Buscando mi chanclo

IX Botamarges – Forna (7-Octubre-2017)

Botamarges 2017.    ¡¡¡No hay quinta mala!!!

Un año más, y en mi caso ya van cinco consecutivos, volvíamos a estar en la línea de salida de la Botamarges. En este caso, los representantes de A To Trapo éramos Elías, Jesús Santana y yo (Gosa).

¿El recorrido? El mismo que el de los últimos años y que está descrito en todas las crónicas anteriores de esta carrera.

¿El día? Bueno, pues el día amaneció nublado y con previsiones de lluvia en algunos tramos, aunque estos de las previsiones no tienen ni idea del poder de mi chubasquero. No nos cayó ni una gota, aunque en todos los alrededores y en algunos tramos de la carrera cayera y de lo lindo.

Este año era el año que menos había preparado la carrera, ya que di por finalizada la temporada a finales del mes de julio, cuando terminamos el Gran Trail Aneto-Posets. Desde entonces hasta el día de la carrera había entrenado poco, en parte por el descanso merecido y en parte porque un dolor en el talón, que ha resultado ser fascitis plantar, no me dejaba entrenar con normalidad.

Así, con pocos entrenamientos, 5 kilos de más y molestias en el talón, nos presentamos en la línea de salida para afrontar los 70Km y 3600 d+ de la Botamarges. Por desgracia no pudimos coincidir con Elías, al que me hubiese gustado saludar. Como siempre en Botamarges, la salida espectacular de la mano de Jaime, que nos recuerda la evolución de la carrera y la importancia de poder mantenerla. Sobre este tema haré una pequeña reflexión personal al final.

Ya en las primeras rampas de subida noto que este año va a ser complicado y cuando iniciamos la primera bajada hacia Villalonga empiezo a tener dudas si podré terminar la carrera. Me duele mucho el talón y, por si fuera poco, las zapatillas que utilizo (prestadas por Jesús Jurado) tienen mucha suela para protegerlo, pero no consigo estar a gusto con ellas porque se me doblan los tobillos. Llego como puedo al avituallamiento.

Ahora queda un buen trecho de carrera que es “llano” y la subida a La Safor. En estos tramos los tobillos no sufren, pero el sobrepeso y la falta de entrenamiento hace que la subida se me haga eterna y muy dura. Pero si eterna y dura se hizo la subida, no os podéis imaginar lo que fue la bajada. Los 7 km y 700 d- se convirtieron en un infierno, con continuas torceduras en los tobillos y un dolor cada vez más fuerte. En cualquier otra carrera, habría sopesado el retirarme, pero esto era la Botamarges y en lugar de pensar en la retirada mi mente se puso a cavilar. Tenía la esperanza que nuestros incondicionales (Conchi, Eva, Josep, Jesusín y Carlos) encontraran el avituallamiento de las antenas de Benisili que el año anterior no pudieron encontrar. La idea era poder vendarme los tobillos, cambiar de zapatillas y ver como respondía el cuerpo. Por suerte allí estaban, con cara de preocupados, Jesús S. había llegado hacía ya un buen rato. Les cuento lo que me pasa y manos a la obra, aunque al final los tobillos me los vendaron los servicios médicos de la carrera.

Así, con zapas nuevas, tobillos vendados y fuerzas renovadas salimos del avituallamiento. Jesús tiene molestias en el estómago, y cada cierto tiempo tiene que hacer una paradita, lo que hace que no se me escape mucho. Yo la verdad, como si me hubiera cambiado entero. Noto los tobillos mucho más seguros y me voy encontrando cada vez más cómodo.

Poco a poco van pasando los kilómetros. Sigo sufriendo mucho en las bajadas y por eso me toca esforzare más en las subidas y correr en los llanos. Creo que nunca he trotado durante tanto tiempo en esta carrera, pero si no lo hago no llegamos a los tiempos de corte.

No voy a cansaros con la dureza de la carrera y lo mal que lo pasé, tampoco ha sido la Botamarges en la que lo he pasado peor. Bueno pero ya se sabe, sarna con gusto no pica.

Durante toda la carrera fuimos coincidiendo en los avituallamientos con un grupo de corredores, entre los que se encontraba Félix San Juan de “Nativos”. Iban acompañando a un corredor. Ver como lo iban esperando, como lo animaban y como este luchaba por llegar a cada uno de los puntos donde le esperaban, me dio ánimos a mí también.

Al final 14 horas y 57 minutos. Quinta edición consecutiva de la Botamarges “a la saca” y con uno de los mejores tiempos que he hecho. Ya en meta nos enteramos de que Elías tuvo que abandonar a solo 10 km del final debido a un problema en el estómago.

No quiero dejar pasar la oportunidad para darle las gracias a mi cuñado Jesús. Sin él estas aventuras no serían lo mismo. Gracias por quedarte conmigo y sacrificar tus tiempos por acompañarme. Saber que estarás esperando en el próximo avituallamiento me da fuerzas para seguir y muchas de estas carreras las he conseguido acabar por estar tú ahí, controlando ritmos y esfuerzos. MOLTES GRÀCIES !!!!

Bueno, la reflexión viene de las palabras de Jaime “el speaker” en la salida contando la evolución en las inscripciones de la carrera. Hemos llegado a ser hasta 600 corredores, con inscripciones que se agotaban en tres días. El año pasado fuimos unos 300 y este año 250. Está claro que el nacimiento de nuevas e innumerables carreras hace que, aunque el número de corredores de trail haya aumentado, las carreras no llegan a cubrir inscripciones. Para mí la Botamarges es la carrera ideal.   Cerca de casa, buen recorrido, buenos avituallamientos, ideal para disfrutarla con la familia, para correrla con amigos, para sufrirla solo, y, por si fuera poco, para mi es donde empezó esta locura de las ultras y donde se me grabaron “a fuego” las palabras con las que siempre termino mis crónicas. Sería una lástima que desapareciera como les ha ocurrido a otras. Así pues, ya estoy esperando la Botamarges 2018.  Amunt Botamarges!!!!

¡¡¡El dolor es pasajero, la gloria es eterna!!!

Nos vemos en las montañas.

Gosa.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jesús S. Veterano 14:57:02 205 80
Gosa Veterano 14:57:26 207 82

XXXVII Maratón de Valencia (19-Noviembre-2017)

¿No hay dos sin tres?

Todo empezó por febrero cuando después de realizar la maratón de Sevilla (mi 1ª maratón). La pregunta era ¿sería capaz de hacer otra?

Pasado mi periodo de descanso, le había metido mucha caña al cuerpo (maratón, transilicitana, 2 medias). Retomo la idea, ¡allá vamos!

Principio de julio y nos ponemos al trabajo, ¡otra maratón!¡estás loco!, me decían.

Pasan las semanas de entrenamiento, me encuentro bien, sin lesiones y aparece un GRAN problema extra deportivo que tiene mi mente demasiado ocupada, NO me encuentro con ganas, pero hay que seguir, llega la MMValencia y me sale mejor de lo que esperaba, salgo muy animado.

Bueno ya estamos en Maratón de Valencia, llegamos bien y sin lesiones, sábado recogida de dorsal y a descansar.

Domingo bien temprano hacia la salida (dios que frío), no consigo ver a mis compañeros de ATOTRAPO.

La carrera empieza bien, me encuentro con ganas marcando los tiempos que me había planteado, paso la media maratón y decido tomar un gel, cojo uno de la organización (mala idea), en el km 27 empiezo a tener problemas estomacales pero sigo llevando los ritmos previstos hasta el km 33 que mi cabeza empieza discutir con mi estómago (algo va mal), bajo el ritmo empiezo a sufrir más de la cuenta (no estoy disfrutando), en el km 36 no puedo más y paro unos 5 segundos y me pongo otra vez en marcha (tengo que terminarla) ya estamos viendo el ultimo km y a falta de 300m veo a mi mujer que me anima y por fin veo la ansiada pasarela azul y cruzamos meta, LO VOLVÍ A CONSEGUIR.

¿cuál será la siguiente?

Tomás Méndez

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juan Enrique VET MASC B 3:13:45 2661 695
Tomás M. VET MASC B 3:50:44 9018 2168
José Pablo VET MASC C 5:18:24 15949 2610

Dublin Marathon (29-Octubre-2017)

Tenía muchas ilusiones puestas en esta Maratón, la verdad que me está gustando mucho esto de correr en el extranjero, a principios de Junio se lo propuse a mi hermano ya que estuvo viviendo en DUBLIN y su respuesta fue, ¿estás seguro que vas a correr o vas a beber GUINNESS?. Dicho y hecho, en pleno verano compra de dorsal, compra de billetes de avión y de viaje a la bella Irlanda.

Meses de duros entrenos, buena puesta a punto hasta el último mes en donde una vieja lesión me vuelve a dar guerra.

Mi objetivo y para lo que estaba entrenando era bajar mi marca de 3h 25 minutos, acercarme al 3h 19 minutos pero después de las últimas 3 semanas todo se va al garete por el maldito gemelo.

Cambio de planes ahora, el objetivo es acabar dignamente y tengo que decir que fue gracias a  mi fisio de confianza NOELIA,  gracias por hacer magia con tus manos.

Llegamos el viernes a Dublín y nos vamos a ver la imponente y bella  iglesia de San Patricio, recorrido por el parque de Phoenix, paseo paralelo al río Liffey con sus múltiples pasos para los turistas y visita obligada al famoso TEMPLE BAR en donde hay infinidad de grifos de cerveza, conté hasta 14.

Ya el sábado hacemos la visita a la famosa y genuina THE GUINNESS STOREHOUSE en donde nos explican con todo lujo de detalles el proceso de fermentación de tan deseado tesoro, yo particularmente soy un enamorado de esta cerveza negra que tan popular hizo el señor Arthur Guinness que en su momento firmó un contrato de más de 9000 años. 4 horas de ruta por la fábrica  de 5 plantas merece la pena de verdad.

Feria del corredor en donde hay infinidad de gente de muchos países de Europa, esto de ir de copiloto en un taxi donde tienen el volante al otro lado es curioso y divertido.

Sábado noche un buen plato de pasta en un italiano y a preparar la ropa para la batalla del domingo.

El domingo desayuno rápido me coloco mi ropa de A TO TRAPO y lo único que pienso es en no lesionarme.

Comienza la carrera a 10 grados, temperatura perfecta para correr, un poco de sol el cual me encanta  y mi ritmo es cómodo  a 5´10 voy aguantando porque no sé cómo voy a salir de esta, me grabo a fuego una frase que me dice un amigo cuando uno está lesionado LA MEJOR MARCA ES CRUZAR LA META.

Van cayendo los km y paso la 1/2 en 1 h 49min voy bien sé que lo puedo hacer, pero la Marathon es larga y te pone a prueba tanto física como mentalmente. La carrera pasa por el centro de Dublín y por el parque Phoenix en donde hay mucha animación, llego hasta el km 33 en donde mi gemelo empieza a darme guerra y ya no voy bien, pero sé que voy a acabar,  los niños en la calle ofreciendo continuamente los ositos de chucherías con su sonrisa de oreja a oreja de inocencia y felicidad, voy acabando la carrera con continuas subidas ya que el perfil de la carrera no invita a un gran fin alero ya sé que voy a acabar.

Último km se acerca la meta, no me lo creo, lesionado y logro parar el cromo en 3h 49 minutos.

Nuevamente FINISHER de una Maratón y ya van 17.

Quién sabe dónde será la siguiente pero la habrá, no lo dudéis, muchos kms para seguir disfrutando.

Como bien dice un buen amigo mío, mi mejor Maratón está por llegar, esperemos que sea pronto.

Un abrazo amigos ser felices y disfrutar de la vida … corriendo.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Jorge M40 3:51:09 4893 1087

Pacíficamente

Ellos todo lo hacen pacíficamente. La policía con brutalidad.

Rompieron los cristales de los coches de la guardia civil pacíficamente.

Pacíficamente se subieron a esos mismos vehículos destrozados y desde allí arengaron pacíficamente a los manifestantes concentrados.

Pacíficamente mantuvieron retenidos a los policías que por orden judicial entraron a la consellería de economía en busca de documentación sobre el referendum.

Pacíficamente lanzaron una silla contra un guardia civil cuando entraba en un colegio electoral y lo dejaron en estado de choc.

Pacíficamente rodean los locales de los partidos no independentistas y los tachan, tratando de insultarlos, de españolistas.

Pacíficamente hacen pintadas y lanzan amenazas contra establecimientos de no independentistas con frases como “Esta no es vuestra tierra”

Pacíficamente impide la señora Forcadell intervenir a la oposición en el Parlament, dejando sin voz a millones de catalanes que no se sienten representados por ellos.

Pacíficamente enseñan a los niños en las escuelas a hacer esteladas como trabajos manuales.

Pacíficamente impiden en la Universidad la entrada de alumnos no partidarios de la huelga.

Con inusitada violencia ocular, gestual y verbal nos lanzan el adverbio pacíficamente olvidando quizá que su significado está a años luz del uso que le dan en sus múltiples intervenciones, sea Tardá, Rufián, Bosch o el lacrimoso Junqueras.

Pacífico se dice, según el diccionario de María Moliner, del que no provoca o fomenta o no es inclinado a provocar o fomentar luchas, discordia o discusiones.

¿Quiénes son los que han perturbado desde hace tiempo la paz, el sosiego y la convivencia tolerante y respetuosa de las ideas distintas u opuestas?

¿Era este el clima social de confrontación entre los distintos partidos políticos cuando se trataba de defender los intereses de clase?

¿Había esta intolerancia ideológica, instalada ahora en nuestra sociedad, entre los líderes y militantes del PSUC, PSC, Converg. y Unió, PP o Esquerra Republicana?

Es evidente que no. Cataluña ha sido un modelo de convivencia, de progreso, de respeto, de civismo.

Ha sido la pacífica irrupción del veneno independentista la que ha emponzoñado las relaciones políticas y la convivencia entre amigos, parientes y vecinos.

Ha sido la pacífica irrupción del independentismo intolerante la que ha provocado el rechazo del ordenamiento jurídico derivado de la Constitución.

Ha sido la pacífica irrupción del independentismo la que está poniendo en peligro el bienestar de muchas gentes engañadas por dirigentes irresponsables que, con las espaldas más guardadas, las empujan a una aventura de consecuencias imprevisibles.

¿Quién va a soportar sino ellos especialmente las consecuencias de la fuga de miles de empresas que hacían de Cataluña una de las tierras de promisión a la que desde hace muchos años han acudido gentes de toda España?

Todo lo hacen pacíficamente estos chicos. No acabo de entender por qué el gobierno de España aplica el artículo 155 de la Constitución.

San Juan, 29 de octubre de 17.
José Luis Simón Cámara.