Ultra Trail Vuelta al Término de Yecla (25-Febrero-2017)

Y llegó mi primera ultra. Como siguiendo un orden lógico de acontecimientos. Así, sin forzar, porque desde que hace aproximadamente dos años aterricé entre este grupo de trotadores, no he parado de hacer cosas que en mi vida hubiera pensado hacer, casi sin darme cuenta. No hace ni un año que corrí mi primera media maratón de montaña en Cuenca, luego vino la primera maratón en Confrides y la segunda en la Sagra y más carreras de mayor o menor tirada o desnivel y ahora me encuentro aquí corriendo una ultra de 59K y 5.078m de desnivel acumulado. Como un adicto a alguna sustancia he pasado de dar unas caladas a un porro a meterme en vena directamente las carreras y puedo decir que me costaría mucho desengancharme de este mundo, pero ¿Quién tiene ganas de hacerlo? Yo no, desde luego.

Vaya por delante antes de entrar en faena, el agradecimiento que quiero darle a mi compañero y amigo Julián Moya. En el transcurso de la carrera me prometí que si llegaba a meta le dedicaría esta crónica, porque si hoy estoy aquí ha sido por él. De su mano llegué a A To Trapo en un momento vital muy necesario. Por tanto es justo que, aunque sea en estas líneas le muestre mi gratitud, sobretodo en este momento en el que está en boxes curándose de una lesión. Al igual que en una carrera avanzamos hacia adelante, centrados sólo en alcanzar un objetivo, llegar a un avituallamiento, culminar una subida y no miramos atrás, no vemos al que viene peor porque ha tenido un problema durante la carrera, así vamos por la vida, avanzando, es algo lógico y normal. Pero de vez en cuando es necesario pararse y preguntar: ¿por dónde irá este o ese otro? Y es justo y necesario que me acuerde de Julián. ¡Va por ti compañero, ánimo, sé que pronto tendré el placer de correr contigo! Bueno, detrás de ti, para ser justos.

Y… al lio:

5 AM: suena el despertador, aunque a decir verdad llevo media hora despierto, los nervios, supongo. Ya con todo preparado me encamino hacia el Aula de la Naturaleza de la Sierra de Salinas, lugar de salida y llegada de la prueba. En el trayecto y de noche me pierdo un poco con el coche pero enseguida encuentro la carretera y llego sobre las 7. Recojo el dorsal con muy buen ambiente y música “cañera” a tope.

Poco a poco me voy quitando el sueño del cuerpo y entrando en calor, porque la mañana es fresca. Las primeras luces van despuntando y se va viendo el valle con una densa niebla a media altura pero despejado en las alturas, señal de que el día promete soleado y con calor.

Ya con todo lo necesario a cuestas me voy acercando a la línea de salida. Me hago la foto en solitario junto al podium, para dejar constancia de que A To Trapo ha estado aquí, pero, qué va!! si nos conoce todo el mundo!!. Un tal David de Crevillente me da recuerdos para el Presi y otro corredor me pregunta si he venido solo. Pues sí le digo y añado: “es que mis compañeros ven una de más de 100k y allí que se apuntan, esto les parece poco”. Risas.

Bueno, llegó el momento, el speaker da comienzo a la cuenta atrás. Pistoletazo de salida y allá voy, con todas las dudas del mundo en la cabeza pero dispuesto a darlo todo, con los ánimos y consejos de Benjamín Vidal, mi entrenador: “Aplica las tres C: Calma al principio, Cabeza durante la carrera, con Cojones al final”.

La carrera discurre por una pista ancha, entre almendros ya en flor, en plan tobogán, con subiditas y bajadas suaves. Pronto me quedo casi el último y miro el crono. Pero si voy a 6 minutos y me quedo el último!! Dios mío, pero donde me he metido!!. Me engancho a unos chicos y una chica, de Cartagena y de San Javier. Durante varios kilómetros vamos juntos, comentando ellos, yo no, las pruebas donde han participado: que si el Iron man de Tenerife, que si la Ultra de Mont Blanc y cuando me llega el turno a mí, les digo que es mi primer ultra. Jajaja, segundos de silencio. En fin, es lo que hay.

Salimos de la sierra de Salinas para cruzar la carretera que lleva desde Pinoso a Yecla, por un falso llano hacia el valle de enfrente con la sierra del Carche al fondo. Llegamos al Km. 11 a la pedanía de Raspay donde está el primer avituallamiento. Estoy ya enchufado, me paro poco tiempo y sigo yo solo, pero al poco engancho al “maestro” Juan de Dios. Conversamos un rato, como no podía ser de otra manera, de las anécdotas vividas con el Presi en no sé qué carera en la que se perdieron juntos. También me dice que son de la misma quinta. Tranquilo Presi que ya le dije que tú solo tienes 60, él tiene 62, pero muy bien llevados porque cuando empieza la primera subida del día en un momento me va dejando atrás. Madre mía!! Que pasada de ritmo que me cogió el hombre!!

En fin, a subir con tranquilidad hasta llegar al segundo avituallamiento, tras una bajada divertida, entre desbroces de monte. Desde aquí varios kilómetros de bajada técnica y en algunos tramos muy técnica, de esas que no me gustan nada. Llega un momento que ya no sé hasta donde se puede bajar más, pero tiene un sentido, coger en el Km. 22 la primera gran suida del día, ascendiendo casi en vertical durante 2´5 k al pico del Carche, una subida por la misma cresta de la montaña, la verdad, fuerte. Aquí empiezo a tener mis primeros problemas estomacales. Me doy cuenta porque no me entra nada en el cuerpo a pesar de encontrarme algo vacío. La subida se me atraganta al final. Pasamos por el refugio y por el pozo de nieve, que la verdad, ni veo de lo justo que voy. Valoro continuar hasta el próximo avituallamiento en el km. 25 y ver como lo llevo. En el avituallamiento me obligo a comer unos dátiles, pero los problemas continúan. Aquí ya hay gente que está abandonando, al final creo que fueron alrededor de 20 personas las que se marcharon a casa antes de hora.

Con la perspectiva de la bajada que viene a continuación, decido continuar hasta el avituallamiento sólido del Km. 42,5. El camino transcurre entre bajadas técnicas pero muy guapas entre barrancos y pistas forestales anchas. Me voy animando y cogiendo fuerzas. Adelanto a algunos corredores, bueno no voy del todo mal. En el km. 35 y tras acabar las bajadas técnicas hay otro avituallamiento. Me informan de que voy bien de tiempo lo que me termina de animar. Más corredores que se han quedado aquí. Continúo, ya he pasado dos de las cuatro subidas de la carrera.

La pista por la que voy empieza a picar poco a poco hacia arriba para convertirse en senda y pasar por el tercer alto del día, la Sierra de las Pansas. Son las 3 de la tarde y hace bastante calor. La subida fuerte, tiene su recompensa al otro lado, ya que la bajada es fantástica, una pista ancha que me lleva entre almendros en flor a ambos lados. Un verdadero espectáculo. A 3 km. de la pedanía de Raspay, de nuevo se pasa por aquí, vuelvo a sentirme mal, hasta el punto de que aun bajando me tengo que para en repetidas ocasiones y en una de ellas a esconderme detrás de unos arbustos con resultado negativo, falsa alarma.

Llego a Raspay bien de tiempo. Avituallamiento sólido. A pesar de no querer saber nada de comida, el maestro Juan de Dios, al que me encuentro allí, me aconseja que coma dulce de membrillo que me arreglará el estómago y que no desfallezca. Bueno, pues si él lo dice, así que me como un plato de macarrones y me atiborro a dulce de membrillo. Entre eso y un antinflamatorio parece que la vida se ve de otra manera. Esto y unos minutos en el excusado me terminan de reponer, jajaja. Estoy ya a 15k de meta y empiezo a ver las cosas de otra forma.

Así que enfilo el último tramo, sé que tengo varios kilómetros más o menos suaves hasta llegar de nuevo a la sierra de Salinas, porque estoy haciendo en este tramo el recorrido inicial pero a la inversa. Voy adelantando a algún corredor. Conversamos lo justo, a estas alturas ya las fuerzas van justas. Nos damos ánimos y continuamos, cada uno a lo suyo, que ya es suficiente.

Estoy ya a unos 9 km. de meta y cuando ya lo daba todo por hecho, se presenta la cuarta dificultad de la prueba: la peña del águila, una subida de nuevo casi vertical con algún tramo en los que me toca trepar con las manos. Y a sólo 7 km. de meta!!. Es que lo ponen complicado. Hay momento en los que escucho al speaker en meta, el viento debe de traerme el sonido, pero la subida continúa. Por fin llego arriba, paso por el punto geodésico y empieza la bajada, primero por una senda, luego por una pista ancha. Último avituallamiento, giro a la derecha y ¿de nuevo subida? Pero es que esto no se acaba? La verdad sea dicha, me vengo un poco abajo. Saco fuerzas de donde no las hay y sigo. A unos 200m. Vuelvo a ver al “Maestro”. Paso por el cartel de 3km. a meta, me vengo arriba, esto está hecho. Me invade una sensación increíble, parece que todo el cansancio se retira por arte de magia. Tanto me he venido arriba que no me doy cuenta que he entrado en una bajada muy técnica, casi en vertical.

2km. para meta, sigo bajando a un ritmo, para mí, fuerte, me acuerdo de los compañeros del grupo Ñ, para ellos esta bajada sería una delicia, para mí, dura. Al final se me suben los gemelos. ¡Maldita sea! ¡Que me quedan 800m.! Relajo un instante y sigo. Salgo al llano, giro a la izquierda y veo ya la meta. Aún queda genta aplaudiendo, animando. Son las 18´40h. Hay corredores en meta, entre ellos Juan de Dios, que me anima: “Vamos Jose, ya estás”. Sonrisa de felicidad y ánimos de todos los que allí están. Entro en meta casi flotando, porque no me lo creo, he conseguido acabar mi primera ultra. Con 20 minutos antes del cierre pero me da lo mismo. Eso es lo de menos, ya vendrán mejores… o no, lo que toca ahora es disfrutar del momento y pesar que hace mes y medio lo veía negro cuando me torcí el tobillo y ahora aquí estoy.

Muchas gracias a todos los que me habéis ayudado en este camino. Gracias por esperarme en las bajadas (y en las subidas, pero esto menos, jeje) cuando salimos a entrenar: Ángel, Gosa, Cristhian, David. Por darme buenos consejos, por hacerme sentir uno más del grupo.

Hoy, como me dijo Ramón en un mensaje, me he consagrado y ahora… hasta el infinito y más allá. Próximo objetivo: Marató i Mitja de Castellón. Hasta pronto!!

Jota

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jota M50-MAS 10:44:15 102 14

Una jornada en Salzburgo (11-Octubre-2016)

Los miembros de la expedición de A To Trapo, que aún quedamos por estas tierras Germánicas, decidimos separarnos después de haber compartido unos días en los que hemos sido una piña a la hora de visitar lugares, comer, cervezear, etc.

Unos deciden quedarse en Munich y seguir visitando los lugares que esta ciudad alberga. Otros encaminan sus pasos hacia Dachau, para visitar el campo de concentración. ¡Suerte compañeros! Puede ser una visita dura, de las que, como poco, impactan.

El resto, un grupo bastante numeroso, decidimos dirigirnos a la ciudad de Salzburgo muy próxima, a una hora y medio en tren, 116k, como quien dice, a distancia de ultra trail. A las 9´55 partimos desde la estación central de tren-metro, que ya controlamos bastante bien, sobretodo porque la noche anterior, varios compañeros hicieron una visita de reconocimiento para localizar el tipo de billete que más económico nos permitía viajar así como los horarios de salida.

El trayecto se hace corto entre chascarrillos y batallitas que nos va contando nuestro “jefe” de grupo, Jesús, interesantes todas, por supuesto.

img_2126Llegamos a la estación de Salzburgo y sin darnos cuenta hemos pasado a Austria. Estamos en la cuarta ciudad más poblada de este país y una de las ciudades más bonitas de Europa. Su nombre significa en alemán Castillo o ciudad de la Sal, debido a las barcas que transportaban la Sal por el río Salzach y que pagaban aquí un impuesto. Pero también es la ciudad donde nació un genio de la música como fue Mozart y ello se notará más adelante en la cantidad de tiendas que venden todo tipo de artículos relacionados con el compositor y en la cantidad de carteles que anuncian conciertos en la ciudad.

Caminamos siguiendo las indicaciones que el día anterior nos dio Carmen, la guía en la visita al Castillo de Neuschwanstein, hacia el centro de la ciudad. Poco a poco vamos metiéndonos en su corazón. Llegamos al famoso Palacio de Mirabell donde en sus jardines se rodaron escenas de la película Sonrisas y Lágrimas que todos tenemos en nuestro imaginario. Entramos en esos jardines atravesándolos camino del casco antiguo y disfrutando de su perfecta disposición, de la fuente central, todo ello después de que el compañero Julián nos leyera la información que se había preparado sobre la misma ciudad. ¡Julian, eres un máquina! Muchas gracias.

Continuamos caminando y llegamos al río Salzach donde ya podemos contemplar la ciudad histórica flanqueada por el monte Mönchsberg en la ribera derecha del río, donde se encuentra presidiendo majestuosamente la ciudad, la fortaleza de Hohensalzburg, de la que se dice nunca fue conquistada del todo a lo largo de su historia. Se trata de un complejo de murallas y baluartes defensivos a la que se accede por un funicular. A la izquierda la otra elevación que rodea la ciudad por la parte izquierda del río, el monte Kapuzinerberg.

Cruzamos el río por el puente de los candados que en realidad se llama Puente Makartsteg y es uno de los cinco puentes con más candados del mundo. Estos candados los colocan los enamorados para simbolizar su amor y según he leído esta costumbre, que ya es mundial, viene desde que Federico Moccia escribió el libro que luego dio origen a la película “Tengo ganas de Ti” en la que dos enamorados colocaban un candado en un puente sellando así su amor.

Encaminamos nuestros pasos por la arteria principal de la ciudad, repleta de tiendas de todo tipo en la que predominan, como he comentado anteriormente, las dedicadas a Mozart. Al principio de la calle nos encontramos con la casa museo del compositor. Alcanzamos pronto la el barrio de la catedral y en la Residenzbrunnen o Fuente de la residencia, nos dividimos en pequeños grupos para visitar la ciudad antigua.

image2En este espacio de la ciudad tenemos La catedral de Salzburgo, edificio del S. XVII que inicialmente empezó a construirse en el año 744 y que sufrió desde incendios a derribos, por lo que tuvo que ser reconstruida a lo largo de los siglos. Enfrente de la catedral, el Palacio de la Residencia, un complejo cultural en el que se puede visitar las salas del propio palacio y donde actualmente se dan conciertos y hay exposiciones. En su sala de conciertos fue donde Mozart dio su primer concierto en 1762 a la edad, nada menos, que de 6 años.

Seguimos callejeando, visitamos un pequeño mercadillo y nos dejamos llevar por un agradable olor a dulce y a pan que proviene de un pequeño horno en una plaza chiquita, con un molino de agua antiguo. A la derecha la entrada a las catacumbas y cementerio de San Pedro, un lugar realmente bonito, quizás el cementerio con más encanto que he visitado, un espacio repleto de panteones y tumbas con una pequeña iglesia y con buena parte de esos panteones encastados en la roca del monte que por ese lado llega hasta el propio cementerio. A su espalda el monasterio de San Pedro.

Llega la hora de la comida y tras reponer fuerzas, decidimos subir a la fortaleza, pero no por el funicular no, sino a pie, que las piernas ya se van recuperando tras la maratón del domingo, pero al llegar a su entrada nos damos cuenta que no nos va a dar tiempo de visitarla por completo y decidimos seguir caminando atravesando el pulmón verde donde está la fortaleza. Nos conformaremos con lo que nos cuenten otros compañeros que sí han subido a ella.

Llegan las 5 de la tarde, la hora acordada para reunirnos y volver a Munich. De nuevo nos dirigimos a la Residenzbrunnen donde compartimos las experiencias con los compañeros que van llegando, con un denominador común, lo agradable que ha resultado ser Salzburgo para pasear, una ciudad con mucho encanto.

La lluvia hace acto de presencia en nuestra vuelta a la estación para coger de nuevo el tren que sobre las 8 de la tarde nos deja en Munich. Ha sido un día completo y muy agradable. Toca cenar y comenzar a hacer la maleta. Mañana regresamos a casa.

Trail de Primavera de Confrides (21-Mayo-2016)

21 de mayo de 2016. Una fecha de esas que quedan guardadas en el disco duro de la memoria como especial, porque fue el día que corrí mi primer trail de montaña de más de 40 km, exactamente 43. Por eso le estoy muy agradecido al Presi por dejarme escribir la crónica de la carrera, una vez más, y poder plasmar así las sensaciones, las previas a la carrera y las que tuve durante la misma.

DSC_44084:00 horas. Suena el despertador. Madrugón del 7 y medio, pues la kedada es a la 5:05h. en nuestro punto de encuentro. Sin embargo y a pesar de la hora intempestiva, no me cuesta nada levantarme, tengo una sensación entre nerviosismo y emoción, la misma que vengo teniendo desde hace dos o tres días. Algo parecido a cuando te presentas a un examen importante y de alguna manera es así, porque supone la culminación de dos meses aproximadamente de preparación en los que apenas he pisado el asfalto intentando adaptarme al cambio de terreno y disfrutando, ya lo dije en la crónica de Cuenca y en la dels Pous de la Neu de lo gratificante que es correr por montaña. DSC_4431Atrás quedan las 4, 5 o 6 subidas, ya no recuerdo el número, a nuestra segunda casa, el Cabeçó o los entrenamientos de los miércoles de ”conejos y perdices” y todos los kilómetros por los caminos que se me ha ocurrido transitar en este tiempo.

Llego el primero a la kedada y enseguida van llegando el resto de compañeros, con caras de sueño como la mía. Nos repartimos en los coches y salimos hacia Confrides. A partir de Polop se me empieza a atragantar el desayuno con las curvas. Los nervios me empiezan a pasar factura. Me entretengo, para no pensar en mi estómago, con el amanecer que empieza a despuntar y a definir las montañas que rodean la zona. El día está claro, presagio de calor. Llegamos, por fin, a Confrides, hace fresco. El Presi se coloca su habitual bata, que, os lo aseguro, causa furor entre los asistentes y recogemos el dorsal entre bromas con la gente de la organización, haciendo honor a la hospitalidad de la zona. Buen rollo, me encanta. IMG_7686Ya estamos todos, doce en total, entre media maratón, senderismo y maratón.

Nos encaminamos, una vez nos hemos pertrechado con los camelbak, barritas, geles, bidones, sales, que parece que nos vamos a la guerra, nos encaminamos digo, hacia la plaza del pueblo donde está situada la salida y meta de la prueba. Son la 7 menos diez. Nos hacemos la foto oficial con la pancarta que ya está colocada por nuestro “enchufe” en la prueba, Josemi. Nos situamos detrás del arco y mis compañeros más expertos en estas lides me dan los últimos consejos: tranquilidad, regulación, detalles del recorrido y sobretodo y es lo que más agradezco, ánimos.

Las 7:00h. Empieza mi odisea particular. A mis compañeros les veo por delante y a la salida de Confrides ya los pierdo de vista. No los veré hasta 7h. 32 m. después. IMG_7688Y es que ha venido la élite de montaña de ATT. Nos quedamos Jesús y yo, a nuestro ritmo. Los primeros kilómetros son de bajadas y subidas suaves, en dirección al cauce del río. A partir de ahí y tras un giro a la izquierda comenzamos a ascender paulatinamente. La Sierra está preciosa, las sendas y caminos por los que pasamos son una gozada. Huele a tomillo, a romero y a manzanilla, a tierra húmeda. Llega el primer obstáculo gordo, La Serreta, aquí ya toca caminar. El pico de Aitana va quedando atrás. Son dos kilómetros aproximadamente de fuerte subida. La emoción que tengo hace que quiera apretar más, pero recuerdo que el día es largo, son muchos los kilómetros y que toca correr más con la cabeza que con las piernas, así que a regular. En la subida, se van apagando las conversaciones, toca concentrarse en respirar, como se pueda y cuando se pueda, como decía un maratoniano famoso del que no recuerdo el nombre. IMG_7692De vez en cuando oigo a Jesús amenizar la subida: “Ehhh, el que no pueda correr que se aparte”. Risa garantizada, por supuesto.

Llegamos al alto, no sé si es el Recingle Alt, creo que sí. Ya tenemos la primera cota en las piernas. Estamos en la zona de umbría y es una pasada. En estos momentos, vale la pena serenar el ritmo y contemplar la Sierra de Aitana, La Serrella en su esplendor, escuchar a los pájaros, es un momento mágico. Repongo fuerzas y empieza lo que para mí es lo peor de la prueba, las bajadas. Primero por un camino ancho, con buen firme, con buenos árboles en ambas veredas. Luego por un terreno más resbaladizo, con mucha piedra suelta. Voy dejando paso a todo el que viene por atrás, Jesús me adelanta. El pie derecho empieza a dolerme algo, la lesión de tendón de Aquiles y de la zona de apoyo, que arrastro desde hace semanas amenaza con fastidiarme el día. IMG_0221No importa, no le voy a hacer caso, estoy disfrutando enormemente.

Paso por Quatretondeta, avituallamiento, Km. 17 aproximadamente. Mucha tranquilidad en el pueblo. La gente nos mira como sorprendida, imagino que se preguntaran qué les pasa a estos locos que les da por correr tanto. Aun así nos dan ánimos. A partir de aquí y durante unos 8 km. el recorrido transcurre por el cauce o rambla del Ríu Valleseta o el Barranco del Cerezo, no sé muy bien cuál de los dos. El nombre es lo de menos. Para mí es uno de los tramos más divertidos, donde se puede correr sin prácticamente parar, cruzando el río o incluso por el centro mismo del cauce. Es un tramo refrescante. Se acaba y tras una subida corta pero dura, salimos a un camino amplio que nos conduce al pueblo de Facheca. Allí alcanzo a Jesús. Km. 24. El avituallamiento está al lado de la Iglesia. Son cerca de las 11 de la mañana y el calor empieza a apretar. Reponemos fuerzas y continuamos. Un par de km. más y entramos en Famorca, penúltimo pueblo por el que pasaremos y a la salida, empieza la segunda cota del día, la subida a la Mallada del Llop, una pared montañosa que a simple vista parece importante. Confieso que aquí ya empiezo a mirar más veces el cuentakilómetros, porque una vez iniciado el ascenso, el tiempo es como si se fuera ralentizando o ¿son los kilómetros? O ¿tal vez las piernas que empiezan a pesar? Lo cierto es que se me hace eterna. Comienzan los primeros síntomas de agotamiento en forma de dolor muscular. Es hora de repostar. IMG_0193Con la gasolina en el cuerpo y tras sorprenderme gratamente porque en la ascensión, pero ya bastante arriba me encuentro una fuente con grifo y os puedo asegurar que fue como encontrar un tesoro. El agua fresca me termina de reponer y enfilo los últimos metros. Ya se ve el collado, pero, sorpresa, la ascensión no acaba. Tras una pequeña bajada, volvemos a ascender y “cresteando” llegamos a Km. 30, justo en el vértice geodésico de La Serrella. Conmigo viene un colega de Jesús, Juan De Dios, un experto veterano y con tres compañeros más nos hacemos un selfie justo en el vértice. He tardado casi dos otras en hacer 4 km, aproximadamente. Son situaciones que valoras enormemente porque son como chutes de adrenalina que me impulsan a seguir, levantando el ánimo, sabiendo que ya lo más difícil está hecho.

IMG_0212A partir de aquí, la segunda bajada, para mí casi en vertical, incluso por una torrentera. Las rodillas se me cargan de una manera increíble. Me tengo que parar, maldiciendo no saber bajar mejor. Son 4-5 km. de bajada muy pronunciada hasta que por fin el terreno, aún en descenso me permite un respiro. Estamos en el km. 34 y ahora sí, todo el peso del calor se hace presente. Empiezo a vivir los momentos más duros de la carrera, esos en los que te planteas que ya te da todo igual, que te retirarías, pero… ¿adónde? No queda más remedio, tengo que seguir.

Último avituallamiento en el Abdet, Vamos Jesús y yo. Km. 40, ya vemos Confrides en lo alto, último ascenso, último esfuerzo, pero el camino nos separa del pueblo, ¿qué es esto? ¿Una broma pesada? Eso es lo que pienso en ese momento, lo siento, ya estoy negativo, quiero acabar. Y en ese momento, parece una tontería, encontramos un níspero con sus frutos cayendo al suelo. Jesús me dice: “hay que comer los frutos de la tierra” y efectivamente saben a miel. Bueno pues ese detalle es lo que hace que mi estado de ánimo mejore, que la negatividad que aflora ya a mi semblante desaparezca de forma fulminante. Oigo a Jesús que ya está que aunque sea andando llegamos y yo me lo tomo como una “vamos, tu puedes”, gracias Presi. Empiezo a tirar, como una huida hacia adelante en la que me lo dejo atrás y no porque quiera sino porque sé que si bajo el ritmo no sé si llegaré y sólo falta kilómetro y medio, pero es que el cuerpo ya no me responde.

700 metros, por fin entro en el pueblo, última calle, última rampa, ya oigo al speaker, la música, Ángel sale a recibirme, ya todos han acabado, veo la meta, cruzo el arco, puños en alto, gesto de rabia, estoy cansado pero entero. En la plaza se ha montado una fiesta: barbacoa, cerveza fresca. Nos lo merecemos, me voy relajando, ya ha pasado todo, toca disfrutar, saborear el esfuerzo.

Nadie me podía decir que hace casi un año, cuando empecé a correr en ATT, iba a poder superar este reto. Gracias a todos, a Ángel a David, Sergio, Ramón, Cristian, por vuestro apoyo, por vuestros ánimos. Gracias a Josemi por la organización por hacer de la prueba una fiesta, porque al menos así la viví yo.

Y ahora a por nuevos retos.

Un abrazo.

Jota

Maratón

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Sergio VETERANO 5:37:36 42 22
Borja 5:51:20 47
Cristian VETERANO 5:51:49 48 25
David G. 5:58:26 57
Carlos VETERANO 5:58:26 58 28
Elías VETERANO 5:58:26 59 29
Ángel 6:15:51 69
Ramonet MASTER-M 7:11:19 121 9
Rubén 7:17:56 125
Jota VETERANO 7:32:11 133 72
Jesús MASTER-M 7:34:17 134 12

 

Media Maratón

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Antonio MASTER-M 2:49:29 42 3
Juanma MASTER-M 3:22:35 80 10
José Pablo VETERANO 3:22:35 81 30
MariPaz MASTER-F 5:04:26 115 1
Roberto MASTER-M 5:04:27 116 15

MariPaz y Roberto fueron los corredores escoba

Senderistas

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Manolo MASCULINA 4:46:37 32 21

I Trail Pous de Neu – Ibi (17-Abril-2016)

20 km y…algo más.

Domingo 17 de abril. 9:00 horas. Un buen día para correr una prueba más de montaña, como aperitivo para ir preparando la maratón de Confrides en mayo. 20 km de recorrido y un desnivel acumulado de 700 m. Poca cosa para los veteranos de ATT pero bien para quien, como yo, se va metiendo de “puntera” en las carreras de montaña y va empezando a dejar atrás el asfalto.

IMG_7668Me entero de la carrera unos días antes, en nuestra KEDADA de perdices y conejos y de que es la segunda vez que se intenta hacer ya que tuvo que suspenderse en febrero por el mal tiempo que hizo el día de la prueba. El Trail Pous de la Neu forma parte del CIRCUIT TRAIL VALL DEL JOGUET 2016 que consta de tres pruebas por montaña diferentes: Trail Pous de Neu a celebrar en la población de Ibi (28 de Febrero), XI Cursa i Marxa per Muntanya de Castalla a realizar en la población de Castalla (10 de Abril) y 25K Trail Onil a realizar en la población de Onil (3 de abril). Tuvo dos modalidades: corredores 20 km y senderistas 15 km.

IMG_7671Así que con el ánimo de divertirme lo máximo posible, me encamino para Ibi y llego a la Plaça de la Palla, para ubicaros, lugar de la salida en la zona alta del pueblo, con bastante antelación. Allí me encuentro con Juanma, grata sorpresa porque pensaba que iba a ser el único representante de ATT y también conozco a Edu Quiles.

A las 9 se da la salida y junto con los casi 260 corredores congregados, comenzamos la carrera los tres juntos. Los primeros kilómetros son de bajada y de asfalto, que nos van sacando del pueblo, en dirección a la montaña que rodea Ibi. Ya pisando tierra vamos subiendo para casi enseguida iniciar una bajada bastante pronunciada y técnica que desemboca en un barranco, creo que el barranco de Trinisal. Da gusto ver bajar a la gente que sabe. Por mi parte voy con mucha cautela.

Llegamos al barranco, bastante angosto por el que ya cada uno a su ritmo, vamos ascendiendo hasta llegar al primer punto de avituallamiento. Retomamos fuerzas y continuamos subiendo hacia el pico Quarter, de 1035 m. Tras dar la vuelta al vértice geodésico del pico, volvemos a bajar unos 200 metros bastante pronunciados, en los que Juanma y Edu se me pierden de vista. Lo dicho, es que algunos bajan que da gloria verlos. Poco a poco vamos ascendiendo por la cresta de la montaña entre pinos, carrascas y por un terreno que a tramos es una senda y en otros es todo piedra, de esos que te obligan a mirar todo el rato hacia abajo so pena de doblarte un pie o acabar en el suelo. Tras 2-3 km en una de las vueltas del camino veo a mis compañeros y decido subir un poco el ritmo a ver si me engancho a ellos. Al final lo consigo sin demasiado esfuerzo.

IMG_7679Hacemos un alto para contemplar las montañas de alrededor, el Despenyador, a la derecha, iluminado por el sol y aprovechamos y echamos unas fotos. Una zona muy guapa para recorrer andando, para deleitarse con las vistas, la vegetación… Pero continuamos y tras una pequeña bajada enfilamos la parte final de la subida, en dirección al refugio de Esbarzerets, al que llegamos tras una bajada muy pedregosa en la que en alguna ocasión me salgo de la pista. Es imposible levantar más de tres segundos la cabeza.

IMG_7678Segundo avituallamiento y a partir de aquí bajada por una pista de tierra ancha durante unos 6 km aproximadamente. Casi en el km 17´5 volvemos a entrar en una rambla, la de la Gavarnera, último tramo que, la verdad es un punto a favor de la organización, porque es divertido, rápido, vamos de cross total. Estamos en los últimos metros, volvemos a pisar asfalto, primeras calles de Ibi y aquí, es donde viene la anécdota del día: Juanma me comenta que él y Edu se van a su coche a por el chip de Edu que se dejó olvidado antes de empezar. Pero como somos un equipo, en este caso además “Los Tres Mosqueteros”, allá que nos vamos siempre juntos, desviándonos del recorrido y así poder hacer, de paso rápido, un poco de turismo por el pueblo que ese día celebra una feria con caballos, productos del campo etc. Bueno, en realidad, es que a los de ATT nos parecía poco el recorrido: ¿sólo 20 Km? ¡¡¡ No hombre, no !!!

Ya de vuelta enfilamos la última cuesta que tras un giro, entra de nuevo en la Plaça de la Palla donde está la meta. Como digo, entramos los tres juntos, esto es correr en equipo y lo demás tonterías. Ya sólo nos queda la cerveza de rigor, que bien entra, que buena sensación y colorín colorado…

JOTA

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jota VETERANO 2:54:54 187 71
Juanma MASTER-M 2:54:56 188 14
Edu VETERANO 2:55:04 189 72

[Puedes descargar este track en formato GPX y KML]

Este es el recorrido registrado con un Garmin Forerunner 230. Las marcas aparecen cada 4 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

XXX Volta a La Foia – Ibi (25-Octubre-2015)

Hola a todos.

Dicen que para todo hay una primera vez en la vida, así que hoy hago dos cosas por primera vez: correr la Volta a la Foia y escribir mi primera crónica en ATT.

Llevaba ya tiempo oyendo hablar de esta prueba y las ganas por correrla iban en aumento cada vez que alguien me decía algo sobre ella. Hace dos años conocí a un buen corredor del Club de Castalla y esa fue la primera vez supe de su existencia. Más tarde varios de vosotros me habéis comentado que si uno va a participar en la Maratón de Valencia, la Volta a la Foia es casi el último test para ver cómo llega uno de sensaciones, tras haber hecho ya las cargas correspondientes a los entrenamientos de una maratón. Pues bien, allá que voy, junto con, como diría el Presi, la presencia masiva de A To Trapo.

IMG_6396Recojo a Juanlu en nuestro punto habitual de encuentro e intenta seducirme para no ir con tomarnos unos churros. Y es que la noche anterior habíamos comentado el perfil de la prueba y, la verdad, a simple vista asustaba. Parecía la etapa reina del Tour de Francia o la de los Dolomitas en el Giro y es que las subidas y bajadas se sucedían en lo que se antojaba un rompe piernas constante. Además, no había excusa, llevábamos la pancarta, teníamos que ir y además con tiempo para la foto oficial.

Llegamos Ibi con 12-13 grados. El día es ideal para correr, nublado, con amenaza de lluvia que luego sólo se queda en unas gotas. La salida, meta y recogida de dorsales está en la Plaza de los Reyes Magos. Aquí ya nos vamos encontrando con la gente: Marc, Mejías, el Presi, Roberto, Cristian, Majo, Galindo y con el resto de los que fuimos (Perdonad que no os nombre a todos, ya me iré aprendiendo vuestros nombres) Tras recoger los dorsales y prepararnos para salir, nos hacemos la foto oficial. Buen rollo, fotos guapas entre risas y buen ambiente, como siempre. No sé pero a mí estas pruebas pequeñas, me refiero en número de participantes, me gustan, tiene un ambiente como casero, los voluntarios de los clubs organizadores se afanan por que todo salga bien y eso tiene mérito.

12185548_1482437132062208_8310450471566164540_oA las nueve en punto se da la salida. Corremos los primeros kilómetros saliendo de Ibi hacia Castalla por la zona industrial. Pasamos junto al tanatorio donde el Presi le dice a un empleado que hoy tiene poco trabajo. Este Presi, siempre nos arranca una sonrisa. Seguimos tomando un camino asfaltado con un terreno ideal para ir calentando ya que desciende progresivamente. Campos a los lados y al fondo izquierda el Maigmó con la cumbre tapada por las nubes. Vamos oliendo a tierra, a leña y comentamos que es un gustazo quitarse la ciudad de encima por un rato con sus ruidos y contaminación. En el kilómetro 9, ya no huele tan bien, seguro que todos recordáis ese paso, además de por la depuradora porque ya empiezan las primeras cuestas. Entramos a Castalla por una de sus calles principales, subiendo y al final el avituallamiento que ya va necesitándose. Cruzando el pueblo ya vamos alcanzando a los primeros andarines que salieron una hora antes.

12188121_1482437198728868_2156837873910751609_oEmpieza el rompe piernas a la salida de Castalla, encontramos a más caminantes y una buena subida, no demasiado fuerte en pendiente pero sí en longitud. A la izquierda el Castillo de Castalla, buena foto. De nuevo bajada, que se agradece y tras unos kilómetros de llano, entramos en Onil por la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced. Un poco más y pasamos por la calle central de pueblo. La gente, en las terrazas, nos anima. Salimos de Onil, de nuevo bajada con la vista del valle al fondo, la contraria de la que teníamos cuando íbamos de camino a Castalla en la que se apreciaba muy bien toda la foia con las sierras de Castalla y Onil. Ahora al fondo izquierda, dirección a Tibi, se ve la Penyarotja.

Giramos a la izquierda y comienzan las subidas y bajadas más duras de la prueba. Estamos ya en el paso por la media maratón. Buena subida, donde vamos alcanzando a algún compañero de ATT: Armando y un poco más adelante a Marc que ya está acostumbrado a que Juanlu y yo le cojamos, no es nada personal, Marc, es que somos así, jeje. Vamos camino del Menejador, la última de las sierras de la foia. Se suceden nuevas subidas y bajadas, las piernas se van cargando, pero vamos bien. Nuevo avituallamiento y estamos en el kilómetro 25´5 donde no podemos dejar de reírnos ya que en una vaguada que antecede a una subida, corta pero con un buen desnivel, han colocado un cartel que en letras rojas dice “SUFRE”. ¿Qué querían, animar o hundirnos?

Bueno ya estamos en las últimas rectas, entramos a Ibi por su izquierda, pegados a la sierra, giramos a la derecha y comienza el descenso que nos lleva a meta. Llegada apretando los dientes, raspando segundos, aplausos que saben muy bien y ya está, se acabó, prueba superada y una sensación de “quiero más”. Eso que me decía Julián y que a mí parecía una quimera: ¿querer más después de 27´5 km? Pues sí, ahora lo entiendo.

IMG-20151025-WA0009-012015-10-25 13.10.52Nos reponemos con comida y líquido y cambiamos impresiones con los compañeros. Todos estamos pletóricos, algunos han bajado tiempo respecto al año anterior. Después de cambiarnos y visitar a “Santa Estrella de Galicia” en el bar de la plaza y una buena charla con Majo, nos volvemos para Alicante, satisfechos, pensando ya en la Maratón de Valencia, próximo objetivo.

Un abrazo.

JOTA

También puedes leer la crónica de Abel en “Diario de un corredor invisible

Corredores

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel VAM 1:48:44 8 2
Juan Enrique VBM 2:03:00 68 18
Fer “Pelu” VDM 2:07:10 108 9
Nacho VAM 2:07:10 109 33
Pili VCF 2:08:49 121 1
Alberto VAM 2:11:16 154 48
Jorge L. VAM 2:13:50 190 58
Tomás SNM 2:13:50 191 46
Antonio VEM 2:14:45 206 9
J.Ant.Mejías VBM 2:18:15 244 53
Juan Carlos VCM 2:18:49 251 24
Paco VEM 2:18:49 252 12
Juanma VEM 2:19:53 257 13
Ernesto VBM 2:21:43 281 63
María José VCF 2:26:04 328 2
Juan P. VAM 2:26:07 329 81
Jose C. VCM 2:35:10 426 57
Juanlu VCM 2:35:54 432 58
Mark VDM 2:41:23 476 44
Manolo VGM 2:46:35 498 9
Jesús VEM 3:05:55 558 24
Roberto VCM 3:18:34 562 79

 

Caminantes

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Reme ABF 3:33:12 22 4
Jonathan ABM 3:37:15 33 27
Pepe G. ABM 3:41:08 55 45
Rafa O. ABM 3:48:18 68 56
Rosa ABF 4:19:01 280 97