¿Correr por montaña con zapas minimalistas?

Hasta hace unos meses no lo tenía muy claro. En medio de mi «transición», me pareció más sensato comprarme unas XT Wings 2 de 400 grs (11 americano), con suela de 20/9,5 mm (talón/punta, caída de 10,5 mm). ¿Resultado?: Todo lo que había aprendido sobre la técnica para «correr descalzo» (breve resumen aquí) no me sirvió para mucho, además de cosechar un dedo a la virulé —a pesar de los refuerzos—, y un esguince en el tobillo bueno. 😀

Estaba claro que tenía que intentar algo nuevo, así que volví al guión de la «transición» y me hice con un par de minimalistas (reviú aquí).

Se acabó lo de talonar bajando. Hay que dar mil pasos cortitos, sin olvidar doblar las rodillas «un poco más de lo que consideras necesario», recordando a nuestro gurú.

Reconozco que aún tengo que mejorar mucho, porque de cintura para arriba los brazos no van al mismo ritmo, y tendré que relajar más los hombros porque parecen un par de trozos de mojama.

A Juanma no se le ocurre otra cosa que hacerme bajar —y subir— varias veces desde el faro del Cabo de las Huertas. Él mismo os comenta sus impresiones…

– Eduardo, recuérdame que despidamos al localizador de exteriores y le bajemos el sueldo al de la cámara

En un alarde técnico sin precedentes, Juanma se aventura a seguir mis pasos, —cámara en ristre—, pero por más que lo intentamos, no conseguimos librarnos de una espantosa manguera, que siempre sale en los vídeos.

– No tenemos nada que envidiarles a Killian Jornet y Seb Montaz

Las conclusiones corriendo minimalista entre pedruscos son muy buenas: la sensación del terreno, aunque mejorable, es mucho mejor que con zapatillas convencionales; una vez interiorizada la técnica, todo es mucho más fácil, y te das cuenta que la fatiga tarda más en llegar; aunque pueda parecer lo contrario, y siempre y cuando respetemos usar la técnica de «correr descalzo», ganamos una mayor estabilidad del tobillo al llevar el pie más cerca del suelo.

Bucle central de la MAM (27-Mayo-2012)

Bueno, en realidad debería llamarse “Mini-Bucle Central de la MAM” porque nos dejamos la subida y bajada a Bola del Mundo (Guarramillas) pero, en cualquier caso, es aquí donde se encuentra el corazón de esta grandísima carrera.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Al final del camino se me ha ocurrido pegarle una patada a una piedra —sin querer, oye— y tengo un dedo a la virulé.

Posiblemente podría llegar, porque parece que no me he roto nada, pero el dorsal había que sacarlo esta mañana —en unas horas se terminan los dorsales— y no devuelven la inscripción por ningún motivo.

En cualquier caso, doy gracias a Dios porque estas cosas son las que me recuerdan por qué corro. Corro si disfruto, y no tiene sentido forzar la recuperación y participar en una carrera tan dura si no estás al 100%.

Además, tengo que cuidarme si quiero llegar a los 60+ para acompañar en una maratón a alguien muy especial 😉 …Para entonces, seguro que hago pódium de mi categoría :D

Ahora a recuperarse tranquilo —piscina y bici estática, que la otra sigue en el trastero— para abordar nuevas ilusiones. 🙂

A To Trapo Une

Se confirma. Con una camiseta de la nueva equipación de A To Trapo SÍ es posible encontrar una aguja en un pajar. El pajar era Madrid —esta mañana, a la entrada de la Casa de Campo— y la aguja nuestro Edu, al que vi cuando llevaba un rato corriendo. Madrid es muy grande, pero a ciertas horas no es difícil encontrarse, si haces lo que muchos corredores del foro: ir a la Casa de Campo.

Así pues, aprovechamos el paseo para visitar la ciudad.

Una vuelta por Madrid Río, dedicando unas palabras a nuestro querido Presi.

Edu posa junto al Puente de Andorra, mientras comentamos su nuevo reto antes de los Alpes.

La vista desde el viaducto de la calle Bailén es espectacular, pero tenemos poco tiempo para contemplarlo, porque hay que volver al hotel. Edu y Reme tienen todo un plan que cumplir con sus chavales.

El tiempo justo para una paradita en el Palacio de Oriente. Le pedimos a unas turistas argentinas que nos hagan una foto…

…y seguimos hasta la Plaza de España, para pedirle a unos turistas japoneses que nos hagan otra con Don Quijote y Sancho.

No sé lo que tiene, pero allá donde te encuentres… «A To Trapo Une»… siempre 🙂

Etiquetas

Madrid, Casa de Campo, Embajada de A To Trapo en Madrid, A To Trapo, Equipaciones, Palacio de Oriente, Don Quijote, Sancho Panza, Turistas Japoneses, Turistas Argentinas, Miguel de Cervantes, Madrid Río.

Álbum de fotos

Historias de ratones

Tengo un amigo que debe hacer un alto en el camino, pasar por el taller, y hacerse un poco de chapa y pintura. Quería enviarle muchos ánimos con un hermoso cuento.

y corrió
y corrió
hasta que sus zapatillas se desgastaron por completo.
Así que se quitó las zapatillas y caminó
y caminó

Sigue leyendo la historia en Corre con el cuento

VI Media Maratón “Ciudad de Segovia” (25-Marzo-2012)

Bueno, «más vale tarde que que nunca». Ahora que está tan de moda pedir perdón, me vais a disculpar que publique hoy la crónica de una carrera de Marzo, pero la culpa —se pide perdón, pero la culpa siempre la tiene otro— la tuvo una sinusitis que me dejó baldado después de la carrera y, entre pitos y flautas, no tuve tiempo de decir ni «mu».

En fin, ¿recordáis que os conté que en Madrid no hay forma de encontrar una Media sin cuestas? Bueno, pues cuando vas a Segovia es ya el acabose. El perfil de la carrera es muy sencillo: con el impulso del cañonazo de la Academia de Artillería —una pieza de artillería de 75 mm—, y sobrecogidos por el vuelo rasante de un helicóptero, se sale en tropel durante el primer Km, para luego empezar a subir un par de Kms —al ritmo de las canciones de los chicos de la Academia— y bajar a tumba abierta hasta el río —estamos en la parte más baja del recorrido (Km 7)—; desde aquí, será todo una gran cuesta —con algún pequeño descanso— hasta el Km 16; a partir de este punto y hasta la meta, se trata de «dejarse llevar» —más que nada, porque ya no te quedan fuerzas para más—.

Este año, a diferencia de anteriores, hizo un día fantástico, con un sol radiante, y una temperatura tirando a calurosa. La jornada fue propicia, y toda Segovia estuvo en las calles animando de una forma espectacular. El recorrido es muy duro, pero el ambiente es sencillamente espectacular. Y espectacular es también el cochinillo que comieron muchos corredores al terminar y al que —snif, snif— tuve que renunciar para atender a las obligaciones propias de mi sexo. Pero no importa, porque Segovia es un lugar para volver… siempre.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Commedia VET B MASC 1:45:16 1189 246