XII Jornada ambiental Vía Verde del Maigmó (30-Abril-2017)

Cinco años después volví a la Media Maratón de las Vías Verdes del Maigmó. Tenía muy buen recuerdo de esta carrera pero por diferentes motivos no había podido volver y sigue siendo una carrera chulísima con un ambiente buenísimo. Pero, además, este año he tenido la suerte de acompañar a mi mujer que volvía a correr a los tres de dar a luz a nuestro segundo hijo, así que la carrera tenía todos los ingredientes para convertirse en fantástica y así fue!.

Esta vez teníamos un elemento “extra” en la preparación de la carrera así que nos despertamos a las 7 de la mañana para desayunar y preparar nuestras cosas pronto para luego despertar a los peques, vestirles, darles un biberón, dejarlos en casa de la abuela Marisa y estar en Agost antes de las 9:15.

Conseguimos llegar con tiempo de sobra y coger los dorsales. Este año nos dieron una camiseta conmemorativa que no está mal; hace 5 años no daban nada. El ambiente era muy casero y con ese ambientillo de las carreras de pueblo en el que sientes que todo el mundo está implicado. De hecho encontramos sitio para aparcar porque una señora nos dijo que nos metiésemos por sitio en el que se podía aparcar. Además empezamos a encontrarnos con amigos habituales de las carreras y nos sentimos “como en casa”.

De ahí a los autobuses que nos llevaron hasta lo alto del puerto del Maigmó. Recordaba el trayecto en autobús algo más corto porque fueron casi 25 minutos. Pero bueno, llegamos a la salida y en seguida nos avisaron de que iban a dar la salida. Se guardó un minuto de silencio por un corredor pero no pude enterarme de quien era. Estas cosas me emocionan y he de deciros que se mantuvo un silencio muy emotivo.

Y pam! Salida!!

Mi objetivo era acompañar a Wipi para acabar sin más. Ella había vuelto a correr en las últimas 3 semanas y había hecho un par de test para ver que ritmos podía llevar así que, más o menos, sabía el ritmo que debíamos llevar para acabar. Salimos con calma pero sin pausa buscando nuestro ritmito.

Desde el principio empezamos a adelantar a grupos de corredores y poco a poco fuimos encontrando nuestro ritmo estable. En los primeros 10 km había un brisa de aire fresco que hacía que la temperatura fuese ideal para correr; además, en esos kms se pasan la mayor parte de túneles y dentro se notaba un fresco super agradable. Pasamos los 2 primeros avituallamientos y nos encontrábamos muy bien.

A partir del km 10 la carrera es por terreno más abierto y el sol ya empezaba a pegar de lo lindo. Empezamos a adelantar a los que estaban haciendo el mismo recorrido pero andando.

Llegamos al avituallamiento del km 15 muy animados. Ya sabíamos que quedaba poco pero, también, que quedaba lo más duro. Desde la salida habíamos ido todo el rato cuesta abajo y partir de ahí todo iba a ser llano hasta el km 20 en el que empieza la subida. Seguimos adelantando a gente y empiezo a tener la sensación de que sobretodo adelantamos a chicas. Vemos Agost a nuestra izquierda y las fábricas de cerámica pero la vía verde sigue parece que no hacemos más alejarnos de la meta.

En el km 20 hay un último avituallamiento, un giro a la izquierda de casi 180 grados y empieza el asfalto para dirigirnos hacia Agost. Empiezan las cuestas y nos cambian las caras. Ya le había dicho a Wipi que este tramo era el peor …

Seguimos adelantando a gente pero sobretodo porque van andando. Llegamos a la carretera general y un voluntario nos dice que solo queda un kilómetro. Por primera vez me pongo delante de Wipi y le digo que me siga. Había ido todo el rato a su lado tratando de animarla y hacerle compañía pero ahora lo que nos hace falta es acabar. Seguimos adelantando a gente y entramos en Agost.

Ahí está la sorpresa final porque las tres cuestas de Agost las recordaba tremendas. Pero ya queda muy poco, muy muy poco. Adelantamos a dos chicas más y nos quedamos solos en las dos últimas cuestas. Ya no vemos a nadie por delante y Wipi empieza a apretar.

Último giro a la derecha…. Y el arco de meta. Wipi sale despedida y casi no puedo seguirla!!! Levantamos los brazos y chillamos de alegría… estamos en meta!!!

El 11 de Enero nació nuestro segundo hijo y poco más de tres de meses después estamos abrazados tras el arco de meta de una media maratón. Que felicidad!! Hacer lo que gusta y con la persona que quieres, no puedo pedir más.

En la meta está mi amigo Alex que había llegado el 40 de la general y en seguida nos dice que Wipi debe ser de las primeras chicas; el había llegado antes que la primera y no había visto a casi ninguna cruzar la meta. Wipi se parte de risa y dice que es imposible pero yo si que era consciente de que no habíamos hecho más que adelantar chicas. Salen las primeras clasificaciones y Wipi está en el 6º puesto y la 5ª en su categoría… pero resulta que hay personas mal inscritas. Nos entra la risa y yo ya me imagino a mi mujer en el podio. Pero tras corregir los cambios nos dicen que ha quedado 4ª en su categoría.

Aún así estamos super contentos con la sensación de haber hecho una buena carrera y haber disfrutado a tope. Yo me comí unos 10 trozos de las cocas que había en la meta porque estaban buenísimos!!!

Enhorabuena a 15 Cumbres y al Ayuntamiento de Agost por la organización. Esta carrera está muy bien y es muy recomendable. Creo que con tan solo 13 ediciones se ha convertido en una de las carreras obligatorias del calendario. Y, además, es gratis!!!

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Ramonet MAS-MAS 1:36:09 44 6
Wipi SEN-FEM 1:51:33 151 4
Alberto VET-MAS 1:51:34 153 59

Un pensamiento en “XII Jornada ambiental Vía Verde del Maigmó (30-Abril-2017)

  1. Alberto no pudimos coincidir antes de la prueba yo me apunte a ultima hora y sabia que estabas inscrito .Buen ambiente y almuerzo hubo despues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *