XXIX Volta a la Foia – Onil (26-Octubre-2014)

2014-10-26 08.58.30Con la misma ilusión de un principiante, nos preparamos para correr y andar la Volta a la Foia 2014.

El cielo azul, sin nubes y con temperaturas algo elevadas nos acompaña en todo el recorrido.

El comienzo en Onil hace que el tramo con más dificultad, hasta Ibi lo afrontemos frescos y con las fuerzas a tope.

La carrera nada más empezar comienza a alargarse, aunque una mancha verde de corredores se ve por todas partes, la mayoría de nuestr@s muchach@s perfectamente identificad@s.

En el siguiente tramo entre Ibi y Castalla, se hace cómodo, por lo llano que es , donde el Presi y Nacho hacen una paraeta para reponer fuerzas con un montadito-bocata de chorizo a la plancha y cerveza fresquita “dale a tu cuerpo alegría Macarena”. Un poco después coincidimos con los andarines y lo celebramos con abrazos y alegría.

IMG_6704De Castalla a Onil han modificado el trazado en los últimos años y es más llevadero. La meta ya está la mano y el calor no ha sido sofocante.

Al final cada uno ha puesto interés dentro de sus posibilidades y todos contentos. En mi caso ha sido un lujo ir acompañado por Jesús y mi hijo que siempre es una alegría

Duchas, premios, pódium y a celebrarlo con unos gazpachos de calidad en el polideportivo de Castalla. Bromas, comentarios, buen ambiente.

El año próximo más.

Carrera

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Julián Vet C MASC 1:58:09 47 7
Juan Enrique Vet B MASC 2:01:20 65 13
Pili Vet C FEM 2:03:48 81 1
Fer Pelu Vet D MASC 2:04:41 93 4
Antoñito Vet E MASC 2:11:01 141 1
Vicente G Senior MASC 2:16:09 203 51
Pirri Vet A MASC 2:16:10 204 53
Torregrosa Vet A MASC 2:16:10 205 54
Tomás Senior MASC 2:21:32 264 69
JA Mejias Vet B MASC 2:22:53 282 64
Jorge Vet A MASC 2:24:17 297 71
Ernesto Vet B MASC 2:24:34 301 68
Xavi Amado Vet C MASC 2:36:04 429 58
Manolo Vet G MASC 2:44:53 489 4
Nacho Vet A MASC 2:44:53 490 105
Jesús Vet E MASC 2:44:53 491 19
Martina Vet D FEM 2:51:44 507 3
Roc Senior MASC 3:06:50 544 116

 

Marcha

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pepe M 3:57:00 124 80
Josele M 4:03:11 175 107
Conchi F 4:03:12 176 69
Mari Paz F 4:06:21 211 89
Rosa F 4:15:01 309 135

I Carrera de Muntanya Bocairent (26-Octubre-2014)

Sexta y penúltima prueba del circuito de carreras Xitxarra Trail que tan buena acogida está teniendo. En esta ocasión 356 corredores nos dábamos cita en Bocairent para una carrera de 23 km y 1000 m de desnivel positivo. La prueba se celebraba por primera vez por lo que para la mayoría de los participantes era una incógnita. Algunas pistas podíamos sacar del perfil y del desnivel: 1.000 m positivos acumulados en 23 km no parecen a priori mucho desnivel, así que uno podía pensar que nos encontraríamos con una prueba corredora, pero el perfil, con una altura máxima de 860 m y una mínima de 430 m, podría esconder el típico rompepiernas. Pronto lo sabríamos.

Pensaba que por fin tendríamos algo de fresco, 12ºC al pasar por Biar, pero fue un espejismo, cielo azul, completamente despejado y una temperatura en Bocairent que a las nueve de la mañana, las diez del finalizado horario veraniego, ya apuntaba que el calor nos acompañaría de nuevo. ¡Por favor que venga ya el frío! Qué ganas de sacar las mallas, la manga larga y el buff del armario. ¡Esto no es normal!.

IMG_6699Salida puntual desde el polideportivo de Bocairent. Salida rápida pues enfilamos las calles del pueblo. Bocairent es precioso, con una zona medieval que lo hace uno de los pueblos más bonitos de España. El callejeo permite que el pelotón se estire -demasiado según mi opinión que pronto me veo mirando hacia atrás a ver si queda alguien-, y así evitamos los atascos cuando cogemos las primeras rampas a la salida del pueblo. Me soprende la sierra de Bocairent, por lo menos la que queda en su zona norte. Monte bajo, redondeado, pero pedregoso, sólo de matorral, raro es ver algún árbol. Contrasta totalmente con la Sierra de Mariola, apenas a unos kilómetros en sentido contrario, verde, boscosa y tupida.

Caminos con piedras, caminos de piedra, caminos empedrados, cómodos para correr a buen ritmo, por lo menos para lo que estoy acostumbrado pues los primeros 9 kilómetros los hacemos en menos de una hora. Llegamos a la parte más alta de este tramo y se ve muy cerca Ontinyent. Descendemos 200 m en menos de un kilómetro, siguiendo una senda en zetas con algunos tramos de mucha pendiente, hasta el borde de la carretera a Ontinyent, donde vamos a parar a un barranco, el Barranc dels Tarongers. Frondoso, húmedo, con algún riachuelo que tenemos que salvar. La senda mullida con las hojas caídas de los olmos, revirada, vamos esquivando juncos y zarzas con mayor o menor fortuna. Salimos del barranco y empieza la segunda subida. En fila de a uno vamos avanzando. A mitad de camino me encuentro a mi amigo Francesc que está en la organización, cámara de fotos en ristre, así que hago como que corro para quedar bien inmortalizado. La experiencia es un grado ;)

IMG_6689La subida no se hace pesada, en ese sentido no tengo queja de mis piernas, pero arriba toca llanear unos kilómetros y ahí sí que debería presentar alguna reclamación. Llegamos a la ermita del Santo Cristo desde donde se tiene una panorámica perfecta del pueblo, a contraluz, donde destaca la torre de su iglesia. Bajamos por el camino del calvario y cruzamos Bocairent por las calles que bordean el Barranc de la Fos donde, excavadas en sus paredes, están Les Covetes dels Moros, que datan del siglo X-XI.

Llevamos 14 km más o menos y cruzamos la carretera ahora en dirección a Mariola. Un poco de asfalto y enseguida nos metemos en el bosque espeso de pinos y carrascas que nos ayudan en la subida con su sombra porque ya llevamos cerca de dos horas de carrera y el sol aprieta.

Llegamos a la cota más alta de la carrera, 850 m, en pleno Parque Natural de la Sierra de Mariola. Llaneamos unos kilómetros en paralelo al GR-7, giramos a la derecha e iniciamos un descenso de dos kilómetros por senda y finalmente carretera que nos lleva a a la meta.

Felicitaciones para la organización, muy bien en todos los aspectos: el marcaje, los voluntarios, asistencias, los avituallamientos, el de la llegada impecable, para comer y beber de todo. También la situación de la salida/meta es ideal, con sitio para aparcar y las duchas al lado. ¡Hacía tiempo que no me duchaba tras una prueba con agua caliente! Claro que los vestuarios eran los del campo de fútbol ;)

Coche y para Castalla donde había quedado con los que habían corrido la Volta a La Foia para la comida tradicional de los gazpachos. Pero eso es otra historia.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma MASTER M 2:46:01 211 14

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 4 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

II 10K Sanitas Marca Running Series – Alicante (26-Octubre-2014)

No estaba prevista dentro de mi recuperación, pero unos vecinos dijeron que la correrían y que si me animaba a ir con ellos … Y al final fui.

IMAG0095Día perfecto, eran casi las 9 de la mañana y la Avenida Federico Soto estaba llena de gente ya, buen ambiente, busqué a gente de Atotrapo, pero no vi a nadie, lógico, todos estaban corriendo la Volta la Foia.

A las 10 en punto se da la salida, bajada rápida por la avenida y de ahí a la calle San Fernando, callejeo por el centro y al “Barrio”, con los restos del sábado noche …

A estas horas el calor ya se nota, y las cuestas del Barrio también, después de callejear, subida hasta la Plaza de Toros y hacia la Avenida de Alfonso el Sabio, vuelta en Luceros y al Teatro, y los cinco primeros kilómetros pasados, veo a Joel,  quería hacer tiempo y se había apuntado a los 5 Km.

Volvemos a bajar hacia el Puerto….. y sorpresa, en el último momento han cambiado el itinerario, volvemos a repetir el circuito de los cinco primeros kilómetros. Calor, cuestas, olores…

Gente animando y apoyando, buena carrera para repetir otro año.

5 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Joel Senior M 00:17:52 19 -

 

10 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Santo Job Vet C M 0:56:26 482 17

Triatlón Popular SERTRI – Alicante (19-Octubre-2014)

OTRA VEZ LIADO CON EL TRIATHLON

Estaba tranquilo en casa cuando mi hijo me propuso hacer otro triatlón, era julio y lo haríamos en Octubre, yo, como estaba tan lejos, le dije que sí, y nos inscribimos.

IMG_4318Llegado el momento, lo normal, no llegaré, no me voy a preparar, etc., me pongo las pilas y empiezo a nadar en el mar con mi hijo, Maripaz y Roberto, de momento bien, el agobio que sentía cuando nadaba el mar parece que va desapareciendo.

Llega el dia del triatlón, parecía uno más, pero éste era especial, aparte de correrlo con mi hijo, debutaba mi sobrina Martina (os ha mandado la crónica antes). Buen día, soledado y muy buena mar, bajamos al triatlón en bici, es la ventaja de correr un triatlón en casa, fuimos a desayunar a una de las cafeterías del paseo del postiguet y a dejar las bicis en boxes.

Suena en silbato y como locos todos al agua a nadar. Eran 750 m de nado, aparentemente muy cómodos, pero de eso nada, empiezo muy rápido y lo pago en los ultimos 100 m, casi no puedo llegar, a diferencia de Diego, que va como una moto, salgo del agua y la transicion la hago relativamente rápida. Con la bici es otra historia, más cómodo, 20 km desde el Postiguet hasta la cantera y volver, así cuatro veces, casi sin desnivel, había que pedalear y ya está, para mi, más fácil que nadar, hasta que llegué a la transición para correr, 5 km, eso es otra historia, a ver quien se ponía a correr después de pedalear, los cuádriceps a punto de reventar, el circuito de correr era por el paseo del Postiguet, dos veces, empezamos poco a poco hasta que las piernas pudieron asimilar el cambio de disciplina y poco a poco llegamos a la meta.

Feliz por poder acabar un triatlón más con mi hijo y por saber que hay un miembro más en A TO TRAPO, mi sobrina Martina.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Cat. Natación Bici Carrera Total Pos. Gen. Pos. Cat.
Diego Sub23M 0:14:41 0:33:58 0:19:26 1:08:05 122 5
Josemi Vet1M 0:15:08 0:31:30 0:21:27 1:08:05 123 23
Tista Vet1M 0:15:26 0:31:21 0:23:28 1:10:15 144 32

Sueños. 3.

Me encontraba en la amplia sala por donde pasaban indistintamente alumnos y profesores a recoger papeles, libros, bolsas o a comentar las últimas novedades literarias o pictóricas. En este caso la mayoría de comentarios se centraban en la muerte súbita de un profesor de dibujo y pintor a la vez. Aquel chico que hablaba de él con pasión se me acercó, habíamos cruzado algunas palabras anteriormente, y quedó impresionado cuando le dije que lo había tratado y había asistido a la inauguración de algunas de sus exposiciones. La conversación se alargó, por su insistencia, más de lo que yo deseaba y se hizo bastante tarde para llegar a tiempo de tomar el tren que debía sacarme de aquella vieja ciudad fundada por los cartagineses en el sureste de la península ibérica. Cartagena, donde los amigos y el servicio a la patria me llevaron muchos años antes. Allí vivían compañeros de estudios de la universidad de Murcia y allí, tras un breve período en Alicante, hice el servicio militar durante un largo año que me permitió conocerla bastante bien. No tenían muchos secretos para mí sus distintos y variados ambientes. Quizá por eso en aquella ocasión me parecía absurdo no conseguir llegar a la estación de ferrocarril que había utilizado en algunas ocasiones y por cuyas proximidades había pasado muchas más. Ya sé que las ciudades cambian con el paso del tiempo. No es la primera vez que había experimentado esa sensación. Ya me había ocurrido en París, donde me desorientó mucho el desmantelamiento de Les Halles, o en Ponferrada, donde sólo he sido capaz de recordar, con tantos días y tantas noches que viví por allí, el castillo templario junto al Sil. Además de que se me había hecho tarde para tomar el tren que, no sé por qué, suponía que salía a una hora determinada, no conseguía orientar mis pasos en la buena dirección. Nadie me daba una respuesta exacta de la ubicación de la Estación. Unos no lo sabían, otros creían que era en una dirección contraria a la que me indicaban algunos, había quienes decían que ya hacía tiempo que habían quitado el ferrocarril. El chico, amigo del pintor, que me acompañaba, sintiéndose responsable de mi ansiedad por haberme entretenido, me seguía unos pasos detrás y yo caminaba a toda prisa sin saber muy bien hacia dónde dirigir los míos. Enfebrecido por la prisa iba saltando por aceras, jardines, casas bajas a mi alcance que me subían a otras más altas hasta estar a punto de saltar desde la alta terraza de un edificio de varias plantas. En el último segundo paralicé el impulso que me hubiera estrellado contra el suelo desde varias alturas, donde su hubiera acabado definitivamente mi viaje. Me acordé de aquel salto fatal que Julio, un chico de Orihuela, había dado jugando por la azotea de un edificio de siete plantas, y muriendo reventado en el patio de luces. Seguí caminando sin atender a las contradictorias informaciones que me habían ido proporcionando los distintos viandantes o sedentes, había mucha gente sentada como sin nada que hacer, porque daba la sensación de que estuvieran esperando nada más que el paso del tiempo, unos repantigados en el respaldo del banco, otros con la cara arrugada por la presión de la mano que la apoyaba, otros con los ojos tapados por la gorra echada hacia adelante, todos ellos callados, cada uno en su mundo. Después de cruzar varias sendas a través de peñascos llegué al lugar donde yo recordaba la estación del tren. Allí, a través de pasillos a distintos niveles, encontré a unos chicos con ropa militar. – Sí, hace unos minutos que ha salido el tren con soldados y algunos, pocos, civiles, porque éste ya es prácticamente solo un tren militar. –¿Cuándo sale el próximo? pregunté. –Solo sale tres días a la semana. El siguiente será pasado mañana a la misma hora. Era evidente que ya no podía irme aquel día en tren. Desolado, regresé paseando ya sin prisa y solo, mi acompañante había desaparecido en alguno de los muchos y bruscos giros que di, pero pronto me dije que no valía la pena entristecerse por algo ajeno a mi voluntad y dirigí mis pasos hacia los lugares donde años atrás pasaba las horas de paseo con mis amigos, algunos jardines, plazas y bares de la ciudad, donde tomábamos cerveza, sardinas, hueva o mejillones. Antes del oscurecer el Costa Azul, ya dormitando, me llevó por la antigua carretera general hasta Alicante, donde por aquella época vivía.

José Luis Simón Cámara.
San Juan, 21 de octubre de 2014