I Trail Solidari Alcoi (11-Mayo-2013)

Cuando me pican…….., sí, fue el capitán del equipo de montaña, Juanma. Con esa preguntita ¿es que no vamos a tener equipo para la trail de Alcoy en Atotrapo? ¡Animaos! Y un ingenuo que no había entrenado, pero que llevaba fondo de la perimetral se ofreció. Respondió como siempre el compañero de batallas del capitán, Juanjo. Al final no se animaba nadie más y para hacer equipo teníamos que ser 4. Tuve que buscar dos amigos de mi pueblo y Dénia para completar el equipo. Se cerraba la inscripción el día 26 de abril, y ese día pagué y me confirmaron que allí estaríamos.

“Gatospardos de Atotrapo” fue lo único que se me ocurrió para el nombre del grupo. Así que quedamos a las 5:45 h. en el punto de encuentro con Juanjo, Oscar (Benigembla) y Pedro (Dénia). A la hora que era, ya estaba en pantalón corto y manga corta, se avecinaba un calor terrible. No dijimos lo mismo en Alcoy, donde marcaba 11 grados el coche, y no me había llevado ni un chándal. Menos mal que Juanjo siempre va equipado y me dejó una chaqueta para ir a recoger el dorsal y bolsa de corredor.

IMGP7712
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Ya a las 8 de la mañana, a punto del pistoletazo de salida, guardamos un minuto de silencio por lo ocurrido en Boston y por todas las personas que nos dejaron por un cáncer, de ahí la solidaridad. Hasta aquí vimos a las liebres, las soltamos, con la esperanza que nos llevaran a buen ritmo los primeros 45 km, y luego ya verlos con una cerveza en el bar. No pudo ser. Juanjo y un servidor íbamos a disfrutar de la compañía, de las vistas y parajes, hacer unas cuantas fotos, a un ritmo tranquilo, nada de competir. Y el objetivo lo cumplimos, acabamos y sin lesiones.

En la primera etapa de la carrera hasta salir de Alcoy, y empezar a coger senda, el pelotón iba alegre; chistes, bromas… Se notaba el ambiente festivo/solidario, pero todos guardando fuerzas. Pasamos por el Preventorio y al coger la senda se forma el primer y único embudo de toda la carrera. Comenzamos el ascenso y empezamos a ver la niebla encima de Alcoy. Al atravesarla intuíamos ya la maravillosa vista que nos iba a deparar más adelante cuando estuviéramos en la cima.

Me sorprendió la cantidad de agua y riachuelos que bordeamos o atravesamos, el ruido del agua entre los pinos me encantó. Nos adentramos en el barranco del Cinc, donde me comenta un trailero alcoyano, que allí hay buitreras, pero con la niebla no vemos ningún inquilino. Seguimos el ascenso entre agua y pinos, hasta llegar arriba y ver el espectacular mar de nubes con el fondo de la sierra de Aitana, el pico del Puig Campana y abajo la cruz de la montaña de Alcoy. Empezamos el descenso hasta llegar al primer avituallamiento sólido en la Font de la Mola sobre el km 12. Cogemos un tramo corto de carretera, y al coger la pista, me comenta Juanjo que al girar a la derecha veremos el Salt, un salto de agua impresionante, por la altura que tiene. Aquí ya estamos trotando por la vía verde, cruzando un puente y metiéndonos en algún túnel, y nos llevan hasta la Font del Quinzet. Empezamos un ligero ascenso, siempre con el agua cantando de fondo (acequias y riachuelos), hasta llegar al Mas de la Mota, km 20. Unos metros antes nos hacemos unas fotos con unos burros. En el Más, punto de control y avituallamiento sólido, se puede admirar un caserón antiguo restaurado, convertido en hotel con encanto, para recomendar.

trailsolidari2013alcoy 020
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Bajamos por senda otra vez a la vía verde, túnel, y despacito llegamos al Racó de San Bonaventura, aquí comentamos ya con 3:30′ y 23 km en el bolsillo, que a este ritmo en 7 horitas estamos comiendo. Este rincón tiene una cascada increíble, donde me cuenta Juanjo que hay unas pozas naturales para bañarse en verano que no debemos perdernos. A partir de aquí, empezamos el ascenso más prolongado y donde acumulamos más desnivel, desde los 600 hasta casi 1300 m. Antes nos encontramos con un avituallamiento líquido en la Font del Rosinyol, y otro sólido en el Pla de Galers. Continuamos con la subida y vemos el primer nevero, donde almacenaban los árabes alimentos con la nieve, sorprende la profundidad. Seguimos por la pista hasta el punto más alto de la sierra del Menetjador, donde Juanjo empieza el descenso por senda técnica. Yo continúo unos metros hacia arriba, para contemplar las antenas, caseta forestal y sobre todo el punto geodésico, donde puedes escalar como una vía ferrata los escasos 3 metros. Sigo mi ritual, y hago las fotos de rigor, contemplando un paisaje único desde arriba del parque natural de la Font Roja, viendo Alcoy entre la nieblina.

A partir de aquí, ya es todo bajada, ya se tiene la sensación de haber terminado, pero todavía quedan por delante 14 km. Después del parón, quería coger a mi compañero antes de entrar en meta,  Juanjo en las bajadas va muy bien. Empiezo a apretar el paso, y me encuentro con otro nevero, también muy grande y profundo. Sigo a buen ritmo y a falta de 7 km le doy caza a mi compañero. Le comento que las liebres ya han llegado y están de camino hace buen rato para Dénia. Esa cerveza la dejaremos para otra ocasión. Pedro llegó el primero a meta con 4:50′ aprox. y Oscar con 5:30′.  Nosotros a nuestro ritmo, disfrutando, llegamos por carretera a la Ermita de Sant Antoni, para coger luego una senda técnica donde Juanjo se encargaba de pedir paso, va como un cohete en las bajadas. Al llegar abajo ya vemos la autovía nueva, y cerca se ve la civilización. Entre pistas y sendas, pasamos por un puentecito donde cruzamos un río, para entrar rápido a la ciudad. En los últimos metros, con la música, los aplausos y ánimos de la gente, pasamos por un parque donde se ven los coches de un rally aparcados.  Ya en meta, me esperan mis padres. Mi hija, mujer y suegros llegan 2 min tarde, comentando que he llegado otra vez antes, como en la perimetral.

Sólo nos quedaba hidratarnos y comer un poco. La cerveza se había acabado, así que nos dieron un ticket para agua-limón (vaya ideas). Recogimos las medallas, con foto de rigor, mi hija se puso las 2 de las liebres, y nos fuimos al bar a pagarnos unas cervezas como está mandado. Ducha de agua fría y a pensar en la siguiente.

Fran fisio.

Recorrido publicado por Francisco Alegre en Wikiloc. Las marcas aparecen cada siete kilómetros. Para ver el mapa a pantalla completa, haz clic en la lupa roja del margen izquierdo.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

VIII Carrera y Marcha por montaña Sierra del Coto (3-Febrero-2013)

Como sabéis soy un principiante con las crónicas, ésta es mi segunda. ¿Y a quién se la han encargado? al novato. Es mi primera vez en la pedanía de Casas del Señor, que pertenece a Monóvar. Ví el perfil el día antes para ver cuantas subidas fuertes tenía, aunque la experiencia de Mª Paz y Nacho me pusieron en órbita. Ésta es una clásica de los montañeros o grupo Ñ, pero a mí me ha sorprendido muy gratamente. El ambiente que se  respiraba antes y sobre todo en meta, ha valido la pena el esfuerzo.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

A las 8 h quedamos en el punto de encuentro, subimos al coche de Mª Paz, Nacho y yo, y nos vamos hacia la batalla, y nos preguntamos ¿quien sabe ir? Nada, a llamar a Josemi que va con Lisardo, para quedar en la gasolinera después de Orito, y que haga de guía, no hubiéramos llegado ni de coña. Antes hemos parado en el Decathlon por si alguien esperaba allí.

Al llegar al pueblo, aparca, que no es tarea fácil, y al bajar del coche, ¡¡¡ufff, que rasca!!!!.  Vamos a recoger el dorsal los cinco, unos tomamos un cafetito en el único bar del pueblo, y otros a cambiarse. Alguno pasa a la visita obligada con roca, y nos vemos en la pancarta para la foto oficial. Mientras esperamos a los rezagados Edu y Juanmi, aprovechamos para estirar un poco y calentar. Como siempre, están los valientes con manga corta, otros no sabíamos si llevar una sudadera, al final todo abrigo ha venido bien. Foto de rigor, y el speaker, empieza a llamar a los 400 y pico zumbados que se vayan colocando en la salida.

Ya en la salida, me adelanto un poco para no coger tanto tapón en la primera subida, ya que me habían comentado que se formaba una buena y tendría  que andar mucho. Mi objetivo era un entrenamiento rápido para ver cómo voy de forma para la perimetral de Benissa. El objetivo de los demás atotraperos era divertirse sin mirar tiempo, charlar, disfrutar del paisaje y las bajaditas por senda, etc.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Normalmente en todas las carreras de montaña he parado a hacer fotos, pero en ésta, aunque me he llevado el móvil, no he querido perder tiempo, quería disfrutar y probarme. En la primera subida, con todo el ganado, me he contenido y reservado para cuando esté más despejada la pista, senda, y por si las moscas me diera una pájara, no conocía el terreno. Una vez arriba, me ha encantado el paisaje y sobretodo la bajada por senda entre pinos, cogiendo velocidad y saltando de lado a lado. He pasado los 2 avituallamientos primeros bebiendo un traguito de agua y marchando. Ya en la segunda subida la cosa se ponía calentita, las piernas ya se notaban después de 8 Km, y la subida es la más dura de la carrera, de esas que en muchos tramos tienes que escalar o subir a cuatro patas. A mitad de subida te encontrabas a blancanieves y un señor vestido con traje y sombrero de copa. Como siempre reconocieron a un servidor por esta camiseta que te abre todas las puertas en cualquier sitio, y mi recompensa fue una chuchería.

Lo que no he comentado es el día espléndido de sol, que nos ha acompañado durante toda la jornada. El inconveniente ha sido el viento, que ha soplado con unas rachas arriba en la cresta y subiendo, que con lo pequeñito y ligero que soy, casi me lleva en alguna ocasión. Una vez arriba, hay que bajar, no hay mas huev…, bajada técnica. Abajo nos espera el tercer avituallamiento, en éste si me tomo un par de platanitos y trozo de chocolate. Traguito y a trotar. En esta bajada ya me encuentro con los caminantes-senderistas que empezaron a las 8 de la mañana, y donde participaba una atotrapera. Desde aquí hasta la meta siempre ibas acompañado por algún andarín.

Empieza la tercera subida, la más corta y llevadera, pero después de 15 km se hace larga. Al llegar arriba te encuentras con el último avituallamiento, y la felíz noticia que sólo quedan 4 km y todos para abajo. La verdad es que me encontraba con fuerzas y los bajé a todo gas. Al oír la música y el speaker, la piernas vuelan, hasta que veo el marcador y me sorprendo yo mismo. Me paro como siempre antes de meta, mi ritual, la foto de rigor, y a cruzar meta. Ahora viene lo mejor, la cervecita, salchichas, etc… y los intercambios de impresiones con los compañeros. Ya sé porqué es una clásica, el ambiente es fantástico. Creo que será de las pocas que repita algún año.

Gracias y a correr. Fran Fisio (Calores).

Suena el despertador como de costumbre, pero no es día de trabajo es domingo ¿por qué  suena?

ah, claro “ el coto”, allá voy,  paso por Alejandro y nos vamos destino  a Las casas de señor.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Aparcamos, bajamos de coche y la primera sensación es de helor, mucho frío pero salimos corriendo y vamos por nuestro dorsal, se nos ha hecho un poco tarde porque ya anuncian  el comienzo de la carrera. Me sitúo a mitad del grupo y no puedo parar de moverme por el frío, dan la salida y que rápido se va el frío porque  empiezan las cuestas y el cuerpo se empieza a calentar pero las manos siguen muy frías. La primera subida bien, pero la segunda muy dura y ahí donde ya no puedes con tu alma aparece un simpático camarero y una bella Blancanieves, la miro y digo jolín si es Reme, después de la foto, sigo, cada vez me resulta más dura la subida, sobre todo por el viento que no cesa, pero viene compensado por el paisaje “espectacular”, es raro pero con tanta gente voy sola, por fin bajada, eso si que está bien, y ahí empiezan aparecer los corredores, pronto segundo control y la duda que pasa por tu cabeza: me paso al tercer control y termino  o sigo y dios dirá, es un momento de duda, repongo fuerzas con varios trozos de chocolate (sin remordimiento) y unos trozos de naranja y voy a por el tercer tramo que  al principio  es muy llevadero y bonito, pero poco a poco se va complicando empiezan  las subidas que cada vez me resultan más duras, pero es por el cansancio, todos los corredores que van andando te dan ánimos y te intentan convencer que esa es la última cuesta,  empiezan a pasar los corredores de A todo trapo, primero Fran que no me da tiempo a saludar, luego  Juanmi, Nacho, Eduardo, José Pablo, Lisardo, hasta que pasan Josemi y Mº Paz  que me anima bastante porque en años anteriores me habían pillado mucho antes, ya casi estamos en el tercer avituallamiento. Por fin paso a paso, después de una cuesta se ve la meta, ya casi está, a reponer fuerzas y a por los últimos 4 km, esto ya  está,  todo lo que queda es bajada y ahí no tengo problemas, por fin la meta  he tardado 5h16min, la otra vez tardé media hora más, 5h44min, bueno espero al año que viene pueda mejorar el tiempo.

El ambiente en la plaza era muy bueno y al final te alegras del esfuerzo.

Rosa

Así lo vió también Nacho.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Fran SEN-M 2:19:39 68 47
Juanmi SEN-M 2:50:11 258 144
Nacho VET-M 2:50:12 259 89
Edu SEN-M 2:50:12 260 145
José Pablo VET-M 2:54:16 301 104
Lisardo MAS-M 2:55:54 311 18
Maripaz VET-F 3:01:16 343 5
Josemi VET-M 3:01:16 341 120

Marchadores

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Rosa SEN-M 5:16:48 211 158

XXXVI Maratón de San Sebastián (24-Noviembre-2012)

Después de correr mi primera maratón el año pasado en Valencia con mi amigo Nacho, nos propusimos correr una al año en distinta ciudad.  Este año tocó Donosti.  Allí nos juntamos con Iñigo (compañero fisio y amigo) el cual debutaba en esta categoría. Para completar el grupo se nos unió Tanit a por su segunda maratón y por último Iker, la bala del grupo.

Este maratón tenía que ser bonito, primero por el enclave, la ciudad es preciosa. También, por ser uno de los maratones más rápidos y llano de España (solo 12 m de desnivel).  La  compañía, la comida, el tiempo fresquito, y el entrenamiento que cada uno hizo por su cuenta, garantizaban el éxito. Cuando hablamos de ello, cada uno entrenaba de distinta forma, las series, los ritmos, los días de entrenamiento, etc…, nadie coincidía, y sin embargo, los tres más flojitos íbamos a ver si conseguíamos terminar a 3:30. Los dos brothers, esos juegan en otra liga.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Cuando a las 7 de la mañana suena el despertador, y empezamos a desayunar, la ventana ya mostraba las gotitas de la lluvia. ¡Mierda, yo lo contraté con buen tiempo! Ahora no hay vuelta atrás, así que nos dirigimos a la salida, donde habíamos quedado a las 8:30 los cinco pelagatos. Los tres del norte con tirantes (¡con un par!), los dos del sur con sudadera y chubasquero. A las 9 dan la salida y los brothers parecen gacelas, vuelan. Nosotros, a nuestro ritmo de 5 min, y a ver qué pasa. Para mí en particular, tenía que bajar el ritmo de 9,30 de media que hice en la botamarges, a un ritmo de 5 y sin parar, cosa que en montaña no pasa. No sabía que podía pasar, sólo tuve un mes y medio para cambiar al asfalto.

Empezamos la carrera con la lluvia típica del norte, el Txirimiri. Nos acompañó durante 45 min, pero la sensación de todo el mundo era que el tiempo era perfecto para mejorar la marca personal. Ya con 9 km en la espalda y al parar de llover, la sudadera era un lastre y teníamos calor, hasta que en el kilometro 14 pasamos por delante del hotel donde la mujer de Nacho se quedó con las mangas largas.

Desde el km 14 hasta el 19 lo llaman el infierno, por ser la zona más industrial y donde no hay gente que te anime y empuje. Toda esta etapa hasta la media maratón se hizo bien, hablando y riendo. Al ser una ciudad pequeña y hacer la carrera llana, se le da 2 vueltas al circuito y por el centro tres.  Por esta zona pasas otra vez desde el km 32 hasta el 37, sin duda, los peores km, por que las piernas ya van fallando y empiezas a ver a muchos corredores andando (el dichoso muro en el infierno pica más).

El ritmo a 5 lo llevamos bien hasta el 38, donde cada uno intenta apretar un poquito más a ver si bajamos de 3:30. Impresionante Anoeta, grada llena, llegué a 50 metros de meta con los deberes hechos, me paré a celebrarlo, a dedicarlo, y a esperar a mi compañero de maratones, para entrar juntos en esta nueva aventura. El año que viene nos espera Berlín.

Todavía quedaba lo mejor, la ducha, las risas, la cerveza, la comilona, y dar las gracias a nuestros amigos donostiarras, que nos han tratado como en casa. Si tenéis la oportunidad, haced como nosotros, cambiad por un año Valencia por Donosti, os encantará. Recomendable 100%.

Un saludo, Fran fisio.

Iker: 3:00 – Iñigo: 3:20 – Nacho: 3:28 – Fran: 3:28 – Tanit: 3:30

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Fran V35-M 3:28:31 1276 859

IV Carrera Muntanya Botamarges 2012 (6-Octubre-2012)

Como la carrera empezaba a las 6 de la mañana decidimos levantarnos a las 4 para desayunar y llegar a tiempo desde Benigembla, donde habíamos dormido. El grupo éramos Miguel Angel (compañero de la UTMB con el grupo Ñ de atotrapo), Félix, Vicente y yo, Fran. Llegamos a las 5 para coger el dorsal, hacernos unas fotos, y ver 400 locos con lucecitas en la cabeza. El ambiente era bueno, pero a esa hora ya se presentía  que haría calor por el día.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Empezamos con nervios, en la primera subida a la Bassa roja, andando para guardar como dicen todos.  Luego bajando por una senda, se veía una serpiente de lucecitas impresionante. Al llegar a Villalonga ya no necesitamos el frontal, avituallamento rápido y continuar.

Viene una zona llana que se aprovecha para correr tranquilos, hasta que empezamos a subir un repecho y pasamos por las tuberías que cruzan el río Serpis, preciosa zona que parece del norte.  De aquí cogemos la antigua vía de tren de Alcoy a Gandía, pasando por los tres túneles excavados a mano, y dejando a nuestra derecha el río con ese sonido mágico que nos acompaña un buen trecho

Iniciamos la subida más fuerte, Alt de la Safor, unos 800 m. Antes un traguito de agua en el avituallamiento, y despacito andando hasta llegar arriba donde se ve la nevera que usaban los moriscos para conservar la comida. De ahí bajamos por senda técnica, hasta la Font dels oblits, otro avituallamiento bien provisto de todo. Descansito de 5 min y a la tarea hasta Lorxa, senda fácil.

Desde allí, ascendemos al Coladet de la Comba, donde voy un poco más rápido que el grupo y los dejo atrás. Aquí empieza mi odisea solitaria hasta meta. Voy bien de piernas, así que en la pista que cogemos hasta el Almirall, aprovecho para correr a buen ritmo. Luego desde el Almirall hasta Benirrama la senda es muy técnica y las piernas se empiezan a resentir.

En Benirrama recargo pilas, y empiezo la segunda subida más dura hasta las antenas. No me cuesta tanto como pensaba, así que me animo y empiezo a bajar a buen ritmo, al encontrarme un corredor que intento seguir y había dejado a su compañero retirado a los 40 km de correr con fiebre y no poder más.  Si sigo un poco más a este monstruo, me funde y todavía estaría allí perdido.

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Al llegar a L´Atzuvia, en el avituallamiento me hidrato bien y como algo más. Descanso 5 min con la idea que ya está todo el pescado vendido. Todo el mundo dice que seguro que termino, pero mi objetivo de bajar de 10 horas estaba muy justo, así que me mentalizo y empiezo la subida corta pero durilla después de la carga de km. Al bajar hasta las canteras intento correr cuanto puedo para arañar minutos que se pierden en las subidas.

Cuando llego a 3 km de meta en el último avituallamiento, ya son las tres y media aprox. y lo veo justo por la temida subida al castillo de Forna. Ya arriba en el castillo, a falta de 8 min de las 4 de la tarde, viendo el pueblo y oyendo la música y el espiker, la sensación de alegría y posibilidades de terminar en tiempo, me da alas y bajo la senda hasta la carretera como si no hubiera corrido más que unos km.

Cuando llego a meta,  viendo el marcador  en 16:56 min, me paro viene mi hija, le doy el chip y entra ella. Me pongo una camiseta para homenajear a mi familia, y espero a mis compañeros antes de entrar. Al pasar 10 minutos y no cogerme el teléfono, decido entrar en meta con mi hija. Ya sólo toca, refrescarse en la ducha, comer, fotos de recuerdos y pensar en cual va a ser la próxima.

Fran

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Fran SENIOR M 9:57:17 96 80
Mª Paz VETERANA F 13:14:54 282 2
Jose Miguel SENIOR M 13:46:04 305 254
Roberto SENIOR M 13:46:04 306 255