CdS-Etapa 26, Vilar do Barrio-Xunqueira-Orense-Cea (1-Octubre-2019)

[Etapa: 66 km. Acumulado: 1.025 km]

«Por favor, quitarle la credencial a estas zapas».Ya desayunando el comentario era el tiempo, q si llovía o no, pregunte a un señor del pueblo y me dijo q sí pero q no, como buen gallego, no sabes si lloverá p arriba o p abajo, si parará o no, en el bar se dan cita tb el resto de peregrinos del albergue o lo q es lo mismo la CEE, parto c el poncho, caso contrario me calaría y en el camino p primera vez veo una hilera por delante y por detrás, me pongo a la par de Cleo (catalana, de ascendencia p parte de familia de la provincia de Cuenca), me facilitó información de una pag del camino nueva para mi «gronze.com» y yo le facilite la de wikiloc, ella me pone al corriente del resto del grupo, nacionalidades (Letonia, UK, Holanda, Francia), hicieron piña, partieron al parecer de Salamanca y van haciendo una media de 35 kms día, ella para ya en Orense, comenzó acompañada pero el camino a veces pone trabas; incremento el ritmo y me pongo a rebufo de las dos hermanas letonas, tb va el inglés, como podéis suponer la lengua de comunicación es el inglés, voy enterándome de la conversación (familia, trabajo, viajes,…) en el primer pueblo paro a tomar un cortado (me obsequian con unas galletas María), allí estaba ya el abuelo del dueño del local sentado con una manta viendo la tele, me comenta el dueño q está un poco sordo y q tengo q gritarle, al parecer tiene 92 años, creo q p aquí suelen permanecer los mayores en casa al amparo de los hijos. El camino es un continuo tobogán, el tiempo es sensacional de temperatura, ya paró de llover así q cambio a modo verano, pasado Xunqueira compro víveres en un súper para ir comiendo p el camino, por aquí los super suelen ser 3 en 1, bar, tienda y estanco, suelen surtir a varias parroquias y están en la carretera normalmente; se huele ya Orense al fondo, por los chalets, amén de los carteles, todo carretera secundaria de acercamiento, a falta de 7’5 km es la parte más tediosa del recorrido, el interminable polígono industrial con sus prolongaciones, lo único q encontré fotografíable fueron unas muestras de trabajos de herrería, miré p abajo y fui a toda pastilla camino la ciudad, atrás ya dejé al grupo de peregrinos de esta noche, iba como un tiro, Orense está en una depresión, el río Miño a sus pies, son todo cuestas, tenía como obsesión ir a las burgas (mana agua a unos 68 grados), las recuerdo de pequeño q estuve concentrado c la selección de voleibol en Vigo, época en la q muchas pistas de voleibol eran de ceniza, así q para allá me fui para a continuación pasar por el albergue de la Xunta, paro, sello, me pregunta si voy a quedarme, miro el reloj. Son las 15:20 horas y le digo q no, q digo camino, paso p la catedral, casco histórico, repongo en esta ocasión con dos platos de pulpo y posteriormente en la rúa Mayor paro en una heladería para rematar la faena y salir de Orense por su puente romano pasando p el colegio de los Salesianos, a partir de ahí cuesta q te crío, avenida de Santiago, larga, larga, llamo a David (maestro jubilado de Elda, de la pandilla de Ismael q es natural de Carballino y casualidad está p aquí estos días) para preguntarle p albergues u hostales en el camino, yo llamo a varios hostales camino a Cea pero na de na, el primero «hostal San Marcos», hoy una residencia de ancianos, el segundo en Tamallancos «hotel Stella maris» ha cerrado el 1 de octubre por vacaciones, no me queda otra q tirar ya hacia Cea, donde David ha reservado en el albergue de la Xunta, en Tamallancos me espera para darme ánimos, de paso le doy algo de material incluida agua y hago los 11 kms q me restan casi todos al trote, allí está David esperándome c el hospitalero en la puerta del albergue, eran las 20:20 horas, 13 horas, 63 kms, estos últimos 11 kms a pesar de los q llevaba en el cuerpo resultaron de los más bellos, por el paisaje (bosques de robles), las parroquias q crucé los pensamientos q me asaltaban, algunos me transportaban a carreras de ontaña en las q he participado, en fin, muchas emociones, largo camino pero recompensa. Buenas noches, buena gente. Mañana??, más cerca

Un pensamiento en “CdS-Etapa 26, Vilar do Barrio-Xunqueira-Orense-Cea (1-Octubre-2019)

  1. Hola Jesús, como verás me ha faltado tiempo para encontrar una forma de saludarte y despedirme de ti.
    Fueron unos km animados y divertidos, comprendo tu destreza para los caminos y tu inquietud de recoger anécdotas, vivencias y experiencias por ellos. Desapareces y apareces como los ojos del Guadiana, por tanto un abrazo enorme y mantén éstos escritos tuyos porque son una joya.

    Un saludo: Cleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.