CdS-Etapa 21, Benavente-Calzadilla de Tera (26-Septiembre-2019)

[Etapa: 37 km. Acumulado: 798 km]

Nos vamos para el Valle de Tera. Finalmente no dormí sólo en el albergue ayer en Benavente, cuando llegué de realizar las compras vi dos bicis en la parte baja y posteriormente llegó una pareja de Zaragoza, ya por la mañana pude conocer a los de la bici, un par de amigos de Fuente de León, provincia de Badajoz (al sur) y según me comenta Ángel Domínguez (uno de los dos), están tratando de dar a conocer su pueblo ya q lo llevan mu dentro y sufren al ver como merma su población (menos q la de Castilla), sobre todo teniendo en cuenta la riqueza de su pueblo, me comenta Ángel q le duele ver como el corcho de los alcornoques se lo llevan a Cataluña para procesarlo allí al igual q los cerdos se los llevan a Guijuelo, y así con otras tantas,… en fin, enarbolamos la bandera q llevan y nos hacemos una foto, suerte y pedal para llegar al igual q les deseo lo mejor a la pareja de Zaragoza, ellos van a pie y ambos (los 4) se dirigen hacia Astorga y van casi sin dormir,,,,, yo doblo a la derecha para buscar las piscinas, referencia esta q me pone en camino hacia el valle de Tera, se nota el fresquito de la mañana, así q bien abrigatito parto y con mis guantes para adelante; cambia el paisaje, alamedas, agua, canales, voy cerca de la ctra nacional, atravieso el río Órbigo para entrar en Santa Cristina de la Polvorosa, a partir de ahí me adentro en una dehesa de encinas, marcho solo, no he encontrado a ningún peregrino, en este tramo pierdo las gafas de sol así como unos pocos víveres, cosas q pasan cuando la mochila va abierta por detrás, desandé unos metros el camino pero no las encontré, cierro la parte posterior de la mochila con un lazo y “lección aprendida”, ya en la parte alta del camino tengo dos alternativas, opto por la derecha, voy bajando hacia la fértil vega del Tera, regadío, alfalfa, calabazas, etc,,, así como personal vendimiando, una nueva fruta incorporo, manzanas, me desvío a una gasolinera para tomar un café en esto q me cruzo con un abuelo (cumplirá 90 en octubre), estaba con la guadaña cortando hierba, comenzó a hablar y no paraba, “esto ya no lo hacen los hijos, tengo unas viñas y me ha tocado llamar a unos búlgaros para recoger las uvas, yo sigo trabajando, es lo q he hecho siempre desde niño,…., los hijos se han estropeado por las mujeres o mejor dicho, las mujeres han estropeado a los hijos, etc…. “, allí lo dejé, pues no conseguí despedirme de él,…, caminé por la general un par de kilómetros para continuar posteriormente por alamedas cerca del río Tera, llegué a Santa Marta de Tera con la intención de quedarme en el albergue pero al ser relativamente temprano (14:30), decidí seguir hasta el siguiente albergue no sin antes pasear por su antiguo monasterio (románico, mozárabe) donde se encuentra la imagen de Santiago peregrino más antigua, al menos eso dicen, el día acompaña, soleado y con 26 grados de temperatura, abundan por estas zonas las cuevas, lugar este donde guardan el vino así como hacen buenas meriendas los paisanos, apenas gente en los pueblos pero sí alguna en los campos, son unos 12 kms los q separa Santa Marta de Tera de Calzadilla de Tera, llego sobre las 17:40 horas y ya en el albergue hay dos peregrinos franceses, Vicente y Caroline, ambos vienen de la ruta de la plata, aúnque Vicente inició el de Levante, q se bifurca y a pregunta de mi pq?? el de Levante, me dijo q se habla castellano y en el otro (supongo el francés) se habla inglés; en los bajos, los jubilados están ya con la partida de cartas, después de la ducha voy a la tienda donde compro viandas para cenar, aprovechando el sol de la tarde y q hay unos bancos en la puerta del albergue, los 3 compartimos mesa y comida, los 3 tenemos ahora camino en común aunque creo que a un ritmo diferente, ya en el catre con la crónica, así q buenas noches, buena gente y mañana será un día más y una etapa menos.
Pd/ Justo a 10 metros está el circuito de aparatos para la tercera edad, en esta ocasión está donde debe de estar, cerca de los jubilados y no en sitios tan lejanos y tan inhumanos como veo por otros lugares, que no acuden ni a desmontarlos para chatarra de lo alejados q quedan. Por la ctra he podido ver edificios, hoy día esqueletos (abandonados), cosas de las autovías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.