CdS-Etapa 24, Lubián-A Gudiña (29-Septiembre-2019)

[Etapa: 25 km. Acumulado: 907 km]

Entramos en Galicia. Ya el día anterior me preguntó José (casa rural Irene) por la hora del desayuno, le dije 7:15 horas, así q puntual allí estaba y el tenía todo listo en tiempo, «tortilla francesa (con huevos de sus propias gallinas q andan pululando fuera), tostadas, rosco casero, zumo, café c leche»,…., vamos q completísimo, llega al comedor Javier, por la pinta «cazador», me lo confirma posteriormente así como me da a conocer su nombre, aunque nacido en Valencia de Alcántara (Extremadura) vive en Córdoba, lugar donde estudió agrónomo y se casó c una cordobesa, su pasión p la caza lo ha traído a Lubián, es la tercera vez q acude, las dos anteriores se fue de vacío a casa y espera tener más suerte en esta ocasión, me dijo q caza sin perro ni nada p el estilo, va recorriendo el monte (coto de caza) en este caso a la búsqueda de los corzos, muy escurridizos me dice, la mujer no lo entiende, pero tampoco entienden a muchos corredores 🤔, casualidad, dos cordobeses en Lubián. Parto con tranquilidad después de preparar el petate, la etapa de hoy es corta y con el día tan espectacular q hace es para disfrutarla, recorro todo el pueblo, buscando el Santuario de la Virgen de la Tuiza, patrona de Lubián y q hoy celebran la romería, llego a la ermita antes q el cura, allí estaban montando los tenderetes, un buen número eran personas ecuatorianas, todo lo tenían ya casi listo para recibir a los romeros y simpatizantes; allí mismo encontré a una peregrina «Nora» (Eleonora), de origen noruego aunque ya con raíces en España, su hijo está casado con una malagueña y me comenta q su nieto solo habla español, así q le toca ponerse las pilas,,,, vamos juntos unos cuantos metros, ella tenía un ritmo algo más lento y el camino es el camino, pero de cada uno, enseguida comenzamos a subir el puerto de A CANDA, insultantemente bello, era como un túnel de robles con helechos, musgo, hilos de agua, vamos q era de cuento, se me hizo corto, ya en la parte alta tenía los molinos de viento a ambos lados, es el punto limítrofe de Zamora y Orense, aprovecho para cambiar el atuendo de invierno (salí con 5 grados) por el de verano (el sol lo reclamaba), a partir de ahora estoy en Galicia, la vieira gira 180 grados y comienza la bajada q me lleva por una alfombra verde a Vilabella, paro a tomar un café y de paso revisar mensajes, me cruzo con dos señoras q andaban cogiendo moras, según me dicen para hacer mermelada, más adelante tres personas se dirigen al alto de excursión al paso noto el olor a colonia, hace la tira q no me llegaba ese olor, el espectáculo de colores, olores, agua es brutal, el agua sigue fluyendo y en el camino se van alternando castaños (hay varias explotaciones), robles, chopos, álamos,…, estoy tan absorto q en una parada para orinar, no noto nada y es q tenía entre mis manos el cordón del pantalón de montaña en lugar del instrumento,…., en fin, cosas q pasan (yo estaba en mis asuntos y telarañas), mira por donde me vino en varias ocasiones la figura de mi amigo Ñasco (D.E.P), conocido tb como el «obrero de choque», seguro q hubiese disfrutado de este viaje como c ningún otro (parece q lo estoy viendo, con esos dientes en su última etapa de piñón), pero la vida de la misma forma q viene tb te la quita; llega un momento q se abre el camino y noto q por allí debió haber no hace mucho un incendio, de monte bajo, sigo y el paisaje cambia, aparecen bolos de piedra estilo Ávila, aprovecho para dejar la firma de atotrapo en el camino (ver foto), no tengo nada de prisa, he aprovechado para tomar algo q llevaba en el zurrón y de postre manzanas q nos da el camino, la tranquilidad es máxima, me acompaña algún canto de pájaros y poco más, la carrera nacional 525 es el aviso de q A GUDIÑA está cerca, es un pueblo alargado, vive en torno a la carretera y es capital de concello, mi amigo Jesús Gil hizo reserva para mí en el Hotel Bruma, limpio y todo un lujo para este peregrino (31 eur), al llegar tan temprano (15:30 horas) he podido hacer la colada, planificar un poco resto de etapas, manicura, pedicura, baño con inmersión total y dormir siesta, algo de tele he visto, han hablado de un tal Alfonso o algo parecido para referirse a una borrasca q entra p Galicia, pero supongo q seguirá respetándome y el buen tiempo me acompañara hasta el final, cada vez más cerca, cada vez más fuerte, mañana??, seguiremos hacia delante y en algún punto pararemos, pero eso será mañana, a fecha de hoy llevamos 907 kms acumulados. Buenas noches, buena gente.
Pd/ Las obras del AVE, siguen asomando de vez en cuando en el paisaje. Hoy me tocaba sí o sí hacer noche en A GUDIÑA, ya q en el tramo siguiente no hay albergue alguno (ni público, ni privado) y son 35 kms los q separan A GUDIÑA de LAZA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.