CdS-Etapa 20, Villalpando-Benavente (25-Septiembre-2019)

[Etapa: 30 km. Acumulado: 761 km]

Llegamos al nudo troncal (Benavente) y ahora por donde tiro??. He descansado muy bien y no es de extrañar después del banquete q me di cenando en el Hostal Athlanta (pisto, trucha, pastel queso & infusión), el albergue está en las antiguas casas de los maestros del colegio Tierra de Campos el cual está a mis espaldas, arranco la jornada del miércoles como siempre, sin prisa pero sin pausa, atravieso el pueblo entero el cual está sin un alma, cruzo el río Valderaduey (mi cuñado solía pescar cangrejos en él) y me adentro en un continuo tobogán camino de Cerecinos de Campos, los campos de cereal están unos en barbecho, otros recientemente segados y reposando ahora, la autovía la tengo a mi izquierda, pero a distancia, llego a Cerecinos donde solo está abierto el Hogar del Jubilado, la farmacia abre a partir de las 11:30 horas y no todos los días (no se como pueden tirar para adelante), a la salida del pueblo cruzo el Río Sequillo (con agua), sigo hasta San Esteban del Molar, cuyo silo tb está abandonado y es q casi todos estos pueblos tenían silo público (a fecha de hoy, cerrados y por tanto muriéndose lentamente), pregunto donde comer algo y me indican q en La Despensa (junto a la carretera) y para allá q me voy a buscar mis barritas energéticas, le pregunto a un tertuliano del lugar, q tal el queso de aquí??, y me dice ” yo, es lo q tomo”, pues no se hable más, le pido a la camarera un bocata de queso, le digo q con un tomate quedaría niquelado a lo que ella desaparece y me trae un bol con un tomate troceado con su sal, aceite y vinagre, y para rematar le digo q la tortilla de patatas tiene una pinta,…. Eah!!, pincho de patatas encima del mostrador, rico, no, lo siguiente, ponemos fin con un té acompañado de dos piezas de repostería (gentileza de la casa), una de coco y la otra un suso (os acordáis?), le comento a Milagros (camarera y dueña) q el suso me trae recuerdos de mi época en la universidad laboral de Gijón, se queda sorprendida ya q ella tb estudió en la universidad laboral de Zaragoza ☺️, casualidad, allí tb estudió mi mujer, y es q España es un pañuelo, tuvieron q empujarme ya q no conseguía arrancar y es q despues de esta parada el cuerpo pedía siesta y no continuar la caminata, pero tenía q seguir el camino, ya en ruta veo un par de palomares, construcciones típicas de Tierra de Campos, el camino es una línea continua donde a la lejanía se deja entrever ya Benavente, pero antes paso cerca de Castrogonzalo, punto éste donde se une la vía de la plata, paso por un puente romano para salvar el río Esla (afluente del Duero), buen caudal lleva, y ya por una carretera de servicio por zona industrial llego a Benavente, me acerco a su oficina de turismo donde Patricia me atiende y me da todo tipo de información acerca del albergue (llaves incluidas), el pueblo y entorno, bajo para el albergue, es la antigua estación de tren, de momento estoy sólo pero posteriormente aparecieron 4 peregrinos, una vez duchado marché al físio (había reservado previamente), los cuales y digo los cuales pq fueron dos “Cristina y Víctor” los q a este cuerpo pusieron a tono para su etapa final, y hasta aquí por hoy, buenas noches, buena gente.
Pd/ Merece la pena acercarse a conocer Benavente, pueblo este q amen de ser un pueblo monumental y con historia, desde hace tiempo es centro troncal del transporte ya q está entre Galicia, Asturias y la meseta. Tres ríos he cruzado hoy (gracias a los puentes) y los tres con agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.