Serra Gelada (28-Julio-2013)

Quedar a las 6 de la mañana, un domingo de Julio, para salir a correr puede que no sea muy atractivo —de hecho, al final fuimos Antonio y yo solos—, pero si el plan es conocer un paraíso natural en mitad del infierno, la cosa cambia.

El infierno —de cemento y asfalto— es Benidorm; y el paraíso es el Parque Natural de Serra Gelada —que empieza justo donde termina el asfalto—. Nadie puede prepararte lo suficiente hasta que no lo ves con tus propios ojos.

—«Cualquiera diría que, detrás de estas montañas estará la playa, pero ¡qué va!» —me decía Antonio.

Este paraje es, literalmente, el lugar donde el mar y la montaña se funden. Acantilados de 400 metros de caída «a plomo» te advierten que mejor no des un mal paso, porque al otro lado, efectivamente, no hay playa.

Las cumbres de la Serra Gelada compiten con los rascacielos de la ciudad. Ganan las cumbres. Desde ellas los barcos se ven diminutos, y la mar, inmensa. Es un buen lugar para meditar, aprovechando la salida del sol, aunque no es un parque de ciudad al que se pueda ir sin el calzado y ropa adecuadas, agua en abundancia —preferiblemente con sales, sobre todo en verano—, y crema solar. Lamentablemente nos encontramos con algunos senderistas que no siguieron ninguno de estos consejos y, a buen seguro, sufrirían lo suyo.

La ruta que seguimos es una de las que aparece en la web turística de Benidorm, con la diferencia de que nosotros la hicimos al revés, después de subir en coche hasta la cruz. No sabemos a ciencia cierta la distancia ni el desnivel—no gastamos GPS—, pero os podemos asegurar que son más de los 400 mts de desnivel positivo que nos aseguraron, y que los tramos técnicos y de vértigo animan a tomarse la ruta con mucha calma.

Ni que decir tiene que lo mejor de la salida fue la compañía. Curtido en muchas batallas, Antonio está siempre dispuesto a brindarte un buen consejo y la mejor de las conversaciones. No podía esperar mejor regalo para aquel día.

Nota para Edu: cuando se arregle lo de tu brother, prepara la mochila para volver a Menorca 🙂

img_1831

Ruta web turística Benidorm

3 pensamientos en “Serra Gelada (28-Julio-2013)

  1. Acompañar a Antonio es siempre un privilegio… y una suerte. Si hasta se encontró un billete de 20 leuros mientras saltábamos pedruscos. Parte del dinero lo invertimos en financiar las cervezas del «post» 🙂

Los comentarios están cerrados.