Copenhagen Marathon 40th Edition (19-Mayo-2019)

Corro o no corro – esa es la cuestión

Copenhague – allí estaba…. y llenas de ganas de conocer la capital de los Vikingos, Pili, Conchi y Martina nos apuntamos al viaje para el 40 aniversario del Maratón de Copenhague. Con el plan de Pili, Martina empezó su entrenamiento de rigor como diosa manda. Conchi no iba a correr el maratón, pero estaba dispuesta a animarnos y acompañarnos en el recorrido.

Estos eran los planes, pero como siempre, los planes son susceptibles de cambios. Y así fue…

Martina se lesionó 6 semanas antes, con muy pocas perspectivas de poder correr. Aun así, la esperanza es lo último que se pierde, y por tanto retomaba unos entrenamientos ligeros para ver hasta dónde el pie le permitía llegar. Conchi por su parte pensó que ya que iba a estar allí, iba a correr un poco. La única que no tenía ninguna duda, era (¿quién iba a ser?) Pili.

Así llegamos a Copenhague. Los días previos a la carrera, debían de estar dedicados a recargar baterías, y a hacer un poco de turismo tranquilo…. Pues bueno, lo transformamos en 2 media maratones caminando por Copenhague para recoger el dorsal y descubrir esta maravillosa ciudad llena de monumentos preciosos y miles de ciclistas que van a toda velocidad.

Y llegó el día de la carrera – con un sol espléndido desde primera hora. Había mucha gente y un ambiente muy festivo por parte de los corredores y organizadores. Y nosotras, con la animación de Pili – ¡vamos, que sí que podéis llegar sin problema! – nos pusimos en el cajón de salida. Pensando por una parte que ya veríamos, pero por otra parte muy optimistas, salimos con el pelotón de corredores. Cada una iba a hacer “su” carrera, según las sensaciones y lo que permitiera el cuerpo.

El recorrido nos llevó por toda la ciudad, el centro histórico, monumentos, parques, grandes avenidas, canales y zonas verdes. Parte del circuito lo repetimos al principio y al final. La carrera estaba bien organizada con avituallamientos frecuentes y abundantes, así como mangueras para refrescarse (qué sí que se agradecían).

La animación por parte de todos fue extraordinaria: bandas de música, coros, brasileñas y cheergirls bailando, pero ante todo el público que estaba de fiesta y nos animaba por nuestros nombres – go Conchi, you can do it Martina!

Con las ganas, la determinación, y la energía que llegó de amigos, LO CONSEGUIMOS. Conchi y yo llegamos a meta, pletóricas, sorprendidas y orgullosas de haber logrado terminar el segundo y décimo maratón, respectivamente. Subidón de emociones cuando cruzamos la meta en la que nos espera Pili y nos hicieron la foto.

Mencionar que la organización fue generosa con sus obsequios para los participantes: mochila impermeable, camiseta chula, medalla bonita, fotos gratis, y bañito en las piscinas para el que quisiera darse un chapuzón o simplemente poner sus pies a refrescar en el agua del mar del norte.

Una vez terminada la carrera, solo quedaba la parte más placentera: que así fue; pero entre castillos, parques, rutas recomendadas, museos, restaurantes y visita a Suecia, acabamos haciendo otras 2 medias maratones…. ¡Pero cuánto nos gustó todo lo que descubrimos de este país! Una de las cosas que más nos llamó la atención fue que la gente sale a disfrutar de cada uno de los ratos preciosos de sol para relajarse en las tumbonas repartidas en toda la ciudad, y recargar energía.

Copenhague con o sin maratón merece la pena – es una ciudad muy humana para todas las edades con un patrimonio histórico y cultural impresionante. Nosotras desde luego disfrutamos mucho de este viaje.

Gracias a Pili porque nos hace ver que todo se puede conseguir si uno se lo propone. Y para contestar la pregunta del título: Corro o no corro – al final siempre corremos 😊.

Conchi y Martina

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pili W 50-54 3:27:20 1252 5
Martina W 55-59 4:38:44 8018 69
Conchi W 55-59 6:03:41 10715 150

Sandía Night 2018 (29-Junio-2018)

Cuando los días se hacen más largos y las noches más cortas,
Cuando las temperaturas suben,
Cuando se acerca el solsticio de verano,
Ya ha llegado el momento de acudir a la convocatoria de la mítica SANDIA NIGHT.

Y ademas es el aniversario de A TO TRAPO.
30 años – que se dice pronto – llevamos ya corriendo bajo el lema de OLD RUNNERS NEVER DIE.

Cada vez más guapos, cada vez más numerosos, cada vez más agradecidos por ser parte de esta familia, cada vez más felices por disfrutar del momento, cada vez con menos tapujos o vergüenza, y así cada uno y cada una como es, nos juntamos para trotar al mar.

Ya se suma al encuentro la segunda generación y nos alegra la vista con su correr tan ligero. Y mientras tanto, la tercera generación se está preparando en sus cunas y carricoches para en pocos años poder seguir el ejemplo y los pasos de sus abuelitos.

Así nos damos cita nuevamente los A To Traperos en la Villa Rosa para dar la bienvenida al verano y homenajear el correr en buena compañía. Gracias Rosa y Vicente por abrir vuestro hogar a este grupo tan revuelto.

Este año no solo hay sandía – hay todo una bolsa de corredor completísima! No falta ni dorsal nominativo, ni chip conmemorativo, y por supuesto tampoco falta camiseta de los 30.

Allá vamos, salimos con traca de pistoletazo y el sol todavía dándonos en la cara. Avanzamos al trote cochinero, cada uno a su ritmo y charlando por el camino. Llegamos a Santa Faz donde nos juntamos todos para documentar nuestra parada en foto y video y seguimos hacia el primer avituallamiento de la Cervecería Max. Y ya solo queda la etapa final para la meta, que es nuestra calita. Al llegar nos tiramos al mar tan bueno y refrescante con la puesta de sol de telón de fondo. De película!

Pero aún nos espera lo mejor: este año hay transporte VIP! Hay que ponerse guapos para ello: con un modelito exclusivo diseñado para el evento (servirá de inspiración para Gucci, Armani o Lagerfeld para la pasarela de Madrid) nos subimos al turibus de Alicante que nos llevará de vuelta. A modo Orgullo ATOTRAPO pasamos por Miriam Blasco y damos una vuelta de honor por San Juan, aclamados por paseantes y comensales en terrazas por el camino.

Sedientos y hambrientos retornamos finalmente a la Villa Rosa donde nuestros compañeros nos han preparado una cena que nos sabe a gloria. Premios a los más destacados del grupo, y homenaje al organizador del evento.

30 años con Jesús de Presidente – nunca votado para el puesto y nunca cuestionado en su liderazgo. Y cada año nos sorprende con sus ideas insólitas y nos contagia con su risa grande y permanente. Muchas gracias y a por 30 años mas. A TO TRAPO.

Edinburg Marathon (27-Mayo-2018)

Corriendo vamos – esta vez por Edinburgo

Como ya va siendo una buena costumbre, para las salidas de grupo A To Trapo, hay que buscar un destino interesante. Así, el proyecto de un viaje en buena compañía para descubrir una ciudad, una nación o un país, nos motiva a pegarnos esos madrugones de rigor que tocan para poder ponerse en la salida de una carrera en buena forma, con la confianza de tener el cuerpo y la mente preparados para afrontar esos 42 km y pico de una maratón. Este año habíamos elegido Edinburgo, capital de Escocia.

Hace frío y niebla cuando poco antes de las 10:00 nos colocamos juntos, Juanma y yo en el cajón azul, sabiendo que Jesús nos iba a pisar los talones desde el cajón rosa. La Maratón de Edinburgo se anuncia como una carrera rápida y llana. Efectivamente en las primeras millas ante todo es bajada, pero cuesta encontrar un buen ritmo ya que también hay unas subiditas intercaladas. El primer tramo nos lleva por la ciudad antigua, la Universidad, el Bobbie, cruzando la Royal Mile, pasando por el Scott Monument y el nuevo Parlamento Escocés del arquitecto español Miralles. Luego nos acercamos a la falda de Holyrood, aunque la niebla hace que no podamos apreciar la belleza de esta montaña de Arthur’s Seat.

Y ya dejamos atrás la ciudad para continuar por la playa. Sabemos que ahora tenemos muchas millas por delante, una recta siempre siguiendo la costa de la bahía de Edinburgo.

Aparecen los primeros avituallamientos de los espectadores… niños que nos ofrecen gominolas en cuencos de tupper… me sirvo y me saben a gloria… mejor que los geles que ofrece la organización. Al final de la carrera habré hecho una degustacion de los sabores y formas diferentes.

En la milla 9 pasamos la meta de la media maratón -aun están llegando los últimos corredores, poco después el camión escoba. El recorrido, ahora sí, es bastante llano, y nos toca algo de viento de proa. Pero vamos muy bien, con buen ritmo y energía. Pronto nos cruzamos con el primero de la maratón que ya se acerca a la meta cuando nosotros aún nos alejamos de ella. Pero así nos entretenemos observando los corredores que nos vienen de frente y antes de lo que nos esperamos llegamos a la milla 17 donde ya giramos para emprender también nosotros la vuelta a la meta. Es aquí donde nos cruzamos con un Jesús contentísimo y sonriente, ligando con españolas que se encuentra por el camino y saludándonos efusivamente. Nos beneficiamos de lo que ahora parece una brisita casi imperceptible de popa. Pero ¡bienvenida sea!

Nos quedan unas 6 millas, pero sabemos que cada paso nos acerca a la meta. Mantenemos ritmo, pasamos millas, nos sentimos bien y con la perspectiva de hacer un buen tiempo. Al final cada uno vamos al ritmo que el cuerpo nos permite. Anticipando esa llegada a meta: ¿Será mi mejor tiempo de maratón? Y ¿¿¿dónde está esa meta tan anhelada, si mi reloj ya me dice que he superado los 42.196 km, pero aun no la tengo a la vista??? Por fin giramos, veo el arco, miro mi reloj, acelero, y cruzo en 3:55’29”.

Estoy muy, pero muy contenta, me tumbo, y al poco rato Juanma y yo nos damos la enhorabuena. Y ¿cual es el secreto de esta buena marca? Excelente preparacion por Pili (mil gracias -me he sentido preparada y fuerte en todo momento) y correr junto con Juanma. Mejor imposible.

La organización de la carrera muy buena -aunque con margen de mejora para la organización de la vuelta a la ciudad. El Shuttle se coge en el quinto pino, y casi hubiéramos llegado antes corriendo, a pesar de los 42 km que ya llevábamos en el cuerpo.

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Martina Women 55 3:55:29 2526 6
Juanma Men 55 3:57:42 2693 86
Jesús Men 60 4:41:06 5374 72

II Medio Maratón Dama Guardamar del Segura (18-Marzo-2018)

Buscando opciones para correr una carrera cercana para ponerme un objetivo y así seguir mis entrenamientos con más motivación, la media maratón de Guardamar del Segura apareció en el mapa. ¿Y por qué no una carrera en honor a una Dama milenaria? Además, según se comentaba, la organización se volcaba en mimar a los corredores. Así que preparados y listos para salir un domingo soleado, aunque con algo de viento. Mis expectativas: correr a gusto y disfrutar, nada más.

El ambiente muy alegre, y el recorrido nos lleva por el centro del pueblo, nos acerca a la playa y luego por los pinares de las dunas. El circuito no es llano, más bien sorprende con unas cuestecitas interesantes. Ante todo, se agradece que la gente nos va animando durante toda la carrera. Dos vueltas hay que dar – la primera de descubrimiento, y en la segunda ya podemos reconocer los diferentes tramos e ir tachando los kilómetros para la meta.

Disfruto en todo el recorrido. Los kilómetros van cayendo y a mi gran sorpresa, llego a esa última recta final – después de la última cuestecita – en un tiempo que no me había esperado. Hay pódium para Pili, Naiara y para mí – y como no puede ser de otra manera: el trofeo 🏆 representa la Dama de Guardamar. Y efectivamente, excelente organización de la carrera, antes (una bolsa de corredor bien repleta), durante (buena organización, gente animando) y después de la carrera (un arroz estupendo para reponer fuerzas).

Un test y buena dosis de motivación cara a la preparación de la maratón de Edimburgo que nos espera a finales de mayo. – Aun me quedan unas 9 semanas de preparación “Plan Pili” (muchas 🙏 gracias) hasta salir a por un nuevo reto de 42km

Enlaces sobre esta prueba

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Julián VETERANOS C 1:31:33 138 17
Pili VETERANAS C 1:31:42 142 1
Jorge Juan VETERANOS C 1:35:15 198 29
Juan P. VETERANOS B 1:35:41 205 56
Naiara VETERANAS B 1:35:41 206 3
Ernesto VETERANOS C 1:47:22 454 79
Martina VETERANAS E 1:53:34 581 2

34 Vienna City Marathon (23-Abril-2017)

Buscando siempre combinar un maratón con un viaje apetecible, este año mi elección fue Viena: entre las muchas opciones de carreras que estuve barajando, esta ciudad además brindaba la posibilidad de ver a unos queridos amigos que viven en Austria. Además, para este destino también podía contar con un coach personal, ya que Uwe me acompañaría en este viaje.

Así que preparación obligatoria, siguiendo el “plan Pili” ya testado con éxito en 7 ediciones anteriores. Esta vez mi talón de Aquiles nos exigió ajustar el entrenamiento a sus capacidades y seguramente me faltaron algunos kilómetros de rodaje…

Excelente organización en todo, y hasta nos abrieron el salón de actos del ayuntamiento para la Carbo Party con pasta o Kaiserschmarrn (deliciosa especialidad dulce vienesa tipo pancakes) la tarde del sábado.

Había para todos los gustos: el sábado carreras de 10 km, distancias más cortas para niños y adolescentes; luego el domingo medio maratón, relevos maratón (muchísima gente, por cierto!) y maratón. Sólo el pronóstico del tiempo me hizo temblar: frío, algunas lluvias y rachas de viento hasta 70km!

Amaneció el domingo con mejor tiempo del anunciado, y al final disfrutamos hasta de cielos azules, llegamos secos a meta y sólo tocó viento. El recorrido es muy bonito: sale en la ciudad de la ONU, cruza el Danubio, sigue el canal del Danubio, pasa por el centro y el parque del Prater para terminar en pleno centro histórico al lado del ayuntamiento. Había música en muchos puntos, y a lo largo del recorrido había gente animando y avituallamientos abundantes.

Eso sí: los últimos km por el parque se hicieron eternos, ya que nos tocó no sólo luchar contra el cansancio sino también contra el viento contrario. Pero con cada paso nos acercamos a la meta y al final la crucé después de 4:11. No mi mejor tiempo, cierto, pero contenta por el tendón que me había aguantado y por la octava maratón cumplida.

También en la meta todo perfectamente organizado: entrega de medalla, cortavientos para no enfriarse (muy necesario!), y un recorrido corto para la salida y guardarropa. El domingo terminamos en total 32.533 corredores, 6.319 de ellos el maratón completo.

A partir de allí disfrutamos de la parte de turismo, de gastronomía y por supuesto de amigos. Gracias a Pili por prepararme y animarme, y a todos los atotraperos que me estáis acompañado en entrenamientos, carreras y viajes.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Martina W-55 4:11:46 4135 30