II Trail Camins de Cabres – Genovés (29-Agosto-2015)

Aunque ya han pasado algunas semanas, voy a intentar plasmar aquí lo vivido en esta particular carrera. Particular porque las dos veces que hemos participado en ella lo hemos hecho por equipos (de 4 personas en nuestro caso), porque se hace toda la carrera de noche, y por la climatología de esta zona, con mucho calor y mucha humedad.

Después de la experiencia del año pasado, cuando me llega un correo de la organización diciendo que por haber participado en la edición anterior tengo la posibilidad de inscribirme en esta edición de forma preferente, no me lo pienso y hago la inscripción en un equipo de 4, seguro que no es difícil convencer a los otros tres integrantes del año pasado para intentar revalidar el título de mejor (y único en llegar a meta íntegro) equipo de 4.

IMG_7387Juanma me dice que sí nada más decirle que he inscrito al equipo, pero Gosa me dice que no puede, que para esas fechas estará de cenas pre-fiestas (las fiestas de Mutxamel duran 6 meses y durante los 3 meses previos y los 3 posteriores tienen cenas y actos relacionados con las fiestas). David, por su parte se hace el remolón.

Para sustituir a Gosa hablamos con Alberto que es de la zona y enseguida nos dice que sí, que estará encantado de formar equipo con nosotros. Ya sólo nos falta uno. Insistimos un poco más a David y a última hora lo convencemos para que se inscriba. Como dice él, siempre ha sido un chico fácil.

Pues así las cosas, nos juntamos los cuatro en Genovés un rato antes de que comience la carrera para recoger el dorsal y demás parafernalia antes de una carrera. Allí nos encontramos con Vicky y Carlos, unos amigos de Xixona que Juanma conoce desde hace mucho tiempo y yo tuve el placer de conocer y coincidir con ellos en carrera en el ultra trail de les Fonts.

IMG_7395A las 21 horas se da la salida para los participantes de la maratón, no somos muchos, creo que unos 150 corredores. Nuestro objetivo es intentar mejorar el tiempo del año pasado, y aunque no todos están convencidos, bajar de 8 horas. Al igual que el año anterior, Juanma comienza marcando el ritmo. Los primeros kilómetros son en subida, y aunque no es demasiado exigente, sabemos lo que nos espera por delante y que hay que regular. Pronto llegamos a la primera bajada por el lecho de un río seco, con bastantes piedras y por donde hay que ir con cuidado. Volvemos a subir por un sendero muy limpio desde el que ya se ven las luces desperdigadas de los corredores que van por detrás.

Una vez llegamos arriba comienza la bajada más peligrosa de todas, en las que la organización ha puesto unas cuerdas e incluso en uno de los puntos hay una persona enganchada con unas cadenas para intentar que ningún corredor se pase de largo en una de las zonas más peligrosas. Después de releer este punto da la sensación de que nos hemos jugado la vida, pero nada de eso, nosotros somos muy prudentes y bajamos con calma. Sin embargo, en este punto es donde nos alcanzan los primeros corredores de la media maratón, que han salido un poco más tarde y ya no estoy tan seguro de que ellos no se hayan jugado la vida. Mientras que nosotros bajamos con calma agarrándonos en las cuerdas que ha puesto la organización, ellos se tiran por cualquier sitio como si estuviesen escapando de un peligro que nosotros no vemos. Realmente creo que de la manera que se tiraron algunos, ellos sí que se jugaron la vida o al menos una buena caída. En estas situaciones es donde me doy cuenta de que aunque mis condiciones físicas me lo permitiesen, nunca llegaría a ganar una carrera de este estilo, aprecio demasiado mi vida como para tirarme así por este tipo de bajadas.

IMG_7402Nosotros seguimos con nuestra carrera y pronto llegamos abajo, así que toca volver a subir. Esta carrera no tiene unas subidas y bajadas muy largas, pero es un continuo subir y bajar, por un terreno con bastantes piedras.

Así, subiendo y bajando, llegamos al kilómetro 14, donde en las vías del tren se separan las dos carreras. A los de la maratón nos toca una pequeña bajada para llegar a un punto donde hay que cruzar el río por un puente tibetano. Aquí nos toca esperar unos 10 o 15 minutos porque hay que pasar de uno en uno y hay algo de cola. Por suerte, pasamos sin incidencia y llegamos al avituallamiento que hay nada más pasarlo.

A pesar de la espera del puente, vamos a buen ritmo, por debajo del tiempo del año anterior, pero sabemos los que nos toca ahora. Primero nos toca comernos un doble whopper con extra de queso, para después darnos una vueltecita en bici. No, no me he vuelto loco. Nada más salir del avituallamiento, subimos «la colina de la hamburguesa». No sé si es la subida más dura de la carrera, pero a mí es la que más me cuesta. No es muy larga, pero sí tiene bastante desnivel y tiene algo que hace que parezca que te han puesto un peso muerto encima. Si no recuerdo mal, en las retrasmisiones de ciclismo, Perico habla de un campo magnético, para definir estas subidas en las que parece que no avances.

IMG_7404Una vez que hemos superado la hamburguesa, llegamos a «la colina de la bicicleta». Esta es de esas colinas que yo prefiero subir que bajar porque en la bajada no te puedes distraer ni un sólo segundo o te vas al suelo. Una bajada pronunciada y con bastantes piedras.

Concluido el descenso, llegamos al avituallamiento del kilómetro 21. Llevamos la mitad de la carrera. Nosotros tuvimos suerte porque en este avituallamiento se habían quedado sin agua, y nosotros llegamos al mismo tiempo que el coche que traía agua al avituallamiento y no tuvimos problemas, pero hubo gente que tuvo que esperar allí un buen rato para poder rellenar los bidones. Esto es algo imperdonable, lo que nunca puede faltar en un avituallamiento es agua, y menos en una carrera con 150 corredores.

Después de reponer agua y comer y beber en el avituallamiento, continuamos nuestra marcha por un barranco, que aunque siempre pica hacia arriba, es una zona que se puede correr bien. En este punto se une a nosotros un corredor, que dice que lo ha pasado muy mal en el tramo de la hamburguesa y la bicicleta porque iba solo. Dice que incluso ha pensado en abandonar. Desde aquí y hasta meta hará la carrera con nosotros como si fuese uno más del equipo.

IMG_7407>Después de unos kilómetros por el barranco, llegamos a una nueva subida, La encrucijada, es una subida algo más tendida que las dos anteriores y su cima es el punto más alto de la carrera. Después una bajada técnica, como todas las de esta carrera, y pronto nos encontramos en los pies del Aventador.

L’Aventaor es la subida más conocida de esta carrera, en la que más desnivel se sube y donde, no sé por qué, hace más calor de todo el recorrido. Son tres tramos, con un pequeño descansito entre uno y otro. Dado que Alberto es conocedor de la zona y ha hecho esa subida muchas veces, decidimos que lo mejor es que él vaya delante para que marque el ritmo. Así, un paso tras otro, llegamos a la cima. Desde aquí comenzamos la bajada, que hay que hacer con precaución porque es una bajada resbaladiza hasta llegar a un nuevo avituallamiento.

IMG_7408Ya casi está hecho, nos deben quedar unos 5 kilómetros. Comenzamos la subida al Alt Andalusa. En esta subida me pongo en cabeza con la intención de marcar un ritmo vivo controlando en todo momento que el equipo se mantiene unido. Estoy seguro de que vamos a bajar de 8 horas y según mis cuentas, podemos bajar de 7:40, aunque para ello no nos podemos dormir. Una vez finalizada la subida, sólo nos queda bajar al pueblo, primero por un sendero que permite correr bien, pues no es demasiado técnico y en el que Juanma y David se adelantan un poco. A falta de un kilómetro para la meta, tal vez un poco más, llegamos al asfalto que nos llevará hasta la meta.

Al final, entramos los cuatro juntos, como no podía ser de otra manera, en un tiempo de 7 horas y 41 minutos.

Siempre digo que no me gustan las carreras técnicas, pero ésta, a pesar de que es bastante técnica, tiene algo que me engancha. No sé si es por correr de noche o por disfrutar en todo momento de correr en un equipo con amigos, o por algún otro motivo que no alcanzo a entender, pero me engancha.

Ni que decir tiene, que quiero agradecer a todos los integrantes del equipo el permitirme disfrutar de esta carrera en su compañía.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Alberto VETERANO 7:41:41 66 9
Juanma VETERANO 7:41:41 67 10
David SENIOR-M 7:41:41 69 57
Ángel SENIOR-M 7:41:42 70 58

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 7 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

VI Botamarges (4-Octubre-2014)

Ayer salí a trotar con el grupo y tras unos kilómetros iniciales, mi cuerpo me recordó que el sábado participé en Botamarges, así que cuando llegé a casa, después de una ducha y un buen desayuno me puse a escribir esta crónica.

Llegaba a esta carrera con pensamientos contradictorios. Por un lado sabía que mi preparación no había sido la más idónea y que en verano no había podido entrenar todo lo que me hubiese gustado y que se necesita para una carrera como ésta. Por otro lado, y siempre teniendo presente que era una ultra, fijándome en los tiempos y comentarios de años anteriores de todos vosotros, pensaba que de las que había hecho, sería la menos exigente. Esto provocaba que mis sensaciones de los días previos pareciesen una montaña rusa, unos días me sentía pletórico y pensaba que sería «fácil» acabarla y otros días no las tenía todas conmigo. Eso sí, siempre con ganas de afrontar la carrera.

En esta edición éramos muchos los componentes del equipo de A To Trapo, y muchos los allegados que participábamos en ella. Un grupete alquilamos una casa en Pego (una población al lado de Forna) para dormir la noche anterior, así el viernes por la tarde quedamos en el punto de encuentro Jesús, Juanma, David y yo para ir hasta allí. Llegamos a Pego, recogemos las llaves de la casa y nos vamos a Forna, a por el dorsal. IMG_6404Cuando llegamos a la plaza del pueblo, nos encontramos con Abel (por cierto, me llamó la atención lo fino que está, cada vez parece más un corredor de élite, como ya empieza a demostrar) y un amigo suyo. Colocamos la pancarta en un lugar estratégico para que todo el mundo tuviera que pasar por ella, nos hacemos las fotos de rigor y tras recoger el dorsal nos volvemos a Pego.

Ya en la casa, preparamos unabuena cena del corredor, pasta con un sofrito de cebolla, atún y tomate, como para un regimiento, pues éramos unos cuantos para cenar. Mientras que estábamos preparándola llegaron Antoñito y Ramonet y más tarde Gosa, Jesús S. y sus familias. Pasamos un buen rato cenando juntos y terminamos con unas buenas hierbas de Antoñito.

La Carrera

Antes de que de comienzo la carrera, nos juntamos todos los compañeros de A To Trapo y los que aunque no se inscriben como tal, son parte de esta gran familia y entre risas, anécdotas y nervios se acerca el momento de ponernos en marcha.

Guardamos un emotivo minuto de silencio por Ángel, un niño que demostró sus ganas de vivir, pero al que una malformación en una parte del cerebro no se lo permitió. Su padre Fernando, estaba con nosotros y no pudo contener las lágrimas, lo que hizo que a alguno más se nos escaparan. Este año el II Ultrafondo Solidario en el que participa Cayu y por supuesto Fernando, es por él.

IMG_6422Son las 6 a.m. en punto y se da la salida. No deja de sorprenderme la velocidad con la que se sale en este tipo de carreras, si es que yo salgo más despacio en una media maratón. Esta vez consigo no dejarme llevar por el ritmo de los que me preceden y voy a mi ritmo, tranquilo, coincidiendo los primeros kilómetros con Jesús S. y pensando que de los nuestros sólo Jesús iba por detrás (más tarde veré que Antoñito también), los demás han salido como si tuvieran que llegar para comer.

Pronto llegamos a la primera subida, que se hace por una pista ancha y evita así que se hagan los típicos tapones de estas carreras. En el alto encontramos el primer avituallamiento líquido. Al comenzar la bajada nos introducimos en un bosque y cogemos una senda que nos llevará hasta el primer pueblo, Villalonga, en el kilómetro 11. La bajada, con unos pequeños repechos a mitad, se hace complicada, porque los días anteriores a la carrera ha llovido mucho por la zona, y hay mucho barro, aunque uno no sabe donde pisar, porque si pisas el barro mal, pero si pisas las piedras, como están húmedas y ya manchadas de barro, peor, aún resbalan mal. Aquí si que se forma un tapón y mientras estoy en él, oigo a Jesús, con su guasa habitual, «con lo bien que iba y ya me habéis parado el ritmo» (o algo similar). Así, resbalando y patinando en algún momento, llegamos a la entrada de Villalonga, donde me encuentro con Cayu y llegamos juntos al avituallamiento.

Desde Villalonga arrancamos por una carretera hasta coger una pista paralela al cauce de un río y de la que seguro que todos habéis visto alguna foto de corredores entrando o saliendo de un túnel. La pista es de las que castigan, porque parece que es llana, pero pica para arriba. Este es uno de los tramos que se me hizo más largo en la carrera, son unos 5 o 6 kilómetros que como digo no son duros, pero sabes que te llevan al comienzo de La Safor, que vista en el perfil parecía la subida más dura de todas las que teníamos que afrontar. Así pues llegamos al final de la pista, donde había un habituallamiento líquido. Mientras bebo y relleno los botellines, aparece Antonio, y me explica que ha salido tranquilo y ha ido con Jesús hasta Villalonga. Así pues comenzamos la subida juntos, pero a Antoñito no hay quien lo siga, con ese andar que no toca el suelo, y pronto comienza a distanciarse de mi.

A mitad de subida de La Safor, me encuentro con Gosa, que había salido por delante, y vamos unos metros juntos, pero en el avituallamiento de mitad de subida, el para a rellenar los bidones, pero yo, como los llevo llenos y voy un poco más rápido, decido seguir para adelante. Así llego al alto, con la sensación de que no ha sido una subida excesivamente dura y esto hace que me psicológicamente me venga arriba, pues como he dicho antes, sobre el perfil parecía la más complicada. Desde la cima comienza una larga bajada que nos lleva hacia Alpatró, no sin antes superar unas pequeñas tachuelas de camino.

Es en Alpatró donde vemos por primera vez a las mujeres de Gosa y Jesús S. Digo vemos, porque allí coincido con los dos Jesuses (en realidad Jesús S y yo estuvimos toda la carrera juntos pero no revueltos, es decir, que aunque no fuimos juntos, nos vimos en muchos momentos). Tras beber y refrescarnos un poco, reemprendemos la marcha.

En ediciones anteriores no se llegaba hasta Alpatró, por lo que de aquí en adelante y hasta llegar a Benirrama era un terreno «desconocido» para todos. Así, nada más salir de Alpatró nos encontramos con la primera de las sorpresas, una subida que aunque no era muy larga, si que tenía una pendiente más que considerable, hasta el punto de que en algunos puntos había que ayudarse de las manos para subir. ¡¡¡Menudo regalo nos había hecho la organización!!!

IMG_6440Una vez subida y bajada la tachuela llegamos a Benisili, desde donde arrancaba la parte la parte más dura de la carrera, la subida y posterior cresteo de la sierra de la Forada, pasando entre otros puntos por el Penyal Gros y la Penya Forada. La subida la hice bien, a un buen ritmo, para el momento de carrera en el que estábamos y alcancé y superé a un grupo de unos 5 o 6 corredores que tenía delante, pero cuando llegué arriba comenzó lo que para mí fue la peor parte de la carrera con mucha diferencia, el cresteo por la sierra. Un continuo sube y baja por un terreno de rocalla en el que no me encuentro nada cómodo, más bien se podría decir que soy como un pato mareado, torpe donde los haya. Además me pilló arriba sobre las dos de la tarde, y el calor apretaba de lo lindo (una vez en meta me di cuenta de lo que calentaba el sol en esta parte). Para mí este tipo de terreno supone un esfuerzo no sólo físico, sino también mental, porque me hace ir muy concentrado y esto, unido a la fatiga que ya tenía acumulada, me hizo perder mucho tiempo. He de reconocer que no todo fue malo en ese cresteo, si te parabas y levantabas apartabas la mirada de las piedras, había unas vistas magníficas.

Una vez acabado el cresteo comenzaba una rápida bajada hasta Benissivà y tras superar otra tachuela llegámos a Benirrama. Este era, por así decirlo, el punto de no retorno de la carrera, a 15 kilómetros de meta, sabiendo que aún quedaba una última subida dura y todo el terreno desde la Adsubia a meta. Cuando llegué al avituallamiento de Benirrama me encontré con Jesús S, tomándose una cerveza acompañado de su familia. En este punto me dolía bastante la espalda y me rondaba la cabeza la idea de abandonar, así que me tumbé en el suelo para estirar la espalda. Estándo tirado llegó Jesús (el presi), que se partía de risa viéndome allí. Nuestras voluntarias particulares nos facilitaron una cerveza sin alcohol al presi, y una cocacola bien fría a mí, que me revitalizó y sacó de mi cabeza la idea de abandonar. El presi, que decía que le costaba mucho subir decidió tirar para para adelante, mientras que Jesús S y yo preferimos descansar un poco más y comer algo. Pasados unos minutos ambos empredimos de nuevo la marcha, y con las pilas cargadas lo hicimos a un buen ritmo en la subida y aún mejor en la bajada hasta La Adsudia.

Desde allí quedaban 9 kilómetros a meta, pero vaya 9. Sobre el perfil se veían tres tachuelas, pero después resultó ser algo más que eso. Al salir de La Adsudia nos encontramos con una subida por una senda con bastante desnivel. Fue aquí donde Jesús S. me dijo que no iba bien y que tenía que subir más despacio. Decidí entonces que lo mejor sería subir a mi ritmo y bajar despacio para que me pillase, puesto que si intentaba adaptarme a su ritmo en la subida, corría el riesgo de luego no poder arrancar de nuevo. Arriba esperé un pooc, pero al ver no venía decidí ir para adelante. Esta primera bajada era fácil, por una pista ancha y sin fuertes desniveles, lo que permitía bajar sin quemar las pocas energías que quedaban. De repente, las flechas que marcaban el recorrido nos indicaban que teníamos que adentrarnos en un bosque por una estrecha senda, para afrontar de nuevo una pequeña subida con su correspondiente bajada. Este terreno vuelve a estar húmedo y con barro, lo que hace que sea bastante resbaladizo y con las fuerzas tan justas, hay que bajar con mucha precaución.

Al salir del bosque nos encontramos con un tramo de asfalto que nos lleva hasta la cantera, un tramo bastante feo y aburrido, desde donde se puede ver el castillo de Forna, la última subida que teníamos que afrontar. Es en este tramo de asfalto donde me alcanza Jesús S, que se ha recuperado y viene con buen ritmo, tanto que me cuesta mucho seguirlo. Desde esta carretera cogemos de nuevo una pequeña senda que nos baja hasta el cauce de un río seco. Después de cruzar el cauce, comienza la subida hasta el castillo de Forna. IMG_6396Justo cuando estábamos comenzando el descenso hacia Forna, anuncian por megafonía los tres primeros clasificados de la categoría de veteranos, y entre ellos tenemos un representante. ¡¡¡Enhorabuena Josemi por ese tercer puesto!!! Esto nos da un plus de energía que utilizamos para bajar hasta el pueblo, donde justo antes de entrar en meta está esperando la familia de Jesús S. Ambos cogemos de la mano al hijo de Jesús y entramos así en meta.

Yo me fui rápidamente a comer y beber algo. ¡¡¡Vaya avituallamiento final!!! Ya podían todas las carreras aprender de esta es ese sentido. Nosotros no somos de los primeras espadas, sino más bien del pelotón de cola en estas carreras, pero aún así, cuando yo llegué no faltaba la cerveza y la cocacola y sobre todo, ¡¡¡esa costilla, esa panceta, morcilla, salchichas y chorizo hechos a la parrilla!!! Todo un manjar para cuando terminas algo así. Después de comer y beber algo, fui al coche a por la bolsa para ducharme. De camino me encontré con Jesús S. y su familia esperando a Gosa, que todavía no había entrado. Según avanzaba el tiempo y caía la noche, los nervios de Conchi, su mujer, iban en aumento. Pero al final, y como no podía ser de otra forma, después de 15 horas de carrera, allí estaba él, fiel a su cita con la línea de meta. Grande Gosa.

Una vez más todas las unidades habíamos cruzado la línea de meta, y en eso en una carrera en la que entre abandonos y cortes por fuera te tiempo ha habido un poco más de un tercio de corredores que no lo consiguieron, tiene mucho mérito. Si es que es ponerte una camiseta de A To Trapo y te haces más fuerte que el vinagre.

¡¡¡Enhorabuena a todos!!!

También podéis leer la crónica de Abel «Diario de un corredor invisible«

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel SEN-M 10:57:30 62 59
Josemi VETERANO 11:20:35 84 3
Carlos R. SEN-M 11:50:05 121 109
Antonio VETERANO 12:19:52 143 11
Juanma VETERANO 12:38:42 161 13
David G. SEN-M 13:05:59 193 165
Ramón VETERANO 13:14:23 204 22
Jesús VETERANO 13:49:20 242 27
Jesús S. SEN-M 13:54:59 245 201
Pirri SEN-M 13:55:00 246 202
Gosa SEN-M 15:00:17 286 224

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 310XT. Las marcas aparecen cada 10 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

Transvulcania 2014 (10-Mayo-2014)

La mejor crónica que se puede hacer de esta carrera es no hacer crónica e invitaros a todos a que os animéis y participéis en ella, pero como lo habitual es hacerla, voy a intentar plasmar en palabras lo que sentí, aunque creo que va a ser muy difícil.

Es jueves y hoy toca partir para La Palma a vivir esta aventura. Hasta hoy no había sido consciente de que había llegado el momento, puesto que con el trabajo y los preparativos de maleta y mochila se me habían pasado los días en un suspiro. Hoy me he levantado antes de que sonara el despertador y la mañana hasta que me ha avisado David para ir al aeropuerto ha sido larguísima, o eso pensaba yo, porque después el viaje sí que lo ha sido. Hemos tenido que coger 3 aviones con sus respectivas esperas en los aeropuertos, pero por fin, a la hora de cenar hemos llegado a Santa Cruz de La Palma, que es donde vamos a establecer nuestro centro de operaciones. Ha sido muy curioso cómo ha ido aumentando el número de «Transvulcanos» que se veían conforme nos acercábamos a la isla, y como era muy fácil reconocerlos.

CIMG3750El viernes toca dar una vuelta por la feria del corredor y recoger los dorsales. La feria está en los Cancajos, un sitio con playas pequeñas y de arena negra, que es bastante turístico, muy cerca de Santa Cruz. Al lado de la feria hay un mirador desde donde se pueden hacer fotos muy chulas. Una vez recogido el dorsal, nos hacemos las fotos típicas y nos vamos para Santa Cruz de nuevo. La tarde se hace larga esperando que llegue la hora de cenar (prontito). Después de cenar un corto paseo para bajar un poco el plato de macarrones boloñesa que nos acabamos de comer y a la cama. Digo a la cama, porque lo de dormir ya es otra cosa. Entre los nervios propios de la carrera, que es muy pronto para lo que estamos acostumbrados y demás vicisitudes de la pensión, es difícil conciliar el sueño.

Suena el despertador, por fin es sábado, las dos de la mañana hora local. Comenzamos con el ritual pre-carrera, que si compeed por aquí, que si vaselina por allí, un último vistazo por si se ha olvidado meter algo en la mochila… Desayunamos un poco (poco, porque a esa hora no entra mucho) y el resto del desayuno nos lo llevamos para la salida, con idea de comerlo allí. A las 3 cogemos la guagua que nos llevará al faro de Fuencaliente, donde está situada la línea de salida. Después de una hora por una carretera llena de subidas, bajadas y curvas, llegamos al faro. Yo algo mareado del viaje. Cuando estamos bajando del autobús vemos que todo el mundo se dirige al faro en lugar de ir directamente a la línea de salida. Una vez abajo entendemos el motivo, hace un viento de … y la sensación de frío pronto empieza a invadirnos, así que como todos nos dirigimos al faro para refugiarnos en el muro que lo rodea. Tenemos casi dos horas de espera, así que hay que abrigarse bien, y para ello utilizamos la ropa que después entregaremos a la organización para que nos la lleven a la línea de meta. Casualidad o no, parece que nos hemos puesto en la zona levantina para esperar. Sentados frente a nosotros hay una pareja y él lleva un buff igual que el mío, el de la carrera de Beneixama, así que les enseño el mío y pronto establecemos conversación. A nuestro lado hay una chica que al oírnos, nos dice que es de Onil, y pronto se nos viene a la cabeza que seguro que conoce a Elías, con lo que le preguntamos y nos dice que lo está buscando, que está con sus amigos (qué casualidad).

CIMG3765Se acerca la hora de la salida y tenemos que quitarnos la ropa de abrigo e ir a la línea de salida. El speaker va entrevistando a los primeros espadas de la carrera y mientras tanto el resto de los corredores va llegando a la salida. Ya falta poco, la música y el speaker van animando el momento hasta que a poco del final suena AC/DC y todos con la mano levantada y el símbolo de los cuernos como si fuéramos heavies de toda la vida. El momento es impresionante y tengo los pelos de punta.

A las 6 de la mañana, por fin comienza la carrera. Los primeros salen como si se tratase de una carrera de 100 metros lisos, es impresionante!!!, subimos la primera rampa que lleva desde la explanada en la que estábamos al faro y al bordear éste vemos una de las imágenes más espectaculares de la carrera, la famosa serpiente de luces blancas y rojas subiendo del faro hacia arriba. Yo había visto multitud de fotos de este momento, pero la sensación de formar parte de él es increíble.

Pronto se forma el atasco habitual en estos casos, y creíamos que habíamos salido en una buena posición, pronto nos damos cuenta de que somos de los últimos. Si es que hay cosas que no cambian. Una vez pasado el primer repecho, que es por una senda muy estrecha, el panorama se despeja un poco y permite que cada uno se marque su ritmo. La carrera transcurre por una senda de lava en tierra que se hunde bastante al pisar. Casi sin darnos cuenta, y algo motivados por el miedo que le teníamos a quedarnos fuera en el primer punto de control, vamos adelantando corredores en la subida. No es que llevemos un ritmo muy rápido, sino que es un ritmo cómodo, pero aun así, vamos pasando corredores. Mientras ascendemos va amaneciendo y así, en el kilómetro 6 y a unos 700 metros de altura, llegamos al primer avituallamiento que está situado en Los Canarios, donde podemos ver a toda la gente del pueblo volcada con la carrera. Bebemos un poco de agua y continuamos nuestra marcha.

CIMG3779Cuando salimos del pueblo entramos en un bosque de pino canario que es más frondoso y con pinos más altos en la parte baja, pero que poco a poco va desapareciendo mientras seguimos ascendiendo. Las vistas son increíbles, y para que no se nos olvide, tomamos algunas fotos. Pronto estamos por encima de las nubes y el paisaje es totalmente volcánico. Yo sigo impresionado con el mismo. Siguiendo la fila de corredores llegamos al segundo avituallamiento en el kilómetro 16 y a unos 1.900 metros de altitud. Llevamos más de 3 horas sin parar de subir así que en este avituallamiento decidimos parar un momento, bebemos agua fresca, rellenamos los botellines y aprovechamos para quitarnos toda la tierra que llevamos dentro de las zapatillas, que no es poca.

Habíamos cometido un pequeño error al mirar el perfil, y pensábamos que después de este avituallamiento ya sería todo bajada hasta el siguiente, pero no, todavía nos quedaba por subir un poco, hasta la cima de Las Deseadas. Desde ahí sí que comienza un descenso de unos 6 kilómetros para llegar al Área recreativa El Pilar, kilómetro 24 de carrera. Primer avituallamiento sólido, final de la media maratón y comienzo de la maratón. Llevamos casi 5 horas de carrera, y hemos recuperado una hora con respecto al tiempo de corte. Pienso que hemos subido un poco rápido y como me encuentro un poco cansado en ese momento aprovechamos para descansar y comer un poco. Le digo a David que se vaya para delante si quiere, que yo prefiero descansar, pero me dice que no, que me espera, que si no se aburre.

Una vez que hemos descansado remprendemos la marcha por un camino ancho y flanqueado por helechos. Es un terreno bastante llano, aunque con pequeños toboganes que permite correr, pero yo prefiero hacerlo despacio y trotando sólo en las pequeñas bajadas y en los llanos, caminando en los pequeños repechos. Durante este trayecto, alguien reconoce la camiseta de A To Trapo, y resulta ser uno de los Willies con el que había coincidido un rato en la maratón de la Marina Alta dos semanas antes. Paso a paso, llegamos al avituallamiento del Reventón, en el kilómetro 31, y aunque en ese momento no lo sabíamos, habíamos dejado atrás la única parte llana de la carrera.

CIMG3782Desde aquí comienza la ascensión al Pico de la Nieve que se encuentra en el kilómetro 40 y a unos 2.200 metros de altitud. Durante este tramo de la carrera, establecemos conversación con diferentes corredores que nos vamos encontrando. Entre ellos un chico catalán que más adelante volveré a mencionar y La Princesa del Desierto, una chica de Sevilla, que tiene el objetivo de hacer los cuatro desiertos de 4deserts en 2015 (Sahara, Gobi, Atacama y Antártida). Así entre conversación y conversación, y paso a paso llegamos al avituallamiento del Pico de la Nieve. En este punto me encuentro mal de fuerzas y tras varios intentos consigo convencer a David para que se vaya él para delante, y le digo que esté tranquilo, que llegar llegaré y nos veremos en la meta. Así pues, David se va y yo me siento en una sombra a recuperar un poco.

Tras unos minutos de descanso, emprendo de nuevo la marcha hacia el siguiente avituallamiento, que se encuentra en el Pico de la Cruz, tan sólo a unos 3 kilómetros y medio de distancia. Parece que el descanso me ha venido bien, mi ritmo es bueno, y voy pasando a los corredores que me habían pasado mientras estaba descansando. Al llegar al avituallamiento veo a David, que después de comer algo sigue su camino poco después de llegar yo. Aprovecho para comer y beber un poco y prosigo con mi marcha hacia el Roque de los muchachos, que es el punto más alto de la carrera, a unos 2.426 metros de altitud, y el siguiente punto de control. Parece que he recuperado bien y mi ritmo es bastante bueno, hasta el punto de que poco antes de llegar al Roque veo de nuevo a David, lo que me hace pensar que igual he ido demasiado rápido ese tramo. Por fin llego al Roque, llevamos unas 11 horas de carrera. Al llegar veo a David que está haciendo verdaderos esfuerzos para intentar comer un poco de la ensalada de pasta que servían, pero me dice que no le entra. Yo primero bebo algo, y descanso un poco, para ver si de esa forma me apetece la pasta, porque nada más llegar, no la podía ni ver. Nada, la pasta no me llama ni un poquito, así que pruebo con un trozo de sandía y un poco de plátano que parece que entra mejor. Mientras estaba descansando decido cambiarme de camiseta y de buff, para comenzar el descenso con ropa seca.

CIMG3784Casi media hora después de llegar, decido salir del Roque. Al principio el descenso no es tal y como me lo había imaginado, puesto que es una zona de continuos toboganes por los que poco a poco vas perdiendo altura. Esta primera parte del descenso la hago bien, puesto que acabo de descansar y parece que tengo fuerzas, pero poco a poco, veo como esta falsa sensación de fuerza desaparece y el descenso se hace interminable. Es una pena, porque el terreno invita a correr, ya que excepto en algunos puntos muy concretos, no es un descenso para nada técnico. Por fin, y consigo llegar al siguiente avituallamiento, situado en la Torreta Forestal El Time. Justo cuando yo llego, sale David, que ha estado esperándome un poco, para verme por lo menos llegar (si es que es como una madre…).

¿Recordáis al chico catalán del que os he dicho que hablaríamos más tarde?, pues bien, aquí estaba. Este chico, estaba parado en el avituallamiento haciendo de intérprete para dos extranjeros que no hablaban nuestro idioma y que estaban siendo atendidos por los servicios médicos. Más tarde, cuando hablé con David, me dijo que ya estaba allí cuando él llegó y seguí allí cuando yo me fui. Esta actitud es de alabar, puesto que sacrificó su carrera por ayudar a otros corredores. Esto es lo que más me gusta de estas carreras, que siempre hay gente dispuesta a echar una mano si se encuentra a alguien en problemas.

En este avituallamiento me he hecho fan incondicional del Powerade azul (ya sé que está mal decir marcas, pero en este caso tengo que hacerlo). Llegué al avituallamiento ya casi sin fuerzas, y sin poder comer, puesto que el estómago ya no me lo admitía. Pedí un poco de isotónico, porque el que yo llevaba estaba muy caliente, y me dieron una botella de este líquido milagroso. Sentado allí, me bebí la botella casi entera y cuando salí, estaba recuperado y no con una falsa sensación como en el Roque, sino recuperado del todo. Comencé lo que me quedaba de descenso a un ritmo tranquilo por miedo a que me viniese otro bajón, como me había sucedido antes, pero lejos de eso, poco a poco me vine arriba, e iba incrementando el ritmo, pasando a varios corredores que me habían pasado antes del Time. Me encontraba tan bien, que a unos dos kilómetros de Tazacorte alcancé a David, que iba en un grupo. Como ya no quedaba mucho para la meta, decidimos ir juntos otra vez a un ritmo tranquilo (menos mal, porque no sabíamos lo que nos esperaba). El último tramo de la bajada era una pared por la que habían hecho un camino empedrado haciendo eses, y que con la pendiente y la oscuridad se hizo interminable.

CIMG3789Por fin llegamos a Tazacorte poco antes de las 10 de la noche. Desde ahí sólo nos faltaban unos 5 o 6 kilómetros hasta la meta de los Llanos, pero vaya kilómetros. Este año han cambiado el recorrido. Antes se subía de Tazacorte a los Llanos por la carretera, que aunque a nadie le gusta ir por la carretera, hay que reconocer que cuando ya vas tan cansado, se hace más cómodo. Pues bien, este año nos han metido por un barranco con arena de playa y piedras enormes que había que sortear durante unos kilómetros y después hemos tenido que subir casi en línea recta lo que otros años se subía siguiendo el zig-zag de la carretera. Vaya rampas para terminar!!!

Por fin se terminan las rampas y enfilamos una larga recta de casi un kilómetro que nos va adentrando cada vez más en el pueblo. Conforme nos acercamos vamos sintiendo en calor de la gente y los ánimos, pero no me podía imaginar lo que iba a sentir justo unos pocos metros después, cuando a unos 300 metros de la metra giramos a la derecha y ya se ve la meta. La calle estaba llena de gente que animaba con si les fuese la vida en ello, y ya iban transcurridas casi 17 horas de carrera. Yo entré en meta casi llorando de la emoción.

Aunque sé que seguramente ninguno de los habitantes de la isla leerán estas líneas, me gustaría reconocer y agradecer lo volcados que están con esta carrera. No te falta ánimo en ningún momento. También me gustaría destacar la buena organización de la misma, y a los servicios médicos y de rescate, porque hacen una labor descomunal.

También quiero agradeceros a todos el apoyo y los ánimos recibidos durante tantos y tantos entrenamientos juntos. Y en especial a Juanma, porque fue quien puso en marcha todo esto y después, por mala suerte, no ha podido vivirlo, sin él no me hubiera involucrado en algo como esto. Y qué decir de David, que ha sido el mejor compañero de aventura posible.

Agradecer también a Susana, mi novia, la paciencia que ha tenido durante todos estos meses de entrenamiento de cara a la carrera, en los que todos los domingos por la mañana me iba de casa con mis amigotes y volvía a la hora de comer o incluso más tarde, los sábados por la noche me acostaba pronto para poder madrugar el domingo, y entre semana me iba de casa muchas tardes a correr, por lo que nuestro tiempo de ocio juntos se ha visto reducido a la mínima expresión. Gracias por haber sido tan comprensiva.

No quiero olvidarme de mi madre, que lo pasó mal durante la carrera, sobre todo al final, porque con el cambio de hora pensaba que no nos iba a dar tiempo a llegar dentro del límite de tiempo.

Gracias a todos por el apoyo recibido.

Pirri

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
David Senior M 16:57:37 1377 996
Pirri Senior M 16:57:38 1378 997

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 310xt. Las marcas aparecen cada 7 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

III La Solana Trail – Beneixama (6-Octubre-2013)

Es mi primera carrera con un kilometraje superior a una media maratón, se trata de una K-27, y aunque el desnivel no es mucho, unos 1.025 metros positivos, no sé cómo voy a responder. Sólo he hecho un entrenamiento de esta distancia (aunque con algo más de desnivel), y acabé muy mal, tan mal, que en la última bajada, estos máquinas del grupo Ñ me tuvieron que ir esperando porque yo era incapaz de correr. Por todo esto voy un poco intranquilo a la carrera.

IMG_5429

Durante el viaje en coche con Juanma, vamos charlando y me voy tranquilizando un poco. Cuando llegamos a Beneixama, recogemos el dorsal y la bolsa del corredor, que por cierto no está nada mal, y como habitualmente hacemos vamos a tomar un café rápido. Después al coche a prepararnos y a calentar un poco antes de la salida.

Cuando se acerca la hora de la salida, nos ponemos en la línea de salida, donde nos encontramos con Elías, que viene de hacer el Ultra Trail Sulayr en Sierra nevada la semana pasada y dice que todavía nota los efectos en las piernas. Se da la salida con una traca y los primeros salen disparados, como si alguien los persiguiese, nosotros, por el contrario decidimos tomarnos el comienzo con calma, y vemos como muchos corredores nos van pasando durante los dos primeros kilómetros que son de asfalto. También Elías va un poco más rápido y comienza a marcharse por delante. Más o menos en el kilómetro dos dejamos el asfalto para coger una pista amplia, y en la que comienza la primera subida. Es en este punto cuando me voy por delante de Juanma y ya no vuelvo a ver ni a Elías ni a Juanma hasta la línea de meta.

IMG_5431

Esta primera subida nos lleva hasta una ermita. Veo que los que van delante de mí se dirigen hacia ella como si fuesen a entrar dentro y me quedo extrañado, porque además hay un pequeño tapón de gente. El tapón es debido a que hay un paso estrecho que nos lleva al primer descenso. Justo al comienzo veo a un corredor en el suelo, que al preguntarle, me dice que se ha hecho un esguince en el tobillo, pero que su hermano que iba con él ya ha ido a avisar a la organización, por lo que continuo la carrera. La bajada es rápida y nos lleva a cruzar una carretera, donde hay un montón de gente animando. Continuamos bajando por lo que parece un cañón, la bajada es muy rápida y con un entorno muy bonito. Pronto llegamos a un pequeño sendero donde comienza la subida más fuerte de la carrera, de unos 3 kilómetros sin descanso y con una pendiente que no me permite hacer todo el recorrido corriendo (seguro que los primeros sí que la han hecho corriendo). Después otra bajada rápida y una pequeña subida. Al paso por el kilómetro 10, miro el reloj y veo que llevo 1 hora y 7 minutos de carrera. Esto me da ánimos, porque ya ha pasado la primera de las subidas duras y creo que voy muy bien de tiempo.

Tras esta subida comenzamos la bajada que pronto nos lleva a una senda estrecha, pero muy bonita y muy rápida, en esta bajada coincido con otros dos corredores a los que también les está pareciendo muy bonita la carrera, y hacemos unos kilómetros juntos, hasta alcanzar a un grupo que va por delante justo cuando vamos a comenzar una nueva subida. Comenzamos a subir por la misma senda y creo que es durante esta subida cuando pasamos por la microreserva que nos han anunciado en la salida, y en la que nos han indicado que no debíamos salirnos de la senda. Toda esta senda transcurre por una ladera más vertical de la montaña y las vistas son preciosas y sobre todo se pueden apreciar más en la subida, puesto que en la bajada, como había bastantes ramas no podías distraerte.

IMG_5434 - copia

Tras otra pequeña bajada, llegamos a la última subida, que nos va a llevar a la cota más alta de la carrera. La primera parte de la subida transcurre por la misma senda y para poder adelantar o ser adelantado hay que pedir paso al que te precede. De momento me encuentro con fuerzas y como la pendiente no es muy pronunciada, decido hacer la subida corriendo. Paso por el kilómetro 20 de carrera y al mirar el reloj veo que he hecho los kilómetros del 10 al 20 en una hora justa. Esto me da más moral para intentar hacer la subida corriendo. Cuando termina la senda, salimos a un camino más ancho, por el que pueden pasar los coches y nos encontramos a una familia buscando rebollones (ya nos habían avisado en la salida que nos encontraríamos a mucha gente buscando, y no eran los primeros que veíamos). Este camino nos lleva al alto, donde está el último avituallamiento. Cuando llego allí, y a modo de broma, les digo que lo que tenían que tener allí era cerveza en lugar de acuarius, y para mi sorpresa sacan una cerveza fresca y me ofrecen.

IMG_5441Comienza la bajada, y la primera parte es pronunciada y con bastantes piedras, y como todavía tengo un poco cansadas las piernas por el esfuerzo de la subida, decido tomarme con calma esta primera parte. Poco a poco las piernas se van recuperando y esto me permite incrementar un poco el ritmo. Así llegamos al último avituallamiento de la prueba, a unos 3 kilómetros de la meta. A partir de aquí, es la parte más fea de la carrera, puesto que dejamos la montaña para acercarnos al pueblo. Lo que queda es casi llano, aunque siempre picando un poco para abajo, así que haciendo un pequeño esfuerzo incremento un poco el ritmo para intentar alejarme de un grupo que viene por detrás. Sé que es una tontería, qué más da quedar unos puestos delante o detrás, pero en ese momento sale el animal competitivo que todos llevamos dentro, que me dice que no se va a dejar coger fácilmente, así que le hago caso, aprieto los dientes y a correr se ha dicho. Por fin llego al pueblo, y conforme me acerco a la línea de meta se oye más la megafonía, esto me da ánimos y haciendo un último esfuerzo vuelvo a incrementar el ritmo. (Acabo de releer este párrafo y da la sensación de que voy a ritmo de récord del mundo de maratón, pero nada más lejos de la realidad, jajaja).

Por fin cruzo la línea de meta y aunque cansado y con dolor de piernas, la sensación es increíble. He terminado la carrera de montaña más larga a la que me he enfrentado hasta ahora, y la he acabado bien, corriendo toda la última subida y toda la bajada posterior, incluso con fuerzas para hacer un pequeño cambio de ritmo en los últimos kilómetros. Estoy muy satisfecho con la carrera que he hecho.

Una vez que he descansado un poco me dirijo al avituallamiento a comer y beber algo y me encuentro de nuevo con Elías, que ha llegado un poco antes que yo. Poco después entra Juanma en meta.

La carrera me ha gustado mucho, es una carrera rápida y muy bonita. Las pendientes no son muy pronunciadas y las bajadas no son muy técnicas, la única que se puede considerar técnica es la última, pero también es debido al cansancio acumulado. Ha estado muy bien organizada, con bastantes voluntarios durante el recorrido y bien señalizada, por lo que no había posibilidad de equivocarte de ruta. Los avituallamientos durante la carrera han sido buenos, con abundante agua y acuarius y diversidad de frutas y otros sólidos. También muy bien el avituallamiento de meta, con bocadillos, frutos secos, coca, etc…

Sin duda es una de estas carreras que queda marcada en el calendario para repetir en años futuros y que recomendaría a todo el mundo que la hiciera.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Ángel SEN.MASC. 2:56:55 112 66
Juanma VETERANO B 3:15:05 172 11

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 4 kilómetros.
Para ver el mapa a pantalla completa, haz clic en la lupa roja del margen izquierdo.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.