Zegama-Aizkorri 2014 (25-Mayo-2014)

Fue el fin de semana pasado, cuando por wassap (por dónde sino) me llega una convocatoria inesperada: “Yo marcho a Zegama el prox sabado, si te animas??”. Era Jesús, al que le había tocada la inmensa suerte en el sorteo de dorsales para el maratón de Zegama-Aizkorri. Jesús necesitaba una respuesta rápida y yo no iba a hacerme de rogar. Casi (y recalco lo de casi) mejor que tener un dorsal propio, es poder ir a la comarca de Goeirri (a la que pertenece Zegama), sin presión ninguna y acompañar a un amigo. Y como donde va la soga va el cubo, Luis también se sumaba a esta aventura “acojonéibol”.

amanecer alicanteYa casi no recuerdo el último fin de semana que me levanté, no digo a las 10, sino después de las 8 de la mañana. Estos madrugones tienen que dejar secuela; os lo diré cuando cumpla los sesenta. Total, que el punto de encuentro lo acordamos en Ibi. Hasta allí se acercaría Jesús desde San Juan y nosotros desde Yecla. Ni puestos de acuerdo, entrábamos en la rotonda a la vez. ¡Sincronía perfecta! Empezábamos con buen pie…

Yo iba feliz. A esas horas rindo al máximo y mi mente iba animada. Un bonito amanecer desde el coche, agradable conversación, la música oldie de Juanma sonando y convenientes paradas (dos) para estirar piernas antes de llegar a Logroño. Porque allí nos esperaba Isidro Lamata, uno de esos hombres que lo han hecho todo en el deporte de alta competición. Conocido de Jesús de cuando el Marathon des Sables. Suficiente para impresionarme.

20140524_134041 - copiaCreo que ya no volveré a pensar nunca en La Rioja o en Logroño sin evocar a Isidro y su entrañable personalidad. Nos atendió de lujo en su “bodega”, que es como llaman por esas tierras lo que en Yecla es un “local”, es decir, un bajo acondicionado para reuniones informales y comidas de campo familiares. Urbano pero rural, para que se me entienda. Allí puso en marcha una lumbre con sarmientos y en un periquete preparó unas chuletillas de cordero y morcillas con las que, vergüenza me da, nos pusimos morados. Un pan delicioso para limpiar el plato y vino de la tierra redondeaban esta comida.

Tres que llegamos y cuatro que partimos hacia Zegama, ya que Isidro se animó a acompañarnos y a vivir esta experiencia. Y así, contentos, seguimos camino de Zegama. Y tal y como en la película #OchoApellidosVascos (últimamente soy muy asidua de los hashtags, disculpad), ha sido pasar el túnel y un cartel que rezaba Ongi Etorri chorreaba agua de lluvia. Bueno, contábamos con ello, ¿no? Para mí el Goierri es especial. Muy mucho. Lo conocí porque en ese mismo entorno y esos mismos montes los atravesamos en la G2H, prueba de 88 km hermana de la Ehunmilak, celebrada en julio y que es la carrera más bonita y especial en la que he participado nunca.

IMG-20140524-WA009En fin, que llegamos bien de tiempo para dejar bártulos en el hotel de Zaldibia y acercarnos a Zegama a recoger el dorsal de Jesús y escuchar la charla técnica. Mucha gente conocida: muchos vascos, claro, corriendo en casa, pero casi tantos catalanes. La verdad es que con su actitud y luego con sus resultados en carrera, se hicieron notar bien. También había una importante delegación internacional (Estados Unidos, Francia, Sudáfrica, Reino Unido, Argentina…), y muy poquita gente de nuestra zona: algunos amigos valencianos y luego algún grupo de cartageneros que conozco de las carreras de la copa murciana, donde estoy federada.

De la élite, casi ninguno acudió al briefing (bastante aburrido, por cierto). La gran preocupación era la meteorología. Llegaron incluso a anunciar granizo, cosa que inmediatamente descartamos, porque no era para tanto y, efectivamente, los cielos tuvieron mucha más clemencia de la esperada.

Saludamos a todos los que pudimos y Luis y yo tuvimos la ocasión de entrevistar a Stevie Kremer, una chica encantadora, que luego acabaría ganando la carrera entre las féminas. Refrescante, con coraje, con su punto infantil (quizá porque es maestra de primaria) y a la que le encanta España con locura.

2014-05-24 20.32.15Día de carrera. Tras colocar la pancarta de ATT, Jesús pasó al corralito. Estaba contento, relajadísimo (yo hubiera estado atacada de los nervios), sereno y muy bien preparado con su atuendo característico, pinza incluida. No le sobraba ni le faltaba nada.

Fuera, Isidro armado de corneta y paraguas y Luis y yo con nuestras cámaras. Teníamos acreditación de prensa gracias a que nos conocen en la zona por nuestro proyecto de RunAndTour.com (visitad la web, os va a gustar). Y así pudimos quedarnos dentro del corralito y ver de cerca cómo se colocaban los corredores en su sitio. Y ahí sí estaban: El Kilian, el Luis Alberto Hernando, Stevie Kremer, Núria Picas, Emelie Forsberg, Zaid, Emma Roca…

2014-05-25 16.15.18Dan la salida y revienta Zegama en alegría. ¡Emocionante! Cuando salen del casco urbano, nos apresuramos Luis, Isidro y yo a llegar en coche hasta el km 7 por donde pasaba la carrera. Obviamente, no fuimos los únicos en tener esa idea y llegando al punto de corte de la carretera, tuvimos que bajarnos y correr hasta llegar al sitio exacto en que empezaban a agolparse los espectadores. Los vascos animan como nadie, ¡hay que ver! Los “aupas” y los “oso ondo” dichos a la cara, sin tacañería, no se pagan con dinero. A los corredores de cabeza no los vimos, ya habían pasado cuando llegamos, pero aun vimos a muchos de esos que salen en las revistas, más todos los que le seguían, incluido Jesús, que no nos vio (así de rápido iba) y al que sólo pude hacerle una mala foto de espaldas.

Intentamos llegar al Aizkorri, el monte con la subida clásica de la carrera, donde la animación popular todavía es más intensa. Pero no hubo caso. Los coches que llegamos luego no salían en el orden “last in, first out”, sino más bien en el “sal como puedas”. Nosotros decidimos esperar a que se pasara la congestión, no era cuestión de hacerse mala sangre. Habíamos visto a Jesús fuerte y con buen ritmo y calculábamos que llegaría al Aizkorri en hora y media a partir de ahí. Así que nos tomamos unos pintxos, un plato de queso Idiazábal (otro pueblo de la comarca) y una botella de sidra casera. Seguiré echando papeletas a la lotería de dorsales, casi deseando que le toque a mis amigos y no a mí…

Ahora sí, ¡al Aizkorri! Imposible. Nos aproximamos bastante, pero había uno buen trecho que tendríamos que caminar. Mientras subíamos, mucha gente bajaba y nos decía que ya no valía la pena que subiéramos, que lo mejor sería volverse a Zegama. Y eso hicimos, a esperar a Jesús en meta.

Allí llegaron los primeros: Kilian, estableciendo nuevo récord de carrera, Marco di Gaspieri y Luis Alberto Hernando, tercero pero que fue remontando desde la posición 8ª hasta llegar al podio apenas unos segundos por detrás del italiano. Un atleta impresionante del que luego nos enteramos que ha donado su premio en metálico a una asociación de mujeres aquejadas de una rara enfermedad respiratoria. ¡Qué grande es!

DSC01683 - copiaLos altavoces anunciaban la retirada de algunos corredores. Núria Picas, Jesús Jurado… Y fue así como nos enteramos de que Jesús ya no seguía. Preocupados, nos acercamos a los puestos de información, pero no sabían decirme nada de su estado, sólo el punto en el que se había retirado: Aratz, al que no hay acceso por vehículo y que se lo llevarían a Sancti Spiritu y luego lo traerían a meta. Al final no fue así, ya que Jesús volvió a Zegama por su propio pie. Él y muchos otros corredores, algunos que yo conocía y que, por escasísimos minutos, no habían superado el corte horario en ese punto.

Y ahí se me cayó un poco Zegama, confieso… Una carrera alabada por muchos pero que cada vez más va enfocada hacia la élite. Por eso forma parte de los circuitos de skyrunning más exigentes del mundo. Si un corredor como Jesús Jurado, que iba bien, muy bien incluso, por tres minutos se queda fuera de la carrera… Que una corredora como Bàrbara Sagi, catalana, una tía impresionante que ha hecho podios en ultra trails de su zona se quede fuera por dos minutos… Me parece: primero, injusto y además, de muy poca consideración. Y no sólo eso, sino los modos en que se acaba todo en ese punto: desmontan chiringuito, retiran marcas de orientación y búscate la vida… Me sabe mal por Jesús, con la ilusión que tenía. Y me indigna en nombre del deporte popular. Mucha gente que, como él, se vio truncada ante un sueño mucho más posible. Cuesta mucho llegar a Zegama. Si van a aplicar criterios tan estrictos, mejor no permitir la inscripción de populares, que son los que pagan la carrera y todos los detalles de cortesía que se tienen con “la élite”. En fin, una nota de disgusto. Seguiré echando papeletas a la lotería de dorsales, casi deseando que no me toque…

Menos mal que Jesús se lo tomó “con filosofía”, aceptando las reglas del juego. Quedó encantado de conocer una parte del País Vasco que desconocía y ha prometido volver, pero sólo en plan de relax, con su mujer, Ángeles.

La vuelta a casa pasando otra vez por Logroño, sin incidentes. Aunque yo a esas horas de la noche voy un poco más apagada y tenía ganas de llegar cuanto antes. Con todo y la brevedad del fin de semana, lo pasamos genial (hablo por los tres). Jesús ya ha puesto una pica en Flandes. Sería bonito que para 2015 varios A tó trapo fuéramos allí, llegáramos a meta y que se volvieran todos menos yo, que me quedaría a vivir allí eternamente.

XV Pujada al Montcabrer, Circuit Xitxarra Trail (25-Mayo-2014)

Amanecer raso y con una temperatura agradable para correr, aunque la cosa fuera complicándose ligeramente según avanzaba el día ya que el sol apretó, pero poco.

No puede existir mejor plan para una mañana de domingo que disfrutar de la montaña alicantina. En Alcoy nos reunimos una manada de trotadores para dar buena cuenta de otra carrera para marcar con doble check. Objetivo: poner una pica en la cima de Mariola, la sierra de las mil esencias, 1390 metros de bálsamo para las piernas, 19000 metros de aire puro.

En la capital de l’Alcoià nos congregamos un digno grupo de ATT y así fue y así lo voy a contar desde mi experiencia personal.

A las 7.45 h. me dispuse a recoger con mi vehículo a Josemi, el cual no se encontraba del todo bien ya que había tenido obligaciones que atender la noche anterior. Este hecho no fue obstáculo a la postre.

Primera parada, Xirau, allí nos encontramos con Abel y unos amigos de Tibi que le acompañaban. Abel era un desconocido para mí hasta hoy y hoy que lo conozco puedo decir que es un gran tipo.

Llegada a Alcoy, pegada de carteles, foto oficial, meeting, (¡ah, perdón, es que como también ha sido jornada de elecciones, el subconsciente me traiciona). Pues eso, pancarta, fotos y ¡arre que es tarde!IMG_5948

Josemi se encontró en la salida con su prima, una montañera que está empezando pero que promete.

2014-05-25 21.22.13Salida sobre asfalto y cuesta arriba. Al poco rato se formó un tapón que ralentizó un poco el avance pero, la cosa fluía. Barranc del Cinc (paraje precioso) y subida, subida, subida.

Algo que me sorprendió gratamente fue que esta carrera es muy “corrible”, es decir, los senderos e incluso pistas son abundantes. Este hecho a los más ortodoxos puede que no les guste pero a mí y a mi estilo de correr nos fueron bien y más considerando que aún me dura el susto de la Maratón de la Marina.

La carrera pronto serpenteó entre carrascas, jaras, romeros, lavandas y otras delicias botánicas. Al rato y debido a lo miedoso que soy bajando decidí “dar zapatilla” para ganar la mayor cantidad de puestos posibles subiendo que luego seguramente la fuerza de la gravedad se encargaría de quitármelos en los descensos. Andando yo en estas lides pasé a Jesús en un tramo de “autopista”. Con Jesús tengo la sensación de estar junto a mi madre frente al maestro de la E.G.B.: “señora, su niño vale mucho, tiene mucho talento pero…no se esfuerza”. Jesús vale mucho y creo que en cada carrera disfruta, que, al fin y al cabo es lo importante.

Un poco más arriba el trazado seguía en su empeño de subir y subir. Y subiendo di con el máster de ATT. Máster por edad y máster por maestro, Don Antoñito que casi se deslizaba con esa facilidad de carrera que tiene. Por un momento dudé por que, seamos sinceros, impone respeto. Cuando por fin me pude decidir a pasarlo fue como si un aliento fresco me empujara con fuerza. Gracias, maestro.

IMG_5959Más adelante seguí yo en mi mundo y tras la zona más bonita de la carrera, en el último avituallamiento de la subida dejé atrás a Pirri, el cual claramente iba en cuarta (es lo que tiene un transvulcano: puede permitirse el placer de darse un paseíllo como los grandes).

Subida, subida y llegada al pilar del vértice geodésico que como vigía serio, guardián de la cumbre, supervisó nuestro paso. Puede parecer una tontería pero yo me vi en la obligación de darle una palmada que simbolizaba para mí un pequeño triunfo.

A partir de aquí la cosa se complicó. Descenso técnico. Trialeras, raíces, piedras clavadas al suelo que amenazantes surgían por aquí y por allá. Al final lo que debía pasar pasó y vi como Josemi, aquél que flota sobre las piedras me pasó como una bala. Aquí estuvo mi punto de inflexión y como dice aquel: “antes morir que perder la vida” y así me lancé tras él como pude mientras rezaba un rosario.

Tras un kilómetro más o menos me pude poner a su lado y comprobar que tenía las rodillas desolladas por una caída. Más de uno y más de cien se habrían parado. Pero no es el caso para alguien que es más que uno y más que cien: chapó.

Entramos de nuevo en zona de sendas y pistas lo cual me dio la vida y por ello, en un ataque de bravuconería decidí dejar atrás al grande.

Las piernas ya no respondían en su plenitud en este terreno y en algunos tramos iban más rápidas que la mente. Cuesta sujetar algo que tiene vida propia sólo con la cabeza.

La mente, cuando dicen que es casi tan importante como las piernas…mi mujer afirma que soy un TDAH sin diagnosticar (mientras se ríe) y así me va. Al llegar a Alcoy, como no, me perdí.

Y allí me hallo entre ellos (otros 4 ó 5, entre los que se hallaba el culpable de ello. No fui yo, lo prometo) y ello, oye, me llevo allí, entre bancales de hayas (eran almendros en realidad, pero es para que siga pareciendo poético) mientras allí, lejos veía como mi ilusión se desvanecía perdiendo todo aquello por lo que había luchado. ¡En fin, la orientación también forma parte de estas carreras, qué se le va a hacer!

IMG_5960Al final entrada en meta, satisfecho.

A Abel ni lo vi, creo que tomó un quad que le estaba esperando en algún recodo del camino. Este chaval no corre, planea y ya estaba duchadito y todo cuando llegamos el resto.

Josemi y Ángel estaban esperando en meta, como dos valientes. El primero con las “rodillicas destrozás” y el segundo con una piedra de punta que le había traspasado la zapatilla y perforado el talón desde mediada la carrera: ¡un tío valiente!

Al ratito llegó Antonio, sonriente, como si hubiera salido a dar un paseo.

A Jesús se le veía contento, feliz yo creo.

Y al final, como arengando a su ejército, sin galones pues se los había quitado para no asustar, llegó tranquilo el Gran Capitán: Juanma un ejemplo para los jóvenes.

Cada día estoy más orgulloso de formar parte de esta tropa…¿o es trapo?

Gracias amigos por hacerme disfrutar de una mañana de domingo. No puede haber mejor plan.

Julián

También puedes leer la crónica de Abel en «Diario de un corredor invisible»

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel SENIOR-M 1:52:10 36 25
Josemi VETERANO 2:04:51 100 26
Pirri SENIOR-M 2:05:44 107 67
Julián VETERANO 2:07:48 118 32
Antonio MASTER-M 2:09:40 134 8
Jesús S. SENIOR-M 2:23:19 236 139
Juanma MASTER-M 2:34:09 301 20

118th Boston Marathon (21-Abril-2014)

Boston run as one … Boston Strong

El año pasado cuando explotaron las bombas en el maratón de Boston, supongo que a muchos de vosotros os paso lo mismo que a mí, algo dentro de nosotros se rompió… a mi cabeza venía la pregunta ¿Por qué? Para mí un maratón es un momento donde no hay diferencias, es verdad que unos/as corren más que otros, unos salen antes y otros después, pero todos somos iguales, da igual en que trabajes, del color que seas, tus creencias… todo es lo mismo, todos nos ponemos en la línea de salida con la misma ilusión, llegar a meta y que nos cuelguen la medalla… así que por qué en un ambiente donde he visto muchos gestos de solidaridad y de amistad, donde no se fomenta el anti (que por desgracia tan de moda esta), alguien tiene que enturbiar el momento arrebatando la vida y las ilusiones de tantas personas….

Yo tenía en mi agenda que iba a Boston el 2014, y con los acontecimientos con más ganas, a veces hay que plantarse ante determinadas personas y decirles o demostrarles, conmigo no vas a poder…

Bueno tras muchos meses desde que saqué el dorsal, por fin llego el día de ponerse en camino hacia Boston… por una de esas cosillas de Iberia un poco más pronto de lo normal, pues me toco viajar miércoles en vez de viernes, pero lo bueno es que tocó una parada en Madrid por lo que pude compartir una tarde/noche con Laura (y ver a Elian y a Aauri). Ya el miércoles en el aeropuerto coincidí con Tomás y Carmen y conocí a una pareja genial de Vigo, Fer y Mónica… así que cargados de ilusión llegamos a Boston… y ahí te das cuenta que este año esta carrera no va a ser una carrera más… en el ambiente se respira que lo que pasó el año anterior ha marcado mucho a la ciudad, y como pensé el día del maratón, les hizo mucho más fuertes, de ahí el lema de todos sitios BOSTON STRONG.

Bueno pues como ya estaba allí y era miércoles tocaba hacer algo que antes de correr un maratón no lo aconsejo, pero soy consciente que eso de “consejos vendo que para mí no tengo» se me aplica con todo en mayúsculas, así que a hacer turismo y del mío o sea 12 horas diarias andando para recorrer todos los recovecos de la ciudad…

Boston es una ciudad importante primero por ser una de las ciudades desde donde se impulsó la independencia de EEUU además por ser la primera ciudad de EEUU abolicionista de la esclavitud… así que aunque a mi las cosas relativas a la guerra no es que me apasionen, visitar el Freedom Trail (sólo hay que seguir la línea roja), o el Black Heritage Trail (por Beacon Hill una maravilla) es sumergirse en una ciudad espectacular, que tiene muchísimo que ofrecer…

En la visita turística te das cuenta que aunque quedan 5 días para el maratón toda la ciudad está implicada; en el museo de ciencias el dinosaurio lleva dorsal, en las calles se ven maceteros con flores amarillas y palabras de ánimo, en los centros comerciales carteles, en el parque Common hay unas pancartas de personas que apoyan a que no se tenga miedo ante los actos del año pasado… hasta Samuel Adams, una cerveza de Boston, ha hecho una que se llama 26,2, y yo como iba de turista total y aunque no me gustaba mucho la serie, la fui a probar a Cheers, debo reconocer que yo pensaba que, al ser del maratón, sería sin alcohol y craso error 😉

Bueno y eso, turista con visita al Quincy Marquet (a comer langosta recomendado por Demo), al Acuario, a Salem, a correr y pasear por el Charles River, vamos a todo… Me dije que este maratón lo iba a hacer todo y eso hice… excepto subir el Bunker Hill Monument que me dijo la chica que eran 294 escalones y antes del maratón no era recomendable (quedé con ella el martes y subí 😉 )

El viernes me acerco a la línea de salida que está totalmente cerrada a los peatones, y en la iglesia hay unas señoras repartiendo bufandas. Las bombas las pusieron muy cerca de una iglesia católica, e hicieron como un llamamiento para que se tejieran bufandas de los colores azul y amarillo, que representan a Boston… ufff nudo en el estómago, al ver la zona donde hizo explosión la primera bomba…

El viernes también tocó la feria del corredor… mi primera impresión ufff cuanta gente, con lo del año pasado es que ha habido un aumento considerable de participantes (y de la seguridad 🙁 )… Bueno, para el que no lo sepa Boston dicen es el maratón más rápido del mundo porque para inscribirse hace falta un marca mínima, y este año aumentó además bastante el nivel… En el maratón de Boston todo el mundo sale desde el mismo sitio pero no a la misma hora, hay 4 salidas diferentes 10, 10:25, 11 y 11:25 y atendiendo a que salida te toca te dan un dorsal de un color u otro… Recojo el dorsal, el 7717, y al recogerlo una señora me dice ufff tú eres de la élite y yo si  vaya élite y me dice sí, si llevas color rojo es que corres de verdad (a mí es que esta tonta me da la risa, ¿que es correr de verdad?, no corremos todos de verdad, unos más rápido otros más lento pero de verdad todos ¿no?)…

Con el dorsal, a dar una vuelta por la feria que como las carreras que he corrido en EEUU está bastante bien, con bastantes cosas… y bueno en Boston de casi obligado cumplimiento el comprarse la chaqueta, aunque vaya mala suerte hemos tenido este año con el color… Por la mañana había ido a rodar un rato, pero por la tarde Nike organizaba una salida en grupo y me apunté (y suerte porque conocí a una pareja encantadora Danny y Erica) tras el entreno un sándwich exquisito con patatas fritas (eso de las patatas fritas tras correr no lo entendí muy bien), una charla de personas que estuvieron el año anterior en la línea de meta, personas afectadas de una manera u otra, que iban a correr este año aunque fuera la última milla…

El domingo salgo a rodar un rato y conozco en el ascensor a Bill una persona encantadora, me dice que va conmigo y me doy cuenta como cambian las cosas de unos países a otros… ahí la gente no pregunta que marca tienes, sino cuantos maratones llevas… el lleva corriendo dos años y lleva 12, por la tarde conozco a una chica que lleva 45 en 3 años… y luego me dicen a mí jajajaja… bueno pues en la salida al parque te das cuenta que lo de la seguridad es de verdad en exceso, aunque por fin dejan llegar a la zona de llegada, han puesto inhibidores porque a ninguno nos funciona el GPS… pero bueno… Y otro momento de llorar, ver el pequeño memorial a las víctimas del año pasado y la línea de llegada en Boyston St.

Ese día me porto bien y solo doy una pequeña vuelta pues a las 6:30 tengo la cena de la pasta… con 36.000 personas todo debe de estar perfectamente organizado, así que con una cola que yo pensaba sería eterna pero solo duró 40’ y con el regalo de conocer a otra persona maravillosa, Potter, que había estado el año pasado, con lo que la cena de la pasta es de lo más agradable… hay de todo (yo cerveza ya no repito por mucho 26,2 que sea) y a la salida sorpresa de una bolsa de chocolates Lindt (ya en la tienda Lindt nada más entrar me regalaron una bolsa llena, se ve que tengo cara de pasar hambre jajaja), Hersey, Toblerone, unos bollitos estupendos… vamos que genial… y ale a dormir que mañana con eso de dorsal rojo toca coger muy pronto el bus hacia Hopkinton, donde se da la salida…

Había quedado a las 6:40 con Fer en vernos en la plaza, pero hay un desfile de personas (con eso de que no hay guardarropa, parecemos un paseo de medio zombis) y por desgracia no lo veo 🙁 … así que sola para la salida, donde hay instaladas una serie de carpas con agua, té, aseos, bollitos del Dunking Donuts… vamos que la espera tampoco se hace tan pesada… A las 9.30 nos dicen que hay que ir para los corrales, sin prisas pero sin pausas  todo el mundo va hacía su sitio, himno americano, minuto de silencio, yo conozco a Antonio un español que el año que viene seguro que la hará porque este año, 3 semanas antes se lesionó y sólo va a salir… y 5’ tras el disparo nos ponemos a correr, y con la cantidad de personas que hay se puede correr en todo momento… y aquí empieza la carrera…

Todo el mundo dice que Boston es favorable, pues sí pero con un pero muy grande. Acepto que la salida está más alta que la llegada por lo que en conjunto bajas más que subes, pero es un rompepiernas total, bajas, subes, vuelves a subir… vamos que lo que menos me gusta, porque no tengo ni idea a que ritmo se puede ir… pero aunque mi idea era hacer 3:15 (la marca que yo en mis sueños quise hacer en maratón y aunque ya la he hecho me hacía ilusión hacerlo, al ver el circuito dije ufff como si sale 3:30, a disfrutar…) me digo que no lo voy a pasar mal, que ésta es para disfrutar…

Una vez que he bajado los tiempos del relojito, veo que el primer km salió demasiado rápido (4:03) y eso que yo pensaba que iba lenta… es un continuo pasillo de personas animando, con sus camisetas y pancartas de Boston Strong y Boston run as one, dando gracias por haber ido a correr… todo ello hace que en el km 5 vaya llorando como una idiota y pensando así no se puede correr un maratón. Km 5-6 pasamos por Ashland, y lo mismo una marea de personas animando, así que la congoja me dura hasta el km 10, donde se pasa por Framighan (que bien Adidas con sus hitos poniendo los nombres de las zonas que pasamos), y ahí en el km 10 empiezan los “problemillas” llevo el cuádriceps derecho tocado, yo pienso que es por la sesión turística que me he metido, así que dejo de mirar reloj y sólo me fijo en la cantidad de personas que me van adelantando (impresión que llevo todo el rato, y que tras ver los resultados fue justo lo contrario).

Del 14 al 15 pasamos por una especie de embalse precioso, y luego por la zona de Natick, hay avituallamiento cada milla, primero a un lado y cuando se acaba al otro, vamos que perfecto… y poco a poco ya estamos en el km 20, y este km se anuncia mucho antes, pues de repente se empieza a escuchar como una marabunta, cientos (quizás miles) de personas gritando, y no tengo ni idea de que hay más adelante… bueno pues lo que hay más adelante son las chicas del Wellesley College, que te lo pueden contar, pero como no lo vivas no sabes que es… gritos pero sobre todo caras súper amables de risas y carteles de ánimos de Kiss me, Kiss me, incluso alguno de que pone “Women too” jajaja, así que de repente ya estamos en la media, y ahí va un pensamiento muy fuerte para mi amigo Antonio, que se que va a salir adelante, que es fuerte y que como en este momento hay que mirar con optimismo la segunda mitad, pero que llegar llegamos…

Y otra cosa, madre mía que rápido voy y eso que voy tocada, 1:36 no era lo que quería hacer sino 1:37, así que en el primer aseo me paro y aprovecho 😉 … y desde ahí sé que viene la zona dura de la carrera, hay que llegar como sea, y pasar la famosa Heartbreak Hill, que dicen que esta entre la milla 20 y 21, pero como me aviso Potter, empieza en la 17 subiendo unas cuatro cuestas… y aquí es, no sé por qué, donde me vengo arriba, tengo dolor de cuádriceps sí, pero de repente en el ipod cuando empieza a sonar el grupo favorito de mi sobrina Aurora con su Heartbreaker, y digo esto es por algo, así que aprieto los dientes y a subir… regulando el ritmo para arriba, y como siempre muchísima gente animando (pasamos Newton) que hacen que la cuesta sea menos cuesta, hasta que llegas al cartel “The Heartbreak is over” y pienso en Potter como le dije ;). Pues ya está hecho, sé que voy a llegar y a partir de ahora solo toca regular porque por una de mis chorradas quiero llegar muy bien a la última milla, para dedicársela a todos los que están/estáis detrás empujando pase lo que pase.

En el 34 pasamos otra zona de chicas con carteles, el Boston College, pero no es lo mismo que el anterior, aunque también animan de lo lindo. Más o menos el km 38 es la zona de Brookline y ya no nos queda nada, el cuádriceps dice que esta ahí, pero yo le digo que aguante que luego lo dejaré descansar 🙂 …

Y así llegamos a la milla 25, solo queda 1,2 y miro el reloj y veo que tampoco voy tan mal, que si no bajo el ritmo e incluso lo aumento como pensaba saldrá el 3:15, así que hacia la meta, a conseguir la medalla del Unicornio, que sé que le gustan a Eugenia, en la curva de la milla 26, había quedado con Mónica que si ella se podía quedar (su marido debía de ir muyyy por delante) la veía, pero yo no la ví y pensé que estaría ya con Fer, pero ella sí me vio y me hizo un par de foticos (muchas gracias).

Y de ahí casi volando para la llegada, disfrutando del “paseo de honor”, y con un dedicatoria para Javi, que en este momento le han privado de esto de correr, pero que sé que volverá como yo lo hice, eso si con el chip cambiado… Es una llegada espectacular, y creo que este año más.

En la llegada nos colocan la capa espacial, dicen que será objeto de venta en eBay, yo desde luego no la vendo jaja, la medalla y con ello para el hotel, que tras la ducha toca ir a ver a los demás, aunque esta bastante difícil el llegar, bueno a la línea de meta imposible… pero por lo menos a ver el ambiente que se respira antes de la llegada.

Y por la noche a la prefiesta donde aparte de darte de comer y beber, dejan entrar al campo y los Red Socks para hacerse la foto con los trofeos de este equipo, que a mí no me dice nada, pero que para los americanos parece que sí que es importante y luego a la fiesta de entrega de premios, donde conozco a ora pareja encantadora Nico y Carolina, que además son amigos de amigos, vamos que el mundo es un pañuelo, y cada vez estoy más convencida, que el mundillo de las carreras esta lleno de muy muy buena gente.

Al día siguiente, tengo rotura de fibras fijo, pues el cuádriceps me duele solo con tocarlo.

Quedamos Tomás, Fer y yo a ver que tal ha ido, y para ellos no fue como debía de ir, a Fer lo tuve que adelantar en algún momento pero ni me dí cuenta… bueno en otra ocasión saldrá la marca que valéis, que carreras hay muchas.

El martes ya el último día fui a ver la exposición que había sobre los atentados en la biblioteca y me quedé con esta imagen… y la que hay fuera de la biblioteca donde te das cuenta que el maratón de Boston no es uno más sino es algo importante para la ciudad y este año más.

Luego ya viaje a New York donde quedar con un amigo que hace tiempo que no ves, es lo mejor que puede pasarte, gracias Alex por tu hospitalidad y sobre todo tu amistad, y de paso visitar Washington que me ha encantado y ya tengo apuntada la fecha de su maratón porque esa ciudad se merece visitarla con calma. Y en Washington haciendo el mono con un momento Rocky en las escaleras del monumento a Lincoln, me di cuenta lo que es el maratón de Boston, un señor me paró a darme la enhorabuena (estaba cayendo un diluvio y llevaba la chaqueta) y me dijo que era su sueño el correr esa carrera, que 7’ le faltaban pero que iba a intentarlo…) espero que lo logre.

Y aunque me ha salido un tocho muy largo me vais a perdonar pero esta vez tengo que dar las gracias a mucha gente que hace que esto sea divertido, que hace que sea como soy… Ante todo gracias a mi madre y mi familia, la conversación con Aurora antes del maratón fue genial para los ánimos, soy como soy por ellos… Gracias infinitas a José Luis que tiene una paciencia infinita, y ya no se asusta si le digo «voy a correr el maratón de…» A mis amigos y muchos de ellos compañeros de correrías que se que puedo contar con ellos por muy lejos que estén, Lita, Viky, Aless, compañeros de AToTrapo: Juanma (millón de gracias porque me aguantas lo indecible), Jesús, Martina, Tomás, Jorge, Fernando, Juan Enrique, Juan Carlos, Nacho, Manolo…, y personas que voy conociendo y que me demuestran lo que siempre he pensado, que en el mundo hay más personas buenas que malas: Antonio, Idoia, Raquel, David, Alex, Lola, Nacho, Bienve, Laura, Robert, Javi, Mª Jesús, Silvia, Verena, Juan Carlos, Jimmy… el leer comentarios de tantas personas importantes para mí en el Facebook es la mejor medicina que se puede tener, gracias… Mi fisio Noe, que está vez tuvo que poner todo su ingenio para arreglar lo que ya empieza a estar bastante estropeado, o Fran mi podólogo que obró la magia de que volviera a correr disfrutando.

Mis compis del foro que saben,casi todos 😉 , lo que es correr un maratón, Antonio y Javi (que saldrán de estos momentos malos), Mario (gracias por los mensajes), Duquito, Jaime, Javi, Mary, Eduardo, Cascayo, Sergio, Moncho, Alejandro, Beto, Jesús, Lobo, Volcan, Juanjo…

Y luego a mis compis/amigos de trabajo que aunque no saben lo que es correr un maratón, si que me aguantan con mis correrías por el mundo… Leticia, Natalia, Mónica, Oto (que espero que sepas lo que es un maratón en breve 😉 ), Maribel (que alegría me lleve el primer día de curro al verte), Jose, Juampe, Liana, Demo (gracias por tus sugerencias en Boston), Damián, Isa, Juanjo, María, Antonio, Mariela, Liberto, Suni, Mª José…

Bueno y si me olvidado a alguien perdonar, pero sé que estáis y por eso millón de gracias.

En Boston me he dado cuenta que podemos hacer lo que nos propongamos, solo hay que no desistir en el intento, que este mundo esta lleno de buenas personas, que sé que soy demasiado propensa a decir lo que pienso o siento, pero que soy así, y supongo que a estas alturas no voy a cambiar.. así que gracias a todos/as por aguantarme.

Enlace al álbum con todas las fotos

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pili 45 F 3:15:28 5383 31

II Camí dels Bandolers – Senija (18-Mayo-2014)

Este domingo me desplazo a Senija para participar en la segunda edición de la carrera Camí dels Bandolers que organiza el Club de Muntanya Margalló. Llego pronto, aparco sin problemas, recojo dorsal y hacia la línea de salida. Allí instalado, por la mitad-final de la carrera, coincido con los incombustibles de A to trapo, Juanma y Jesús, ¡vaya dos!

IMG_5926Por fortuna el día ha salido nublado y algo fresquito, que para estas batallas es de agradecer. Ya puestos en carrera, inicio despacio para ir calentando y por esas cosas de las carreras, me sitúo en estos primeros kilómetros con los de A to trapo. Van pasando los kilómetros… que si sube, que si baja, que si tramos técnicos…. En una de estas ¡zas! me hago un pequeño esguince en el tobillo derecho en una bajada, sobre el kilómetro 8, y con algo de dolor en la rodilla ¡¡¡noooooo!! pero si acabo de recuperarme de una lesión en la otra rodilla ¡a mí no me puede tocar otra vez!

Pues nada, bajo el ritmo y me autochequeo sobre la marcha, de la rodilla desaparecen rápido las molestias, ¡¡ufff…!! que alivio, pero el tobillo, ¡ay mi tobillo!, el dolor no desaparece pero no va a más y me molesta en los tramos más técnicos, ¡y como la carrerita no los tenía….!, bueno es lo que hay.

Decido seguir camino y en el primer avituallamiento me paro algo más de lo normal por la molestia. Continuo y pronto cojo a Jesús en la siguiente subida. Creo que fue lo mejor que me podía haber pasado en esta carrera, su ritmo me permitía seguir sin forzar demasiado el tobillo y su compañía era un buen aval para terminar la carrera sin cascarme y/o tener que abandonar.

Normalmente las “desgracias” nunca vienen solas, y allá por el kilómetro 14 empieza a llover. Tenía sensaciones contrapuestas, por una parte que lloviera en carrera de la forma en que lo hacía, con el olor a monte mojada era un lujo, un auténtico placer pero por otro lado me preocupaba el tobillo, ya sabéis, terreno mas resbaladizo y peligroso….. ¡sólo me faltaba una caída! Por suerte no hubieron más contratiempos.

IMG_5935

Salimos de la montaña y ahora quedaba ir dando vuelta por caminos y sendas cercanas a Senija, en continuo sube y baja, ¡cómo no! dónde el final no llega nunca pero siempre escuchas la música de meta. Nunca adivinas cual será la última subida porque si preguntas a los voluntarios ya sabes lo que te van a decir…-¡es la ultima subida y luego ya la meta!- jejeje qué buena gente, en fin, las cosas de las carreras.

Como todo llega a su fin, pasadas las 3 horas de carreras hacemos acto de presencia en Senija, Jesús y yo con una sonrisa de oreja a oreja para finalizar esta bonita y dura carrera.

Fue todo un placer coincidir con estos dos fenómenos de A to trapo, primero con Juanma hasta que me lesioné, y luego con Jesús con quien hice prácticamente toda la carrera.

Enrique de Els matinadors de Novelda

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma VET MASC 3:05:11 139 46
Enrique VET MASC 3:14:17 163 55
Jesús VET MASC 3:14:18 164 56

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 5 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

XV Media Maratón de Almansa (17-Mayo-2014)

Almansa, hace ya algún tiempo fue escenario de una batalla pero en esta ocasión, fue motivo de celebración ya que nada menos se celebraba su Media Maratón. Sábado 17 llegamos como otros tanto corredores, los de “atotrapo” a Almansa, sobre las 5 y media de la tarde, una hora antes de la salida, con tiempo, tranquilos, pero a la recogida del dorsal encontramos el caos, (como casi siempre), en  la bolsa del corredor y como curiosidad, nos dieron una caja de tiritas de Disney!!! jajajaja, (adjunto foto), en fin…. lo recogimos deprisa y corriendo. Nos cambiamos y llegamos justos a hacernos la foto reglamentaria con la pancarta y empezar a correr.

IMG_20140517_181741Mucho ambiente en la salida. Dan el pistoletazo y empezamos. Buen tiempo para correr. Según pasaban los kilómetros te dabas cuenta de la cantidad de gente que había en las calles. Niños, mayores, todo el pueblo estaba en la calle de fiesta y eso se agradece cuando pasas por delante y te aplauden. Ver a niños y niñas de 3-4-5 añitos dándote la botella de agua en los avituallamientos y cuando se la cogías se les llenaba la cara de alegría de haber hecho bien su trabajo, eso no tiene precio, te motiva, te alegra y te da un plus de fuerza.

No tenía muchas cuestas pronunciadas pero no parabas de subir y bajar. Mi objetivo era hacer 1:40 y para ser mi segunda media pienso que está bien. Los diez primeros kilómetros los llevé muy bien y me veía con fuerza pero, a partir del kilómetro 11 empezaron las piernas a decirme,»hasta aquí hemos llegado», las pequeñas subidas y bajadas se me hicieron eternas, pero tragué saliva, apreté los dientes y fundido, pude llegar a la meta. Total, 1:42, no está nada mal para lo que sufrí.

Nos juntamos después de llegar, recogimos la pancarta (empezaban a hacer mella los kilómetros en las piernas y sobre todo, hacía fresquete manchego) y nos fuimos corriendo a por el coche y para casa. Otra carrera más en las piernas. El año que viene espero repetir con todos vosotros y sobre todo por el ambiente tan festivo que nos encontramos en las calles de Almansa.

Un saludo.

Ernesto.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Joel SEN MASC 1:26:53 131 37
Julián VETERANO C 1:28:56 194 26
Pili VETERANA C 1:35:09 499 2
Alejandro VETERANO A 1:39:51 795 208
Ernesto VETERANO B 1:42:01 950 200
Jorge L. VETERANO A 1:42:59 1029 262
Paco G. VETERANO E 1:46:42 1295 30
José Antonio VETERANO B 1:51:22 1589 324
Tomás SEN MASC 2:01:13 2096 436