I Kilómetro Vertical Puig Campana – Finestrat (30-Noviembre-2008)

image002

Hoy se celebraba la primera edición del Km Vertical en el Puig Campana. La salida era desde Finestrat así que para allí nos fuimos los componentes de la sección de montaña. Para poder participar era necesario estar federado.

Como su nombre indica, la prueba consiste en superar 1.000 de desnivel positivo. En este caso el cronometraje empezaba en la Font del Molí a 345 m y terminaba cerca de la cumbre del Puig Campana a 1.345 m. A la Font del Molí acudíamos trotando en grupos de 10 corredores ordenados por dorsales y de allí, como en las contrarelojes de ciclismo, salíamos de uno en uno cada 30 segundos según nos daban la salida los jueces.

El recorrido estaba muy bien señalizado y transcurría la mayor parte por una senda pegada al runar que se ve en la foto, en el centro de la cara sur del Puig Campana. Una vez llegado al collado girabas a mano derecha para hacer cumbre. La subida es durilla pues hay que superar los 1.000 de desnivel en 3.750 m. El comienzo hasta los 300 m de desnivel es sencillo pero a partir de ahí la cosa se iba poniendo más complicada. El paisaje que se va abriendo conforme vas subiendo es para disfrutarlo y así hicimos aprovechando algunos momentos para hacer fotos. Aunque el día estaba cubierto se podía ver perfectamente toda la bahía de Alicante hasta Torrevieja.

image001

Haz click en la imagen para ver todas las fotos de esta prueba

Una vez llegas a meta, el resto de la carrera ya no está cronometrada. Haces el avituallamiento y terminas de subir a la cumbre. Arriba acababa de nevar un poco. Las vistas son impresionantes: la bahía y la Illeta de Benidorm, el Peñón de Ifach, el Ponoch … y si te giras tienes ahí enfrente Aitana cubierta de nieve.

En la cumbre nos agrupamos y comenzamos el descenso por la cara norte. La senda del descenso no es mala pero con el barro se había vuelto resbaladiza, así que íbamos con precaución. Así que con paradas para que Antonio recogiera salvia y Bauti tomando vídeo, llegamos al avituallamiento del Coll del Pouet. Desde allí el recorrido es un suave descenso. Hasta la meta nos acompañó una llovizna que no molestaba mientras las nubes cubrían la cumbre del Puig Campana.

Llegamos a Finestrat, Antonio hizo 5º de su categoría en el tramo cronometrado y el resto se notó que nos lo tomamos con calma. Jesús ya nos dijo antes de empezar que no habría prima y eso nos quitó motivación.

Entregamos los chips, recogemos la camiseta y el diploma, nos secamos un poco y para casa que se nos hizo tarde. Una bonita carrera y buena organización. Volveremos.

El fin de semana que viene tenemos Castalla, la primera de las carreras del circuito de preparación de La Foia, para andarines y corredores. Nos vemos.

 

El vídeo que hizo Bauti

 

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
CASTRO LOPEZ, ANTONIO MASTER MASCULIN 0:57:42 78 5
APARICIO GARCIA, JUAN MANUEL VETERANO 1:13:37 147 30
JURADO CARMONA, JESUS MASTER MASCULIN 1:14:11 148 12
IVORRA PEREZ, JUAN BAUTISTA VETERANO 1:19:26 153 32

Enlaces sobre esta prueba

IX Maratona di Milano (23-Noviembre-2008)

img_2681
Haz click en la foto para ver el álbum completo

El domingo 23 de Noviembre se celebraba la novena edición de la Maratona de Milano. Sin pensarlo mucho y con la idea de aprovechar el viaje para hacer un poco de turismo, me inscribí a comienzos de octubre.

El viernes nos desplazamos Julia y yo en avión vía Madrid. Tras dejar los bártulos en el hotel que teníamos a las espaldas del Duomo, nos acercamos a la feria del corredor que estaba en la misma plaza. Un par de carpas donde se recogía el dorsal y la bolsa de corredor. También algunos stands de los patrocinadores y de algunas maratones (Roma, Mónaco, Estocolmo, …) que aprovechan estos acontecimientos para darse a conocer.

El sábado tranquilo, algún paseo cercano al centro y a ver la zona de salida y llegada de la carrera que estaba como a un kilómetro del Duomo, en el Castello Sforzesco, una fortaleza renacentista convertida hoy en museo.

En estas fechas en Milán hace frío sobre todo por la mañana temprano y cuando anochece, con mínimas de 2-3ºC. Milán está muy cercano a los Alpes y cuando el viento viene del norte, hay que abrigarse bien.

El domingo amaneció despejado, con frío pero soleado. La salida era a las 9:20, nos desplazamos con un poco de tiempo pues no sabía como iba a estar de aquello de organizado. Después resultó todo muy familiar. Menos de cinco mil corredores, la mayoría locales, muchos iban acompañados de sus familias, incluso en la zona de salida hasta el último momento. A las 9:00 no metimos en el redil y la salida puntual.

Los siete primeros kilómetros transcurren por el centro, se rodea el Duomo y ya sales al extrarradio. La carrera transcurre por las avenidas y carreteras exteriores que rodean la ciudad y se da la vuelta completa a Milán para llegar al mismo lugar de la salida.

Excepto el rato que anduvimos por el centro, el público a lo largo del recorrido es prácticamente inexistente. Es curioso pero no cortan el tráfico, así que te encuentras que vas corriendo en mitad de un gran atasco, gente con los coches que quiere entrar al centro, pues los comercios y grandes almacenes abren los domingos, y gente que quiere salir de Milán.

La ausencia de bandas de música era sustituida por un concierto continuo de pitos de coches. Los conductores «animaban» con fuerza a los corredores y también «agradecían» el esfuerzo a los voluntarios de la organización apostados en los cruces y que intentaban cortar el tráfico. Los corredores autóctonos respondían a su vez a los conductores con el brazo estirado y el dedo anular de la mano bien extendido. Podéis ver un vídeo del año pasado.

En cada cruce se sucedían escenas pintorescas entre organizadores, policía local y conductores desesperados. Algún conductor se saltaba las indicaciones y atravesaba la carrera para asombro de los corredores y la impotencia de los voluntarios. Esto fue lo único pintoresco de la carrera.

Al no ser muchos corredores era difícil ir en grupo por lo que gran parte de la carrera la hice solo. Hizo mucho frío durante toda la carrera. Hacía viento y en las zonas donde no había edificios que te protegiesen se pasaba mal. En la última parte del recorrido, con ganas de terminar, me fui animando y terminé en 4:00:28, en el puesto 2.797 de la general y en el 510 de mi categoría.

Algunos datos de la carrera:
– 5.875 inscritos
– 4.521 tomaron la salida
– 4.095 llegados
– Tiempo del ganador: 2h07’53». Récord de la prueba
– Tiempo de la ganadora: 2h27’42»

A la vuelta ya os cuento más detalles.
Un abrazo

Juanma

Enviado especial de «A to trapo News» en Milán

XX Media Maratón Internacional Mármol y Vino Villa de Pinoso (9-Noviembre-2008)

copia-de-lillo-y-cunyao
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Un día espléndido para realizar una media, soleado, pero sin molestar. Con respecto al recorrido, mucho más urbano, pero con algunas cuestas que se atragantaban un poco.

En definitiva, buenas sensaciones en carrera y un recorrido adecuado para pasar un buen día, pero no para hacer buena marca.

Como conclusión, tanto Paco Galindo (conservador), como Lillo (gran sacrificado como liebre de su cuñado), su cuñado (valiente) y yo, lo pasamos bien y nos quedó un buen sabor de boca.

Un comienzo demasiado rápido para mi, ya que hice el primer kilómetro con el ganador de la prueba a 3:20, vamos que el iba el primero y yo el segundo a unos 4 metros y tras ver el crono, me pregunté ¿dónde vaaasssssss……..?, el segundo lo hice a 3:50, me di dos capones y bajé a mi ritmo en seco, es decir a 4:30, menos mal porque gracias a ello conseguí regular bien el esfuerzo durante el resto de la prueba.

Aunque lo suyo hubiera sido tomar unas cervecitas al finalizar y una buena paella, no nos dio para más y regresamos al punto de encuentro.

 

 

 

 

 

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
LARRINAGA LORENTE, JON SENIOR MASCULIN 1:27:10 56 27
DE CABO BLASCO, JUAN CARLOS VETERANO A 1:34:58 168 49
MARTÍNEZ GALINDO, JOSE FRANCISCO VETERANO D 1:44:37 396 28
QUILES BELDA, EDUARDO SENIOR MASCULIN 1:53:01 570 181
BERNABE LORENZO, ANTONIO MANUEL SENIOR MASCULIN 1:53:51 580 185
LILLO SOLER, JOSE VETERANO B 1:59:18 655 109

Un lehendakari negro

La  victoria de Obama me hace pensar que quizá un lehendakari negro apagara las ansias incendiarias del Ku Klux Klan vasco, porque salvadas las distancias, nombres, símbolos y disfraces, tienen en común la cobardía, la intolerancia y el creerse los dueños de «su» tierra, simplemente porque tienen apellidos que coinciden con los que antes vivieron y pusieron sus nombres a la tierra en que  nacieron, como si alguien que nace eligiera su lugar de nacimiento, como si hubiera un cordón umbilical que los uniera a este valle o a aquel cerro, como si tuviéramos que estar atados a un árbol o a un prado o a una ribera.

Como el inmisericorde Cronos devoraba a sus hijos para que no le arrebataran el trono, estos pirómanos del norte hicieron desaparecer a aquellos de sus hijos, léase Yoyes, léase Pertur, que iluminados un día por la razón bastante común a la mayoría de los mortales, decidieron abandonar la barbarie ciega y racista en la que aún siguen algunos aunque estén ya abandonados por la historia.

¿O aún alguien se cree, o aún se creen ellos que son el Guillermo Tell limpio y primitivo enfrentándose solo con su arco al cruel gobernador?

Hago por eso mis  votos para que algún día sea un negro, un árabe o un gitano el que vaya a dirigir los destinos de los hijos de los Arzalluz que aún sobrevivan al mestizaje.

Quizá ese día podamos incorporar definitivamente a nuestra vida diaria los principios que se consagraron en La Constitución de Filadelfia del año 1787 y que han llevado ahora a la presidencia de los EE UU de América a ese mestizo que ha echado raíces en muchos rincones de la tierra, principios como que todos los hombres son iguales, el derecho a la libertad y el derecho a la felicidad de todos los ciudadanos.

 

José Luís Simón Cámara.

San Juan, 7 de noviembre de 2008.

Hombre negro Casa blanca

¿Perdonaríamos a un filósofo negro la teoría platónica de que los hombres están hechos de distintos materiales, cañas y barro, burdo metal u oro, según sea su posición social?

¿Aceptaríamos a un Schopenhauer o Nietzsche  negros, si para ellos no es mucha ofensa, sus teorías del superhombre y de la superioridad de la raza negra habida cuenta su cantidad de medallas en los modernos juegos de Olimpia?

¿Qué tal si ahora Obama se rodeara de una corte de esclavos blancos para, durante un tiempo al menos, contrarrestar tantos años de esclavitud negra en los campos de algodón- del que hay ver, no se les ha pegado nada- o con las cofias en las grandes mansiones?

La estupidez humana, la barbarie humana, la irracionalidad humana ha sido tal a lo largo de la historia, y sigue siéndolo en muchos lugares, incluidos los que lo han llevado de las cadenas al imperio, véase si no las últimas escaramuzas con los gays en California, véase si no las penas de muerte aún ejecutadas, véase si no los continuos bombardeos que siguen matando a tirios y troyanos, ha sido tanta la inmundicia a lo largo de la historia que ya era hora de que un pueblo lavara tantos trapos sucios, ya era hora de que el dinero -ese obsceno y ateo dios devorador- no estuviera en el primer plano del discurso y aparecieran los niños desnutridos, los niños sin escuela, los indios- ¿cómo llamarán por cierto ahora al gran jefe blanco?- los inmigrantes, los parados, los soldados heridos por la guerra y abandonados, los explotados, los pastores rabiosos aún por tantas heridas no cicatrizadas, los países pisoteados por las botas de sus marines, los países que fueron engullidos por la gran Anaconda, los países humillados y saqueados por el petróleo, ya era hora de que en los discursos se hablara de justicia, de igualdad, de  libertad, del derecho a ser felices, ¿os podéis imaginar a un consejo de ministros de cualquier gobierno del mundo hablando de la felicidad de sus ciudadanos?

Como en aquella Arcadia evocada por  Don Quijote en la que las espadas se convertían en arados y los aviones transportaban alimentos en vez de metralla, y los barcos socorrían a los náufragos de vez de hundirlos, y los tanques llevaban a los niños a la escuela, y los fusiles servían de bisturís para eliminar enfermedades.

En este mundo aún del hombre lobo para el hombre era necesario este discurso, era necesario un humanista, como decía Platón para el gobierno, era necesario un filósofo,   o, como quizá dijera Don Quijote, era necesario un poeta.

 

José Luís Simón Cámara.

San Juan, 7 de noviembre de 2008