II 10k-5k Nocturno Sant Joan (17-Junio-2017)

Hace unas semanas, mi padre me dice: Joan ¿vamos a correr los 10 km de Sant Joan?, uffff… con lo pesao que es no tengo más remedio que acompañarle. Va a ser mi segunda prueba con él.

Así que el sábado pasado en la línea de salida mi padre se encarga de presentarme a todos los compañeros de A to trapo, a algunos los conozco (Muffy, Jesús, cuñao de Lillo, Galindo, Jorge,) de mi etapa de enano de alguna comida en Villa Rosa…

Colocamos la pancarta, calentamiento y a correr.

La carrera empieza muy rápida y mi padre se encarga de llevar el ritmo. Circuito urbano por las calles del pueblo. En la primera rotonda ya vemos que Muffy va a por todas. Vamos al lado de una pareja que también va muy bien, me apuntan que «son Alberto Cordero y su mujer” … y también el cuñao de Lillo.

Nos saluda muchísima gente que para eso somos del pueblo, mis abuelos también salen a saludarnos y ponemos rumbo a Benimagrell donde todavía tenemos más animación que para eso es donde nació mi padre y además en la Taberna del Mar se encargan de hidratarnos.

Vuelta a Sant Joan, donde nos vamos cruzando con los compañeros, Martina, Jesús, Galindo …, todos van fenomenal, así que a por la segunda vuelta, mucho calor, intentamos aguantamos el ritmo y a meta.

Buena carrera y buena organización,

A la llegada en el colegio Cristo de la Paz, reagrupamiento, hidratación, más saludos y fin de fiesta.

Pero vaya sorpresa nos llevamos al llegar a casa, nos envían un mensaje de que he sido primero en mi categoría. Enhorabuena a todo el grupo y especialmente a los ganadores; Martina, Muffy, Galindo y Jesús.

Ahora a disfrutar del verano, y a preparar la carrera de Muchamiel.

Un abrazo

Joan Batiste.

5 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Muffy VET A MASC 0:17:26 5 1
José Ginés VET B MASC 0:23:54 73 10
Antonio B. VET A MASC 0:30:19 204 56
Esther VET A FEM 0:33:22 233 40

 

10 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juan Enrique VET A MASC 0:41:15 21 14
Jorge L. VET A MASC 0:43:44 34 23
Fran I. Llopis VET A MASC 0:44:01 39 27
Ernesto VET A MASC 0:46:04 56 36
David L. VET A MASC 0:46:05 57 37
Alberto C. VET A MASC 0:46:47 63 41
Wipi VET A FEM 0:46:48 64 4
Jorge E. VET A MASC 0:48:53 84 53
Paco Galindo VET C MASC 0:49:51 86 2
Joan JUNIOR MASC 0:51:08 93 1
Tista VET B MASC 0:51:12 94 14
Martina VET B FEM 0:52:39 105 1
Reyes VET A FEM 0:54:09 120 10
Piedad VET A FEM 0:54:08 121 11
Jesús VET C MASC 0:54:51 128 3
Pablo VET A MASC 0:55:06 129 70
Rafa O. VET C MASC 1:01:29 160 4

IV Marató Nocturno Amanece X Chiva (17-Junio-2017)

En la noche del 17 para el 18 de junio se celebró el IV MARATÓNOCTURNO AMANECE X CHIVA 2017 en la que se dieron cita entre una centena de corredores de montaña, dos trotadores y cinco corredores de A To Trapo.

Todos sabemos que las carreras empiezan mucho antes de dar el pistoletazo de salida. En nuestro caso, al ser nocturna y tenernos que desplazar desde Alicante hasta Chiva en Valencia, aunque el viaje de esta carrera viene programándose por Whatsapp con casi una semana de antelación, se estuvo especulando con mucho mensaje y poca concreción hasta que el mismo día Jesús le otorgó los galones de capitán a Sergio y a partir de ese momento se organizó de muy buena manera el viaje de la expedición.

Ya en Chiva nos dispusimos a recoger los dorsales, buscar un restaurante y prepararnos para lo que se nos venía encima; ya tendríamos tiempo de tomar geles y barritas.

Había dos modalidades de carrera para poder disfrutar de la noche y de “sufrir” en ella; una sería el Trail con 28 kilómetros de recorrido que salía a las 23:00 horas y la otra prueba, que es en la que nosotros participamos, tenía 50 kilómetros con un desnivel positivo de 2.500 m. y negativo de 2.600 m. La mayor parte del trayecto transcurre por PR y GR.

En dos autobuses urbanos nos desplazaron a todos los participantes hasta el punto de partida, lejos del pueblo y cerca de la montaña, dando la salida justo a las 22:00 horas. Ya con el frontal encendido desde el kilómetro 0, comenzamos a trepar por un tramo de camino donde cada uno buscábamos nuestras posiciones para afrontar la carrera. La subida era bastante “corrible” por la inclinación y por el firme del terreno de grava y tierra. En mi caso, se me introdujo un guijarro y al fiel estilo del maestro Miyagi, practiqué la técnica de “pulir chinita”, (llevar una piedrecita en la bota durante varios kilómetros puliéndole las aristas) hasta el avituallamiento donde solté el lastre y la molestia que me ocasionaba.

Esta carrera ha sido muy completa ya que disponía de distintos tramos para poner a prueba a los buenos corredores, con zonas muy complejas, como el del kilómetro 30 donde las subidas y bajadas hacían necesitar de una técnica muy depurada debido a la peligrosidad del terreno. Además, los sitios que de día no son tan difíciles, la escasez de luz natural provocaba que fuese toda la carrera un recorrido de incógnitas al no saber qué pasará más allá de donde el frontal ilumina, y donde te podías encontrar con canchales y rocas salientes del suelo, ramas de pino caídas sobre el mismo sendero y donde la vegetación lo estrechaba todavía más; unido todo esto a la alta temperatura nocturna fueron los ingredientes para una carrera dura pero inolvidable, aderezándolo todo ello con la aparición de la luna de Valencia: una media luna “taronja” que parecía un gajo de naranja suspendido en el cielo como referente del Este y del Mar.

Yo hice gran parte de la carrera sólo hasta que detrás de mí apareció Jota, realizando juntos los últimos 15 kms. En la última cuesta parecíamos dos serpas portadores subiendo al Himalaya sin nadie por delante ni nadie por detrás. Con la luz del amanecer llegamos a la cima donde el sendero transcurría por un terreno de monte bajo careciendo de vegetación de arboleda, habiendo sido devastado por el fuego años atrás. Los primeros que terminaron no pudieron disfrutar de las vistas del amanecer que desde la Sierra de Chiva se podían contemplar.

La organización ha sido buena a pesar de no emplear gran despliegue de recursos humanos, puesto que no hizo falta de voluntarios ya que en los cruces colocaron reflectantes y luces identificadoras que señalaban muy bien el recorrido, además se ofreció abundante variedad de líquido y de sólido en los avituallamientos. La escasez de público e indiferencia de la gente con la carrera puede ser debida a que la salida era fuera del pueblo, el recorrido transcurría por la sierra y la llegada de los corredores se iba prolongando durante las diferentes horas de la madrugada.

Aunque, previsiblemente esta carrera la han tomado como un entrenamiento más, para afrontar los duros retos que tienen pendientes este verano (Pirineo, Andorra, Mont Blanc…), destacar y felicitar por ello la gran carrera que han marcado los 5: Sergio subiendo al podium en su categoría, Josemi con un extraordinario 14º puesto en la general, Ángel en un magnifico resultado, quedando dentro del Top 25 y Cristian con su anárquica forma de correr, no  tomando en serio desde el principio esta carrera y no importándole tanto el puesto como sí ponerse a prueba para su próximo y exigente proyecto pendiente. También debo mencionar a José Ramón, amigo de Cristian, que en todo momento ha sido uno más de nosotros demostrando su valía entrando el primero en su categoría.

Felicidades a todos que, aunque desde fuera se puede considerar que no es un logro importante, cuando tú has sido participe también, se aprecia enormemente, reconociendo más el esfuerzo y las condiciones que hay que tener para hacer esta proeza. Es un honor para mí correr con esta gente que siendo corredores populares demuestran ser unos auténticos campeones.

Qué decir de Jota que es un tipo con un enorme tesón, con afán de superación luchando consigo mismo, con una capacidad de sufrimiento que le lleva a seguir compitiendo sin lamentarse, pese a que vaya aquejado de dolores musculares, de heridas y de leves lesiones.

Entramos en meta juntos Jota y yo a las 7:40h y allí nos estaba esperando Ángel con un aspecto de no haberse desgastado en la carrera, suministrándonos intendencia y ejerciendo de reportero gráfico plasmando nuestra llegada. Gracias Ángel. Ya, después de duchamos y de reponer fuerzas, emprendimos viaje de regreso a la “Terreta”.

Los cuatro componentes restantes ya habían partido en el otro coche después de recoger sus trofeos unas horas antes.

Para mí en esta carrera he tenido sensaciones muy bonitas, aunque el exceso de calor me tenía empapado de sudor pude percibir olores a flores silvestres, romero, tomillo, pino… También encontré momentos de silencio y soledad que me permitían meditar a la vez que luchaba por no quedarme atrás; además sentí el apoyo y compañerismo cuando trotaba al lado de Jose. Nunca tuve excesivo sufrimiento en piernas, ni en pecho, ni tampoco en cabeza. Me encontré bien, sin presión, con fuerza, tenía la moral alta. En el día anterior mis propios compañeros de trabajo me habían hecho un bonito y emotivo homenaje, me sentía feliz.

¡Os deseo un buen verano para todos!

Lisardo

Maratón: 50 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Sergio Veter M 6:55:38 12 5
Josemi Veter M 6:58:22 15 6
Ángel Senior M 7:25:56 23 13
Cristian Veter M 7:37:15 25 10
Lisardo Master M 9:41:22 82 11
Jota Master M 9:41:28 83 12

 

Trail: 28 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Verena Veter F 4:09:20 39 2

IV BellúsTrail Mountain (11-Junio-2017)

Al Trail de Bellús le había echado el ojo hacía tiempo para finalizar la temporada. Me apetecía correr por esa zona que conocía de entrenamientos, de la maratón de Camins de Cabres y la Yaincoa Trail pero que curiosamente siempre había hecho de noche. Me termino de decidir en el útimo momento -como últimamente- cuando me enteré que el amigo Alberto se había inscrito. Él se ha decantado por la opción Sprint Trail de 12,6 km pero a mí las pruebas cortas no me terminan de convencer y prefiero hacer el trail de 24,4 km y 1000 m+ aunque sé que me sobran unos kilómetros y me faltan entrenamientos así que me inscribo con esa idea, ir acumulando volumen para más adelante.

Bellús está cerca de Xàtiva, al pie de una serranía de montes bajos, al lado del pantano al que da su nombre y que alimenta el río Albaida para el regadío del valle que queda al norte del Benicadell. Me encuentro a Alberto y saludo a Mercedes de Tavernes y a Jose del equipo Willie. Seremos poco más de cien corredores en el trail los que llenamos la plaza del ayuntamiento y que, tras unas palabras de la alcadesa, tomamos la salida a las 8:00.

Salimos del pueblo hacia el sur dejando a nuestra derecha la famosa «colina de la hamburguesa», algún día me enteraré de por qué la llaman así. Los tres primeros kilómetros son por asfalto y pista hasta que cogemos el lecho seco de un riachuelo e iniciamos las primera de las cuatro subidas. El sol ya pega de pleno y esto no ha hecho más que empezar. Primer avituallamiento y segunda subida tras la que cresteamos un rato, a mí me suena que aquello debe ser «la bicicleta», otra famosa colina que se hace en Camins de Cabres. Descendemos, cruzamos por debajo de la carretera y llegamos al segundo avituallamiento. Con la tercera subida hacemos «la hamburgesa» hasta su punto más alto desde donde tenemos una vista nítida del embalse que está hasta arriba de agua.

Kilómetro 15, 3er avituallamiento, cruzamos el río Albaida y ahí aparece a contraluz el Aventaor con su pared lisa de roca muy apreciada por los aficionados a la escalada. Por suerte no lo subiremos en esta ocasión, lo rodeamos por la izquierda por una senda que va paralela a la vía del tren Alcoi-Xàtiva hasta que llegamos hasta el comienzo de la Senda Andaluza. Esta senda es la parte final de la maratón de Camins de Cabres, son tres kilómetros de ascenso que siempre se nos pegan y en esta ocasión no podía ser de otra manera. Kilómetro 19, 4º avituallamiento, más de tres horas de carrera y el sol en el cogote. Me refresco y para arriba. A partir de ahí un cresteo hasta las antenas que se me hace larguísimo porque apenas puedo correr. Desde allí ya se ve Bellús y comienza el último descenso. En un cruce me despisto y tiro por la senda equivocada, me doy cuenta al rato porque no veo marcas pero a ver quien vuelve a subir. Veo por donde van los otros corredores y supongo que iremos a parar al mismo sitio aunque estoy dando un poco de rodeo. Efectivamente, llego al tramo de las vías del tren que tengo recorrer hasta el túnel por donde baja la senda correcta. Bueno, tampoco ha sido tanto el desvío. Atravesamos otra vez el río Albaida y ya enfilamos por carretera hasta el pueblo.

Hago meta en algo más de cuatro horas, mala carrera pero dentro de lo normal para como estoy. Esperemos que estas carreras me permitan ir poniéndome a tono porque me gustaría hacer Camins de Cabres otra vez, a finales de agosto y, ya veremos, quizás Botamarges en octubre.

Avituallamiento de meta bien surtido pero solo tengo ganas de beber. Alberto me acompaña mientras me refresco, le ha salido una buena carrera y ha hecho podium en su categoría. Está en un momento de forma muy bueno.

Sin ganas ni para la ducha ni la piscina, retomo el camino de vuelta un poco desanimado pero pensando en como recuperar las buenas sensaciones que no sé donde se habrán metido.

Trail: 24,4 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma Máster M 4:06:51 75 9

 

Sprint Trail: 12,6 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Alberto Máster M 1:31:56 54 3

El año que cumplí dos veces los años (8-Junio-2017)

La Luna llena está fuera, mirando toda la tarde, esperando algo que llega con las últimas luces del ocaso. Una serpiente verde con lunares rojos se aproxima al Cabo de las Huertas, se acerca hasta la orilla del mar y se sumerge en sus aguas cristalinas. La luna resplandece intensamente, son, sin trapos, los de “Atotrapo”. Celebramos el solsticio de verano, la “sandia night”. Nunca fallamos a la cita con la luna y el mar.

Ya remojados y frescos iniciamos el camino a “Villa Rosa”, donde, como todos los años, nos acoge la hospitalidad de Rosa y Vicente. Mesas llenas de manjares de la huerta, all i oli hecho a mano, todo regado con cerveza y vino del terreno. Hasta aquí como todos los años. Pero éste reserva alguna sorpresa. Jesús, el eterno guía de corredores, le dice a Antoñito que coja a Rosa del brazo y la acompañe al anfiteatro, a la cabecera de la larga y multicolor mesa. Allí esperan los senadores con túnicas semicaídas y me ordenan echar la rodilla a tierra para coronarme con las ramas de olivo y aceitunas, rito necesario para pasar a formar parte del Senado Trapero.

Saciados el hambre y la sed, el compañero Josele me agasaja con su prosa, recuerdo de los años pasados, y con sus versos tomados del satírico Quevedo, nombre con el que tuve un  galgo de pequeño.

Enseguida llegó Ramón, amigo y biógrafo, glosando mis andanzas por nuestras espléndidas montañas.

Gracias a todos, compañeros de Atotrapo, por la emoción que me habéis hecho sentir en la inesperada y sorprendente celebración de este mi 60 cumpleaños.

Hasta que la luna y el mar nos reúnan de nuevo en su abrazo.

Antonio