Trail Batalla de Alarcos (11-Abril-2015)

La carrera que hice el pasado sábado está hecha de recuerdos.

Recuerdos de la tarde-noche anterior, del paseo por la Plaza Mayor de Almagro, caminando hacia el Ayuntamiento entre las galerías acristaladas del s. XVI que la flanquean. Nos hospedábamos en la casa familiar de Ángel, aunque la sentimos como nuestra propia casa.

A la mañana siguiente, y ya metidos en harina, recibimos la charla técnica de Iván, alma mater de esta carrera, que organiza junto a sus compañerxs socixs del CDE Los Castillejos de Poblete, amén de otrxs amigxs que han venido a echarle una mano. Tanto al saludarle, como al terminar la prueba, recibiremos de él un abrazo de amistad y gratitud por acompañarle en la fiesta que nos ha preparado.

El amanecer, entre neblinas y campos de cereal de un intenso color verde, es un recuerdo muy fuerte.

El TBA lleva el nombre de la batalla que el 19 de Julio de 1195 enfrentó a las tropas cristianas del rey Alfonso VIII con las —mayormente almohades— del califa Abu Yaqub Yusuf al-Mansur. Como es bien sabido —aunque no siempre recordado, por aquello de que perdieron «los buenos»el rey castellano se llevó una buena paliza, lo que frenó en seco el avance de su reino y de otros reinos cristianos en su lucha por ganar nuevos territorios en el Sur de la Península.

El cariño con el que nos han tratado es otro de los recuerdos, quizá el mejor. Se nota que es una carrera hecha por corredores que han vivido otras muchas carreras y saben bien qué necesitan los que trotan por el campo.

Y el entorno, otra vez. En esta ocasión es un magnífico olivar, cubierto de hierba fresca, por el que pasamos para enlazar senderos de la ruta.

A pesar de las imágenes que hice, siento no haber hecho honor suficiente a los paisajes de La Mancha, que muchas veces imaginamos secos y yermos, pero que en Primavera nos regalan un paraíso.

Animaos, familia trapense, que ya queda menos para el TBA 2016 😉

[Fotos de Commedia]

Referencias

II Media Maratón Ávila Monumental (5-Octubre-2014)

“Ávila del Rey, de Los Leales, y de Los Caballeros”. Es el lema que reza en su escudo, acompañado por una imagen de Alfonso VII encaramado al ábise de la catedral-fortaleza, una parte singular de su afamada muralla.

Son muchos los nombres y las caras de esta ciudad que, como aprendimos a la escuela, es la capital de provincia de mayor altitud en España con sus 1.131 metros sobre el nivel del mar (medido en Alicante, por supuesto).

IMG_20141004_165356Estuvimos este fin de semana allí para correr una media maratón aunque, en realidad, era sólo una excusa para meternos entre pecho y espalda un chuletón de los de a medio kilo la pieza (también los hay de 3/4, para los que les parezca poco).

Hace algún tiempo que frecuento la compañía de mis buenos amigos de Los Paquetes que, como es bien conocido, organizan sus encuentros con ese espíritu que resume bien la frase lapidaria de uno de sus miembros: “correr es una opción, y no la más inteligente”. La comida, por tanto, es un componente esencial de cualquier encuentro, sea éste una salida dominguera por la casa de campo, o un fin de semana completo a cuenta, sin ir más lejos, de una media maratón.

La estrategia de carrera, por tanto, era clara: había que visionar el chuletón cuando fallaran las fuerzas.

Foto carlos VelayosSobre el papel, la carrera me parecía menos dura que la Media de Segovia (una referencia en organización y número de participantes), pero allá abajo, en la arena, cambié de opinión.

Aunque el primer tercio de carrera discurre por calles anchas y con apenas desnivel, la cosa cambia a partir del segundo, con fuertes subidas y algún que otro tobogán, pero, sobre todo, en el último tercio, cuando la carrera entra el casco antiguo —dentro de sus famosas murallas— para seguir un recorrido vertiginoso entre estrechas calles adoquinadas, todo un reto para los corredores si quieren no perder el ritmo.

No se trata, por tanto, de una carrera “para hacer marca”, ni mucho menos, aunque sí es una de esas carreras “para repetir”. Las razones son muchas, y aquí sólo daré cuenta de algunas: en primer lugar, porque el número de participantes, con un límite de 1500 dorsales, permite correr a gusto; también porque el club que la organiza (ecosport) se vuelca en la atención al corredor (avituallamiento, para todos, muy bien atendidos) y en los detalles (grifo de cerveza artesanal y montaditos en meta, o servicio de duchas en polideportivo, con autobús gratuito para acercar a los corredores); pero, sobre todo, por lo acogedora que es la ciudad y su provincia que, como hicimos nosotros, aprovechamos para visitar durante el fin de semana.

A partir de mañana día 15, y hasta Octubre de 2015, se celebra el 500 aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, a la que en Ávila conocen sencillamente por “la Santa”. Confío tener ocasión de volver para celebrarlo corriendo, cómo no, A To Trapo.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Commedia VET-45 MASC 1:54:53 835 108

Serra Gelada (28-Julio-2013)

Quedar a las 6 de la mañana, un domingo de Julio, para salir a correr puede que no sea muy atractivo —de hecho, al final fuimos Antonio y yo solos—, pero si el plan es conocer un paraíso natural en mitad del infierno, la cosa cambia.

El infierno —de cemento y asfalto— es Benidorm; y el paraíso es el Parque Natural de Serra Gelada —que empieza justo donde termina el asfalto—. Nadie puede prepararte lo suficiente hasta que no lo ves con tus propios ojos.

—«Cualquiera diría que, detrás de estas montañas estará la playa, pero ¡qué va!» —me decía Antonio.

Este paraje es, literalmente, el lugar donde el mar y la montaña se funden. Acantilados de 400 metros de caída «a plomo» te advierten que mejor no des un mal paso, porque al otro lado, efectivamente, no hay playa.

Las cumbres de la Serra Gelada compiten con los rascacielos de la ciudad. Ganan las cumbres. Desde ellas los barcos se ven diminutos, y la mar, inmensa. Es un buen lugar para meditar, aprovechando la salida del sol, aunque no es un parque de ciudad al que se pueda ir sin el calzado y ropa adecuadas, agua en abundancia —preferiblemente con sales, sobre todo en verano—, y crema solar. Lamentablemente nos encontramos con algunos senderistas que no siguieron ninguno de estos consejos y, a buen seguro, sufrirían lo suyo.

La ruta que seguimos es una de las que aparece en la web turística de Benidorm, con la diferencia de que nosotros la hicimos al revés, después de subir en coche hasta la cruz. No sabemos a ciencia cierta la distancia ni el desnivel—no gastamos GPS—, pero os podemos asegurar que son más de los 400 mts de desnivel positivo que nos aseguraron, y que los tramos técnicos y de vértigo animan a tomarse la ruta con mucha calma.

Ni que decir tiene que lo mejor de la salida fue la compañía. Curtido en muchas batallas, Antonio está siempre dispuesto a brindarte un buen consejo y la mejor de las conversaciones. No podía esperar mejor regalo para aquel día.

Nota para Edu: cuando se arregle lo de tu brother, prepara la mochila para volver a Menorca 🙂

img_1831

Ruta web turística Benidorm

Madrid-Segovia 2012 (22-Septiembre-2012)

La Madrid-Segovia (M-S) ha llegado a su mayoría de edad en sólo tres ediciones. Este año se superaron las previsiones más optimistas, porque a un par de meses de su celebración ya se habían agotado —por primera vez— las 1000 papeletas de la Ultra Trail que recorre los 100 primeros Kms del Camino de Santiago que sale desde Madrid.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Éste es también el primer año en que la organización se ha puesto verdaderamente «a prueba», y en el que más críticas ha recibido. Los blogs y foros han recogido reproches —los menos— y enhorabuenas —la mayoría—, además de algunas propuestas de mejora para futuras ediciones.

Una de esas propuestas se ha lanzado a través del blog de Sergio G. Mayayo, donde expone su inquietud por el equipamiento y preparación de corredor@s y marchador@s, así como los controles de salud y material en carrera. Se supone que cualquiera que corre una ultra debería estar suficientemente preparado y equipado, conociendo los posibles riesgos a los que se enfrenta en carrera. Se supone —digamos— pero ¿hasta qué punto nos quedamos todos «tranquilos» firmando una declaración en la que l@s carreristas declaran estar en buenas condiciones físicas para afrontar lo que se les viene encima?

Otro de los temas que interesa es el medioambiental. En breve, la Sierra del Guadarrama —con sus muchas limitaciones— será flamante Parque Nacional. Desde Manzanares, la M-S pasa por zonas del parque y zonas periféricas de protección, y sería una lástima tener problemas para conseguir las autorizaciones de paso porque algunos corredores —como ha sucedido este año— siembran de basura el recorrido. Quizá fuera el momento en que la organización diera un paso más en el «Desafío Medioambiental», limitando o eliminando las botellas de agua y vasos en los avituallamientos. Si se obligase a que cada uno llevara su propio vaso, o rellenara su camel y/o botellas, una buena parte de este problema podría quedar solucionada. Esta medida conllevaría rediseñar la logística de avituallamientos —un reto más para la organización—, y a much@s carreristas puede que no guste —porque tengan que cambiar sus hábitos—, pero creo que merecería la pena intentarlo.

Nano Piesnegros corrió descalzo la M-S 2012

Sé que la organización está muy atenta a las demandas de sus corredores. Como anécdota contaré que hace meses les pedí que la meta volviera a estar bajo el acueducto —el año pasado no estaba— además de poder tomar un chocolate caliente en meta. Bueno, pues dicho y hecho, porque nada más cruzar bajo el acueducto, la máxima responsable de la carrera me acompañó personalmente para asegurarse de que no se me pasara beber un vaso del exquisito chocolate caliente que tenían preparado para todos los participantes. 🙂

¿Es posible introducir mejoras significativas sin incrementar los más que razonables 45 Eur de la inscripción? La larga lista de espera hace presagiar que para el próximo año las inscripciones —que, tradicionalmente, se abren a primeros de Mayo— duren menos que las chuches a la puerta de un colegio. ¿Se caerá en la tentación de incrementar el número de inscripciones? ¿Se conseguirá mantener el ambiente familiar que define a esta carrera y la hace tan especial? Retos difíciles y motivadores, a los que hay que añadir las enormes expectativas, que ponen el listón aún más alto.

Son Caminantes y Hospitaleros. Hospitaleros que se vuelcan atendiendo a los Caminantes, y Caminantes que desean llegar a ser, algún día, Hospitaleros, porque desean devolver a otros Caminantes todo el cariño que han recibido. Hospitaleros, Caminantes y, sobre todo, el Camino… que les une. Todo eso y más es lo que he visto desde la primera edición de esta estupenda carrera.

Bueno, ¿qué?… ¿Nos vemos en la M-S 2013? 😉

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Eduardo M 21:20:17 524 491

Enlaces sobre esta prueba

¿Correr por montaña con zapas minimalistas?

Hasta hace unos meses no lo tenía muy claro. En medio de mi «transición», me pareció más sensato comprarme unas XT Wings 2 de 400 grs (11 americano), con suela de 20/9,5 mm (talón/punta, caída de 10,5 mm). ¿Resultado?: Todo lo que había aprendido sobre la técnica para «correr descalzo» (breve resumen aquí) no me sirvió para mucho, además de cosechar un dedo a la virulé —a pesar de los refuerzos—, y un esguince en el tobillo bueno. 😀

Estaba claro que tenía que intentar algo nuevo, así que volví al guión de la «transición» y me hice con un par de minimalistas (reviú aquí).

Se acabó lo de talonar bajando. Hay que dar mil pasos cortitos, sin olvidar doblar las rodillas «un poco más de lo que consideras necesario», recordando a nuestro gurú.

Reconozco que aún tengo que mejorar mucho, porque de cintura para arriba los brazos no van al mismo ritmo, y tendré que relajar más los hombros porque parecen un par de trozos de mojama.

A Juanma no se le ocurre otra cosa que hacerme bajar —y subir— varias veces desde el faro del Cabo de las Huertas. Él mismo os comenta sus impresiones…

– Eduardo, recuérdame que despidamos al localizador de exteriores y le bajemos el sueldo al de la cámara

En un alarde técnico sin precedentes, Juanma se aventura a seguir mis pasos, —cámara en ristre—, pero por más que lo intentamos, no conseguimos librarnos de una espantosa manguera, que siempre sale en los vídeos.

– No tenemos nada que envidiarles a Killian Jornet y Seb Montaz

Las conclusiones corriendo minimalista entre pedruscos son muy buenas: la sensación del terreno, aunque mejorable, es mucho mejor que con zapatillas convencionales; una vez interiorizada la técnica, todo es mucho más fácil, y te das cuenta que la fatiga tarda más en llegar; aunque pueda parecer lo contrario, y siempre y cuando respetemos usar la técnica de «correr descalzo», ganamos una mayor estabilidad del tobillo al llevar el pie más cerca del suelo.