Tiempos compartidos

Ya había ocurrido antes. Descartó a los que ya conocía; había compartido con ellos momentos íntimos, de deleite, de evasión; ahora apenas les dedicó un rápido y nostálgico vistazo. Buscaba algo desconocido, nuevo para ella. Después de observarnos al resto con cierto detenimiento se decidió por mí.

Me llevó aparte. Mientras sus manos me abarcaban, sus dedos, con delicada suavidad -un roce apenas-, exploraban mi interior. Su mirada, en un principio casi distraída, fue adquiriendo un brillo de curiosidad, transformado pronto en interés. Como en anteriores ocasiones en quienes la precedieron, ella también enarcó sus cejas con expresión de sorpresa que derivó al poco en emoción, mostrando sus ojos la humedad de dos proyectos de lágrima a punto de desbordar.

Permanecimos juntos compartiendo silencios, compartiendo luz, compartiendo el tiempo.

En su despedida me devolvió al anaquel. Al mismo lugar del que me había tomado.

Ahora espero un nuevo lector.

 

Rafael Olivares Seguí

1º Concurso de Microrrelatos del FNAC

Esta entrada fue publicada en Relatos y reflexiones por Fele. Guarda el enlace permanente.
avatar

Acerca de Fele

Ni corre rápido ni megadistancias, y la verdad es que debe dar pena verlo trotar, pero ¡mira!, parece que es el único que corrió las 25 ediciones de la Marathon de Benidorm, además de otras 32 más por diversos lugares. Aunque no presume de ello, simplemente permite que los amigos, de vez en cuando, lo recuerden. Seguirá en A to Trapo mientras nadie se dé cuenta de que lo desprestigia.

Un pensamiento en “Tiempos compartidos

  1. Muy bueno, me ha encantado……he tenido que tirar de diccionario para buscar «anaquel». No te acostaras sin aprender nada nuevo…
    Un abrazo y a seguir….

Los comentarios están cerrados.