XVI Medio Maratón Almansa (16-Mayo-2015)

Como el que no quiere la cosa, llegamos casi a final de temporada; así que la tónica general entre los corredores suele ser el agotamiento, no solo físico sino también mental. Muchos kilómetros acumulados en las piernas, la temporada ha sido larga; no se cubrieron los objetivos, al menos por mi parte, pero siempre está el correr para disfrutar que no es poco y más cuando el estado físico no te lo permite del todo. Tomás, temporada más que súper completa, con sus Iromans, Maratón de Sevilla y para rematar la faena y como colofón esos 101 km de Ronda. Abel, que deciros de este monstruo, el YETI de las montañas que cuando baja a la ciudad da miedo igual.

IMG_4221Quedamos en mi casa Juan Enrique, Jorge, Mejías, Abel y un servidor (Fer Pelu). Ponemos rumbo a Almansa y durante el trayecto salió el tema del fútbol (cómo no??), Madrid – Barça y también la Juve rival del Barça en la final de la Champions. Yo como soy muy boca…. le dije a Meji que la Juve no es rival para el Barça en la final y él me decía que los partidos hay que jugarlos, etc……

Cuando llegamos a Almansa recogimos dorsales, cafelito y a cambiarnos, foto de rigor en el campo de fútbol y a la línea de salida. Juan Enrique como capitán reparte faena, encargando la crónica a Fer o Meji, quien llegase el último?? , le di el pésame a Meji y le hice saber que la crónica la haría él.

Empezamos a correr en plan muy suave, pues queríamos disfrutar la carrera más que otra cosa y llegar a meta con la satisfacción de terminarla sin cansarnos mucho. Tomás fue con su señora en el grupo final donde le acompañaba Javier Granizo y Angelín que iban vestidos de payasos repartiendo caramelos, como vienen haciendo tantos y tantos años estos trotadores villeneros. En el km 3 noté que no podía respirar y no era por el ritmo pues iríamos en ese momento a poco más de 5’15, poco a poco fui parando hasta llegar a solo caminar, mis compañeros ni se percataron a excepción de Paco Galindo que me vio y Mejías; menos mal que ya en el km 7 encontré una ambulancia donde me proporcionaron ventolín, y de paso me hicieron el chequeo, tomándome el ritmo cardíaco y auscultándome; gracias al ventolín pude continuar la carrera, ya solo con el fin de acabarla, pues nunca me he retirado en prueba alguna y me fastidiaba hacerlo en ésta. Llegué a META después de Mejías y aquí me tenéis, escribiendo esta breve crónica. Espero que el Barça tenga mejor suerte que yo 😀 😀 😀 ;bueno, cuando veáis los tiempos veréis como nos lo hemos tomado.

Un fuerte abrazo a toda mi familia de Running, ser felices y seguir corriendo, seréis más.

Fer Pelu

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel VET B 1:24:39 101 20
Juan Enrique VET B 1:37:30 540 105
Jorge L. VET A 1:43:25 890 223
J.Ant.Mejías VET B 1:46:04 1077 218
Fer Pelu VET D 1:49:31 1357 95
Paco G. VET F 1:53:36 1637 28
Tomás SEN MASC 2:16:45 2789 504

Galería de personajes. 3.

Zapatos brillantes, normalmente color burdeos, a juego con el traje, la camisa y el pañuelo de seda al cuello, siempre impecable, sin perder la compostura aunque esté sentado en un banco de cualquier plaza, eso sí, lejos de ruidos o bullicio. Deja la bolsa de periódicos a su lado, saca un puro, lo enciende pausadamente, se recrea en las primeras volutas de humo, extrae un periódico de la bolsa y comienza a hojearlo. En el bar no lo he visto con frecuencia, pero las pocas que lo he visto, me ha parecido muy exigente, si no ya altanero o incluso impertinente como aquel día que lo vi quejarse al camarero porque no había bastante tortilla de la que él quería. Me chocó el contraste entre su elegancia en el vestir y su rudeza en el tono, no en el lenguaje, tan cuidado como todo en él. Quizá la edad invite a ser más sincero y guardar menos las apariencias que en última instancia son una concesión a la galería, al qué dirán, y esto ya le importa bastante menos o simplemente nada. Sus gafas operan como filtro que lo separan del entorno y a la vez lo comunican con él sin afectarle, lo mira como por encima del hombro. Su mirada, bastante tamizada por los gruesos cristales ahumados de sus gafas, se diría desdeñosa, si es que acaso te mira porque no parece importarle mucho lo que hay a su alrededor, es como si solo existiera él que va paseando su presencia por la calle. Jamás lo he visto volver la vista atrás ni saludar a nadie, él a lo suyo. ¿Su edad? Ya no cumplirá posiblemente los 80. Debió ser bastante apuesto en su juventud y madurez porque aún le queda prestancia. Es delgado y no debe bajar del metro ochenta. Bien peinado, perfectamente afeitado, con un pañuelo sacando el cuello por el bolsillo pequeño de la chaqueta. No me he acercado a él lo suficiente como para afirmarlo pero aseguraría que lleva gemelos en las mangas de la camisa. Cuando pasa a tu lado deja un rastro de perfume que se mantiene en el aire un rato después de alejarse. Aunque lo vea sentarse en un banco del parque como si no tuviera nada que hacer, no es esa la sensación que transmite, al contrario, parece que llena y da consistencia a todo lo que hace, como si se tratara de una persona con el tiempo ajustado, como si acabado el tiempo de leer el periódico, o de tomarse algo en el bar, lo esperara otra faena a continuación que no le permite perder un solo minuto después de acabado lo que lleva entre manos. Posiblemente se ocupe en su casa o dondequiera que viva de analizar el rumbo de la sociedad o del mundo, las relaciones entre países o culturas, porque no es uno solo el periódico que lee, yo le he visto sacar al menos hasta cuatro o cinco periódicos de todas las orientaciones, desde la derecha y el centro hasta la izquierda, incluidas revistas satíricas. Y claro, un señor que tiene el gusto de leer toda esa gama de puntos de vista sobre la realidad próxima y lejana, muy posiblemente está también familiarizado con el mundo de Internet, porque no me lo imagino en su casa en pijama, viendo los bodrios televisivos al uso. Es incluso probable que, como ha ocurrido insospechadamente a veces, bajo la apariencia de este ciudadano elegante y circunspecto, se oculte el autor de alguno de los informes geopolíticos más perspicaces o de alguno de los relatos más exitosos del momento, firmados con seudónimo en otra parte del mundo. Esta posibilidad, que no descarto, explicaría su forma de comportarse y todo lo que rodea su figura, aparentemente bastante enigmática. O, sencillamente, es un señor al que hace tiempo no le preocupa nada, quiere estar perfectamente informado del mundo que lo rodea y le gusta vestir y vivir como si cada uno fuera el último día de su vida.

José Luis Simón Cámara.
San Juan, 22 de abril de 2015

X Jornada ambiental de la Vía Verde del Maigmó (9-Mayo-2015)

Costó, pero al final conseguí, que Eladio dejara de correr por el Cabo sin camiseta, y se enfundara la maglia ATT. No las tenía todas conmigo, pero allí estaba, a las 8 en punto, preparado en la puerta de su casa, arregladito como si fuera a una cita. Pasamos a recoger a Jorge y allí que vamos.

Calorcito cuando llegamos a pillar los dorsales y Jorge, cual político en época de elecciones, iba saludando a miles de personas, dando abrazos a las ancianas, besos a los niños, tremendo el tío, un abrazo, macho.

FullSizeRenderCon los dorsales en la mano, nos llega el fotógrafo de excepción, Don Ernesto, lesionado anda el hombre todavía. Nos saca unas fotillos, nos enseña la evolución de su tatoo conmemorativo de su primera maratón, Roma 2015 y nos desea toda la suerte del mundo. Gran detalle, compañero.

Cogemos el autobús para llegar a la salida, menos mal que es sólo de ida, el ambiente se caldea dentro del mismo, entre el calor, nervios, curvas, olores a reflex y otros, estaba deseando salir de allí.

Fotos selfie, Eladio echando ojo a las mozas, saludos varios y allí que vamos, 10 kms fáciles cuesta abajo, calor pero que de momento no se nota. Eladio que ha salido disparado detrás de alguna ragazza hace los primeros 10 en 41, servidor en 42 y Jorge en 43. Acojonan un poco los túneles que vetean el inicio de la ruta, intuimos más que vemos, nos vamos cruzando con algún ciclista tempranero. Del 10 al 15 el calor se hace ya insoportable, Eladio me espera o le cojo en el avituallamiento del 15, y marchamos juntos 1 ó 2 kms, no más porque no puedo, y debo parar, estamos en 27 grados y el recorrido ya no es tan fácil como antes. Cada uno a su ritmo ya enfilando a la meta,  me temo que el recorrido es más largo de lo que dice la organización, al menos un par de kms más. Últimos 2 ó 3 kms durillos con el calor, las cuestas de entrada a Agost y por fin llegada en cuesta abajo de 50 metros donde adelanto a 2 que se me habían resistido antes.

Allí está Eladio esperando como si nada, a mi casi me da un mal y me acomodo en la sombra, esperando que se me pase el trueno, bebiendo lo que me dan. Al ratito aparece Jorge, que también lo ha pasado mal.

Las marcas corroboran lo «largo» del recorrido que además del calor insoportable que hemos sufrido, hacen que pocos se hayan acercado al 1:30.

Conclusión, debut «oficial» de Eladius con ATT, que espero no sea el último, y primera vez que me acerco a esta carrera, que es una pena que haya sido tan calurosa, pq los primeros kms son bastante chulos, luego es más monótona, y el final es una pequeña putada. Tirón de orejas a la organización por haberse ahorrado un avituallamiento en el 20, sobre todo en las condiciones que se desarrolló la carrera.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Eladio VET M 1:44:45 63 29
David L. VET M 1:46:03 72 31
Jorge L. SEN M 1:51:06 109 49

III Trail Solidari Ciutat d’Alcoi (9-Mayo-2015)

El equipo lo formábamos Ángel (Pirri), Jesús Santana, José Pablo y Yo (Gosa). A José Pablo le surgió un evento familiar inaplazable y al final no pudimos disfrutar de su compañía.

CIMG3915Ya en Alcoi nos reunimos con el resto de equipos de A To Trapo y a esperar el cohete de salida. Tomamos la salida todos juntos en muy buena posición, justo delante de las escobas para que nos pasara cuanta menos gente mejor. Pero a los galgos no se les puede retener y en las calles de Alcoi vamos avanzando posiciones, muchas posiciones aunque no conseguimos evitar dos importantes tapones en la subida al preventorio y al barranc del Cint. Allí nos encontramos con Abel, que corre hoy con los Corredores Solitarios. Se me hace raro verlo tan atrás.

Pasamos por el primer avituallamiento sin apenas detenernos y seguimos la marcha. Jesús ya no puede seguir nuestro ritmo. “No está preparado”. Seguir este ritmo tan tranquilo le está matando y empieza a dar tirones hacia adelante. Soy muy consciente de que si intento seguirlo no llegaré ni al kilómetro 30. Ángel también lo ve claro y así me lo advierte y me pide que siga a mi ritmo. Así y todo, seguimos adelantando a gente y vamos avanzando posiciones. El calor ya está haciendo estragos y vamos encontrándonos con personas con dificultades, rampas, mareos y eso que estamos más o menos en el kilómetro 10 de carrera.

IMG_7167Cerca del segundo avituallamiento llegamos a la altura de Mª Ángeles y hacemos juntos los últimos metros de subida. Allí está esperándonos Juanma que ha hecho una parte del recorrido con las “bestias pardas” del equipo A To Trapo 3, pero su ritmo es demasiado alto y el tiene que recuperarse todavía de la lesión. Seguro que con nosotros va más cómodo.

Avituallamos bien, comemos algo, llenamos bidones y para arriba. Me pongo en cabeza y empiezo a subir. Es mejor ir delante porque si los dejo a ellos marcar el ritmo me van a machacar. Voy subiendo a buen ritmo, miro para atrás y ahí están Jesús, Ángel y Juanma hablando de sus cosas, como si no fuera con ellos la subidita. Vuelvo a mirar y ¡¡coño!! donde están. Bueno pues resulta que los de Teruel son muy cabezones y Ángel se empeño en probar la dureza del suelo de las montañas alicantinas, así que hizo como si tropezara y cayo al suelo. Resultado: dolor inmenso en el codo y parada obligada para vendarlo y que se pasara un poco el dolor. Y como ademas de cabezones son duros estos “Turboletas”, ¡¡a seguir!!. Aquí me gustaría hacer un punto y aparte para hablar de la organización. Nunca había visto gente de la organización corriendo entre los corredores o nunca antes me había percatado de ello. Estuvieron toda la prueba arriba y abajo prestando ayuda a los corredores que lo necesitaron y os puedo asegurar que es la carrera en la que he visto más gente atendida. Para mi estuvieron de 10.

CIMG3940Una vez recuperado Ángel seguimos hacia arriba por el Carrascalet, hacemos cumbre y allí que nos adelantan Juanma y Jesús. A nosotros y a otr@s 20 por lo menos. Madre Mía pero… ¿Juanma no estaba lesionado? ¡¡Como bajan!!

Van transcurriendo los kilómetros y en siguiente avituallamiento volvemos a encontrar a Mª Ángeles con Cayuela y el resto de su equipo. La están esperando pero tiene problemas y va a retirarse. Tiene un dolor que no sabe identificar bien y prefiere no correr riesgos.

Salimos los cuatro del avituallamiento pero sabemos que pronto quedaremos otra vez solo tres. Juanma nos deja. Su entrenamiento ha terminado. La verdad es que lo he visto bien. Siempre es un placer correr con Juanma y aprender un poco más de el.

CIMG3947Seguimos, a mi cada vez me cuesta más correr. Hay sitios en los que cuesta incluso andar. Cada vez ralentizo mas la marcha de mis compañeros. En las bajadas les pido que se adelanten y que disfruten un poco. A ellos les cuesta también seguirme porque se les hace pesado, aunque no digan nada. Pasamos por la zona “dels canalons” una zona preciosa y de la que hay que ayudarse de cadenas para asegurarse de no caer al río. La salida del barranco hacia el avituallamiento del Kilómetro 36 se me hace imposible. Ya no ando, más bien me arrastro. Llegados al avituallamiento tomo la decisión de abandonar. La Maratón de Gata de la semana anterior está pasando factura. Mis compañeros me animan a seguir pero tengo claro que si seguimos todos no llegaremos ninguno.

Los veo irse y me quedo sentado en una silla bastante jodido, pensando en mis cosas y aunque estoy rodeado de gente la verdad es que me siento solo. Estoy convencido que he hecho lo mejor pero…

Llevo entre 15 y 20 minutos sentado, sigue llegando gente al avituallamiento y siguen saliendo. Vuelvo a mirar el perfil, quedan 5 kilómetros al próximo avituallamiento…, quizá sin forzar, sin prisa, sin la presión y el temor por los compañeros ¡¡¡Joder!!! ¡¡¡Puedo intentarlo!!!. Me levanto, meto la cabeza en una manguera de la que sale agua fresquita y “pa’lante”.

CIMG3954Pienso en lo que estarán disfrutando mis compañeros. Ellos están “frescos” y la carrera discurre por un sendero por el que se puede correr bien. A mi me van adelantando unos cuantos, pero yo he decidido que no me voy a agobiar. Cerca del último avituallamiento, La Mota, creo recordar, me adelanta un coche de la organización y de él bajan dos personas con sendas escobas a la espalda. Fuerzo un poco el paso y consigo adelantarlos. No será tampoco en este avituallamiento donde me paren, así que reposto (fuí gasolinero antes que fraile), lleno bidones, dos trozos de plátano y sin perder tiempo seguimos.

Ahora ya estoy convencido que voy a llegar. No necesito forzar mas y así, paso a paso, un pie delante de otro, llego a meta y todavía me sobran 24 minutos.

Quiero dar las gracias a Ángel y Jesús por haberme sufrido durante la carrera y pedirles perdón por no haberme retirado tal y como les aseguré que haría. Cada día me doy más cuenta de cual es mi lugar en las carreras y la verdad, no me importa. Soy feliz, muy feliz, inmensamente feliz llegando a la meta y de momento todavía soy capaz de llegar dentro de los tiempos.

Al resto de los compañeros, pues eso, que os admiro, y que es un placer por lo menos coincidir en las salidas con vosotros.

Uff. Juanma, me ha quedado largo y eso que me he saltado lo de la vaselina jajaja

Salut i Montanya (Old Runners Never Die)

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Sergio M-2 7:09:09 113 53
Josemi M-2 7:09:09 114 54
Elías M-2 7:30:56 155 73
Alberto M-2 7:53:50 191 92
Rafa A. M-2 7:53:51 192 93
Ramonet M-2 7:53:51 193 94
Pirri M-2 8:46:31 345 163
Jesús S. M-2 8:46:31 346 164
Gosa M-2 9:34:17 488 219

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 310xt. Las marcas aparecen cada 7 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

Galería de personajes. 2.

Desde la primera vez que lo vi pensé que sería la última. Y no tendría más de treinta años. Su delgadez extrema, su altura desproporcionada, su color macilento, todo ello apoyado en una muleta que se diría robusta comparada con el cuerpo que soportaba, y unos ojos hundidos en las cuevas de sus cuencas le proporcionaban un aspecto tan endeble que nadie podría vaticinarle mucho tiempo de vida, al menos independiente. Y a pesar de todo, lo veo de tiempo en tiempo, siempre en equilibrio inestable, apoyado en su muleta. Aparece por una acera y se aleja sigilosamente, casi sin ser notado, por el liviano apoyo de sus pies en el suelo, incluida su muleta. No sé si por caminar tan levemente, por los tres apoyos, por su escaso peso o por sus largas piernas, su caminar es más rápido de lo que haría suponer su aparente debilidad física. Verlo así, por la calle, me recordaba al licenciado Vidriera, tan frágil, tan quebradizo. ¿Qué pensaría él de toda esa gente con la que se va encontrando por la calle, desde niños a mayores, los primeros autónomos, ágiles, saltando por encima de los bancos o haciendo cabriolas con los patinetes, los adultos, unos con bolsas de deporte, mostrando bíceps de regreso del gimnasio, otros haciendo series de velocidad, algunas parejas paseando cogidos de la mano, incluso chicos cogidos de la mano entre sí, ¡qué más da!, ¡quién pudiera!, algunos ancianos sentados en los bancos de la plaza, pero, bueno, ya se pueden dar por contentos a su edad, aquella otra pareja que discute, ¿qué importa una discusión si luego viene la calma? Y si no, pues adiós muy buenas. Poder caminar a distintos ritmos, despacio, tranquilo, o rápido, incluso correr sin que nadie te pare ni te dé el “alto”, pararse a mirar escaparates o los pájaros, o a los niños en los parques tirándose arena por la cara mientras ríen sin otra preocupación que estirar el momento de juego indefinidamente, inconscientes como son de horarios y de tiempos. Sensaciones de envidia, por un lado, ¡quién pudiera encontrarse en el pellejo de cualquiera de los muchos tipos que se encuentra por la calle, independientemente de la edad, del sexo, de la apariencia, de la complexión! Por otra parte escalofríos, si no de miedo, sí de recelo o desasosiego ante la posibilidad de que por cualquier esquina aparezca un niño a la carrera siguiendo un balón y tropiece con él, dando con sus huesos en el suelo. O quizá esté yo bastante equivocado, atribuyéndole todas estas reflexiones o sensaciones y él se encuentre a mucha distancia de todo este montaje, y su vida esté llena de alegría y motivaciones porque su situación anterior era mucho más penosa y, contra todo pronóstico y a pesar de las peores conjeturas, que apenas le daban unos meses de vida llena de tribulaciones y dependencias, ha conseguido superarlas y va rehaciéndose aunque sea lentamente, mejorando cada día sus expectativas. Quizá a eso se deba ese brillo que se aprecia en sus ojos, menos esquivos que tiempo atrás, cuando rehuía la mirada de cualquiera que se encontrara por la calle. Todo es siempre bastante relativo. Y de estar postrado en el lecho a poder moverse solo por la calle aunque sea apoyado en una muleta va tanta diferencia como para sentirse no ya minusválido sino un privilegiado que puede caminar y caminar y caminar, sin necesidad de recurrir a la ayuda de nadie, que puede, después de tanto tiempo dependiendo de los otros, valerse por fin solo. Quizá yo había visto sólo el final del proceso y no conocía el principio de la historia. Quizá lo que yo creía el episodio final de una triste vida no era más que el comienzo esperanzador de una aventura excitante.

San Juan, 7 de mayo de 2015.
José Luis Simón Cámara.