Galería de personajes. 7.

Los gemelos del psiquiátrico.

Como si fuera uno la sombra del otro, van trastabillando pasos por la calle, tambaleándose o balanceándose como si fueran marinos que caminan por la cubierta de un barco en permanente vaivén, traído y llevado por las olas. Difícil si no imposible distinguirlos incluso juntos, porque ni siquiera los actos individuales, como por ejemplo fumarse un cigarrillo, son inconcebibles si no lo hacen los dos simultáneamente. Uno delante del otro van moviéndose por las aceras del pueblo a esas horas en que les dejan salir de su residencia. Las mismas gafas, la misma ropa, los mismos zapatos, la misma envergadura, la misma cara, los mismos gestos, van como enredándose con los que se encuentran por la calle, entreteniéndose con quienes les dan palique, sin perderse de vista nunca uno al otro y sin prestar mucha atención al interlocutor, como si estuvieran solo pendientes uno del otro, y entre ellos se interpusieran los contactos con los viandantes, necesarios para sus fines, como conseguir unas monedas o un cigarrillo, también les gustan los puros, pero con los ojos siempre puestos en el otro, en su referente, en el hermano, en la copia casi exacta hasta el punto de que yo no sé si cada uno es o se siente o se reconoce en el otro. Todo el contorno del psiquiátrico, que va desde Santa Faz a San Juan (todo son santos por estas tierras), los conoce. Tiene de peculiar esta pareja que, aunque vayan juntos, te aborden juntos y te pidan juntos, no despiertan ningún recelo ni temor, ni siquiera rechazo o antipatía. Su inocuidad es tal que más bien despiertan simpatía o compasión o incluso ternura. Su presencia provoca más bien el esbozo de una sonrisa, y en ocasiones, lamentas no llevar algunas monedas sueltas para regalárselas, consciente de que en ningún caso van a gastarlas en drogas o alcohol, como ocurre muchas veces cuando, a sabiendas del uso que van a hacer de inmediato, les dejas caer una moneda a algunos que, por su nerviosismo, excitación, ansiedad, sabes que van a meterse un chute. No, no es su caso. A lo sumo algún cigarrillo suelto o algún vaso de limonada, ni siquiera coca-cola, que no les conviene por ser algo excitante. Y claro, no vamos aquí a remontarnos a la valoración que para nuestros antepasados griegos tenía la locura, vamos, lo contrario a la cordura, como toque o chispa de los dioses que hacen incomprensible a los humanos juiciosos los ininteligibles rumbos o designios de los llamados locos o enfermos mentales o enajenados o lunáticos, como luego en la cultura cristiana el fenómeno de la posesión tanto del maligno, recordemos los casos de posesión diabólica narrados por Marcos en su evangelio. Preguntado por Cristo el nombre del poseso, éste responde: “Mi nombre es legión”. Expulsados por Jesucristo se lanzaron sobre una piara de cerdos que, enloquecidos, se despeñaron por un acantilado y se ahogaron en el lago. Pero también está el éxtasis o posesión de la divinidad, como atestigua la experiencia de Teresa de Jesús, en la escultura de Bernini, con los rasgos y gestos propios de la relajación que sigue al acto sexual. El poseso, del diablo o de dios, no sigue las reglas de la razón, sus parámetros se alejan del comportamiento aceptado como normal, hacer contorsiones, o echar espumarajos por la boca o poner los ojos en blanco o arrojarse al suelo y tirarse de los pelos y la ropa, todo eso propio de los posesos no es muy común que digamos. Nada más lejos de todo esto que los dos gemelos de que hablo. En el peor de los casos tocados por el dedo divino, no del diablo, desde luego. Nunca he visto que nadie quisiera reírse o burlarse de ellos. A lo sumo amagos de compasión y simpatía. ¡Qué menos con seres tan poco acariciados por la fortuna!

San Juan, Mayo de 2015.
José Luis Simón Cámara

CRÓNICAS ORWELLIANAS. La Corre Four.

Corría el año 2055 de nuestra era cuando Joan, recién cumplidos los cuarenta, decidió poner en su perfil de Facetwitgram -la super red social que fusionó a todas las existentes anteriormente- una foto en la que se le veía, a los pocos días de nacer, con una camiseta celeste y una extraña inscripción junto a un no menos absurdo dibujo.

La supercomputadora Very Big Brother, que controlaba e interrelacionaba todas las acciones del planeta, emitió al momento la localización de otros tres usuarios, Carlota, Manuel y Luz, de edades similares, con orígenes cercanos y con idénticas camisetas en instantáneas de sus tempranos días, poniendo en conocimiento de los cuatro tales coincidencias.

Picados por la curiosidad, se cruzaron mensajes tratando de conocer cuál era el origen de tan extraña coincidencia y, sobre todo, de averiguar qué significado podía tener la leyenda «A To Trapo» y la imagen parecida a un extraterreste que la acompañaba.

Tras arduas pesquisas, rebuscando en webtecas y archivos olvidados de padres y abuelos, llegaron a la conclusión de que podía tratarse de una especie de secta, formada por gente con alguna carencia de materia gris, que se reunía con cierta frecuencia a realizar una serie de ritos, a cuál más asombroso. Por ejemplo, se desplazaban en grupo moviendo las articulaciones inferiores de forma secuencial y acelerada. Sí, sorprendentemente no utilizaban los impulsores talonares que desde hace tiempo se implantan a todo mortal a partir de que se mantiene erguido. También se sumergían en el agua del mar justo cuando más frío hacía, saludaban al sol con posturas ridículas o comían sandía en noches de luna llena. Además, parece que creían que todo aquello podía ser beneficioso para su salud. Joan, Carlota, Manuel y Luz llegaron a descubrir que el impulsor de todo aquello era una especie de Sumo Sacerdote, de pelo dorado, mirada azul y nariz aguileña que, mediante alguna pócima o conjuro mágico, conseguía de cada miembro lo que quería: poner una pancarta, escribir una crónica o un microcuento, hacer las fotos o ponerse una pinza en el pelo. Las últimas noticias que consiguieron de este personaje, le perdían la pista tratando de recorrer los ochomiles del Himalaya, aunque no se está muy seguro de si se trataba de él o del mismísimo Yeti.

Carlota, Luz, Manuel y Joan decidieron rendir homenaje a aquella secta organizando la I Corre Four, de «correr» que parece que era como se llamaba lo que hacían aquellos antepasados, y claro, de «four», cuatro, el número que sumaban ellos. La prueba, durísima, consiste en recorrer los pasillos de un gran centro comercial, sin activar los impulsores talonares. Y se sigue celebrando cada año con una altísima participación, casi cien mil, aunque muy pocos consiguen terminarla.

Captura de pantalla completa 22112015 211752.bmp

XXXV Maratón de Valencia (15-Noviembre-2015)

Todo comienzo de un objetivo y meta tiene un final feliz.

Todas las horas de entrenamiento, todas las madrugadas para compartir entrenos, todas las personas que formamos A To Trapo y por supuesto GRACIAS a toda mi familia por estar orgullosa de mi éxito en Valencia.

IMG_6947Este será un día inolvidable para muchos componentes y amigos de A To Trapo. Primero, porque de todos los inscritos en esta maravillosa MARATHON, un total de 7 personas debutábamos en ésta distancia y modalidad.

Segundo, porque la mejor prueba de que los entrenamientos todos sirven para mejorar, se resumen en las MMP tanto de los debutantes como de los veteranos.

Por orden me gustaría recordar el número de participaciones en esta prueba de mis compañeros A To Trapo; Jorge (14), Mejías (9), Fernando (7), Javi Leach (7), Tomás (5), Ernesto (2) y el resto de compañeros Abel, Ely, Curro, Juanjo, Juan Luis, Jota y servidora debutábamos con esta carrera en la distancia de Marathon.

Las personas que íbamos a hacer noche en Valencia, comenzamos a organizar con tiempo este evento, sabiendo de antemano los horarios para retirar los dorsales.

La feria del corredor impacta, pero como me comentan otros compañeros, nada que ver con otras carreras más prestigiosas. Pero la novedad y experiencia de retirar el dorsal de la Marathon es impresionante, aunque el inconveniente fue las colas excesivas para retirarlo.

Fotos grupales en la ciudad de las ciencias y las artes, que por la belleza de las mismas nos hacen modelos amateurs por un día.

Cada compañero tenía una rutina que cumplir mientras yo quería descansar, otros compañeros sé de buena tinta que se fueron a cenar a un Italiano y cumplir con la tradicional fiesta de la pasta, que en esta Marathon era una degustación de arroz con una paella gigante por la mañana el día previo a la carrera.

IMG_6953Noche tranquila que me permite descansar como se merece, pues al ser una novata en estas distancias, desconozco como se comportará mi cuerpo en la prueba de mañana.

El día amanece y corriendo salimos del hotel dirección a la salida. Compruebo lo bonito que es la zona de salida y meta, y realizamos varias instantáneas sin ninguna presencia de gente, que en pocas horas se poblará de gente animando la llegada de los participantes en las distintas pruebas 10k y Marathon. Subo al hotel de los compañeros donde dejo la mochila, para después ducharme una vez finalizada la prueba.

Todos los consejos previos a la Marathon, comienzan a pasar por mi cabeza y empiezo a llevarlos en práctica. Hidratarse, dosificarse, concentración, visualizar la carrera, sonreír y lo más importante acabar la prueba.

Últimas fotos con los compañeros antes del pistoletazo de salida, entrego los últimos enseres a mi hija MARTINA y comienza mi aventura.

IMG_6957Ernesto y yo nos colocamos en el cajón de salida «naranja» y esperamos nuestro momento. A medida que pasaban los minutos de espera me iba emocionando sin darme cuenta salían lágrimas de mis ojos sin poder controlar esa emoción, «ERA EL SUEÑO POR EL QUE TANTO HABÍA TRABAJADO, MADRUGADO Y ESFORZADO», y que en unos minutos iba a empezar.

Comenzamos la carrera, fue empezar y se me iban pasando los km sin apenas esfuerzo. No recuerdo en que km se nos unió Jota y corrimos un par de km juntos, pero yo me notaba muy bien y cómoda adelantando a muchos corredores. No tenía miedo y sabía que si no forzaba podría lograrlo y así lo hice continúe sola ya que mis compañeros prefirieron ir aún ritmo más suave. En esos momentos no llevaba música, ya que la música era el clamor del público y de los propios corredores que animaban constantemente. 20151115_133525Reconozco que disfrute cada km, así cuando llegué al km 30 ya empecé a pensar que la MARATÓN era mía.

En todo momento me encontraba genial. Iba hidratándome en cada avituallamiento y justo en el 35 al ir a coger bebida tropecé, caí al suelo y me levanté con una fuerza que yo misma me sorprendía. Compruebo que en la vida me pasa lo mismo, y no sé a veces de donde las saco. En esa fase de la carrera de esfuerzo máximo se veía a muchos corredores andando, pensé yo les había podido el temido muro, que de momento a mí no me había pasado.

Hasta que llegué al km 38, a partir de aquí esos 4 km que me faltaban, tuve que empezar a tirar con el corazón, hasta llegar a bajar la rampa que hay del hemisferic a sólo dos zancadas del km 42, me volví a caer aquí sí que me hice mucho daño. En esta nueva caída me golpee fuerte la rodilla y en la mano un corte, que me tuvieron que levantar, les di inmediatamente las gracias. Y corrí hacia la alfombra azul, en ese momento, era como caminar por el cielo; si por fin, ya era MARATONIANA. Solo puedo gritar bien alto que, 3h51’23 duró mi sueño y toda una vida durará la gloria de ser maratoniana!

Todos FINISHERS con los objetivos marcados y muy contenta por la gesta conseguida.

Última parada en MOIXENT, donde tenemos que degustar el estupendo menú con todos los compañeros, amigos y acompañantes.

Hasta mi próxima gesta en MARATHON, espero veros a todos, como embajadora en la MEDIA MARATHON DE EL CAMPELLO el próximo 13 de diciembre de 2.015

MªJosé

También puedes leer la crónica de Abel en «Diario de un corredor invisible«

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel VET MASC A 3:00:51 917 247
Tomás SEN MASC 3:00:51 918 254
Fer «Pelu» VET MASC D 3:19:46 2410 139
Elisardo VET MASC A 3:21:39 2602 658
Jorge L. VET MASC A 3:28:43 4061 987
Javi VET MASC A 3:37:17 5329 1278
MªJosé VET FEM C 3:51:20 7568 83
Juan P. VET MASC A 4:01:36 8947 1960
Ernesto VET MASC B 4:01:05 9202 2146
Juanlu VET MASC C 4:06:36 9599 1356
Amando VET MASC F 4:08:19 9623 97
J.Ant.Mejías VET MASC B 4:10:12 9970 2307
Jose Castelló VET MASC C 4:11:00 10470 1497

VII Botamarges – Forna (3-Octubre-2015)

Este año el tiempo sí nos acompañó y nos regaló un día nuboso para disfrutar del siempre mítico Botamarges, una de las mejores carreras de montaña que existen.

IMG_1008Parece que el calor del año pasado y el aumento de desnivel han ahuyentado a muchos y en esta edición éramos 100 corredores menos. Os echamos de menos compañeros, especialmente a Jesús Jurado que se cayó de la convocatoria por una lesión. La tan nutrida representación de A TO TRAPO del año pasado quedó reducida a tan solo tres esforzados y valientes incondicionales que no se perderían esta carrera por nada del mundo.

Esta es la crónica de la jornada según mi experiencia y espero que os de una idea de cómo Sergio García, José Francisco Gosalbez (Gosa) y Jesús Santana, hicimos honor al nombre de Bota – Marges y saltamos y subimos todos los márgenes, bancales, castillos y montes que nos salieron al paso en una de las zonas más verdes e interesantes de la provincia.

IMG_1014Como siempre, llegamos a Forna envueltos en las tinieblas de la noche y amodorrados cumplimos con los rituales de rigor como los dorsales y nuestra hermosa pancarta foto-call.

Con las arengas del speaker, la cuenta atrás y la música de ACDC a todo volumen despertamos y salimos volando con el corazón a 100. Pasamos por entre los voluntarios que sostenían antorchas encendidas y nos daban palabras de ánimo y enfilamos (literalmente) el primer obstáculo.

Son momentos de prisas a la luz de las frontales y el grupo aún va unido. Todos tratamos de no ser adelantados o de no hacer atascos. Pero las prisas nunca son buenas y menos sin luz y cuando quedan tantos km y tantas horas por delante. Me golpeo fuertemente en el pie, y a los pocos minutos me vuelvo a golpear, como no, en el mismo sitio ¡Que dolor!. Le he dado tal puntapié a una roca que temo haberme roto un dedo, pero la carrera no se para y seguimos bajando.

IMG_1016El día se despereza mientras llegamos a Villalonga y nos reconfortan el calor del sol y de la gente del pueblo echado a la calle. Breve avituallamiento y cogemos el camino hacia el Serpis. Sergio va por delante, parece ir en cohete y Gosa y Jesús (yo) hacemos equipo vamos poco a poco. Remontamos el río por la vía verde, con sus túneles y su bonito paisaje hasta el pie de la Safor.

Aquí empieza la subida más dura de la carrera con 1000 m positivos y constante pendiente.

En mitad de la subida está el avituallamiento de la Casa de Tarzán, allí me quito la zapatilla y veo que tengo dos dedos morados, nada alentador. Me pongo una pomada de antiinflamatorio con la sombra del abandono en mi cabeza planeando en círculos como los buitres. Me duele al pisar, pero parece que la pomada me alivia y podré seguir en carrera.

DSC_5388Coronada la Safor, descendemos dosificando hasta las antenas de Benisivia. Aquí nuestra familia nos espera para darnos un recibimiento fenomenal, con su apoyo moral y logístico. Gracias a Eva, Jesús Jr, Conchi y Josep por seguirnos incondicionalmente todo el día de pueblo en pueblo con paciencia y cariño.

Desde aquí cruzamos Alpatró y bajo amenaza de lluvia hecemos una fuerte subida. Luego bajamos a Benisili y otra vez a subir, esta vez al Castillo de Benisili y a la parte más montañera y desolada de la ruta, que además se cruza a medio día. El año pasado este tramo hizo estragos, pero este año con el día nublado es una placer cruzar tan imponente cresta sobre la Vall de Gallinera.IMG_1019 Coronamos el Puntal Gros y en un colladito intermedio han puesto un avituallamiento líquido, todo un detalle. Al llegar a la Penya Foradà iniciamos un tramo de divertida bajada hasta Benisivia y su avituallamiento y de aquí por bancales y pista a Benirrama (km54). Este pueblo cuenta con otro avituallamiento estratégicamente situado en la calle principal junto a dos bares con las mesitas en la calle. Superar la tentación de quedarse aquí y seguir corriendo tiene su mérito.

Subida al Castillo de Benirrama, dura sí, pero por una senda en zig-zag que entre la vegetación gana altura poco a poco. Al coronar empieza una bajada bastante erosionada por las últimas lluvias y cuyo verdor oculta cómo puede el terrible incendio del verano pasado. Aquí me emociono bajando y sin darme cuenta me separo de Gosa que va con su primo Joan Andreu. Llego a Atzúbia donde también nos espera la familia. Avituallamiento, más hidratación, algo de comer. Me lavo en la fuente y me cambio de camiseta. El pie parece aguantar y no quiero que se enfríe, por si acaso no espero más y salgo. Me siento fuerte al subir la penúltima cuesta y adelanto corredores en las bajadas. Éste año me he dosificado mejor y he guardado fuerzas para los últimos 10 km. Trotando, caminando y volviendo a trotar me vengo arriba y se acelera el corazón con la cercanía de meta.

IMG_1021 (3)Superar las dos últimas tachuelas exige un último esfuerzo y mientras subo al Castillo de Forna sé que llegaré a la cima de día. Ya escucho la música y la megafonía y el corazón me salta de alegría. Miro el reloj y veo que estoy a tiempo de bajar mi crono del año pasado. Bajo del castillo con una sonrisa y dándome con los talones en el culo.

En meta nos vamos reuniendo, Sergio ya duchado ha hecho todo un tiempazo en su debut. Yo bajo mi tiempo 5 minutos y Gosa en media hora. Todos satisfechos.

Entrar en la estrecha callecita de Forna es impresionante. Recibes los ánimos de gente que no ha parado de aplaudir a cada corredor en las últimas horas. Es una pasada. Y que tu familia te esté esperando y puedas entrar en meta de la mano de tu hijo después de 14 horas de esfuerzo es una de las cosas más bonitas que me han pasado.

Como no te vamos a querer Botamarges. El año que viene nos volveremos a ver.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Sergio SENIOR-M 11:28:14 90 74
Jesús S. SENIOR-M 13:50:21 212 161
Gosa VETERANO 14:33:04 237 48

X Duatlón Cross Banyeres de Mariola (7-Noviembre-2015)

“ERA LA HORA DE PROBAR A MI NIÑA, Y OBTUVO UN SOBRESALIENTE “.

Me compré una bicicleta nueva de BTT y tenía ganas de probarla, vi el duatlón de Banyeres y ni me lo pensé, me inscribí en esta prueba.

La prueba transcurría en su totalidad por montaña, 5 km corriendo, 20 km en bici y 2,5 km corriendo.

IMG_6461Empezaba a las 15:30 h desde el polideportivo de Banyeres de Mariola, llegamos Rosa y yo a las 14:30 h, muy buen tiempo, dejamos la bici en boxes y nos hicimos un café, esperando el comienzo de la prueba.

Dieron la salida con un poco de retraso y empezamos con una vuelta por los alrededores del polideportivo de 1 km, abriendo boca para luego subir a una montañita por senda y una bajada muy divertida por pista y así completar los 5 km corriendo, llegué a la zona de transición para coger la bici, todo bien, me pongo las zapas y el casco y salgo zumbando, empezamos por un poco de asfalto y enseguida una senda muy técnica con mucha roca y piedras donde el equilibrio y el control del cambio y los frenos era fundamental, salimos a la entrada del pueblo de Banyeres, lo cruzamos por en medio y seguimos por una pista hasta el río, luego una subida por pista de unos cuatro km muy duros para luego seguir por senda muy técnica y posteriormente por una senda muy bonita con muchos árboles y el suelo lleno de hojas, que bonito es el otoño; llegamos a una carretera asfaltada y subimos un pequeño puerto donde los cuádriceps echaban humo, ahí estaba Rosa para darme ánimos, falta hacían, llegue a la transición, me pongo las zapas y a completar el último recorrido de 3,5 km, el mismo recorrido de antes, ahí yo estaba cada vez mejor, era lo mío, la montaña, y empecé a adelantar a gente, sobre todo bajando, hasta llegar a meta.

Una carrera muy divertida, me lo pase genial, aunque los avituallamientos flojos.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Cat. Carrera + T1 BTT + T2 Carrera Total Pos. Gen. Pos. Cat.
Josemi V1M 0:26:28 (0:01:16) 1:10:00 (0:01:34) 0:19:58 1:59:16 71 15