Sandía Night 2018 (29-Junio-2018)

Cuando los días se hacen más largos y las noches más cortas,
Cuando las temperaturas suben,
Cuando se acerca el solsticio de verano,
Ya ha llegado el momento de acudir a la convocatoria de la mítica SANDIA NIGHT.

Y ademas es el aniversario de A TO TRAPO.
30 años – que se dice pronto – llevamos ya corriendo bajo el lema de OLD RUNNERS NEVER DIE.

Cada vez más guapos, cada vez más numerosos, cada vez más agradecidos por ser parte de esta familia, cada vez más felices por disfrutar del momento, cada vez con menos tapujos o vergüenza, y así cada uno y cada una como es, nos juntamos para trotar al mar.

Ya se suma al encuentro la segunda generación y nos alegra la vista con su correr tan ligero. Y mientras tanto, la tercera generación se está preparando en sus cunas y carricoches para en pocos años poder seguir el ejemplo y los pasos de sus abuelitos.

Así nos damos cita nuevamente los A To Traperos en la Villa Rosa para dar la bienvenida al verano y homenajear el correr en buena compañía. Gracias Rosa y Vicente por abrir vuestro hogar a este grupo tan revuelto.

Este año no solo hay sandía – hay todo una bolsa de corredor completísima! No falta ni dorsal nominativo, ni chip conmemorativo, y por supuesto tampoco falta camiseta de los 30.

Allá vamos, salimos con traca de pistoletazo y el sol todavía dándonos en la cara. Avanzamos al trote cochinero, cada uno a su ritmo y charlando por el camino. Llegamos a Santa Faz donde nos juntamos todos para documentar nuestra parada en foto y video y seguimos hacia el primer avituallamiento de la Cervecería Max. Y ya solo queda la etapa final para la meta, que es nuestra calita. Al llegar nos tiramos al mar tan bueno y refrescante con la puesta de sol de telón de fondo. De película!

Pero aún nos espera lo mejor: este año hay transporte VIP! Hay que ponerse guapos para ello: con un modelito exclusivo diseñado para el evento (servirá de inspiración para Gucci, Armani o Lagerfeld para la pasarela de Madrid) nos subimos al turibus de Alicante que nos llevará de vuelta. A modo Orgullo ATOTRAPO pasamos por Miriam Blasco y damos una vuelta de honor por San Juan, aclamados por paseantes y comensales en terrazas por el camino.

Sedientos y hambrientos retornamos finalmente a la Villa Rosa donde nuestros compañeros nos han preparado una cena que nos sabe a gloria. Premios a los más destacados del grupo, y homenaje al organizador del evento.

30 años con Jesús de Presidente – nunca votado para el puesto y nunca cuestionado en su liderazgo. Y cada año nos sorprende con sus ideas insólitas y nos contagia con su risa grande y permanente. Muchas gracias y a por 30 años mas. A TO TRAPO.

XVII Pujada al Refugi dels Esbarzerets – Ibi (1-Julio-2018)

Diecisiete ediciones para esta Pujada a Esbarzerets, en una zona muy guapa, al lado de Tibi, y yo sin haber hecho nunca esta carrera… ¿Cómo podía ser eso?

Solución inmediata: ¡Había que correrla!

Poco importaba que la noche anterior era la presentación de Ana como Reina de las Fiestas de Tibi 2018, que apenas se hubiera descansado, que hiciera un calor infernal (propio ya de las fechas), y que costara arrancar porque una vez que te vistes de corto, te pones las zapas, y te miras en el espejo, sabes que estás haciendo lo que te gusta, y que después del esfuerzo y “sacrificio” inicial, tu cuerpo y tu mente te lo va a agradecer…

Y más si te encuentras rodeado de amigos y de personas tan maravillosas, que ya hace que merezca la pena el ir a una carrera: Jesús, Juanma, Emili Sellés y Nuria, Javi, y todas esas caras conocidas y otras nuevas unidas por la misma pasión y afición que es correr.

Resacosos aún por esa Sandía Night (30 Aniversario Edition), donde el Presi nos dejó a todos literalmente en pañales…

Reunidos bajo un nuevo arco de salida/meta por el Club Deportivo de Ibi La Dulzura, con algunos errores en las clasificaciones y los chips (no habían), pero no nos importó pues para nosotros todo era correr y cantar…

8 kilómetros hacia arriba, tocar el avituallamiento del refugio de Esbarzerets con 550m+, y 8 kilómetros hacia abajo por el mismo camino repitiendo el trayecto de vuelta.

Miquel arriba nos fotografió por sorpresa, Javi se fue delante en un gran momento de forma (y lo que le queda), algo pesada la bajada ya al final con tanto asfalto, pero contento pues la sonrisa entrando en meta no me la quitaba nadie, contando (así a ojo) que quedaría el treintaytantos maromenor de la clasificación general, con un crono en mi garmin de 1:18:54, mucho mejor de lo esperado en un principio tomando como referencia los últimos entrenos, y lo lúdico festivo de mi estado de wasa.

Ana subió al cajón (y sin querer) como primera en su categoría (es lo suyo en una Reina de Fiestas ;), y lo mejor el poder refrescarnos en el post carrera con ese limón granizado tan dulce, como el propio nombre indica de su Club organizador, a quien agradecerles el habernos reunido a los allí presentes en otro bonito evento, que el año que viene ya cumplirá la mayoría de edad.

Esta ya no nos la cuentan…

¡Gracias a todos!

Puedes leer la crónica original de Abel en “Diario de un corredor invisible

(Pendiente de la publicaciónd e los resultados oficiales)

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel Vet M
Ana Sen F
Juanma Master M
Jesús Master M

Trail Nocturno Amanece X Chiva (22-Junio-2018)

La carrera comenzaba el viernes 22 de junio a las 23:00. Un mail de la organización nos informa que la temperatura esperada será de 14ºC a esa hora. Al llegar a Xiva habían 37ºC, mucho tendría que bajar para llegar a lo “esperado”.

Recojo el dorsal y no hay mucho ambiente. Me sorprende que no dan ningún tipo de chip. Después me dirijo a mi hotel que está a 2 km del pueblo y descanso y a las 21:00 ceno. Algo había leído en otro de los mails acerca del parking subterráneo del pueblo, por lo que decido meter el coche. Cierto es que, es el más barato de la galaxia.

Nos vamos al punto de encuentro, donde varios autobuses de línea nos llevarán a la salida. El nuestro tuvo la curiosidad de sólo tener luces de posición para hacer el camino por la montaña (30′) así es que ya empezamos un poco nerviosos. Sumarle que el colega que lo llevaba debía de haber repartido carne antes de subirnos a nosotros, porque llevaba el aire acondicionado a 13ºC … fresquitos, fresquitos.

Ya en la salida, también me fijo que no hay arco, ni nada por el estilo. Bueno si, un cono naranja que indica el punto de salida que sería la delicia en Perdices y Conejos (allí al menos tenemos una cinta).

Dan la salida y tenemos 1,5 km de asfalto antes de empezar a subir a Peña Alta. Tuvimos la suerte mientras ascendíamos de ver bajar por una ladera a los que una hora antes habían empezado el maratón nocturno. Parecen luciérnagas. Son los primeros kilómetros y nos lo tomamos con tranquilidad, subimos y bajamos para volver a empezar a subir al primer avituallamiento en Nevera, km 8. Yo recuerdo lo que dicen Gosa y Ángel y como algo, aunque no tenga ganas.

Empezamos otro descenso y en el km10 me doblo completamente el tobillo derecho. Es complicado bajar por la noche. Las sombras de los frontales no permiten ver muy bien las inclinaciones, ramas o piedras sueltas. Pero me recupero poco a poco. Subimos a Segura en medio de bosques y nos espera un descenso que incluye cuerdas, lechos de ríos y bajadas técnicas que hacen que el grupo se estire mucho. Yo llegué a ir solo bastante tiempo. Así llegamos al segundo avituallamiento en el km 17. Vuelvo a comer, a hidratarme (hace mucho calor), lleno el bidón de agua y me llevo algunas gominolas.

Subimos a Tramusales, donde podemos correr un par de kilómetros antes de otro descenso que nos lleva al último avituallamiento. Donde, por cierto, no tenían nada de botiquín y algunos corredores iban necesitados. Ahora las luces ya se han separado mucho. Y raro es si corres con alguien cerca. El último punto donde reponer fuerzas se llama Cagón, tampoco es eso, ¿no? Es una carrera corta, pero sin faltar…jaja.

Pues a subir la última a Morrón Gitam km 22, y ya todo descenso hasta meta. Es donde empieza la cadera a recordarme que he jugado toda mi vida al fútbol de portero. Me duele bastante y parezco que llevo un ritmo salsero sabrosón, pero recuerdo un consejo de Gosa y me tomo un Ibuprofeno. Perfecto. Los últimos 5 km voy bastante bien, adelantando gente bajando, pero sobre todo subiendo los pequeños repechos que aparecen.

La llegada a meta es bastante desangelada. Estamos fuera del pueblo y no han puesto un speaker que te dé la bienvenida, ni un fotógrafo…vamos, que me di yo mismo un abrazo. Ya sé que no es la UTMB, pero llegar así es algo triste.

Ahora comienza mi odisea para llegar al hotel. No hay trasporte al centro del pueblo y me voy andando más perdido que un gorrino en un garaje de bicicletas. Le pregunto a un conductor de camión de la basura, son las 4:00, y me dice que me lleva él. Un alma caritativa, le iba a decir que me llevará detrás con los restos jaja.

Llego al parking aconsejado por la organización, y veo con “alegría” que no abre hasta las 8:30, así es que me tengo que ir a pata hasta el hotel, que ahora está a casi 4 km … pues me subo corriendo con las fuerzas que me quedan.

Y eso es todo. Me acordé que Elías corría Lavaredo y de Pili en dos días su maratón 50 en Etiopía, eso si serán crónicas espectaculares, jaja.

Gracias a todos por los consejos, los entrenamientos y los ánimos.

Un abrazo cangrejo para todos/as.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jaime Vet M 4:02:04 71 28

III 10k-5k Nocturno Hogueras de Sant Joan (16-Junio-2018)

Después de casi dos meses sin competir, desde la Media Maratón de Alicante, que la terminé lesionándome, con los sóleos de ambas piernas contracturados, ya tocaba hacer alguna carrera.

Estaba deseando que llegara el día y la hora para probar mi estado físico y anímico tras la lesión. Arropado por el equipo de A To Trapo y de espectadores de lujo, mi mujer y mi sobrina Claudia.

Sobre las 18:30 h recogimos los dorsales, mi hija Lucía y yo, en Alicante, en la tienda de uno de los patrocinadores, Ciclos Boyer.

A las 21:00 h teníamos la quedada para la foto grupal

A las 21:30 h dan la salida. Lucía afronta el 5k y yo el 10k.

La temperatura es agradable con un poco de humedad. Muy buen ambiente, con mucha gente animando a los corredores.

Es un circuito algo rompepiernas de 5k. Empieza con una subida ligera hacia la gasolinera, luego bajada hasta el puente de Benimagrell. Se llanea por las calles de Benimagrell y ahora es donde viene la parte dura de la carrera, subida pronunciada y larga hasta la meta.

Lucía termina el recorrido de la prueba del 5k en 24m 08s, siendo primera en la categoría Juvenil femenina.

Por mi parte, termino el recorrido de la prueba del 10k en 44m 34s, siendo cuarto en la categoría de Veterano B masculino. Me quedé con la miel en los labios pero muy contento del resultado, siendo mi MMP en un 10k de este año 2018.

Muy contento con el tiempo que he hecho, y que no he perdido la forma después de la lesión. También por el podium de Lucía y demás componentes del equipo de A To Trapo.

Enlaces sobre esta prueba

5 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Tomás Borja SENIOR 0:20:16 34 8
Lucía JUVENIL 0:24:01 75 1
Martina VET B FEM 0:25:38 101 2
Pablo B VET A MAS 0:27:22 129 46

 

10 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pirri VET A MAS 0:41:42 25 12
JJ Guijarro VET B MAS 0:44:26 42 4
Tomás M. VET A MAS 0:46:42 65 35
Mark VET B MAS 0:49:01 96 11
Paco G. VET C MAS 0:49:20 98 2
Ernesto VET A MAS 0:55:42 152 76
Jesús J. VET C MAS 0:55:42 153 3
Piedad VET A FEM 0:55:43 154 14