CdS-Etapa 8, El Toboso-Villacañas (11-Septiembre-2019)

[Etapa: 36 km. Acumulado: 340 km]

Después de dormir en la gloria no cabe otra más que lanzarnos por el desayuno aunque de manera diablesa (entré en el convento de blanco y salgo con vestimenta roja), coincido con José (el otro peregrino) así como con jornaleros, aún no ha amanecido, pude escuchar en animada tertulia a uno de ellos q estaba comentando las nuevas exigencias q al parecer riesgos laborales les estaba exigiendo q no es otra cosa q dotar de servicios los campos donde los currrantes (95% de fuera,…. hay de todo) recolectan, como oyen “dotar se servicios”, luego caben dos soluciones, o el patrón hace un agujero en la tierra a modo de pozo ciego o les toca a los currrantes cargarse a la espalda un ROCA, menudo espectáculo digno de colgar en “celtíberia show”,… sigamos c el camino, alcanzó a José, el valenciano, abrigados y en animada charla vamos intercambiando las habituales preguntas y temas del camino de la vida, casualidad q tiene dos hijos de la misma edad q los míos (33 y 27 años) y él, al igual que yo, es pensionista, así q somos colegas, aprovechamos para hacernos alguna q otra foto y de paso me comenta la ruta Valenciana, la cual coincide c la de Alicante en varios tramos (no se pq esa manía de pudiendo ir por el mismo trazado hacen variantes, será q cada uno quiere poner su sello personal y diferenciador??), nos dirigimos a la Puebla de Almoradiel, donde ya llego solo, pues el compañero tiene p norma parar cada 4 kms, el día continúa ventoso y sigue sorprendiéndome la cantidad de viñedos, hoy he visto dos cuadrillas recolectando, aunque las máquinas ya empiezan a recolectar uvas tb y p lo tanto, mucho me temo q irán eliminando brazos; hoy he visto tb un cultivo atípico “pistachos” como lo oyen y es q renovarse o sucumbir; antes de entrar a la Villa de Don Fadrique se me acerca un coche preguntado si era yo el peregrino q le había llamado, le dije q no que sería José el valenciano q venía detrás de mi, me animo a quedarme en la casa rural de su propiedad lo cual agradecí, no obstante accedí a su invitación para conocerla de lo cual me alegré tanto por la te recepción q me dispenso Juan Alcañiz Ruiz como su Sra Margarita (casa rural El Rincón del Infante, tomar buena nota), buenas viandas sacaron lo cual calmó mi hambre y sed, su casa, céntrica y muy espaciosa dispone de todas las comodidades y es mu recomendable para hacer noche en sus aposentos (posiblemente vuelva pero con mi esposa), al poco tiempo llegó José el cual si q hace noche aquí al igual q René (francés q suele coincidir c José), continuo por camino de tierra hasta Villacañas, donde me hospedo en el Hostal Prickly (siguiendo los consejos de mi amigo Ismael), aprovecho para q me den un masaje de descarga en un centro de físio cercano así como para conocer su casco antiguo, bastante negocio cerrado o c el cartel de liquidación 😔, recordaréis Villacañas por ser el proveedor más grande de puertas para viviendas de España??, ya veis es lo q tienen los boom, q se desinflan. Llego al hostal e informo p teléfono a Cristina García López y José Maria de cuando tengo previsto llegar a Toledo (viernes) ya q desean recibirme en las puertas de la ciudad imperial y ser mis anfitriones, todo un lujo para mi, aunque me toca esperar 2 días, mañana, siguiente etapa destino Villanueva de Bogas, buenas noches, buena gente.

CdS-Etapa 7, El Provencio-El Toboso (10-Septiembre-2019)

[Etapa: 43 km. Acumulado: 304 km]

“Olores, colores y complementos”, enganchado a este cacharro ya hasta para despertar, así q una vez suena la sirena comienza mi rutina, estirar, cremita, piropearme p tirar p’lante y una vez el petate hecho me lanzo a la calle con mis zapas nuevas a la búsqueda de la gasolinera, abierta 24 horas y q cuenta con cafetería, es el pto de encuentro de la gente tanto para viajar, trabajar, tomar el primer café de la mañana, etc, el encabezamiento de esta crónica tiene su origen en esta cafetería, donde desayuné y justo a mi lado se posó en la barra un agricultor q en un plis plas se metió dos copas de aguardiente dulce y ese “olor” hacía ya la tira q no me llegaba tan de cerca, el pq de los colores??, en una mesa estaban desayunando una pandilla de sudamericanos q eran todo color, sobre todo ellas, no paraban de pintarse los labios, acicalarse, etc, y las vestimentas eran de tonos alegres y fuertes así como ellos tb iban en consonancia, posiblemente eran de Colombia y tb y dentro del grupo destacaba un cubano, negro y delgado el cual añadía más color si cabe (los cubanos se reconocen enseguida) creo que estaban esperando a alguien para viajar a Madrid y por último, complementos??, pues bien, al salir de la cafetería le pregunto a un señor mayor por el camino de Santiago y termina hablándome de sus viñas y de su pensión, las viñas para él y supongo q para otros de estos lares, son los ” complementos” a su paga…… Ya en el camino me esperan unos 17 kms hasta las Mesas, paraje de viñas, pinada, grandes explotaciones y el tiempo fresco de la mañana acompañaba (unos 14 grados), a mitad del camino una gran hacienda o mejor dicho dos, “la condesita” y “casa de Cristo”, casualidades de la vida nobleza e iglesia vecinas; a la lejanía Las Mesas cuya población atravieso y a la salida dirección Ctra de Pedroñeras paro en una venta donde repongo (bocata de atún de migas y cortado,,,,, el postre ya le dije al camarero q lo tomaría p el camino “uvas”), tomo la ctra de Mota del Cuervo hasta el santuario de Majavacas, muy cansino, viento de cara q no pararía ya hasta el Toboso, menos mal q desde el santuario hasta el Toboso era pista de tierra, aún así el viento se fue envalentonando cada vez más lo cual hizo que se me atragantara, cerca del cementerio estaba esperándome Luis Bustamante, con el encargo (tensoplast), me invitó en el primer mesón q encontramos en el Toboso y nos despedimos (el vive en Pedro Muñoz), a los pocos metros estaba mi morada, el convento de las Trinitarias, llamo p el torno y me atiende una monja de Madagascar la cual me informa de la tarifa y normas (25 eur, incluida la cena, a las 9 pm) así como q hay otro peregrino al cual conocí más tarde (José, de Valencia), aprovecho q son las 7:30 pm para dar una vuelta por el pueblo, muy coqueto y sin apenas gente por la calle y a las 9:00 pm como un clavo sentado con el compañero en la mesa donde nos atienden por una reja, de primero judías estofadas y de segundo pechuga de pollo fileteada con patatas y postre, todo “riquísimo”, aprovecho para reservar hostal en Villacañas para mañana, pero eso ya será otro día, buenas noches, bueba gente.
Pd/ actualmente viven en el convento 5 monjas, vida contemplativa, el edificio una joya de arte, así como el entorno, larga vida…. contemplativa.

CdS-Etapa 6, La Roda-El Provencio (9-Septiembre-2019)

[Etapa: 43 km. Acumulado: 261 km]

Antes de entrar en materia, vaya por delante un par de notas q quedaron en mi retina en la tarde/noche de ayer en el paseo que di con la familia de Gerardo por el parque público de La Roda, allí pude escuchar a las madres los comentarios acerca del comienzo del curso escolar, notar el nerviosismo en los chavales y pregunté si estaban contentos con la escuela pública a lo q me contestaron q sí, q este año en el curso de su hijo en un principio habría dos aulas pero al haber repetidores han decidido poner una más así q serán tres, saliendo un ratio de 15 chavales por aula, con la boca pequeña me decían q normalmente los repetidores eran magrebíes los cuales tienen dificultad con el idioma, algo q con los rumanos no pasan ya q según decían, esos son mu listos y enseguida lo cogen todo, pero los otros son una comunidad muy cerrada y poco se integran (supongo se referían a los padres), así que haceros una idea de la inmigración q hay,……. Bueno, entro en materia, el día?? fenomenal de tiempo y temperatura, el anfitrión, José se levantó poco antes q yo así q al bajar a la cocina ya tenía el desayuno preparado (zumo naranja natural, café y tostadas con aceite y tomate), enfilo dirección al mítico Rte Juanito, donde sello y parto por la parte trasera dirección Camino viejo de Minaya, pista de tierra prácticamente hasta el pueblo, cereal, mucho cereal y castillos de cereal (montañas de pacas a modo de pirámides), solo me crucé con un grupín de ciclistas de La Roda, coincide el camino con el del Quijote, tras 16 kms llegó a Minaya donde la calma y calles vacías era el dominante, descansé, automasajee las piernas, cambié las zapas por las Teva y continué posteriormente para la pedanía de Casas del Roldán, nuevo descanso, repongo fuerzas, pego la hebra con un abuelo q estaba en la plaza, eso si, motorizado, ahora suele ser la tónica, verlos con esos cacharros tan frecuentes en Benidorm, me marcó el camino de la raya que es la línea q separa las provincias de Albacete y Cuenca y para allá q enfilo, paisaje de viñas, pinares, almendros y tras cruzar 3 carreteras y echar más horas q un reloj, me planto en El Provencio a las 5:40 de la tarde en el hostal Tierra Llana “Juype” donde hice reserva y casualidades de la vida me comenta Juan (dueño) q tb hay otro de apellido Jurado y cordobés 😂 cosas de la vida (no es de Puente Genil, es de Espejo), la habitación de lujo, ducha al canto y salgo para el pueblo a la búsqueda de una tienda por nombre Moratalla para hacerme con unas zapas más grandes, para q no me rocen los dedos y así poder ir mejor, coste?? 25 eur, no es lo q buscaba pero no había otra cosa, así q mañana iré con estas zapas Num 44 hacia El Toboso, donde he quedado con Luis Bustamante, y hasta ahí por hoy, buenas noches, buena gente.

CdS-Etapa 5, Albacete-La Roda (8-Septiembre-2019)

[Etapa: 40 km. Acumulado: 218 km]

40 kms (abuelo y mirada meona). De forma sigilosa inicio el ritual de preparación de mochila y cuidado de pies mientras PA Santiago Bernabeu Casas me invita a desayunar y Dani (su hijo) aparece para conocerme ya q era un intruso en su casa y por lo q le había comentado su padre alguien peculiar y con una aventura en marcha, parto hacia la catedral la cual dista 1’5 km aprox, pues es zona de paso del camino, voy en sentido contrario al resto del personal q están retirándose de la zona de la Feria, unos en línea recta y otros como pueden, enfilo hacia el polígono Campollano para buscar la vía de servicio de la A31 lateral izquierdo y de paso hago parada en Los Gabrieles para tomar un cortado, a continuación sigo por un camino de servicio hacia La Gineta, pueblo de ebanistas (fábricas de sillas), tranquilo y 3° edad, a la lejanía pude divisar a un paisano mayor, por supuesto él se percató de mi presencia pero aparentaba no darse cuenta y ya al pasar a su lado los buenos días nos dimos y lo q parecía cortesía se convirtió en una tertulia al preguntarle yo por algo tan genérico como el tiempo y la salud de un manzano, vamos que si no arrancó a andar hubiésemos tenido tertulia para una semana, paro a la salida del pueblo junto al Rte Los Chopos (un clásico) en restaurante Cocinillas decido comer a capricho y después del cortado arrancar por el camino marcado dirección a Tarazona de la Mancha, al poco abandono la carretera y doblo a la izq por pista de tierra, como viene siendo habitual no me encuentro con ningún peregrino, llanuras manchegas con cepas de vid, terreno en barbecho y algo de arboleda de pinar, almendros, olivos y poco más, bueno, mirar por donde hago un parada para orinar y al levantar la mirada descubro un ejército de monóculos mirándome, un espectáculo ver a todos los girasoles secos tras este goteo mío, …. ni el de Bruselas tiene tantos admiradores, en fin, cosas del camino; el sol no ha dejado de enfocarme y eso hace q de vez en cuando busque sombra y beba, paso el canal del trasvase Tajo-Segura y al fondo me recibe La Rosa, allí estaba esperándome José junto al albergue de peregrinos q está en la plaza de toros, el albergue estaba cerrado, pasé solo para poner el sello, en esta ocasión repito bingo y me alojo en casa de Eva (hermana de Gerardo Lopez Salas), anfitriones de lujo para esta mi parada en La Roda, gracias a los 3 por ser tan buenos hospitaleros y generosos, ya en la cama pensando en la ruta de mañana, destino El Provencio, provincia de Cuenca; buenas noches, buena gente.

CdS-Etapa 4, Montealegre del Castillo-Albacete (7-Septiembre-2019)

[Etapa: 60 km. Acumulado: 178 km]

Aunque daban lluvia sólo llegó a mi cuerpo un lagrimeo, comencé la etapa preparándome los pies con los adhesivos q me regaló Juan NYC, la noche de antes los tuve a remojo en una solución de vinagre y agua templada 🙄 y después de dudar un montón opté por las zapas Jota, así q sobre las 6:15 arranco por largas rectas hacia La Higuera por carretera posteriormente abandono para, por camino de tierra, ir a buscar los gigantes de Don Quijote, menudas hélices y tras algún q otro badén llegó a Pétrola, busco la iglesia y espero a Damián (estaban de entierro), sello y me despido, queda extrañado ya q pensaba iba a quedarme en el albergue😎😎 enfilo hacia la laguna de Pétrola (salada), con flamenquines pero algo seca, en esto q recibo la llamada de PA, viene a mi encuentro con su mujer Leo, menudo subidón, en fin “mi casa es la tuya y aquí tienes las llaves”, qué?? Como se te queda el cuerpo 🤗🤗, ellos marchan de vuelta para Albacete q para variar comienza la Feria hoy (nunca he estado pero debe ser la traca), me animan y me dicen q en la estación de Chinchilla se come bien, y con eso me quedo pero me llevó llegar casi dos horas y media y a punto estuve de no ir ya q tenía q desviarme del camino, pero mereció la pena y fue magia potagia para poder terminar tan larga etapa,,, le pedí al camarero q me llevase al punto del cruce donde me desvié pq no tenía el cuerpo para regalar kms, accedió de buena gana (eso me pasa por ser del Betis 😂), solo me quedan vías, tierra, badenes, calzada romana, Parador nacional y cantidad de conejos por medio,,,, si no llega a ser por la comida no llego,,,,, en las puertas de Albacete se respira la Feria, a la entrada pregunto por la dirección de mi amigo PA SantiagoBernabeuCasas, y dos mujeres me llevan por la avenida de España, al mogollón, es q no ibas a ver la cabalgata 🎉🎉 y allí q me llevan, menos mal que la poli caballo bloquea el paso, ya anocheciendo logró llegar a la vivienda y 🙄🎉🎉 sorpresa, un cartel de bienvenida, en el suelo flechas amarillas hasta el cuarto mío, en la mesa todo tipo de ayuda para mimar mis pies, en el frigo viandas de la tierra (lomo de orza, torreznos,….), una ducha reparadora y a realizar la crónica pq este final si q me ha dado alas, gracias Leo y PA, sin palabras, mañana más, rumbo La Roda, buenas noches, buena gente. Total 12 horas y media pasadas 😔😔