Cabeçó, vuelta y vuelta, con sus tres subidas …

… y los runares caramelizados.

img_6766
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Y es que el Cabeçó nos lo hemos «comido» tantas veces que necesitábamos un menú diferente.

Cuando esta semana nos intercambiábamos correos para ver si el domingo metíamos un entrenamiento duro, le dábamos vueltas al Cabeçó y de tantas vueltas nos salió un menú degustación, largo y pesado, de esos que terminas preguntando «¿todavía quedan más platos?».

Juanjo, Jesús y yo estábamos decididos a hacerlo. Ayer, en el cumpleaños de Pepe, desvelábamos los detalles al resto de la peña. Unos miraban a otro lado como disimulando, otros con una ceja más alta que la otra, así que nos vimos muy arropados cuando Nacho nos dijo que a lo mejor se enganchaba en la segunda subida de las previstas. Y es que nuestro apostolado para recoger fieles a la montaña es duro y árido, pero no desistimos.

Ayer por la tarde me llama Eduardo: «Juanma, ¿qué vais a hacer?, me apunto». «Vale Edu pero luego no te quejes – no se queja nunca- , a las 6:00 en el punto de encuentro».

Conecto el teléfono y me entra un mensaje: «Llévate esparadrapo para tetas. Remitente: Edu. Enviado: 5:16:24». Vale, esparadrapo a la mochila. Si no fuese por mi … . Me hace sentir importante 🙂

Llego al punto de encuentro. Allí está Edu, en la furgona, sonriendo (como siempre). Me entra otro mensaje: «Voy directo al kabeso y salimos juntos. Remitente: Nacho. Enviado 6:02:27». Al final se ha picado o se ha desvelado. Llega Juanjo. El jefe después y salimos los cuatro para el Cabeçó.

Ya en el Cabeçó, equipados, llega Nacho puntualmente e iniciamos el recorrido. Juanjo y yo hoy haremos de maîtres y de comensales al mismo tiempo.

1er plato: Aquí no hay aperitivos que valgan. Subida por el Racó de la Calera justo enfrente de donde hemos dejado los coches. Esta subida la hicimos en el Campeonato autonómico de 2008. Hay que encontrar la senda entre los bancales, por suerte todavía se conservan los hitos. Es una subida rápida pero con bastante pendiente. Algunos tramos de piedra suelta. Cogemos la senda que va pegada a la pared vertical y llegamos a la cresta en media horita. No está mal. Es muy pronto todavía y no hace calor pero ya estamos empapados pues hay mucha humedad.

2º plato: Vamos cresteando por la senda y llegamos al final del Racó Caldero para bajar hacia el runar. Pasado un tramo de  grandes bloques de piedra y arbustos nos lo encontramos. Este runar también formó parte del recorrido del Campeonato Autonómico de 2008. La primera vez que lo bajamos, mientras entrenábamos esa prueba, ya nos resultó impresionante. Con una pendiente del 50% lo primero que piensas es que por ahí no bajas. Unas breves instrucciones de como «surfear» y para abajo. Me adelanto para hacer unas fotos. Jesús no para de reírse y detrás Eduardo. La pendiente gira 90 º a la izquierda rodeando la pared y queda todavía un tramo largo de pedrera. Los que se estrenan ya le han cogido el gusto y disfrutan de esta parte final.

Llegamos a la pista que va al Racó de Seva pero nos dirigimos hacia el aparcamiento. Al trote vamos haciendo la digestión de la primera parte del entrenamiento. Llevamos algo más de una hora.

3º plato: Enfilamos el Racó Caldero. Por aquí transcurrió la prueba de 2007. Es una especie de desfiladero entre dos paredes verticales de caliza. La subida es cómoda pero prolongada, el desnivel  final va a ser el mismo que en la primera subida pero con menos pendiente.

Llegamos a Collado Polset. Es hora de recapitular por si alguien ya está «empachado». El plan es bajar hacia el Racó de Seva por las «zetas» y casi llegando abajo coger la vía directa que ataca la cumbre del Cabezó por la izquierda y que también hicimos en 2008. La otra posibilidad es quedarnos a mitad de la bajada y coger el «trencacames» pero lo descartamos porque prácticamente lo que queda del famoso innombrable es una pendiente  muy pronunciada de tierra donde es difícil avanzar.

Recuperamos trotando en la bajada hacia el Racó de Seva. La senda es revirada pero cómoda. No hay que despistarse pues aunque no tiene dificultad al bajar rápido puedes pegar un tropezón e irte de morros.

4º plato: Llegamos al comienzo de la «vía directa». Esta subida es dura, muy empinada, con pendientes del 45%. En su primera parte hay zonas donde hay que hacer un poco de escalada. La segunda parte es una pedrerar que no se termina y donde se pierden muchas fuerzas. Jesús sube como un gato y Nacho y Juanjo a la zaga. Edu y yo llegamos algo más retrasados.

Arriba cogemos la pista que viene de las antenas y llegamos a la cumbre del Cabeçó a las diez en punto. Se nota el calor y la humedad, hay una calima que apenas deja ver los perfiles de las montañas de nuestro alrededor. Nos hemos quedado sin agua pero menos mal que ya sólo nos queda el tramo de regreso. Descartamos bajar por la solana. Con la que cae, sin agua y pensar en la subida a las cuevas, no nos apetece nada así que bajaremos por la cara oeste, por las zetas otra vez y hasta el Racó de Seva.

El postre: Llegando a Collado Polset nos encontramos con Carlos de Running Team que está estudiando los posibles recorridos por si organiza la próxima edición de la carrera del Cabeçó. Decide acompañarnos en nuestro regreso. Para atajar cogemos un runar de piedras pequeñas que va pegado a la pared cubierta de hiedra donde hay una especie de refugio labrado. Con esto llegamos otra vez a la pista que nos llevará hasta el aparcamiento donde llegamos pasadas las 10:30.

Hemos hecho unos 13,5 km con 1.330 m de desnivel positivo acumulado en algo más de 4 horas. Para recuperar líquidos nos tomamos unas cervezas en el polideportivo de Busot y regresamos a casa después de una buena tripada de montaña. Más abajo he colgado el mapa del recorrido que reconozco que es difícil de entender.

En resumen, recorrido variado y duro, hemos llegado sin incidencias y lo hemos pasado bien así que todo perfecto

Buena semana

Este es el recorrido y el perfil registrado con el Garmin Oregon 400T. Las marcas aparecen cada kilómetro.

[Puedes descargar este mapa en formato GPX y KML]


perfil2

8 pensamientos en “Cabeçó, vuelta y vuelta, con sus tres subidas …

  1. Eres mi idolo Juanma, y es que es verdad yo de mayor quiero ser como Jesús, pero tu eres mi idolo jajajaja. Que bueno, si es que no paramos de hacer aventuras, las pedreras ha sido una nueva experiencia, y es que nunca dejas de descubrir cosas en esto del trotar. un abrazo. Edu

  2. menos mal que volveis todos enteros… me he cansado solo de leerlo jaja
    Juanma no te hacen sentir, eres muy importante.
    Besos

  3. Impresionante !! ahi queda para los anales de los runares y otras travesuras de AtoTrapo,….,Juanma, si no lo veo, no lo creo = el grafico.

  4. …muy buen entreno si señor, en el Aneto, os van a tener que para cuando llegueis a la meta, porque seguro que se os queda corta.!!!, Juanma muy buena crónica.

  5. Edu, dos entrenos más por las pedreras y las bajarás a saltos.

    Pili, ya ves. Si es que hasta que no saque mi genio …

    Jesús yo también me quedé sorprendido cuando volqué el track pero es correcto. Si lo cargas en Google Earth y lo amplías, podrás ver muchos detalles de los sitios por donde pasamos.Se ven claramente las sendas y los lugares de paso. Y el perfil ya ves, 1300 m de desnivel positivo acumulado en 13 km sale a una media del 10% pero las tres subidas tenían pendientes de más del 40%.

    Miguel, tienes que bajarte un día de Villena a hacer el Cabeçó con nosotros. El último domingo del año descorchamos una botellita de cava en la cumbre para despedirlo. Nos vemos en el Aneto.
    Que la fuerza nos acompañe.

  6. Pues si que pica para arriba en el grafico….. (auqnue la subida de la Safor tambien da miedito)
    con razón acabé tan cansado….
    El proximo entreno de montaña tenemos que saltar los 30 km.
    Avisados estais!!!

  7. Muy buen entreno, sois unos cracks.

    A Juanjo vais a tener que meterlo en la trena jajaja

  8. Pingback: A to trapo » Pasados por agua en el Ponoig (19-Agosto-2010)

Los comentarios están cerrados.