Media maratón de Valencia (22-Octubre-2017)

Sin miedo

Hace ya muchas semanas, allá por el mes de Julio, cuando el calor más aprieta en la terreta, después de muchos meses de no poder entrenar por causas mayores, me puse, como el que no quiere la cosa a acompañar en los entrenamientos a Manolo Morant, que pronto empezaba a preparar el maratón de Valencia. Debían faltar unas dieciocho o veinte semanas y ya estaba el bicho dale que te pego. Fueron pasando los días y le acompañaba una y otra vez. Tanto fue así que decidí apuntarme a la Media maratón de Valencia con el convencimiento de que, si era capaz de acercarme a sus ritmos de entrenamiento, yo bajaría mi marca seguro.

Pero como en esto de las preparaciones casi nunca sale todo como uno espera, avanzado ya el mes de septiembre, y habiendo hecho ya una primera tirada larga de 25 kms mi liebre se lesionó. Una de esas lesiones dolorosa y de difícil tratamiento y que todavía a día de hoy le tiene en el dique seco. Sin comerlo ni beberlo acabo entrenando sólo y a ritmos a los que no estaba habituado. Un plan de cinco días que he cumplido como si fuese religión hasta llegar al día de la prueba. Y a todo esto, ya que estaba haciendo la preparación del maratón…. Me apunto a la entera también y ya está. ¡¡Que sea lo que dios quiera!!

En fin, al grano. Llega el día de ir a Valencia y Noelia, mi fisio, me pasa una dieta para el día previo a la competición un rato rara. Aguacate a tuti plein, salmón, rollitos de pavo, infusión… el caso es que no la hice al 100%, pero casi. El domingo de la prueba amaneció despejado, ni frío ni calor, sin viento, sobre las 8 quedo con Tomás Méndez, compañero mutxamelero de A TO TRAPO para la foto “grupal”. Su mujer Sonia hizo de canguro de mi compañero de viaje, que no fue otro que mi hijo Enzo, que me acompañó el sábado en mi salida de 30 minutos suaves reconociendo el recorrido.

Un buen rato antes de la salida y para evitar aglomeraciones cada uno a su cajón.

A pesar de las dudas de los días previos, lo tuve claro desde el principio. Debía ir a un ritmo entre 4’05’’ y 4’10’’ y así fue. El recorrido es la pera limonera, avenidas amplísimas, catorce mil corredores y no te molesta nadie para llevar tu ritmo. Me acople detrás de dos chavales del club COBARDES DE SUECA que note que sabían a lo que iban y mantuve el ritmo sin sufrir de principio a fin. Incluso pude apretar en los últimos dos kilómetros. Una pena que mi pulsómetro me fuese indicando la distancia con un error importante, ya que registró 21580 m y eso es mucho error, tenían que haber calibrado el satélite los de Garmin, hombre, que uno se confía y luego pasa lo que pasa. No obstante, muy contento con la marca y sobre todo por la sensación de haberme encontrado muy bien toda la carrera.

Al poco tiempo de entrar yo en meta llegó mi compañero Tomás también super contento y con mejor marca personal. Para mí es la mejor media que he corrido (y no son pocas). La organización chapeau y como guinda record del mundo femenino de media maratón.

Está carrera tiene varias personas a las que se la quiero dedicar. Al primero a José Manuel, suegro de nuestro compañero José Antonio Torregrosa, al que le deseo una pronta recuperación Luego como no podía ser e otro modo a Manolo Morant que para mí corrió conmigo en espíritu, y se que me apoya y ayuda a tope. A mi hijo Enzo, que se emocionó cuando nos abrazamos al terminar y le dije la marca que me había salido, ese momento quedará grabado en mi memoria para siempre. Y por último a Fernando y Jorge, que siempre están ahí, aunque el ritmo de los entrenamientos haga que hayamos compartido menos kilómetros últimamente.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Manuel M. Senior Masc 1:23:08 382 148
Juan Enrique Vet B Masc 1:26:42 657 160
Enrique S. Vet B Masc 1:41:39 2660 701
Tomás M. Vet B Masc 1:42:17 3660 920

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *