VI Cartagena Trail (2-Diciembre-2012)

Un día salí con unos amigos a entrenar parte de esta carrera, con frío y lluvia, y me planteé la idea de correrla. Sin más me inscribí, luego en un comentario vi que Josemi la iba a correr, y por mi parte animé a Mari Paz a que lo hiciera (poco hizo falta).

La prueba correspondía al Campeonato Regional de carreras por montaña de la región de Murcia, por lo que había nivel. Una carrera dura, 23 km y +1500 de desnivel, muy rompepiernas. La organización muy buena, a cargo del grupo CEX de Cartagena. La entrega de dorsales se realizaba en Galifa, desde donde salía un autobús que te llevaba a la salida de carrera situada en Los Canales, al pié del Roldán. Allí pocos minutos antes de empezar me encontré a los atotraperos venidos de Alicante, solo los vi allí, ya que por circunstancias familiares se tuvieron que marchar nada más acabar.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Comenzamos a las 9:30h con una subida en zig-zag al pico del Roldán, en lo alto de su batería de costa ya se podían vislumbrar los bonitos paisajes mezcla de montaña y mar, de ahí una bajada técnica nos llevaba al Mirador, donde cogiendo el GR92 recorríamos un tramo de subes y bajas por el Puntal del Moco, donde tras otra bajada vertiginosa llegábamos a las Escarihuelas, teniendo un respiro con algunos llaneos pero también con continuos rompepiernas.

Metiéndonos en una zona de rambla aparecíamos en la carretera de la playa de El Portús, y de ahí otra vez subida a La Muela, lugar protegido y donde hace unos meses se quemó una parte por culpa de algunos desaprensivos.

Tras esta agotadora subida, donde se seguía contemplando los acantilados y playas llegábamos por una zona de penumbra a las antenas, y de ahí nueva bajada técnica, pasando de nuevo un trozo de rambla con piedras planas y arena que hacían dificultosos ya los pasos cansados. Como premio final, en el km 20, nos quedaban las Peladillas, otra nueva subida extra donde ya pensabas ¿dónde me he metido?. Otros 3km km de auténtico rompepiernas llegando ya a la meta situada en el Polideportivo de Galifa.

Tras una ducha fría (¿por qué no se preverá esto en las carreras?), entrega de premios y paella gigante.

Tuvieron el detalle de premiar a los 3 clubes venidos de más lejos, correspondiéndole a Atotrapo el 2º puesto, y como los alicantinos habían volado tuve el gran honor de recogerlo.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Toñi Vet. FEM. 3:33:56 183 6
Mª Paz Vet. FEM. 3:56:09 233 9
Josemi Abs. MASC. 3:56:09 234 186

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido proporcionado por la organización en Wikiloc. Las marcas aparecen cada cinco kilómetros.
Para ver el mapa a pantalla completa, haz clic en la lupa roja del margen izquierdo.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

La Porta del Cel (15/20-Agosto-2012)

La Puerta del Cielo, así llaman a esta ruta que discurre por el Alto Pirineo. Yo la he pasado, la he tocado y me la he ganado, y eso mismo pensarán mis 7 acompañantes durante esta aventura.

Hace meses, nuestro amigo Francisco Navarro colgó en facebook esta propuesta, él la había realizado en el año 2008 junto a Alberto «el sombrilla» y Horacio. Ya sabéis quien lo conoce que su mente no para de pensar, y la mía no para de animarse con todo tipo de propuestas, total, que fui de las primeras en aceptar el reto, ya que era distinto para mí y nunca había dormido en refugios.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Para informaros os diré que hay tres maneras de apuntarse: carrera de 24h, carrera de 36h y travesía (esta fue nuestra opción). La ruta tiene una longitud de 65 km y un desnivel acumulado de 11.000 m y discurre por los refugios de Graus, Certascan, Pinet y Vallferrera. La inscripción cuesta 30€ y con ello te aseguras la reserva en los refugios, un mapa, una tarjeta para picar y sellar, y finalmente una camiseta, una bolsa mochila y entrar en un sorteo que ni miramos para qué, imagino que si somos agraciados ya nos avisarán.

El día 15 de agosto quedamos a las 7:30h para partir en diferentes coches y de paso presentarnos ya que la mayoría no nos conocíamos, nuestro nexo de unión era Francisco. Tras varias horas de camino y algún tour fuera de ruta por equivocación (incluidas chicas ejerciendo lo que dicen que es la profesión más antigua), llegamos al pueblo medieval de Montblanc donde dimos cuenta de nuestra hambre por comer y de ahí a continuar el camino hasta Sort, donde nos esperaban dos amigas catalanas de Horacio y Paco.

Por fin llegamos a Tavascan después de 10h de coche. Allí nos reagrupamos en coches para ir a Aneu, la idea en un principio era dejar los coches en este pueblo y recorrer a pie los 12 km que distan hasta el refugio de Valferrera, pero la hora de llegada no era la más adecuada y optamos por dejarlos cerca del refugio que no sabiendo bien cuál era el aparcamiento acertado nos hizo perder un buen tiempo. Resumen, teníamos que llegar al refugio antes de las 20h y llegamos a las 22h. Por suerte África y Jaime se habían adelantado desde Montblanc y gracias a ellos nos dieron de cenar, aunque no estaba la cosa para bromas. En fin, empezábamos bien, cualquiera se atrevía a decir que quería la ducha con agua caliente, por lo que la que suscribe y Carmen tuvimos el valor de ducharnos con agua congelada, cosa que no hago ni en mi casa, ya empezaba mi espíritu montañero.

A la mañana siguiente teníamos 2 horas de desayuno: a las 6h y a las 6:30h, optamos por la segunda claro, y recogidos los picnics, pusimos ruta a nuestra primera etapa 12 personas en total. Hacer el inciso que variamos la forma de hacer la ruta, ya que se empieza en Graus, pero como el día 17 el refugio de Pinet estaba cerrado por una carrera, empezamos en Valferrera.

Como digo 1ª etapa: la más larga de 20,3 km y un desnivel +1.315 m y -2.100m. Comenzamos a 1.940 m ascendiendo entre bosques hasta llegar a la cabaña de Basello, de ahí un respiro y nueva subida que nos llevará al Estany de Baborte, con un paisaje espectacular y otra pequeña subida hasta el mini refugio del mismo nombre, curioso de ver. Allí ya llevamos a Jaime que tiene escalofríos desde que salió, y yo, que en un momento de ansia me he comido una bolsa entera de orejones, otra de frutos secos, 2 barritas de muesli y un zumo, por lo que no os tengo que explicar que mi estómago era una piedra y empecé a notar molestias.

Después nos esperaba otra gran subida hasta la Roca Cigalera (2.668 m), desde donde se divisaban las montañas de Sant Maurici y Aigüestortes. Aquí le tocó el turno de negatividad a Horacio, de no verse en forma y de querer abandonar. Desde este punto bajada hasta la cabaña de Boldis, donde había que picar nuestra tarjeta, bajada entre bosque de nuevo, riachuelos y un paisaje muy bonito. Después de la parada obligada para nuestro picnic, donde me atreví a comerme sólo la manzana, la cagué, y nunca mejor dicho, ya que nos esperaba una tremenda bajada hasta el pueblo de Tavascan, con calor, mi estómago que ni os cuento y con otro jodido también: Paco Galán con las rodillas. Como veis, todo un cuadro.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Después de 9h de ruta llegamos al pueblo en varias tandas, yo en la última remesa, buscando acuarius para mi deshidratación estomacal que encima se había agotado, y como de perdidos al río, me tomé una cerveza que me sentó la mar de bien. De aquí al camping de Graus distaban 5 km de subida por carretera, y como contábamos con las mujeres de Francisco y Nacho, nos acercaron en coche. Dentro del camping estaba el refugio, bastante arreglado, con duchas calientes que no había que pagar y bar con módicos precios. La cena fue estupenda, para quien la cató claro, con platos a elegir y postres caseros, yo me conformé con un arroz blanco y un poleo, encomendándome a quien fuera para poder continuar la ruta.

2ª etapa: con 4 bajas de los 12: Paco y Horacio, y Jaime y África, yo por suerte me libré. Desayuno a las 8:00h y rumbo al refugio de Certascan, partiendo desde 1.360 m, y teniendo por delante 12,5 km y un desnivel de +1500 y -620 m. Comenzamos paralelos al río hasta las cabañas de Noarre, desde aquí empezamos la ascensión hasta el Estany de Blaus, paradita para reponer, y continuar la ascensión hasta la base de pico de Certascan, donde les dejamos las mochilas a Francisco y Carmen que no subieron, y a nosotros nos vino de lujo subir sin peso.

Tras una prolongada subida encumbramos Certascan (2.863m ), fotos, ver algo de nieve, y divisar el mayor lago de los Pirineos, el Certascan. Como observé que la bajada iba a ser peligrosa porque había mucha tierra resbaladiza y era muy empinada, me desquité del día anterior y la hice corriendo, una gozada y un chute de energía. Tras reagruparnos de nuevo, bajada hasta el lago entre prados y agua, y tras un calor exagerado nos dimos un buen baño antes de llegar al refugio de Certascan tras 6h. Muertecicos de sed, el cuerpo pedía cerveza de nuevo, y como no había donde elegir a 3€ las pagamos. Después de la ducha y de ubicarnos en nuestros aposentos, charraeta en la puerta con otros compañeros de ruta y vueltecilla por los alrededores para abrir boca, ya que a las 19h cenábamos lentejas y pollo. A la cama temprano, y noche de calor, a Esther le habían picado los mosquitos o lo que fuera, y dormimos con la ventana cerrada.

3ª etapa: 7:00h desayuno, algún aburrido de nuestro grupo ya estaba sobre las 6:20h dando por…, y camino a Francia. 13,3km nos esperaban y un desnivel bastante engañoso con +1.350 m y -1.350 m. El día empieza muy bonito, con unas espectaculares vistas de una cascada que nos ameniza en un principio la fuerte subida en zigzag hacia el puerto de la Artiga (2.474m), entre piedras entramos a Francia, y entre piedras bajamos, o mejor dicho bloques, llaneamos un rato y empieza la aventura, el territorio francés no tiene bien señalizada la ruta, y comenzamos a subir torrenteras de piedra, cada uno por donde puede, para llegar a lo más alto, cosa que vimos mas tarde que no hacía falta, pero nosotros los más chulos. Tras bajar buscamos sitio para comer el picnic compartido, si, como lo oís, la fruta era una manzana para dos y si nos descuidamos el sandwich también, en fin, sin comentarios, bien que se lo cobran.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

De nuevo en busca del camino o señal que no encontrábamos ni de coña, por lo que campo a través, y viendo el refugio en lo alto y una cascada entre nosotros y el refugio, fuimos por partes: primero llegar al río, darnos un baño, y ante el acecho de nubes con lluvia, comenzar un ascenso por libre hasta que encontramos el camino, y subiendo subiendo apareció Pinet por fin, tras 9h agotadoras. Allí estaban ya algunos franceses dándole a la sangría, y nosotros a la cerveza (3 botes cayeron). Tras la ducha caliente a 3€ y 3′ cronometrados, colocación en el cuarto, hasta 3 pisos de literas había, y cena.

Comentar que el equipo de la cocina no tenía desperdicio, el cocinero con unos pelos largos, un pantalón de mierda que andaba solo y unas botas, que parecía más el líder de un grupo rockero. También resaltar que como Nacho llevaba la camiseta de la carrera de la Calderona, un chico se le acercó y le dijo que era él el que la organizaba, como veréis el mundo es muy pequeño. Esa noche a las 22h estábamos en cama, fundidos.

4ª etapa: 13,3 km y +1.100 y -1.400. Para nosotros la última. Desayuno a las 6:00h, ver amanecer y día nublado y con un fuerte viento que había azotado también durante la noche. Empezamos el ascenso por un paisaje diferente, muy seco, piedras, algo de hielo, lenguas glaciares… hacia el pico más alto catalán: la Pica de Estats (3.143 m), por suerte una subida llevadera. Arriba mucha gente, muchas fotos, mirando el no caernos, también mucho frío. La bajada rápida para tomar un tentempié y rodeando la pica, tras otra fuerte subida, comenzamos a bajar, yo en este caso también corriendo. Reagrupamiento, y por un paisaje con lagos, bosques y sobre todo descenso. Comemos, esta vez el picnic era todavía más cutre: las 2 rebanadas de pan iban sueltas y el relleno por otro lado. Tras un descanso continuamos descendiendo por los estanys de Estats y Sotillo, esta vez no hay baño ya que no hace mucho calor, y tras una subidita y otra bajadita de mucho polvo y de romería (era domingo) llegamos a Valferrera, abrazos, fotos, cerveza y prueba finalizada, esta vez otras 9h.

Enfilamos camino hacia los coches y vamos hasta Tavascan, donde teníamos reservada la noche en un hotel, y donde veíamos raro el tener una ducha, agua caliente sin pagar, buena cena y una copa, y para cama, que al día siguiente quedaban horas de viaje, otros harían rafting de despedida, y como no, comprar lotería de navidad en Sort, que tal y como están los recortes sería una gran alegría.

Dar las gracias a todos mis compañeros de aventura, a los que la hicieron y a los que la tuvieron que abandonar, porque fueron muy buenos ratos, vivencias y amistad. A Francisco un hurra por terminar la ruta tras su caída de la bici y sabiendo que tenía una pequeña rotura fibrilar y la rodilla jodida. El año que viene Cavalls del Vent, Dolomitas, quién sabe….

III Ruta de las Fortalezas (21-Abril-2012)

Este sábado participé en la tercera edición de esta gran prueba perfectamente organizada por la Armada Española, en concreto la Infantería de Marina, en colaboración con el Ayuntamiento de Cartagena, Protección Civil, Guardia Civil, voluntarios de la Universidad y alguno más que seguro que me dejo en el tintero. Ya la había hecho en la primera edición, pero el año pasado cambiaron el itinerario y lo ponían más difícil, por lo que había que retarse de nuevo.

La carrera tiene una distancia de 51 km y un límite de 12h para hacerla corriendo o andando, individualmente o en equipos de 5 componentes; hay también pruebas más cortas juvenil e infantil. Discurre por los antiguos castillos y baterías de costa que rodean la ciudad de Cartagena, saliendo desde el antiguo Ayuntamiento.

Más de 3.000 participantes (2.638 llegados a meta), límite puesto y que en 3h dejó a la organización sin dorsales. Decir que los meses previos al día D, Cartagena está llena de senderistas y corredores entrenando, y que esto, aparte de fomentar el deporte, da mucha vida a la ciudad, entre ellos como no nuestro conocido Juan de Dios que con sus «específicos», como él define, ha logrado juntar a numerosos grupos de gente venidos de toda la provincia.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

A las 8h, con una puntualidad militar, da comienzo, poniendo rumbo a la primera subida que es el monte Calvario, de ahí al Castillo de San Julián, vuelta al centro de la ciudad para coronar el Castillo de la Concepción, la Batería Fajardo, el Castillo de Galeras, el Castillo de la Atalaya, y por último, como colofón final, la Batería del Roldán, terminando en la Escuela de Infantería de Marina.

Para quien no conozca Cartagena os diré que es un auténtico deleite lo que se divisa desde esos montes que rodean la ciudad, mezclando mar y montaña a la vez que cultura por un circuito perfectamente señalizado y custodiado, donde todos los voluntarios te aplauden, animan y te ofrecen su mejor sonrisa a pesar de estar horas y horas ante un sol de justicia.

Los avituallamientos perfectos, los controles de sellado del pasaporte «chapó», agua para llenar los bidones y refrescarse, puntos de reflex, de socorro, contenedores a los que algún incívico no hace todavía caso y tira las cosas en el monte -muy mal por ellos-. Y una vez llegados a meta, medalla conmemorativa, cerveza superfresca, masaje, comida tipo rancho… y un pero, el que no haya duchas.

Sobre mi participación en la prueba decir que un par de semanas antes dudaba en hacerla, ya que me encontraba en los entrenamientos muy cansada y no quería que algo así me pasara factura, como siempre se dice «más vale una retirada a tiempo», pero como también tenia días que corriendo con gente iba mejor, decidí tirarme a la piscina, a pasar de no haberla entrenado específicamente.

De mi club cartagenero participamos casi 100 compañeros, y creo que es el año que hemos corrido más féminas, aunque el número en proporción con ellos es escaso. En un principio salimos el mismo grupo de hace 2 años: Ana Mata, Rosa Vicente, Mª José Calonge y yo, pero enseguida cada una supimos dónde teníamos que estar, Rosa tiró como un potro desbocado, Ana y yo hicimos toda la carrera juntas, cosa que le agradezco porque sin ella me hubiera aburrido (me estoy acostumbrando a correr en grupo), y porque me esperó en momentos de flaqueza y echamos unas cuantas horas de charla, compañía y amistad, entrando en meta cogidas de la mano, supercontentas después de 6h 43′ y peleándonos momentos antes a ver a quien le pasaban antes el control de llegada, Ana se salió con la suya. No me olvido de mi gacelilla, MªJosé quedó atrás, hacía una semana había corrido el maratón de París y dentro de nada le espera de nuevo Ronda, junto a Ana.

Por el camino como siempre numerosas caras conocidas, ánimos, risas, disfrute a la vez que sufrimiento, y en meta comida con los Correbirras, nuestra Hortensia y demás gente.

Ya estamos pensando el año que viene correrla por equipos, bueno, alguna no lo sabe todavía, pero es que ya hemos acabado una y ya estamos pensando en la próxima, es que nos va la marcha, ¿a que sí? .

En las fotos de numerosos amigos he intentado haceros un resumen de la ruta, espero que os guste y la añadáis a vuestro calendario, sería un placer serviros de anfitriona en mi ciudad natal.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Toñi VET A FEM 6:43:05 487 16

Eternal Running – Níjar (26-Febrero-2012)

Dicen que en esta vida hay que hacer de todo, y yo no voy a ser la que diga lo contrario; por lo menos desde que llevo compitiendo en este mundo de las carreras hace sólo 4 años, aunque corriendo muchos, he pasado ya por millas, cross, distancias medias, medias maratones, maratones, 50km, 101km, montaña… pero había algo que me faltaba, y era una Eternal Running, si, una carrera de locos que en poca distancia, en este caso casi 12km, haces de todo.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Para quien no conozca este tipo de prueba os diré que hay un circuito nacional y también internacional, por eso de unir correr y viajar, y que no es una carrera cualquiera, o de ji ji, ja ja, no, es algo muy duro, en el que tienes que estar medianamente fuerte y en el que tienes que estar dispuesto a ponerte de barro hasta las cejas amén, de moratones, arañazos, y que al día siguiente te duela hasta el DNI.

Dicen que la prueba de ayer era la más dura de las que se celebran en España, y la razón es porque en otras los obstáculos están más repartidos en todos los km, pero en ésta se concentran en un circuito inicial comenzando por: salida hacia la piscina municipal, inmersión en ella, saltar la puerta de más de 2m para salir, y dirigirte después de pasar una zona de escalones de tierra altos a lo puro y duro, o sea, pasar por debajo de un microbús, subir un camión de paja, meterte en una enorme piscina de barro y subir por el montículo de tierra que han sacado para hacer el hoyo, de ahí toca reptar por el suelo metros de alambrada, otra piscina de barro, saltar contenedores de basura llenos de agua, pasar por neumáticos, de nuevo contenedores, subir por otro de unos 3 metros, y después de bajarlo te desvían a las afueras del pueblo a la montaña, en un circuito rompepiernas total, donde hay unas subidas de mucho desnivel y cortas, donde no vas con el calzado adecuado porque te pones el que ya no te sirve ni para pasear por la calle, bajadas, rambla de agua… por el camino ves que el agua y barro que llevas encima empieza a ponerse duro, y llega el avituallamiento: isotónica, agua y chocolate dulce por un lado, y porrón de vino y queso por otro. Repones fuerzas y sigues por algo más de 3km deseando llegar a meta, bueno, aquí no, porque antes de cruzar el arco tienes que pasar de nuevo por la piscina de una punta a otra, autobús, camión, zanjas, contenedores, y como premio si era poco otro camión más de paja y unas colchonetas hinchables que te llegaban mas arriba del pecho y que si no llega a ser por un chico que me ayudó todavía estoy esperando a pasarlas.

Hoy parece que todos esos obstáculos que salté me han pasado por encima, mi cuerpo es un mapa, pero como soy masoca contenta de haber realizado el circuito en 1:50:09, entrando la 142 de 1055 locos que llegaron a meta (a las 3h cierran la meta y no dejan pasar a nadie) y 9ª mujer, y sobre todo porque siguiendo el lema de la Eternal: «Si puedes serás invencible, si no habrás fracasado», y yo ya soy INVENCIBLE.

Mencionar como no a mis amigos «CORREBIRRAS» con los que formé equipo, y con los que dí buena cuenta del tapeo y la cerveza de la zona, y de los orujos. No perderos el reportaje fotográfico de Pilar y el vídeo que han hecho.

Enlaces sobre esta prueba

Trotando por tierras cartageneras

Haz click para ver el álbum de Juandedios (en Fb)

Aprovechando que estaba unos días en Cartagena visitando a la familia, no dejé pasar la ocasión de hacer uno de los «Específicos», como nuestro amigo Juandedios los define, por mi tierra; ya había habido varias invitaciones, pero por diversas razones, sobre todo de trabajo, no había podido asistir, y me dije: «de ésta no paso».

El domingo a las 9:00h nos dábamos cita en la «Venta Ramírez» a 1º de temperatura un buen número de amigos, y como no, entre ellos nuestra Hortensia, esa trotadora que acude a donde se la invita y que, igual la vemos en Alicante, que en Cartagena… donde sea, ella si tiene mérito, porque no le dá pereza desplazarse con tal de pasar un buen rato.

Por una senda ancha pusimos rumbo a La Muela, a mitad de camino cogimos un sendero guiados por algunos del grupo que, a base de tanto patear la zona, se la conocen al dedillo, y entre maleza y más de un arañazo llegamos arriba, las vistas de Cabo Tiñoso y la costa impresionantes.

Cada cierto tiempo nos reagrupábamos, ya que el grupo pasaba la decena, y de allí bajamos fiándonos de Andrés, que llevaba el GPS, atravesando la rambla con un pequeño despiste, que como él dice, no se puede estar haciendo dos cosas al mismo tiempo.

Cogiendo el sendero del Cuartel de Boletes nos desviamos a la izquierda para ir a Cala Aguilar, por un sendero precioso, siguiendo los pasos del gr 92, donde nuestra vista seguía contemplando la costa en un día despejado, frio y algo ventoso, pero que para nada nos impedía el disfrute. Una vez en la cala nuevo reagrupamiento, fotos y pensar hasta en darnos un chapuzón, ya que el color y la calma del mar nos invitaba, amén de lo aislado de la zona.

Haz click para ver el álbum de Hortensia

Cogiendo fuerzas comenzamos una subida por otra senda que, una vez arriba dividió algo el grupo, yo estuve a punto de irme a la ruta más corta, ya que la otra decían que era bastante técnica y peligrosa, pero por suerte cambié a última hora, y descendiendo por la Senda de los Amarillos, y por supuesto dando con mi espalda en el suelo (eso me pasa por querer acortar), llegamos a la playa de El Portús, contemplando otra parte de acantilados y aguas verdosas indescriptible, y de allí, ya pensando en la cerveza, cogimos camino por la rambla de nuevo a la venta. Total del recorrido unos 18km y unos 1100 de desnivel.

Ya cambiados, dimos buena cuenta de los embutidos, quesos, cerveza, asiáticos y postres… y como siempre lo mejor la compañía.

Espero que con las fotos de Hortensia disfrutéis y a ver consigo convenceros para que un día hagamos una buena ruta por allí, zona para mí también desconocida pero llena de encanto.

Toñi

Puedes encontrar un recorrido muy similar al que hicimos en Wikiloc