X Maratón «Ciudad de Zaragoza» (25-Septiembre-2016)

Maratón es dolor y gloria así que fuimos a por la gloria, el dolor ya lo llevábamos.

Llegó el gran día 25 septiembre 2016, Maratón Zaragoza, me levanté extrañamente tranquila, tenía tantas dudas y al mismo tiempo tanta seguridad de que solo iba a acabarla, no tenía tensión de ritmos solo pensaba en correr lo más relajada posible acompañada de Álvaro la que para él sería su quinta maratón.

img_20160927_101118Nos dirigimos hacia la salida, a medida que nos íbamos acercando se iba viendo el ambiente colorido de los corredores que nos caracteriza llegados a la Plaza Del Pilar, era una explosión de luz y color la cual contrastaba con la mañana gris.

Coincidí con muchos conocidos de las redes sociales, tanto en la salida como el día anterior en la recogida de dorsales, nos hicimos fotos y nos deseamos suerte para completarla.

Llegó el momento de colocarnos en la salida y decidimos ponernos al final sin prisas, no teníamos ninguna, nosotros íbamos «sin ritmo”, a “nuestro ritmo” 🙂

Empecé a correr, después de estar tres semanas sin poder hacerlo por culpa de la fascitis plantar que tan bien me había estado tratando Pablo Navarro Solaz  y que hasta ese mismo de la Maratón no sabría si daría resultado esperado y simplemente corrí como dice el gran Chemita Martínez #Nopiensescorre sin pensar.

El tiempo era perfecto, al menos para mí 17° y nublado, nada de viento, así que eso era algo positivo que me hacía estar más cómoda.

Hasta el km 10 fui muy bien con la molestia del talón pero soportable, la carrera transcurría por unas calles muy amplias y arboladas, Zaragoza estaba muy guapa, no faltaban voluntarios y puntos de animación , cada vez que oía un “vamos”, “Aúpa Campeona”, “Valiente“, me hacían volar sin que sintiera dolor, lo importante que es el cariño de la gente en una maratón,  a mí me afecta de una manera muy especial y aquí en Zaragoza lo tuve y mucho,  además los de mi compañero que en todo momento estuvo pendiente y preguntándome si me dolía a lo que yo le respondía #nohaydolor vamos a por la gloria.

img_20160928_001457Sobre el km 15 nos dirigimos al parque José Antonio Labordeta, aquí debido a la bajada, empezó a dolerme muchísimo el talón y me acordé del fisio que me dijo “no te preocupes, si tienes que hacerlo a la pata coja , hazlo, cualquier carga que le hagas te lo puedo quitar sin problema lo principal es golpear lo menos posible el talón“,  así que , baje cojeando pero sin pensar en retirarme en ningún momento, a menos que aparecieran los temidos calambres que de momento no tenía.

Cuando llegué al km 20 ya empecé a sentirme un poco más segura ya tenía casi la mitad del recorrido hecho y no estaba cansada, mi cuerpo estaba como si no hubiera dejado de correr y me respondía muy bien.

Me encantaba esta carrera la estaba disfrutando muchísimo y no quería que «acabara».

Km 28 a partir de aquí empiezo a restar y solo pienso en los 14k que me quedan, no pienso llevo 28 y me quedan 14 más; sólo tengo que hacer 14 como si empezara de 0 y me trazo un recorrido en mi mente como si se tratase de un entreno habitual, me voy auto convenciendo de que SÍ PUEDO.

Km 30 continuo a un ritmo muy cómodo pero mi compañero Álvaro, va quedándose atrás poco a poco lo voy perdiendo yo miraba hacia atrás para ver si me alcanzaba pero cada vez me alejaba más de él ,correr por debajo de mi zona de confort me puede agotar más así que decidí continuar, sabía que él estaba fuerte y la acabaría .

Del 30k al 42k fui «sola» no había nadie que no me dijera algo, increíble, nombrarlos a todos sería difícil pero gracias a esas dos chicas jovencitas voluntarias, gracias a un señor con una camiseta de la maratón de Madrid 2014, gracias a una chica rubia que le faltó besarme, gracias a otra voluntaria en bici que me acompañó unos metros, gracias a los fotógrafos y un largo etc…

20160930_081152Km 35, llegado este punto ya pedía a los patinadores que me pusieran réflex en las piernas ya no levantaba apenas los pies del suelo..me pesaban como plomos pero no dejé de correr ni un solo momento solo iba restando km y adelantando a corredores, aquí ya muchos andaban, el muro temido les había encontrado.

Alcancé a una chica muy jovencita y me quedé con ella un par de kms, era su primer maratón y tenía 21 años, pocas de su edad se atreven con esta distancia, me dijo que si no tenía las piernas rotas y le dije que por supuesto como ella pero que la satisfacción que sentía era más fuerte que el dolor #nohaydolor ya lo tenemos le dije y continúe, la fui perdiendo pero seguro que la terminó.

Estaba acercándome al entorno caluroso de la meta, ese que tanto se agradece y aquí sí que no aguanté más, una vez que llegue a las calles que estaban llenas de gente y viendo la Basílica de fondo rompí a llorar, ya no tenía fuerzas ni para para levantar la cabeza y agradecer con una sonrisa a todos los que me animaban “vamos campeona”, que has podido con la fascitis eres una luchadora!

Entrar en la Plaza Del Pilar y recorrer esos 195 metros era como pisar el cielo son los de la gloria y te das cuenta que no hay dolor que pueda con la felicidad de completar un maratón.

Cruce la meta y pedí si me dejaban volver para buscar a mi compañero quitándome el dorsal pero no me dejaron así que le esperé y cuando llegó nos fundimos en en un largo abrazo habíamos conseguido cumplir el sueño y nunca dejaremos de seguir soñando!

Siempre trotando y soñando.

MaJo

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
MaJo Vet45-F 4:03:40 691 5

Un pensamiento en “X Maratón «Ciudad de Zaragoza» (25-Septiembre-2016)

Los comentarios están cerrados.