IV Trail Cabeçó d´Or (17-Abril-2018)

Después de mi experiencia del año pasado en esta carrera, tenía ganas de volver a hacerla, de volver a subir el Cabeçó, la montaña mágica, nuestra montaña mágica. Los que me conocéis, sabéis que no suelo hacer este tipo de pruebas, soy más de asfalto, no porque no me guste la montaña, que me encanta, es por mi gran vértigo, que limita mis incursiones por las diferentes montañas alicantinas.

Como siempre Busot, Kutl Race y Big Mike nos reciben muy bien, como de la familia. Carrera muy familiar donde se conocen casi todos, con ese recorrido exigente, sobre todo para los que venimos del asfalto. Llegó el día, nos levantamos con la ilusión de correr por la montaña, aunque siempre con el respeto que se merece. Mis piernas empiezan a temblar sabiendo lo que le espera.

Día estupendo para correr, buenísima temperatura. Recogemos el dorsal, foto con Big Mike, con los compañeros de A To trapo y con dos amigas, Cristina y África. A las 9 de la mañana, el pistoletazo de salida, no hay marcha atrás. La salida se hace un poco dura por la cuesta (los de asfalto somos muy quejicas con las cuestas, lo sé) empezamos un poco fuerte para quitarnos gente de delante ya que en breve se forma una fila única y es difícil adelantar. Cogemos buen ritmo y el cuerpo va respondiendo a lo que le pedimos. Al llegar al depósito de agua, empieza el baile de subidas y bajadas, vamos, la fiesta.

Conforme pasa la mañana, empieza a subir la temperatura y se va notando el calor, aunque corre un poquito de aire el cual se agradece. Continuamos subiendo con un paisaje espectacular, se ve casi toda la comarca del Alacantí, Santa Pola y se intuye hasta Tabarca. Llega Casa Polset, se acaba (por ahora) la subida. Parada a respirar y enfilar la bajada. La bajada se hace muy rápida, pero con gente subiendo no se pueden hacer muchas locuras. Llegamos al segundo avituallamiento y paramos a reponer fuerzas que falta nos van a hacer. Agua, Aquarius, gominolas, galletas saladas, pasas, etc…

Reponemos fuerzas y seguimos bajando hasta el parking de las cuevas, donde se hace ese tramo de asfalto con una pendiente considerable, bajamos por las zetas con el sol ya más valiente, llegamos al último avituallamiento sobre el km 13 y volvemos a reponer fuerzas, ya que nos quedan los 4 km que hemos hecho al principio y son bastante durillos. En la subida al depósito mi cuerpo ya me indicaba que la luz roja de agotamiento estaba parpadeando y que mis isquios ya estaban bajo mínimos. Reducimos velocidad, apretamos dientes y vamos hacia meta. Cuando volvemos a tocar asfalto, se escucha con más claridad al speaker, señal de que queda muy poco. Bajada hacia la Casa de Cultura, giramos a derecha y ahí nos recibe, como siempre y con toda la energía del mundo y su frase ” Bienvenido a casa” el gran Mike.

Por fin en casa, mi tiempo? irrelevante, con llegar a meta bien y veros a todos allí, estoy contento. El año que viene, si la salud me lo permite, volveré…

PD: todavía me duelen las paticas… jejeje pero es muy recomendable.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Julián MASTER 2:02:08 72 9
Torregrosa SENIOR 2:06:23 94 44
Jota MASTER 2:12:17 120 13
Méndez VETERANO 2:21:32 157 61
Lisardo MASTER 2:25:26 170 15
Juan Punzano VETERANO 2:26:52 173 66
Ernesto VETERANO 2:37:17 201 78

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *