CdS-Etapa 8, El Toboso-Villacañas (11-Septiembre-2019)

[Etapa: 36 km. Acumulado: 340 km]

Después de dormir en la gloria no cabe otra más que lanzarnos por el desayuno aunque de manera diablesa (entré en el convento de blanco y salgo con vestimenta roja), coincido con José (el otro peregrino) así como con jornaleros, aún no ha amanecido, pude escuchar en animada tertulia a uno de ellos q estaba comentando las nuevas exigencias q al parecer riesgos laborales les estaba exigiendo q no es otra cosa q dotar de servicios los campos donde los currrantes (95% de fuera,…. hay de todo) recolectan, como oyen “dotar se servicios”, luego caben dos soluciones, o el patrón hace un agujero en la tierra a modo de pozo ciego o les toca a los currrantes cargarse a la espalda un ROCA, menudo espectáculo digno de colgar en “celtíberia show”,… sigamos c el camino, alcanzó a José, el valenciano, abrigados y en animada charla vamos intercambiando las habituales preguntas y temas del camino de la vida, casualidad q tiene dos hijos de la misma edad q los míos (33 y 27 años) y él, al igual que yo, es pensionista, así q somos colegas, aprovechamos para hacernos alguna q otra foto y de paso me comenta la ruta Valenciana, la cual coincide c la de Alicante en varios tramos (no se pq esa manía de pudiendo ir por el mismo trazado hacen variantes, será q cada uno quiere poner su sello personal y diferenciador??), nos dirigimos a la Puebla de Almoradiel, donde ya llego solo, pues el compañero tiene p norma parar cada 4 kms, el día continúa ventoso y sigue sorprendiéndome la cantidad de viñedos, hoy he visto dos cuadrillas recolectando, aunque las máquinas ya empiezan a recolectar uvas tb y p lo tanto, mucho me temo q irán eliminando brazos; hoy he visto tb un cultivo atípico “pistachos” como lo oyen y es q renovarse o sucumbir; antes de entrar a la Villa de Don Fadrique se me acerca un coche preguntado si era yo el peregrino q le había llamado, le dije q no que sería José el valenciano q venía detrás de mi, me animo a quedarme en la casa rural de su propiedad lo cual agradecí, no obstante accedí a su invitación para conocerla de lo cual me alegré tanto por la te recepción q me dispenso Juan Alcañiz Ruiz como su Sra Margarita (casa rural El Rincón del Infante, tomar buena nota), buenas viandas sacaron lo cual calmó mi hambre y sed, su casa, céntrica y muy espaciosa dispone de todas las comodidades y es mu recomendable para hacer noche en sus aposentos (posiblemente vuelva pero con mi esposa), al poco tiempo llegó José el cual si q hace noche aquí al igual q René (francés q suele coincidir c José), continuo por camino de tierra hasta Villacañas, donde me hospedo en el Hostal Prickly (siguiendo los consejos de mi amigo Ismael), aprovecho para q me den un masaje de descarga en un centro de físio cercano así como para conocer su casco antiguo, bastante negocio cerrado o c el cartel de liquidación 😔, recordaréis Villacañas por ser el proveedor más grande de puertas para viviendas de España??, ya veis es lo q tienen los boom, q se desinflan. Llego al hostal e informo p teléfono a Cristina García López y José Maria de cuando tengo previsto llegar a Toledo (viernes) ya q desean recibirme en las puertas de la ciudad imperial y ser mis anfitriones, todo un lujo para mi, aunque me toca esperar 2 días, mañana, siguiente etapa destino Villanueva de Bogas, buenas noches, buena gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.