es decir, no forzar, no lesionarse, simplemente acabar. Y aún así, todavía otro revés con el que no contaba. Cuando sales de la Castellana y subes por Serrano y Velázquez, el calor y la pendiente se intensifican y me falta aliento, así que decido andar. No me lo puedo creer, ¡ni si quiera andar deprisa! Pero hay que acabar, ser finisher por tercera vez y Madrid lo merece. Menos de un kilómetro y por fin volvemos a bajar, entramos en el Retiro, que no se diga, a trotar y entrar con decencia en la meta aunque me haya adelantado hasta el globo de las 4 horas.

Pero ésta ya no me la cuentan. Podré contarle a mis enanas que papá acabó las dos primeras ediciones de un maratón etiqueta oro en España. ¿Cuál será la tercera?

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
José Antonio D-M 4:03:43 4470 861
Majo F-F 4:03:11 5042 52

III 10-5K San Vicente del Raspeig (5-Marzo-2016)

Un año más a disfrutar de la fiesta del running en el meu poble, San Vicent, haciendo honor a su nombre, “sequet però sanet”.

El día antes, me encuentro con la asignación como capitán por parte del presi y, aunque al final no hayamos tenido pancarta, organizamos bien la foto grupal. Mi compañero en Valencia Juan Punzano, el campeón provincial y autonómico de veteranos Juan Carlos, el gatopardo Manolo que viene de bajar de las 3 horas en el maratón de Murcia. Faltan en la misma José Ginés, Alberto y Juanlu que estaban por los alrededores calentando y no sé si algún otro que me dejo en el tintero. Un abrazo al amigo Jorge que al final no pudo venir. Pronta recuperación.

Espléndida jornada, aunque parecía que hacía algo de fresco a primera hora, al final unos 14°C, sol y alguna nube, clima perfecto. Mejor aún la fantástica organización de los amigos de Kult que han conseguido algo increíble, que 1.000 personas corran en San Vicente. ¡Enhorabuena chicos!

Por mi parte, acudo con mi peque Inés que ya va creciendo y le apetece acompañar a papá a las carreras. Pronto la tendremos corriendo también con nosotros, el tiempo pasa muy rápido. Mi objetivo era bajar de 40 minutos, aunque no las tenía todas conmigo puesto que este año me he pasado con los turrones y además estoy con una preparación distinta a los 10k, objetivo Maratón de Madrid.

Llego poco antes de las 9h y saludamos a BigMike, a Domingo Ramón (campeón de España en su época y primero que llevó el nombre de San Vicente al escaparate del mundo del deporte). También saludo a algunos buenos amigos como José Luis Egido, que se anima ya con distancia corta. Recogida de dorsal y ver cómo mi hija se desayuna una buena taza de chocolate con churros. Foto grupal, calentamiento y a la salida.

Algún adelantamiento en la primera recta para coger posiciones y a por ello. Aunque conozco el circuito de memoria, un par de variantes obligadas por obras han hecho ligeramente más lento el mismo por las curvas cerradas que había que girar. En cualquier caso, fácil de memorizar: primeros metros en ligera subida y zigzag, 2km en bajada, 2km por el centro del pueblo alrededor de la Iglesia evitando el empedrado de la calzada, para lo que hay que subir a la acera y un kilómetro en subida con mayor pendiente conforme nos acercamos a la zona de meta, final en ligera bajada para los del 5k y otra vuelta igual para los del 10k.

Al final, aunque me faltó un buen ritmo de respiración en los últimos 2km, con los ánimos de mi peque y las ganas que tenía de conseguir mi MMP en 10k en el meu poble se ha hecho realidad: Tiempo de carrera 38’59”, real 38’50”. Bajar de 40 minutos en una 10k ya no me lo cuentan.

A todos, A To Trapo.

10 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Manuel M. SEN MASC 0:37:11 21 9
José Ant. T. VET A MASC 0:38:50 40 25
Alberto VET A MASC 0:41:34 87 53
Juan P. VET A MASC 0:46:59 233 126
José Ginés VET B MASC 0:50:44 303 22
JuanLu VET A MASC 0:55:28 423 212

 

5 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Antonio B. VET A MASC 0:30:28 232 49
Amparo VET A FEM 0:46:58 424 74

XXXVI Maratón de Valencia (20-Noviembre-2016)

Correr un maratón no se puede explicar, hay que vivirlo. Es como la mayoría de sentimientos en la vida, el amor, el nacimiento de un hijo, si no se experimentan, no sabes realmente qué significa.

Hace dos años hice por mi cuenta y sin inscripción oficial, con pinza, como hacemos los de A To Trapo, 42km. Digo hice, no corrí. El año pasado culminé por primera vez la distancia oficial de 42,195km en Murcia, aunque en el kilómetro 36, “el muro”, reventé y una sobrecarga me obligó a marchar en lugar de correr durante 4.000 metros y acabé en poco más de 4 horas. Este año me inscribí en el Maratón de Valencia del que tan bien me habéis hablado la mayoría de compañeros, con la intención de cumplir el objetivo de “correr” toda la distancia y bajar de 3:45, pero la constancia y los resultados en las pruebas de 21k y 10k durante el año me animaron a marcarme al final un nuevo objetivo: bajar de 3:30, bajar de 5’00” el kilómetro de media los 42k.

2016-11-25-10-03-40En Valencia éramos dos #atotrapo, Juan Punzano y un servidor y con objetivos creo que muy parecidos. Desde estas líneas quiero mandar mucho ánimo a Juan y convicción de que a la próxima lo conseguirá, puesto que esta vez varios problemas durante la prueba le impidieron conseguirlo. Calambres, malestar, muchos de aquellos recuerdos que tengo de Murcia y que “hay que vivirlo” para saber que en esta distancia puede pasar de todo. Hemos tenido la suerte de correr la primera etiqueta oro de España en la prueba reina. 19.000 inscritos en 42k y 8.500 en 10k. Ambientazo y un clima bastante bueno: 16ºC constantes durante las 3 horas, nublado casi hasta el final que salió el sol y sólo un poco de viento racheado que molestaba en las zonas más abiertas del campo de fútbol del Levante y junto al río.

La mayoría de vosotros sabéis mejor que yo de qué va esto y conocéis a la perfección el recorrido, prácticamente plano, aunque pique ligeramente hacia arriba del 11 al 18 y del 24 al 30. Para el que no lo conozca, aquí va mi experiencia.

20161120_142243Salida puntual a las 8:30. Por desgracia o por suerte para mí, salgo en el segundo cajón, puesto que la organización me puso más pegas que facilidades en las semanas previas, para adelantar mi salida junto a los que considero que era mi grupo y entre los que estaba Juan Punzano. Al final salgo a las 8:37, por detrás de unos 1.000 corredores sub 3:45. Comienzo fuerte, por debajo de 4’40” y haciendo “eses” buscando mi hueco y adelantando a los que iban por encima de 5’00” el kilómetro. Todo en la vida requiere de experiencia para mejorar y el atletismo no es una excepción. Nueva lección aprendida, puesto que en el kilómetro 5, ya llevaba 250 metros de más realizados. Al final corrí 500 metros de más sobre los 42,195. Hay una línea amarilla pintada en el suelo para algo. En cualquier caso, iba cómodo y rodando a 4’50” (mi ritmo) hasta el kilómetro 16, donde me tomo por primera vez algo de bebida isotónica, pero me sienta fatal y me descompone el estómago en el kilómetro 18. Toca saber sufrir (la clave para hacerlo bien en las distancias largas). En el 19 me tomo el primer gel que da la organización y en el 22 empiezo a recuperar sensaciones. En el 25 me encuentro por primera vez con mi mujer y mis hijas y recibo ese aporte de energía que ninguna bebida energética ni alimento puede igualar. Sin embargo, en el kilómetro 26, junto al río y picando ligeramente hacia arriba, comienzo a notarme cargado, pesado, cansado. Toca volver a saber sufrir. 20161124_080533Me estaba tomando el segundo gel, pero en el 29 vuelvo a tomarme el tercero. Cruzamos el centro histórico de Valencia y llegamos al kilómetro 33. Aquí está el punto de inflexión de “mi” carrera. Me tomo el primer gel de cafeína y empiezo a encontrarme mejor. Después de 6km por encima de 5’/km vuelvo a mejorar el ritmo. Alcanzo a Juan y me preocupo por su estado, me dice que está tocado, pero que acaba. Yo miro el crono y me doy cuenta que voy en tiempo. Me crezco. Empiezo a llorar de alegría y a creerme que lo puedo conseguir. Voy a 4’45” y adelantando a todo el mundo. En el 37 me tomo el último gel de cafeína pensando que me llevaría hasta la meta, pero durante 2.000 metros sigo notando que las fuerzas son las justas y entra en juego el factor mental. No dejo de repetir en voz alta “José, cabeza, rueda”. Así a 5’/km hasta el 40. Veo a mi familia por segunda vez. Recojo una gorra de Chocolates Marcos Tonda que llevaré puesta hasta la meta. La pendiente es ligeramente cuesta abajo. El ambiente es increíble. Acelero por debajo de 4’30” el kilómetro. Grito, lloro, estoy pletórico. Dos kilómetros finales en los que el cuerpo responde y la mente explota de alegría.

Y al fin, entrada en meta con los brazos abiertos y exultante. Una meta en un entorno único: la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Alfombra azul. Los que ya lo habéis vivido, sabéis de lo que hablo. Los que todavía no, espero que lo podáis disfrutar pronto.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jose Ant. T. VET MASC A 3:28:28 4230 997
Juan P. VET MASC B 4:22:18 13301 3076

Carrera de los castillos – Alicante (2-Octubre-2016)

Pues me toca hacer la crónica por orden de mi capitán Juan Enrique, al que admiro y respeto por encima de todo. Empiezo con peloteo, pues el motivo de escribir la misma es que le adelanté a 400m del final. Algo que para mí es un honor, pues antes de empezar la prueba ya bromeábamos con esa posibilidad y estar a la altura de los gatopardos es algo que no me imaginaba cuando empece a correr en la familia de A To Trapo.

img-20161002-wa0032Antes de empezar, Juan Enrique, Ernesto, Pili, Naiara, los infiltrados Mejías, Jorge y Mark junto a un servidor nos hacíamos la foto de rigor. Los tres visitantes siguieron su marcha para completar más de 20 km, mientras que el resto calentamos para la carrera.

Personalmente, me he alegrado de reencontrarme con caras conocidas, como el amigo Víctor, disfrazado como siempre de jarra de cerveza, al que pude conocer en el maratón de Murcia del año pasado.

Empieza la carrera del 5k a las 10.00 y a las 10.15 empezamos los del 10k. Entre el calentamiento y saludos a conocidos, comienzo bastante rezagado, aunque pronto voy alcanzando compañeros. Subiendo a San Fernando ya alcanzo con la vista a Juan Enrique, aunque a unos 150m. Hacía dos años que no podía correr esta prueba, pues mis dos enanas se han puesto enfermas coincidiendo con la misma, pero el recorrido me es muy familiar y sé perfectamente que las fuerzas deben permanecer con algo de reserva al llegar a la Estación de Renfe.

Subimos el Castillo de Santa Bárbara, donde alcanzo primero al compañero Tomás, al que no había visto en la salida y ya en la cima, a Juan Enrique. Pero en la bajada, el velocista se marcha otra vez. Ayuntamiento, Rambla, Alfonso El Sabio, Marvá y llegamos a Renfe. Zancada corta, cadencia rápida y voy acercándome a Juan Enrique a quien alcanzo en Doctor Rico a poco menos de 1km del final. Seguro que mi amigo notaba en las piernas la bici del día anterior. Llegamos a la última cuesta de este tobogán que son los Castillos de Alicante y acelero, sprint en la pista de atletismo y llegada más que contento. Una más en el camino al Maratón de Valencia 2016. La próxima será la clásica Volta a la Foia.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Torregrosa Vet. A 0:42:59 45 23
Juan Enrique Vet. A 0:43:28 58 29
Ernesto Vet. B 0:47:06 128 24
Pili Vet. B 0:47:45 3 1
Naiara Vet. A 0:49:47 8 4

Alicante Running Day 2016 (15-Mayo-2016)

Un año más, la fiesta del running en Alicante. Buen ambiente, aunque sigue dejando un sabor raro entre los aficionados más experimentados y aquellos que tienen la suerte de recorrer muchas ciudades a lo largo del año. Vamos, que no termina de cuajar esto de las carreras populares en nuestra ciudad.

A las 9:25 nos hacíamos la foto de rigor delante de nuestra pancarta, en plena Explanada y muy cerca de la línea de meta, los cinco compañeros de #atotrapo apuntados para la ocasión. Sólo faltaba en la foto Muffy, que seguramente ya estaba calentando para volar sobre el asfalto.

20160515_092822A las 10.08 la salida. En esta ocasión los gatopardos Juan Enrique, Fernando y Juan Carlos iban a por los 10,5 km junto a Naiara, mientras que José Ginés, Juan Punzano y un servidor a por la media maratón.

Buen ambiente en la salida, por el centro, a partir de Renfe y en la zona de llegada, pero algo soso del 2 al 5 y del 12 al 15. El mayor obstáculo, el calor, los 24º de la segunda vuelta a pleno sol en la zona de la cantera y sin público animando. Zona además en ascenso que se le atragantó a más de uno y produjo incluso alguna lipotimia y asistencia médica en consecuencia. Curiosamente a mi se me atragantó en la primera vuelta con un bajón, pero dicen que hay que saber sufrir.

Personalmente contento, puesto que vuelvo a conseguir mejor marca personal y ya van tres consecutivas: media de El Campello, 10 km del meu poble Sant Vicent con 40 minutos clavados y media de Alicante con ese 1h 36′. Imagino que más por experiencia e ir aprendiendo con los años que por entrenamiento, el cual está limitado a dos o tres sesiones semanales, entre el trabajo y las obligaciones familiares.

Al final, lo importante es disfrutar de tu afición, deportiva o cultural. Que no se convierta en una obsesión, sino en una fiesta. Que te haga feliz. Y sinceramente, cruzar la línea de meta en plena Explanada de Alicante, a mi me encanta!

10 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juan Carlos VET A MASC 0:41:17 17 4
Juan Enrique VET A MASC 0:44:24 40 12
Naiara SEN FEM 0:51:02 165 11

 

Media Maratón

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juan P. SEN MASC 1:34:58 70 33
José Antonio SEN MASC 1:36:45 88 40
José Ginés VET B MASC 1:55:06 392 45