White Peak Marathon – Matlock (UK) (16-Mayo-2015)

Una maratón es una maratón. Se celebre donde se celebre, participe quien participe y gane quien gane. Siempre es lo mismo, unos 180 pasos por minuto si eres rápido y 42.195 m por delante, bueno corrijo, no siempre es igual, a veces la distancia a recorrer se puede convertir en 46.112 yardas o lo que es lo mismo, 26,2 millas.

Alguien habría narrado esta crónica poniéndole un título muy fácil, el cual podría ser “Robin, Marian y Little John” o mejor aun: “tres maratonianos”. Pero lo sencillo suele ser amigo de lo breve y lo breve no siempre es compañero de quien se alimenta de tiempo, acaricia el asfalto con fruición con la planta de sus pies, escucha el crujir de sus huesos y se entretiene contando sus pasos intentando llegar a esos inalcanzables 180, así que cogeremos el camino largo y lo llamaremos de otro modo.

Tres maratonianas.

IMG-20150519-WA0018Nuestro viaje empezó ya entrada largamente la noche del jueves. La cosa pintaba bien para cinco aventureros de andar por casa, cinco personas corrientes que no buscaban protagonismo ni alcanzar retos con que engordar presuntuosamente su ego. Si bien éste finalmente se terminó convirtiendo casi en un ejercicio terapéutico, en un reencuentro o encuentro de cinco personas diferentes pero iguales en su esencia.

Una vez nuestros pies en tierras inglesas y tras un breve sueño reparador nos dispusimos a alquilar un vehículo con que desplazarnos dirección norte a través de la M1, que como una enorme arteria alimenta los ramales que de ella fluyen antes de desangrase en la city, es decir, tráfico denso aunque razonablemente fluido a cincuenta millas por hora hasta la pequeña población de Ecton, en Northamptonshire. Allí aguardaba Maggie, una vieja amiga que se alegró de vernos.

Primera maratoniana.

IMG-20150519-WA0016Maggie Mulvey me acompañó, llevó y auxilió en mi primera maratón, en Benidorm hace ya unos cuantos años. Con ella siempre estaré en deuda. El azar caprichoso me colocó a su izquierda una fresca mañana de otoño y la utilicé en mi torpe vanidad como “pace” como dicen los anglófonos o “práctico” como decimos por aquí y así anduve pegado a ella hasta que un mazazo me dejó fuera de mí. En realidad para mí aquello supuso un suicidio ya que la inglesa corría con letras mayúsculas y terminó su carrera rozando las 3 horas mientras yo acababa pagando mi osadía con un sufrimiento que no conocía hasta entonces. El viernes pasado Maggie, como siempre, se mostró amable, gentil, feliz y generosa, compartimos una comida con ella en un rato breve pero intenso tras el que continuamos nuestro camino. Aunque la he visto varias veces desde aquel afortunado, que no fatídico noviembre, un turbio presentimiento parece barruntarme que ésta sea quizás la última vez que la vea…

Al cabo de un rato largo en camino, por fin llegamos a Wakebridge, paraje donde se hallaba la granja donde nos alojamos, en la cercanía de Matlock, a los pies de White Peak, primer parque nacional del Reino Unido, nombrado allá por los 50, donde al día siguiente disfrutaríamos de lo que nos gusta. Una vez deshechas las maletas, decidimos acercarnos a la zona de meta y recogida de dorsales para así ir a tiro cierto al día siguiente, aunque Pili se quedó recostada con una cefalea de las que hacen afición. Aunque a veces no lo parezca, es humana.

El amanecer del sábado fue fresco aunque soleado, la temperatura agradable para correr y viento nulo. El autobús nos llevó así hasta la partida allá en lo alto donde de un plumazo se esfumó todo lo dicho. Una bajada inesperada de temperatura nos mantuvo ateridos hasta el momento de la salida y a partir de la misma un viento tenaz nos golpeaba furioso habitualmente de costado. Un paisaje inmenso de verdes prados se extendía a nuestros pies. Una inmensidad de océano esmeralda ondeaba a nuestro alrededor hasta donde la vista alcanzaba.

Segunda maratoniana.

IMG-20150519-WA0025Pili es muy fácil de catalogar, es fiable, rápida y resistente, es dura aunque con una estructura castigada que se está siempre a punto gracias a un buen mantenimiento. Tiene un metabolismo interno que engrasa y lubrica cada engranaje de su rodado motor turbo diésel para que jamás se gripe. Nunca está fuera de punto. Es como aquel elegante deportivo clásico que hace girar nuestras cabezas cuando lo vemos pasar, grácil. Pili me pasó como una bala cuando me dolía de la lesión que arrastro y me hallaba lamiendo mis heridas de viejo chacal.

Nuestra amiga volvió a pisar podium mientras Lisardo y yo nos limitamos a grabar otra muesca en nuestras culatas. Otra maratón al saco de los buenos recuerdos.

La tarde del sábado fue de celebración. Pasamos un buen rato compartiendo experiencias mientras refrescábamos bien merecidamente nuestros gaznates.

El domingo era día de asueto y por eso decidimos acercarnos a la ciudad de Nottingham y disfrutar de sus calles y ambiente asombrosamente denso para ser festivo. El castillo de la ciudad bien mereció la visita. El viejo ayuntamiento resultó ser un edificio arquitectónicamente precioso, con una generosa carga de historia de la cual nos empapamos ampliamente gracias a la amabilidad de sus empleados que nos obsequiaron con una improvisada visita guiada. Tras esto nos costó creer que el antaño sheriff de Nottingham fuera tan malo como lo pintan en las películas. De todos modos para cerciorarnos de ello decidimos cotejar datos visitando el bosque de Sherwood, allá donde de aquél se ocultaban Robin Hood y su alegre pandilla.

IMG-20150519-WA0040El bosque de Sherwood es magnífico, sobrecogedor y los robles que lo pueblan enormes cuerpos rugosos que cuesta creer que estén vivas. Miles de años de historia latente nos observaban altivos hasta que por fin caímos rendidos ante la majestuosidad del “the major oak”, un árbol de dimensiones descomunales cuya hueca estructura otrora sirviera quizás de cobijo de bandidos según cuentan las leyendas. Pues bien, deshaciendo ya nuestros pasos nos dispusimos a regresar al cottage a descansar cuando…¡sorpresa mayúscula!, nos encontramos el coche bloqueado entre las barreras cerradas del parking. Mi sospecha era cierta, ni el sheriff de Nottingham era tan malo como dicen ni los ladrones buenos eran tan generosos como nos cuentan. Los muy bandidos, ataviados en el siglo XXI con trajes reflectantes en lugar de las túnicas y capuchas que usaran antaño no nos advirtieron del cierre inminente del aparcamiento a nuestra llegada y eso es jugar sucio. Pues bien, os diré, ¡que les den!, ¡aun se estarán rascando la coronilla perplejos preguntándose cómo demonios sacamos el coche de allí! ¡Si en su día Felipe II hubiera mandado una flota de maratonianos en lugar de marineros habríamos podido hasta con los elementos!

Último día. Para terminar, el lunes era el día de vuelta, pero antes teníamos que ir a recoger el premio de Pili a una tienda de running en Spondon, Derby, ya que esa fue su presea, un vale de cincuenta libras que generosamente compartió con nosotros.

Tercera maratoniana.

La tienda es de lo más singular, está toda forrada de dorsales de maratones de todo el mundo. Autógrafos de atletas ilustres de todos los tiempos tapizan sus paredes, fotos, imágenes inéditas, objetos irremplazables y auténticos fetiches por los que muchos pagarían bastante adornaban la estancia. radcliffePero entre todos esos artículos destacaba uno, una zapatilla con la que Paula Radcliffe batió uno de sus récords del mundo de maratón. Tenerla en nuestras manos fue como conectarse a una bomba de energía, fue como inyectarse un chute de uranio enriquecido directamente en las femorales o sumergir la cabeza en la marmita de Panoramix. La carita de Pili pareció iluminarse brevemente mientras sostenía la zapatilla y aunque no se lo dije a nadie pude ver nítidamente como un aura la envolvió para fundirse lentamente con su cuerpo.

Hoy en casa, días después, tengo la absoluta certeza de que a partir de ahora las tres maratonianas que más he admirado se han transformado en una sola. A la primera quizás no vuelva a verla, con la tercera jamás llegaré a hablar siquiera, eso está claro, pero si algo me enorgullece es saber que a la segunda la tengo ahí, a un tiro de piedra y eso es mucho más que de sobra.

Tras ese momento casi mágico lo que queda por contar casi no tiene interés si por interesante se cuenta lo sucedido. Bueno, quizás quede decir que para rematar el viaje visitamos Oxford por unas horas y que sí, es una ciudad mágica, impresionante. Habrá que volver con más tiempo quizás. Ahora sólo me queda reiterar mi agradecimiento a Pili, Margarita, Maricarmen y Lisardo por haberme dado tanto.

La carrera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAWhite Peak Marathon es una carrera un tanto atípica que se desarrolla casi en su totalidad en el parque nacional de los picos, una isla forestal en plena campiña inglesa y siguiendo el trazado de una antigua vía férrea de suelo de tierra firmemente compactada. Una preciosidad. La salida fue a las 11:10 h. ya que nos advirtieron que una barcaza debía cruzar el canal y eso provocaría un retraso de diez minutos. Con puntualidad inglesa partimos simultáneamente con la media maratón que también se celebraba desde otro punto, en un suave ascenso hasta el km. 10 más o menos y acompañados por un viento de los que te hacen mucho daño. Desde allí en leves llaneos-subidas-bajadas casi imperceptibles nos acercamos al 30 aproximadamente donde el descenso nos llevó a Comford Mills donde, en el campo de su equipo de rugby estaba la meta. Allí, en el club social, rodeado de prados con centenares de ovejas pastando y un partido de cricket en sus aledaños, de los que la gente juega por esos lares, es lo que tiene ir a sitios donde no te hacen el teatro que suele hacerse a los guiris.

Se trata esta de una maratón de “andar por casa”, de las de “yo me lo guiso y yo me lo como” con ese toque rancio y popular y mucho encanto pero con muchas carencias si la saboreamos desde nuestros ojos acostumbrados a comer con cubiertos de plata.

Lo mejor, sin duda, la compañía.

Julián

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pili LV 40 3:20:14 20 2
Julián MV 40 3:55:33 81 25
Lisardo MV 50 4:12:20 108 19

Jornada electoral

Hoy es 24 de Mayo, día de elecciones. A las 8 de la mañana presento mis credenciales como interventor/apoderado de Izquierda Unida ante la mesa electoral que acaba de constituirse, formada por el presidente y dos vocales en el colegio Lo Romero, donde ha estudiado mi nieta durante años. Me encuentro algunas caras, de cuyo pecho cuelgan las siglas de un partido político, con las que me veo cada cuatro años. Siempre un montón de interventores del PP y del PSOE, apenas alguno de los partidos minoritarios. Los presidentes y vocales se renuevan, algunos repiten, pero nosotros, los interventores o apoderados, siempre los mismos, bueno, es un decir, porque algunos como Carlos o Chimo, en mi caso, que siempre íbamos juntos o a visitarnos a los respectivos colegios estos días de elecciones o a tomarnos unas cañas, ya están bajo tierra. Por aquí, sobre la tierra, todo como siempre. Que si en el colegio Cristo de la Paz han parado las votaciones porque se han mezclado las papeletas, que si en otro han repartido papeletas en la puerta del colegio, en otro han descubierto sobres ya con la papeleta de votación dentro en la cabina,….y ahora, en este momento acaba de llegar el alcalde, no sabemos si por mucho tiempo, no, no me refiero a si se va a entretener o no mucho rato en este colegio, sino a si va a seguir siendo alcalde o no por mucho tiempo. Supongo que tendrá que hacer equilibrismo si se quiere mantener en la poltrona. Hasta ahora los interrogantes que se planteaban, durante muchos años, han sido cuál de los dos partidos mayoritarios se haría con el poder y en qué circunstancias, con qué apoyos, a cambio de qué, si con mayoría absoluta o con necesidad de pactos. Hacía ya mucho tiempo que no se planteaban los interrogantes de estas elecciones que pueden trastocar el panorama vigente hasta el momento en que el único imprevisto era cuál de los dos partidos mayoritarios se llevaría el gato al agua. Ahora se plantean otras posibilidades que pueden alterar de forma importante el panorama político. Han pasado las horas muertas de la siesta y parece que la gente despierta de la somnolencia de un día sin que luzca el sol, más bien fresco para esta época del año. Los rumores circulan no ya a través de los apoderados de los distintos partidos que visitan a sus compañeros, o de los votantes informados, sino también a través de las redes sociales, internet, twiter, facebook: que si en la ciudad ha habido un enfrentamiento entre una candidata y apoderados de otra facción, que si han boicoteado a otro en otra ciudad, que si las papeletas de Ciudadanos no se corresponden con las aparecidas en el Boletín Oficial (¿quién ha mirado nunca el boletín oficial para comprobar estas cosas, acaso no está para eso la junta electoral central?), que si la pinta de los interventores de tal partido que ni son de aquí, parece que vienen de Alcoy, y mira los atuendos, la gomina todo el día en el pelo fresca, y encima con un manual de Derecho Civil que saca de vez en cuando y lee ante la mesa electoral cuando tratan de anular o eliminar sus votos, que si en el polideportivo han estado a punto de darse de hostias y ha tenido que intervenir la guardia civil,……Todo esto que me rodea y en lo que tomo parte como miembro activo, como alguien que participa por convicción política, con el deseo de transformar y mejorar esta sociedad en la que vivo, esta sociedad que quiero mejor para mis hijos y mis nietos, para los ciudadanos, todo esto, digo, me resulta como ajeno, como algo que, ocurriendo a mi alrededor, me resulta lejano, como algo carente de importancia e interés, como algo que difícilmente va a cambiar este mundo en el que vivo. Parece como si hubiera una disociación entre lo que hago, lo que pienso, lo que quiero y lo que ocurre.

J.L Simón. San Juan, 25 de mayo de 2015

III 10 KM y II 6 KM Cala de Finestrat (17-Mayo-2015)

La carrera era a las 10:30 de la mañana, el escenario playero, el tiempo caluroso y todo parecía indicar que iba a ser un gran día pero yo no podía imaginar que iba a salirme mal porque esa semana había hecho dos días de entrenamiento y estaba para hacer un buen tiempo de carrera.

unnamedLlegué sobre las 9:40 a Finestrat y ya teníamos buen ambiente en la zona: corredores a por los dorsales, el chiringuito de la esquina sirviendo sus desayunos, los primeros bañistas ocupando los mejores espacios de la playa y los agentes de policía indicando por donde se encontraba la zona de parking.

Una vez recogido el dorsal, me coloco la ropa de A To Trapo, en esta ocasión el conjunto azul (pantalón corto y camiseta de tirantes). Estaba todo dispuesto y empecé hacer estiramientos, unos previos y note un punto de dolor en el gemelo cada vez que subía la pierna izquierda pero no le di demasiada importancia. Esto era el anuncio de lo que ocurriría más tarde durante parte de la carrera.

La salida de la carrera se produjo a la hora prevista y empezamos a rodar. El dolor en el punto del gemelo no se iba, no podía ir deprisa, me pasaban muchos corredores y decidí abandonar en el km 4 cuando empezaba a subir una cuesta larga. Creo que es lo mejor que pude hacer viendo que el gemelo no iba a mejorar y quedaban 6 km para el final de carrera (una pesadilla). Abandoné y me di un baño en la playa, el primer baño de la temporada. Así el día paso de una previsión muy positiva a un desastre de carrera y sin fotos de la organización puesto que la mayoría son de final de carrera y yo no llegué a la meta.

Eso es todo amigos, ser felices y si puede ser, corriendo.

Enlaces sobre esta prueba

XVIII 101 Km de Ronda (9-Mayo-2015)

Otra línea de meta que cruzo, otro reto conseguido y otra aventura que ya no me cuentan pero que yo si le contaré a mi hija cuando sea mayor.

Como empezar a escribir esta crónica si exactamente no sé cuándo decido apuntarme, ni si le he dedicado los entrenos que se merece, ni si he ido con el respeto que se merece la prueba etc. etc. etc… Entre maratones, Medios Ironman, Ironman, más maratones; sin parar de competir conmigo mismo, saliendo de un reto y metiéndome en otro, total, que llevo algo más de tres años en la pomada!!

image22Después de la maratón Sevilla, allá por el mes de febrero 2015, con un sabor agridulce por no conseguir lo marcado, empecé a meter volumen para Ronda, volumen por decir algo ya que mi tirada más larga no llegó a 4 horas, ni pasar de la distancia de 42.195 m en la maratón de Sevilla. Reuniones con la JEFA, la que como diría Pep Guardiola “la que mea colonia” en esto de las maratones y la voz de la experiencia porque hizo esta carrera el año anterior, Pili, asesorándome sobre material y entrenos, a lo segundo he de decir que la pobre hizo el trabajo en vano porque hice lo que me dió la gana; mencionar también al presi Jesús Jurado (somos vecinos de trabajo), un par de días antes vino a hacerme una visita que me hizo especial ilusión y a pasarme su estrategia de carrera: “disfruta todo lo que puedas, mucha agua y no corras en las cuestas, anda rápido…” ; y a mi mujer, que también consiguió dorsal con la idea de hacerla andando con unos amigos de Málaga pero que después de muchos entrenos no pudo asistir por lesión.

Muchos días para preparar la infraestructura/logística de la carrera: mochilas que puedes dejar en avituallamientos especiales, ropas de recambio para la noche, alimentación, pasaporte de carrera, frontal, dorsal (el tema de que te puedan enviar el dorsal por correo a casa con la bolsa del corredor me pareció una buena idea para no dejar nada suelto para el último momento). Total que nos plantamos en el día de la carrera los marchadores Ángel, Paco, Jesús y servidor de ustedes en el polideportivo de Ronda. Tras dejar mochilas en los camiones del ejército, fotos y unos vivas a la Legión, dan el pistoletazo de salida. Salimos los cuatro bastante atrás, sin prisa, andando y disfrutando del ambiente, mi idea era ir con ellos hasta la salida del pueblo, despedirme y desearnos suerte, creo que no llegué ni al primer kilómetro y ya me estaba despidiendo de los chicos, los pies se me iban solos.

image2La salida de Ronda resulto ser algo “espectacular”, llena de gente despidiendo a los cientuneros, por calles peatonales entrando incluso en la plaza de toros (han cambiado esta parte del recorrido) y mi primera sorpresa: me cruzo con el famoso Súper Paco de Cartama y su indumentaria característica (el tío se cascó la prueba en un tiempo buenísimo de 19 horas a sus 77 años), me hubiera parado a hacerme una foto con él pero la euforia me lo impidió.

La carrera se empieza a estirar y aunque llevo muchísima gente delante más lenta que yo, tampoco me preocupa mucho, voy adelantando poco a poco a la gente y andando en las cuestas. Acordándome de Jesús, Naxete Trail jejejeejej… Que también estuve hablando con el días antes.

El primer golpe de ponerme en mi sitio me llegó a la salida del pueblo de Arriate sobre el km 20. Una cuesta de 4 km al 9% y con 38ºC a las dos del mediodía, que para mí fue de lo más duro… Aprovecho para llamar a mi mujer decirle que voy bien, por donde voy y ella me contesta que estaba comiendo en el McDonald jajajaajajaj… Después se entra en una zona de llaneo, donde se puede correr, es un campo de tiro de la Legión llamado las Navetas, se da una vuelta de unos 10 km y otra grata sorpresa me reconoció por la equipacion oficial, Diego, otro componente de “A to trapo”, nada menos que nuestro Embajador en Andalucía, según Jesús jejejejejejej….Hablamos un poco y sin darme cuenta en un avituallamiento lo perdí. Al salir de aquella zona subidón de adrenalina, me cruzo con mis amigos los marchadores!!! Nos hacemos unas fotos para inmortalizar el momento, vamos todos bien de ánimos y seguimos cada uno a lo nuestro. Ya vamos dirección Alcalá del Valle, para llegar al km 49 y veo a dos chicos que nos vamos pasando cada cierto tiempo, porque aunque yo voy algo más rápido, después de los rampones en los que ando, ellos siempre me pasan porque les cuesta menos empezar a correr, me acerqué a ellos, les pregunté si podía ir con ellos y yo como siempre haciendo amigos…. Son dos chicos de Córdoba uno se llama Jose y el otro ¿?, perdón pero no me acuerdo, vamos charrando y sin darme cuenta nos plantamos en Alcalá donde había un punto de control y avituallamiento.

El ambiente en los pueblos es espectacular!! Toda la gente en la calle animando, ofreciendo cosas a los corredores, bidones con agua y mangueras para refrescarnos, dátiles, caramelos, y otros que intentan sacar un dinerillo vendiendo bebidas frescas.

image11Al salir de aquel pueblo nos dio en toda la cara una pared de cemento porque eso no era una cuesta, no tendría más de 300 m pero para subirlos a cuatro patas, criminales!! Arriba de la cuesta, ya no sé si como excusa, paramos a mirarnos los pies el otro chico y yo, por alguna ampolla que molestaba. Jose va hecho un toro!! Pinchamos las ampollas, llevo de todo en la mochila después del sermón que les he dado a mi amigo Paco el marchador y a mi Jefa Pili para ir con confianza…

Seguimos con próximo destino Setenil de las Bodegas, km 56, primer avituallamiento donde podías dejar mochila y donde te dan ya la luz trasera… Ahí esperaban a los dos chicos sus familias con un verdadero avituallamiento especial: tortillas, filetes empanados, dulce, bebidas frescas y si te apetecía hasta Ron Cacique con coca cola :D :D :D :D :D . Ahí mientras a uno de los compañeros le ponen réflex y hablan un poco con la familia, yo decido llamar a mi mujer y a Pili, les digo que va todo según lo previsto, que llevo seis horas y pico pero que voy muy bien, por lo menos por mi parte y la de Jose, el otro chico no lo veo muy bien pero tampoco lo conozco y no digo nada.

El próximo objetivo es llegar al cuartel de la Legión km 76, alrededor de 20 km duros, en los cuales nada más empezar el compañero de Jose nos dice que va con calambres y que no va a poder seguir nuestro ritmo, le ayudamos a estirar un poco y decidimos seguir nosotros. El camino hasta el cuartel se hace duro, mucha subida con un par de ellas especialmente duras y largas, para luego pasar a una bajada muy inclinada que castiga mucho las piernas, que nos llevaba hasta el cuartel donde tras un estudio del circuito nos esperaban otra vez la familia y amigos de Jose (menuda fiesta llevaban los tíos), me ofrecieron de todo como si fuera parte de su equipo, desde aquí les doy las gracias. Allí nos confirmaron lo que me imaginaba, el compañero de Jose se había retirado con fuertes calambres y bajada de tensión y todas esas cosas que es mejor ni ver ni escuchar y más cuando llevas tantos kilómetros.

Dentro del cuartel tengo preparada una mochila para coger algo de ropa limpia y de comida mía, ahí vuelvo a llamar a mi mujer y ella también me da malas noticias mis amigos los marchadores también han decidido retirarse, sabia decisión. Los tres arrastraban molestias, casi sin poder correr nada y llevaban muchas horas sufriendo, a mí no me vino mal, así, en vez de esperarlos yo a ellos en el coche me esperarían ellos a mí y encima no tenían ni llaves del coche ya que se suponía que llegaría yo antes. Hasta entré en Facebook para decirle a mis seguidores por donde iba :D :D :D :D . Al salir del Cuartel, ya preparado para afrontar el último tramo de la carrera nos damos cuenta Jose y yo que las tecnologías nos habían jugado una mala pasada según su GPS marca km 82 pero el cuartel estaba en el 76, eso me afectó un poco mentalmente porque aunque no iba con ninguna presión de marca, 6 km más, suponía para mí a estas alturas una hora más de carrera.

image2.pngAfrontamos la temida subida a la ermita, más de 3 km con un desnivel del 13% , pero como tanto me habían prealertado de la subida a la ermita, no me fue mal andar rápido y ya está; encima, ver que llegaba con luz natural sin necesidad de usar frontal, hizo que me viniese arriba, el compañero de travesía Jose, se puso los cascos, creo que para dejar de escucharme (no paro de charrar); bajada de la ermita dirección Benaoján, la bajada es cómoda, por asfalto, es lo que me gusta a mí, viendo Ronda iluminada de fondo y aunque sabes que no vas directo para allá, vas mirando el reloj y ves que te quedan unos 15 km, empiezas a hacer cálculos, etc.,…, grave error; veía las 13 hora , como mucho e iba muy contento pensando que estaría en el tiempo que me dijo Pili que haría, hasta que un simpático legionario nos desvío a la derecha y empezó mi calvario, mi pájara; aunque, pensándolo bien, si la “pájara” me vino en el km 86, es para estar contento. A partir de ahí el peor tramo sin duda de la carrera en el que las personas normales no pueden correr, noche cerrada; en los avituallamientos ya dan café caliente que apetece porque las temperaturas han bajado mucho; por delante, un par de puertos muy duros: “Cortijo de la manía y puerto de la muela“ y por si te quedaban ganas de algo más, la famosa cuesta empedrada del “cachondeo” 1’5 km al 13% sobre él km 98 de la carrera; entramos en Ronda, la alameda del tajo, nos miramos Jose y yo, aunque las piernas no van tu cabeza quiere correr y poco a poco empezamos a trotar; último control de carrera y revisión de pasaporte, cruzamos la meta y nos dimos un abrazo como amigos de toda la vida, nos despedimos y le doy las gracias porque creo que sin su ayuda no me hubiera ido tan bien, es más, ahora tengo el recuerdo como de las típicas vacaciones que no quieres volver al mismo lugar porqué crees que es imposible pasarlo mejor de lo que te lo has pasado.

La carrera, en lo referente al circuito, a mí no me gustó especialmente, pero por “como se vuelca la gente” en todos los pueblos por los que pasas (parece que son fiestas), los más de 20 avituallamientos (cada 5 km de media…), con legionarios que nos atendían estupendamente y nos ayudaban con una sonrisa!!, es por lo que estoy convencido que volveré porque tiene algo que te atrapa.

Pd/ Yo no soy taurino pero luego me he informado que en Ronda se hace la corrida Goyesca y que tienen fincas Fran Rivera y se deja ver el poderío de los terratenientes en las fincas por las que pasas.

Un saludo cientunero,
Tomás.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Tomás SENIOR M 14:06:54 244 64
Diego VET B M 14:11:52 260 15

XVI Medio Maratón Almansa (16-Mayo-2015)

Como el que no quiere la cosa, llegamos casi a final de temporada; así que la tónica general entre los corredores suele ser el agotamiento, no solo físico sino también mental. Muchos kilómetros acumulados en las piernas, la temporada ha sido larga; no se cubrieron los objetivos, al menos por mi parte, pero siempre está el correr para disfrutar que no es poco y más cuando el estado físico no te lo permite del todo. Tomás, temporada más que súper completa, con sus Iromans, Maratón de Sevilla y para rematar la faena y como colofón esos 101 km de Ronda. Abel, que deciros de este monstruo, el YETI de las montañas que cuando baja a la ciudad da miedo igual.

IMG_4221Quedamos en mi casa Juan Enrique, Jorge, Mejías, Abel y un servidor (Fer Pelu). Ponemos rumbo a Almansa y durante el trayecto salió el tema del fútbol (cómo no??), Madrid – Barça y también la Juve rival del Barça en la final de la Champions. Yo como soy muy boca…. le dije a Meji que la Juve no es rival para el Barça en la final y él me decía que los partidos hay que jugarlos, etc……

Cuando llegamos a Almansa recogimos dorsales, cafelito y a cambiarnos, foto de rigor en el campo de fútbol y a la línea de salida. Juan Enrique como capitán reparte faena, encargando la crónica a Fer o Meji, quien llegase el último?? , le di el pésame a Meji y le hice saber que la crónica la haría él.

Empezamos a correr en plan muy suave, pues queríamos disfrutar la carrera más que otra cosa y llegar a meta con la satisfacción de terminarla sin cansarnos mucho. Tomás fue con su señora en el grupo final donde le acompañaba Javier Granizo y Angelín que iban vestidos de payasos repartiendo caramelos, como vienen haciendo tantos y tantos años estos trotadores villeneros. En el km 3 noté que no podía respirar y no era por el ritmo pues iríamos en ese momento a poco más de 5’15, poco a poco fui parando hasta llegar a solo caminar, mis compañeros ni se percataron a excepción de Paco Galindo que me vio y Mejías; menos mal que ya en el km 7 encontré una ambulancia donde me proporcionaron ventolín, y de paso me hicieron el chequeo, tomándome el ritmo cardíaco y auscultándome; gracias al ventolín pude continuar la carrera, ya solo con el fin de acabarla, pues nunca me he retirado en prueba alguna y me fastidiaba hacerlo en ésta. Llegué a META después de Mejías y aquí me tenéis, escribiendo esta breve crónica. Espero que el Barça tenga mejor suerte que yo :D :D :D ;bueno, cuando veáis los tiempos veréis como nos lo hemos tomado.

Un fuerte abrazo a toda mi familia de Running, ser felices y seguir corriendo, seréis más.

Fer Pelu

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel VET B 1:24:39 101 20
Juan Enrique VET B 1:37:30 540 105
Jorge L. VET A 1:43:25 890 223
J.Ant.Mejías VET B 1:46:04 1077 218
Fer Pelu VET D 1:49:31 1357 95
Paco G. VET F 1:53:36 1637 28
Tomás SEN MASC 2:16:45 2789 504