Crónica Sandia Marathon Day – Junio 2021

Segundo año consecutivo que no podemos realizar la Sandía Night por culpa de esta pandemia. Otro año sin poder celebrar el solsticio de verano entre la familia #atotrapo ataviados con las mejores galas aunque algunos acaben con pañales. Pero lo que nadie nos podrá quitar es salir a la calle, correr, trotar, soñar y luchar por nuestros sueños.

Este año mi sueño era comenzar a trabajar como profe de secundaria aunque fuera de interino y luchar por una plaza fija. El primer reto conseguido y el segundo está a la espera de saber si he hecho podio. Por ahora ya sé que la ultra la he superado junto con 108 supervivientes de 676 que lo empezamos y puedo estar satisfecho del esfuerzo realizado. Enseñanzas que nos da el deporte.

Por eso, cada idea loca que se les ocurre a los/las GRANDES de nuestra familia como Pili, Juanma, el presi, etc., hay que aprovecharlos para entrenar ese espíritu aventurero. Que hay II Liga A To Trapo y se pueden hacer dos maratones, pues se hacen. Que no tenemos Sandía Night, pues nos inventamos una Sandía Marathon Day. Así surgió la idea en mi cabeza.

42km pasando por los puntos más emblemáticos de nuestra ruta dominguera y la clásica de la Sandía Night. En mi caso, empiezo en casa como casi siempre, pasando por los abuelos, haciendo todo el paseo de Playa San Juan, no hubo amanecer a falta de sol, por Salesianos y hasta el punto de encuentro, pero sí hubo encuentro con la vieja guardia (el presi, Martina y Manolo). La mayor alegría de la ruta, ver a Manolo al que no veía desde aquel confinamiento el 13 de marzo de 2020 (ya tenía alegría pa’ rato). De ahí a Mutxamel que empieza a ser mi segunda casa, pasando por el Olivo hasta Villa Rosa. Y a bajar hacia el mar pasando por Santa Faz y la Cervecería de nuestro amigo Miguel Max antes de que le de un lavado de cara. Luego al punto de baño donde me vuelvo a cruzar con el presi y Manolo unas calles más arriba y con el gran Juan Enrique, Ferpelu y Mark a punto de tirarse al agua. Última vueltecita callejeando por la zona del Cabo de vuelta a casa y los 42 hechos con una foto para el recuerdo de cada uno de esos pasos obligados y con el depósito del corazón lleno de alegría al haber podido ver a tantos amigos por el camino.

Así es como logramos los grandes retos que nos proponemos, apoyándonos en nuestros amigos y seres queridos cuando más estamos sufriendo, cuando más lo necesitamos. Seguir luchando, aunque caigamos una y otra vez, hasta alcanzar nuestras metas.

¡¡Feliz Sandía Marathon Day y feliz verano 2021. Que sea el último verano COVID y podamos celebrar un nuevo triunfo!!

 

 

Tradicional “Banyà” A TO TRAPO, año nuevo 2021

Un nuevo año ha empezado de la mejor manera que había podido imaginar. Tener la suerte de formar parte de este grupo de corredores, vitales donde los haya y cargados de ese espíritu deportivo imprescindible para madrugar el primer día de año, ha sido una experiencia inolvidable.

Eran las 7:35 horas de la mañana y me disponía a vivir la tradicional “banyà” de A to trapo. Un año sin precedentes acababa por fin marcado por un virus que cambió nuestras vidas y el nuevo año 2021 se iniciaba lleno de esperanzas.

Nerviosa y a la vez impaciente empezaba mi aventura con mi compañera Pili. Ello me daba serenidad y un gran orgullo pues ir acompañada de tal pedazo de atleta es una gran satisfacción para mí. Con trote suave llegamos al punto de encuentro donde esperaban nuestros compañeros que nos recibieron felicitándonos el año con una reconfortante sonrisa. Después de inmortalizar el momento con las fotos pertinentes retomamos la carrera hasta llegar a la playa donde el asfalto se convirtió en arena y esperamos a ver salir el “astro rey” para saludarle con el tradicional Saludo al Sol cuyas posturas de yoga nos permitió despertar el cuerpo y llenarlo de energía. Llenos de vitalidad llegamos a la estatua de los abuelos, que se convirtieron en uno más del grupo ataviados con algún complemento de la indumentaria del equipo que les pusimos en ese momento, para fotografiarnos junto a ellos que ya son como de la familia. Llegados a este punto el grupo se dividió entre los que siguieron el camino por el maravilloso sendero de la playa y los que como yo decidimos ir por la Avenida de la Costa Blanca. Unos llegamos antes y otros llegaron después a la zona de baño en el Cabo pero todos los que nos animamos a zambullirnos en el agua fría fue muy gratificante porque nos llenó de energía renovada para atraer la prosperidad a este nuevo año, como marca la tradición. En mi caso era mi primer chapuzón de Año Nuevo en el mar y aunque hacía frío pronto pude entrar en calor con el avituallamiento ofrecido por mis compañeros y el posterior brindis pero sobretodo al sentirme tan bien arropada entre este grupo de magníficas personas. Para acabar la vuelta a casa, que en principio iba a ser corriendo, fue diferente a lo pensado, pues las temperaturas eran muy bajas, y se agradeció que nuestro compañero Manolo, que insistió en llevarnos hasta casa, nos acercara en coche hasta San Juan donde nos despedimos de Martina y Rafa que se vinieron con nosotros también. Así que el último tramo hasta llegar a casa lo hice en compañía de Pili pero esta vez en lugar de correr aprovechamos para hacer algo de ejercicio caminando mientras charlábamos animadamente.

Espero poder disfrutar de esta tradición con todos vosotros muchos años más. Gracias por todo y deseo que tengamos un Feliz Año cargado de buenos momentos y positividad.

Rosa del Campo Aznar.

Un Entrenamiento entre Amigos por los Castillos del Vinalopó

Quiero enfocar esta crónica referente a lo que ha sido una carrera entre amigos y basarla principalmente a hacerle un pequeño homenaje, (aprovechando la ocasión que no ha habido ni dorsales, ni cronos, ni pódium) dedicado a esas grandes personas, a veces anónimas y voluntarias, que están detrás de todas estas carreras y eventos, organizando, colaborando, auxiliando, etc. para que unos cuantos se encuentren y nos encontremos a gusto corriendo, disfrutando de la naturaleza, haciendo deporte al aire libre, conociendo nuevos rincones y lugares, marcarse retos y alcanzar objetivos.

Detrás y delante casi siempre de todos los clubes, grupos, asociaciones o equipos hay alguna persona referente que ya por sí mismo empuja o arrastra a todos los que con él van. En este caso nos hemos encontrado con dos amigos, gigantes en generosidad humana y currículo deportivo, que representan a dos “clubes” que ayer se hermanaron para trotar juntos, Paco Herrero y Jesús Jurado.

Paco Herrero con más de 70 años y más de 100 maratones corridos por todo el mundo con el que ha confeccionado un precioso libro (100X100) contando en él, sus sensaciones en la carrera, describiendo las vivencias del viaje, elaborando recetas gastronómicas de la zona de cada uno de los lugares que ha visitado y con buenos consejos de su experiencia. Al terminar la carrera nos sorprendió con el obsequio del libro a cada uno. ¡Muy bonito e interesante!

Esta prueba que estaba prevista en fechas atrás tuvo que ser suspendida a última hora por la pandemia que afectó principalmente a Elda y Petrer. Con invitación que casi en exclusiva le habían hecho a A TO TRAPO fuimos a participar en ella Ramón, Julián, Miguel y yo Lisardo en la maratón así como en la media Martina, Rosa, Tiki, Josele, Jesús y Felete (que ha tenido un traspiés dándose de bruces con la frente en el suelo no pudiendo terminar, pero está bien).

En agradecimiento por invitarnos y contar con nosotros nuestro estimado presidente, en nombre de todos le ha hecho entrega del “atotrapillo” la figura diseñada como símbolo de ATT a Paco Herrero como representante y organizador del entrenamiento.

La carrera salió del Centro Excursionista Eldense a las 8:00h donde salimos aproximadamente 25 corredores para hacer la maratón y a continuación otros tantos para hacer la media, estos finalizando en Santa Eulalia. Les regresaron, por parte de la organización, en vehículos al punto de partida.

En la maratón, Ramonet salió desde el inicio a la zaga del ciclista que iba abriendo la carrera y el itinerario, (que a veces daba lugar a confusión en algún cruce, al haberse despegado alguna de las pegatina que indicaban la ruta por la leve lluvia que cayó por la noche) y al ser poca gente en el recorrido, pero que para paliar cualquier disgregación de corredor fuera de ruta, se desplazaban en bici constantemente y por tramos entre seis ciclistas, que se han hecho el recorrido más de dos veces, subiendo y bajando constantemente, guiando y ayudándonos en todo lo necesario. Quiero destacar y dar las gracias principalmente a Juan que en los últimos kilómetros fue nuestro ángel de la guarda acompañándonos constantemente al compañero Miguel y a mí, que al final terminamos andando. Ramón y Julián llegaron juntos finalizando los primeros el entrenamiento. ¡Qué finos están!

No obstante, además de los ciclistas que te ofrecían nutrientes líquidos y sólidos si necesitabas, había durante todo el recorrido avituallamientos fijos cada 8 ó 10 kms muy variados y bien suministrados de alimentos.

Si gran esfuerzo demanda acabar una carrera, mayor mérito me parece y mi reconocimiento por ello, es terminarla siendo porteador de una silla con una persona con movilidad reducida, en este caso seis corredores que relevándose de dos en dos, completaron la maratón.

En definitiva hemos pasado una mañana inolvidable con unos amigos, después de lo bien que nos trataron podemos considerarlos así, con un día que amaneció nublado pero sin lluvia durante el recorrido con una temperatura buena para correr, con un apoyo logístico de cobertura con refrigerio a la llegada de comida y bebida sin reparo alguno, todo al aire libre, espacioso y sin aglomeraciones, con camiseta conmemorativa y un gran regalo sorpresa de 10, que fue el libro 100X100 y todo ello sin coste económico por nuestra parte.

Para terminar quiero adoptar un verso de la poesía que Raquel Herrero escribe de Paco y dedicarlo, yo en este caso, a los que aman el correr con sus mismas palabras “a todos los que se esfuerzan por conseguir metas en buena lid”:

Su vida es correr,
¿qué es sin el deporte?
No concibe un día sin el cansancio más satisfactorio,
Sin conquistar la propia gloria en cada zancada,
Sin ganar salud, amigos y risas en su particular podio.

Lisardo. Elda, 20 de diciembre 2020.

Relive de la carrera: https://www.relive.cc/view/vevYDPjPoyq

Visita a Juan Enrique (16-Agosto-2020)

Cinco semanas ya desde el pasado 11 de julio y los días pasan lentos, muy lentos.

Muchos no sabréis cuanto me rompí en el accidente de bici, pues por resumir, fueron la clavícula, cuatro costillas por un par de sitios cada una afectando al pulmón, teniendo que hacerme un neumotórax en el pulmón izquierdo. Aparte de pequeños corolarios como la trombosis de las venas del brazo inmovilizado que me ha supuesto tener que tomar anticoagulantes y pincharme heparina desde mediados de Julio.

Básicamente una recuperación de entre 6 y 12 semanas en la que se pone a prueba la paciencia de cualquiera. Ya que, al principio, con el dolor ni te lo planteas, lo de tener vida normal, pero con el paso de los días, una vez remite el mismo, los nerviositos estamos que nos subimos por las paredes.

Dicen que no hay mal que por bien no venga y yo estoy intentando positivizar desde el principio cada día. He podido retomar la lectura que con la rutina abandono casi por completo y poner el orden mi pequeña oficina, que no es tarea baladí. También pensé que el teletrabajo en mi caso no era posible y ciertamente, no es lo mismo que estar en las trincheras, pero sí es cierto que he descubierto que la empresa continúa funcionando aun sin estar tan presente gracias a las buenas personas que me rodean también en el trabajo.

Antes de las 9, un domingo, al timbre sólo llaman los testigos de Jehová, o…. mis amigos de A TO TRAPO para sorprenderme y dejarme sin palabras y sin saber cómo reaccionar. La verdad es que sois muy grandes. Me alegra infinitamente que entrenéis para luego no ir “tan sólo”. Los que habéis venido y los que no y por diversas causas no habéis podido, que también sois muchos y muchas sois increíbles. Me siento muy agradecido a la par que orgulloso de pertenecer a este maravilloso grupo de trotadores y soñadores de la montaña y el asfalto.

Espero que mis huesos espabilen, desde luego hoy me habéis dejado una dosis de “ánimo cálcico” en la sangre por la vía rápida. En breve podéis contar conmigo para tapar el sol, cortar el viento, marcar ritmos y otros menesteres.

No me alargo más, sin perder la ocasión de dar mi más sincero pésame a Josemi, Rosa, Roberto, Mari Paz, familia y amigos de Eduardo, fallecido ayer en el pirineo aragonés.

Salud y kilómetros

Juan Enrique

Historia de un Corredor Popular de A To Trapo.

Todo empezó con motivo de la Constitución española de 1978. En el mes de diciembre de ese gran año, se celebró la Primera Carrera Popular en Alicante. En esa época yo alternaba la práctica del tenis con las carreras, entrenando con los que entonces eran mis compañeros de trabajo.

Unos años después, en 1985 y con motivo de mi traslado a vivir en San Juan Pueblo, en la Urbanización “”El Troset”, conocí a un tal Jesús Jurado que tenía como vecino. Empezamos a salir a correr juntos. Diría que esas primeras salidas pueden considerarse los inicios de A To Trapo.

Uno de las primeras carreras en las que empezamos a correr juntos y en las que participamos durante unos cuantos años fueron los conocidos como “Cross del Pryca”. El 1er. Cross Popular Pryca San Juan se celebró el 27 octubre 1985. Todavía hoy Jesús sigue comprando en el Pryca.

En esas fechas era muy extraño ver correr a la gente por la calle, y de vez en cuando, nos cruzábamos con dos corredores vecinos. Se trataba de dos corredores del Club Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, Rafael Olivares y Vicente Soriano. Sorprendentemente, por entonces, a Jesús le costó bastante llegar a contactar con ellos. Pero, finalmente, al cabo de cierto tiempo el embrión de A To Trapo pasó a ser de cuatro miembros. Con esta unión, nace el Club de corredores de fondo de la Comarca del Alacantí. En el siguiente enlace Josele nos cuenta “Quienes Somos”.

Hacia el año 2000, el Club A to Trapo se constituyó con Jesús como Presidente y yo como Secretario-Tesorero. Llegó a tener unos estatutos que nunca se publicaron y una base de datos en el que registrábamos toda la información de los corredores, para así facilitar las inscripciones y la celebración de sus cumpleaños.

En estos enlaces, nuestro cronista oficial, resume la filosofía del grupo y de nuestros entrenamientos.

Tras estos inicios, y durante cuarenta años (1978-2018), he participado en Carreras Populares, Medias Maratones y Maratones, y en paralelo, no sé en qué momento, empecé las carreras de montaña. En cada carrera siempre me he marcado un objetivo, bien sea de marca, de terminar la carrera o de ganar a Jesús. Siempre sin mirar atrás.

A continuación, trataré de resumir los acontecimientos que han marcado mi carrera como corredor de fondo:

  • II Media Maratón Alicante 1982 (16 Marzo 1982) Mi primera media maratón, 21 Km.700 M, 499 corredores, salida y llegada del Club Atlético Montemar con dirección a la Cantera, Playa de San Juan hacia San Juan Pueblo, Monasterio de Santa Faz, Complejo Vistahermosa y meta en Padre Esplá.
  • Circuito 20Km Adidas Valencia: 1988 – 1992 Circuito a nivel nacional con distintas sedes, una de ellas en Valencia.
  • XI Maratón Internacional de Benidorm: 1993, mi primer maratón, con una marca de 3h:37’57”, este es el que al llegar al estadio vi a Jesús y esperé hasta los últimos metros para adelantarle, su marca 3h:38’12”. Seguro que coincidí con Rafa Olivares, único corredor que ha participado en las XXV ediciones.
    http://www.atotrapo.com/2007/11/25/xxv-maraton-y-medio-maraton-de-benidorm-25-noviembre-2007/
  • Media Maratón de Santa Pola: 1995 – 2016, primera carrera del año, cita obligada a la que no podía faltar.
    En 1996, en Santa Pola mi hijo David Gil celebró su primera Media Maratón.
  • 15ª Maratón Popular de Valencia: 1995, primera y única carrera “compensada”, con salidas por grupos, mi mejor marca 3H.31’09”.
  • Maratón Popular de Madrid: 1996, duro recorrido por las calles de Madrid, mi marca 3:36’12”. En esta carrera, salí del hotel cojeando sin intención de correr, pero al llegar al punto de encuentro, y sentirme mejor, decidí participar, terminé la maratón.
  • Volta a la Foia de Castalla: 1996-20xx, carrera de 27 km, último domingo de octubre, durante muchos años para los corredores de A To Trapo, sirvió de excusa para una comida en familia, gazpachos en el Polideportivo.
    En 2013 coincidió con el nacimiento de mi primer nieto, Joel Gil. Las últimas carreras participé como senderista.

  • Maratón de Florencia: 1996, visita turística a Florencia en familia con Jesús, Juanma y Ñasco.
    Juanma a partir de esta fecha se inicia como corredor y se integra en el grupo A To Trapo. Ñasco se perdió en el primer Km.
  • 100 Kilómetros en 24 horas: 1998, organizada por ”Corricolari” en su primera edición, no era competitiva, se trataba de llegar a la meta antes de 24 horas.
  • Maratón Alpino Alpujarreño Mulhacén: 1998, mi primera gran etapa de montaña, salí de Trevélez a 1650 m. de altitud hasta coronar el pico Mulhacen a 3482 m y completar los 42 km. del maratón. Tiempo empleado 7h:02’06”.
  • Marató de Muntanya les Valls de la Marina Alta: 1999 – 2003, las 5 primeras ediciones, organizadas por el “Centre Espeológic de Gata”, el recorrido variaba cada año, en la quinta edición llegué el cuarto en la categoría de “Majors”. Especial Finalista dels 5 Maratons.
  • Media Maratón de Friburgo: 2009, fue un viaje extraordinario organizado por Martina y familia, la carrera era una buena excusa para hacer turismo.
  • Media Maratón Villa de Puente Genil: 2010 – 2015. Con motivo de la Media Maratón tuvimos la ocasión de visitar la Villa Romana de Puente Genil y conocer las hazañas de Jesús en su Juventud de la mano de sus compañeros de correrías, Diego y Francis. Para una descripción detallada del viaje tenemos el siguiente enlace:
    http://www.atotrapo.com/2010/02/02/xx-media-maraton-villa-de-puente-genil-cordoba-31-enero-2010/
  • Media Maratón de Edimburgo: 2018, mi última media maratón hasta la fecha.

Después de recuperarme de la fractura de tobillo que me produje en Gata en una carrera como senderista, me propuse salir tranquilo y tratar de ir en grupo, solo tardé 500 metros en perderme del grupo y hacer toda la carrera en solitario, acabé con una hernia inguinal.

Paris 2011, acordé con Martina que ella haría su primera maratón y yo la última, Martina la terminó, yo no pude participar, mi dorsal lo lució Saula. Tengo pendiente mi última maratón, todavía hay tiempo.

El correr para mí ha sido como un Master que ha durado cuarenta años, me ha producido bienestar personal, fortalecimiento del carácter, planteamiento de objetivos, superación personal, y como no, “amigos” todos los domingos en el punto de encuentro.

Os recomiendo este video: “Hablando de correr. La Psicología del corredor”
https://www.youtube.com/watch?v=kFAUGBqUavU

Mutxamel a 3 de agosto de 2020
Pepe Gil

P.D. Resumen de las carreras, todas fueron importantes:

Maratones: Valencia, Madrid, Benidorm, Florencia, Toral de los Vados.

Medias Maratones: Alicante, Benidorm, Santa Pola, San Juan, Aspe, Pinoso, Torrevieja, Orihuela, Valencia, Albacete, Elche, Murcia, Cieza, Almansa, Petrer, Monforte del Cid, Lorca, Elda, Friburgo , Edimburgo, Villa de Puente Genil, ….

Carreras Populares: Volta a la Foia de Castalla, 100 Km. En 24 Horas Corricolari, 20 Km. Adidas Valencia, Subida al Santuario Sta. Maria Magdalena, Cross de Albatera – Subida al Cabezo Negro, Cross del Amanecer, San Silvestre Crevillentina, Pujada a la Font Roja, Subida Refugio Ibi, la Font de la Figuera, Carrera Hondon-Aspe, Circuito Carreras Populares de la Marina Alta, ….

Carreras de Montaña: Marató Marina Alta, Maratón Alpino Alpujarreño-Mulhacen, Alfondeguilla, Copa Carreras de montaña C.V., Marcha Aragón Sur, Al-Mudayna, Pujada Montcabrer, Sierra del Coto, Sierra del Frare, Serra d’Oltá, Costa Blanca Trail, El Cami dels Bandolers, Carrera per Muntanya Tavernes de la Valldigna, Carrera de motaña de Castalla, Trail Aigues, …..