Palabras en recuerdo de Miguel Hernández (28-Marzo-2010)

Con una hora menos de sueño nos citábamos en el punto de encuentro. Hoy nos acompaña nuestro amigo y embajador en Madrid, Eduardo.

Martina, Rafa G., José Ginés, Pepe, Jesús, Jose, Eduardo y Juanma bajamos a la playa dando un pequeño rodeo pasando antes por Salesianos de Campello. Ya en la playa nos encontramos a Vicente, Mark, Jorge y Antonio. Llevamos un cargamento especial: Josele, que no ha podido acudir a la cita, nos ha preparado unas palabras de su puño y letra para hacer nuestro pequeño homenaje a Miguel Hernández. En el año que se celebra el centenario de su nacimiento, hoy se cumplían 68 años de su muerte en la prisión de Alicante.

img_5997

Haz click en la foto para ver el álbum completo

Palabras en recuerdo de Miguel Hernández

Un día como hoy, 28 de Marzo, a las 5.30 de la mañana aquel indómito potro de la vega, que había sobrevivido a tantas inclemencias, que había pasturado las cabras por la falda de la sierra, que había ordeñado y mamado su leche de las ubres, que se había bañado en el río Segura, cuando todavía era un río, que insatisfecho de sus escasas posibilidades poéticas en una ciudad como Orihuela, «sotánica y satánica» diría Neruda, dio el salto a Madrid donde nada fue fácil al principio, pero donde podía besar a una amiga por la calle sin que, como en su pueblo, le llovieran insultos e hisopazos, que escribió «El silbo de afirmación en la aldea» tras regresar de Madrid.

Iba mi pie sin tierra, ¡qué tormento!
vacilando en la cera de los pisos,
con un temor continuo, un sobresalto,
que aumentaban los timbres, los avisos,
las alarmas, los hombres y el asfalto.
Árboles, como locos, enjaulados.
Rascacielos ¡qué risa! ¡rascaleches!
¡Metro! ¡que noche oscura
para el suicidio del que desespera!

Y luego su pueblo, donde estaban su familia, sus amigos, sus cabras y su río.

Aquí la vida es pormenor: hormiga,
muerte, cariño, pena,
piedra, horizonte, río, luz, espiga,
vidrio, surco y arena.

Aquí está la basura
en las calles, y no en los corazones.
Hay pimentón tendido en la ladera,
hay pan dentro del horno.

Lo que haya de venir, aquí lo espero
cultivando el romero y la pobreza.
Y Dios dirá que está siempre callado.

Después murió su amigo Ramón Sijé, con quien tanto quería, y como despedida le dedicó aquellos versos hijos de la indignación y del cariño.

No perdono a la muerte enamorada
no perdono a la vida desatenta
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero
que tenemos que hablar de muchas cosas
compañero del alma, compañero.

Era un poco la despedida de su amigo y de todo lo que Orihuela había significado para él hasta ahora, porque comenzaba otra etapa anunciada en el poema «Sonreídme».

Vengo muy satisfecho de librarme
de la serpiente de las múltiples cúpulas,
la serpiente escamada de casullas y cálices.
Vengo muy dolorido de aquel infierno de incensarios locos,
de aquella boba gloria: sonreídme.

Me libré de los templos: sonreídme,
donde me consumía con tristeza de lámpara
encerrado en el poco aire de los sagrarios.

Y luego la vorágine de la guerra, arengando en el frente a los que empuñaban las armas en defensa de la libertad.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién
amamantó los olivos?

Vuestra sangre, vuestra vida,
no la del explotador
que se enriqueció en la herida
generosa del sudor.

No la del terrateniente
que os sepultó en la pobreza
que os pisoteó la frente
que os redujo la cabeza.

O estas otras palabras contra los cobardes.

Hombres veo que de hombres
sólo tienen, sólo gastan
el parecer y el cigarro,
el pantalón y la barba.

Estos hombres, estas liebres,
comisarios de la alarma,
cuando escuchan a cien leguas
el estruendo de las balas,
con singular heroísmo
a la carrera se lanzan,
se les alborota el ano,
el pelo se les espanta.
Valientemente se esconden,
gallardamente se escapan
del campo de los peligros
estas fugitivas cacas,
que me duelen hace tiempo
en los cojones del alma.

Su ilusión y su esperanza no ofrecen fisuras.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

A pesar de tantos versos como balas, vencieron los que gritaban ¡Abajo la inteligencia! ¡Viva la muerte!

Después de aquella innecesaria guerra fratricida en que la libertad y sus defensores quedaron presos de la barbarie obscena y egoísta, bendecida por los crucifijos de los violadores de menores, Miguel, como tantos miles, dio con sus huesos en un rosario de cárceles donde aún siguió escribiendo.

No, no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme, no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.
¿Quién encierra una sonrisa?
¿Quién amuralla una voz?
A lo lejos tú, más sola
que la muerte, la una y yo.
A lo lejos tú, sintiendo
en tus brazos mi prisión:
en tus brazos donde late
la libertad de los dos.

Libre soy. Siénteme libre.
Solo por amor.

En su última cárcel, la de Alicante, emisarios de su otrora mentor, el obispo Luis Almarcha, le ofrecieron la salida de la cárcel, piso y pensión si renegaba de sus escritos y de su lucha. Miguel aún tuvo energía para escupirles en la cara que mil veces que naciera haría lo mismo. ¿Acaso creen que soy una puta que se vende por dinero?

El 28 de marzo de 1942, a las 5.30 de la mañana, con 31 años y unos meses, dejaron morir a aquel joven con «cara de patata recién sacada del surco».

Se le atribuyen como despedida, escrita en un trozo de papel, estas palabras:

Adiós camaradas, compañeros, amigos
Despedidme del sol y de los trigos.

Aunque no sintáis hoy mi sudor y mi jadeo a vuestro lado, podéis sentir estas palabras más de Miguel que mías en su recuerdo.

Un abrazo.

José Luis Simón Cámara.

250 km contra el cáncer

250kmcontraelcancer

Ya sólo queda un mes. El próximo 25 de Abril empezará la Racing the Planet Australia y allí estará Miguel, alias Merak, conviviendo con los lagartos del desierto.

o puede que con algún cocodrilo

Emilio Comunero le acompañará y Jesús me cuenta que Ana, de Carlet, también irá.

Merak nos explica, brevemente, qué es esta carrera:

«Esta carrera forma parte del conjunto de los cuatro desiertos organizado por Racing the Planet. (Atacama, Gobi, Sáhara y la Antártida, «el último desierto» le llaman. Australia es el quinto desierto, el desierto itinerante que se añade cada año y que en cada edición es distinto, así que será una de las pocas ocasiones para correr en las antípodas. La carrera discurrirá por el parque de Kununurra, en un entorno paradisíaco y lleno de dificultad.»

Él ha querido que su carrera tenga dos metas: en primer lugar, completando los 250 km (que ya es correr) y en segundo lugar, aunque más importante, ayudar a la Asociación Española Contra el Cáncer, vendiendo cada uno de los 250 km.

Si alguien quiere participar en su proyecto en este enlace encontraréis toda la información.

XVI Maratona di Roma (21-Marzo-2010)

Hola a todos/as

Bueno pues ya está, y mejor de lo esperado… 3.58 que me saben a gloria, ya que venía sin entrenar, sin ningún convencimiento de acabar, con una tos horrible y demás penurias que no os voy a cansar. Eso si ahora me duele todo, tengo las piernas que cualquier columna romana que me rodea es mucho más flexible… y supongo que mañana será peor…

Venga voy a ver si hago una croniquilla de la carrera… posiblemente la más extraña de mi vida por eso porque como no la he preparado pues como que me daba igual…

p3210605
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Ayer en la feria del corredor lo primero que hice fue preguntar a qué hora era la salida… hasta eso desconocía… bueno pues empieza a las 9, y como el hotel esta a 1 km sin prisas, desayuno a las 7.45 y para la salida… voy a llevar la bolsa al camión de guardarropa, cuando me doy cuenta que me he dejado el mp3, y sin música no me soporto así que venga me da tiempo voy a buscarlo… pero claro eso hace que llegue a la salida a las 8.50 y con 2 km en las piernas y hoy voy con las fuerzas justitas… más bien sin… pero bueno si solo quiero saber hasta donde llego…

El día es estupendo para correr, y el ambiente, ufff se sale cerca del Coliseo que es una maravilla, así que bueno que sea lo que tenga que ser… disparo y sin prisas a correr. Mi objetivo era salir a 6 o por ahí y comprobar si eso que siempre digo que hay un ritmo que puedo hacer muchos km se cumple, pero hay mucha gente y me van llevando, así que bueno a unos 5.30 pero va bien… tampoco voy marcando los km así que no tengo ni idea como vamos, pero sobre el Km 5 me encuentro a una chica del Ñ ultrafondo (Anna), dice que tampoco ha entrenado así que para no embalarme decido que me junto con ella hasta que no pueda más… y poco a poco seguimos pasando Km, en eso me pasa Ilicitanius, que va muy bien, me acerco a él le saludo pero me voy para atrás, que yo sé que no llego…

En el km 15 mis piernas me dicen que no hacen más, me empiezan a doler los muslos, pero sé que eso es que no he entrenado, así que por supuesto que se van a quejar, otra cosa que noto es que la uña del pie la voy a perder (yo que ya tenía todas curadas…), así que es el momento de decisión, pero como quiero probar hasta donde me puede llevar mi mente… seguimos…

Pasamos el Vaticano y la Plaza de San Pedro… lugar que visitaré mañana o pasado sin correr… todos son calles anchas y bueno excepto en las zonas de avituallamiento donde hay agobio el resto discurre sin problemas… El km 21 ya llega y pienso que llevo las piernas al jerez, que diferencia de preparar esto… pero bueno solo quiero saber hasta dónde llego…

Luego se va para una zona no especialmente bonita, más bien fea al lado de una carretera, pero como hay un río de gente hay que ir viendo quien te adelanta o a quien adelanto (de éstos muy pocos)…

En el km 28 voy ya muy justita, así que aviso a mi compi de carrera que ahí se me va a acabar el fuelle, pero lo intentaré… pasamos una plaza espectacular, que a ver si visito y se cual es… luego empieza lo «bueno», el adoquín pequeñito que hace que las piernas se quejen, y sobre todo los pies… pero por ahora mi rodilla no ha dicho ni mu… pasamos otra plaza con una fuente increíble (otro lugar para visitar) y en el km 37 hasta aquí hemos llegado, no puedo más pero como a cabezona no me ganan digo que bajo el ritmo pero no me paro… y pasamos por detrás de la Fontana de Trevi, que maravilla, ahora solo quedan 4 km y voy a llegar si o si… Pero en el 40 no sé qué me pasa que es como si de repente te quedas vacía… y lo siento pero a falta de 2 no puede ser… bajo más el ritmo pero no ando, y llego al 41 y como el cuerpo es muyyyyy raro, de repente salen las fuerzas viendo El Coliseo (justo ayer pensaba que madre mía la gente que lo hizo sin grúas y sin los avances de hoy y ahí está) así que por todos esas personas que han hecho cosas preciosas para que podamos admirarlas no sé porque acelero y hago el último km por debajo de 5… y entro en meta levantando los brazos, porque sé que es una marca para no sentirse muy orgullosa, pero dadas las circunstancias creo que es mi mejor crono…

Este maratón era una prueba de que a veces el cuerpo no puede pero la mente es más fuerte, de que hay ocasiones que aunque todo se ponga en contra es necesario demostrar que si se quiere se puede, que como digo muchas veces se puede si se pone el suficiente empeño.

Me he acordado mucho de vosotros/as y de gente que en este momento es importante en mi vida, gente que por no se sabe por qué razón entra en tu vida y con el simple hecho de saber que están ahí la vida se hace más feliz y agradable (gracias por los sms y las llamadas). Por eso os quiero dar a todos/as las gracias, porque nos une un mundo maravilloso de carreras y de la posibilidad que nos brinda de disfrutar con cada pasito que damos.

Pili

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
MAHAMUD ISIDRO PILAR MF40 03:58:03 4450 80

Enlaces sobre esta prueba

1ª Cursa per Muntanya “Serra Cortina” – Finestrat (21-Marzo-2010)

img_5960
Haz click en la foto para ver el álbum completo

Desde hace tiempo que le teníamos echado el ojo a esta prueba. No hacíamos más que animar al grupo a ver si «enganchábamos» a algún rutero ya que no se necesitaba estar federado, pero nada, ni por esas. Y eso que era imposible resistirse: un perfil que no parecía duro, al lado de casa y encima sin tener que madrugar.

Bueno pues al final hasta los del equipo «Ñ» estábamos en cuadro. Con Jesús, Pepe y Ramón de puente y Antoñito recuperándose de una torcedura de tobillo, nos habíamos quedado solos Edu y yo. Nos veíamos directamente en el lugar de la salida, el mismo que en la Subida al Puig Campana. Edu que está un poco «malito» por un virus de esos puñeteros, viene con Juanmi que al final le hará de escolta durante toda la carrera.

Unos 200 corredores para una carrera que se estrenaba, 20 km y unos 1.100 m de desnivel positivo acumulado, con itinerario alternativo de 14 km para caminantes. Hemos iniciado puntualmente la prueba con una ligera llovizna que no molestaba pero que no ha parado.

Unos primeros kilómetros de asfalto que se alternaban con pistas hasta que hemos llegado a la ladera norte de la sierra que da al Puig Campana. Allí se han alternado suaves ascensos y bajadas por una pinada que se podía hacer corriendo todo el rato con cierta facilidad. Tras el avituallamiento del km 7 iniciamos el ascenso. Es prolongado pero no muy duro. Una vez arriba recorremos toda la sierra en dirección oeste-este dejando a mano derecha la bahía de Benidorm que se veía bien a pesar de lo nublado del día. Abajo Terra Mítica.

Cerca del final de la sierra se encuentra el avituallamiento del km 12 y después un pequeña pero empinada subida por donde nos cruzamos con los corredores que vuelven. A continuación empieza la parte más técnica de la carrera, un descenso de unos 200 m en menos de un kilómetro para a continuación volver a subir hasta el avituallamiento que habíamos dejado pero esta vez ya en el km 14,5. Los últimos cinco kilómetros se hacen por el mismo camino del inicio.

Una carrera chula, muy bien organizada e ideal para iniciarse en las carreras de montaña. En la meta un avituallamiento en plan barra libre para corredores, caminantes y acompañantes. Un diez para la organización: voluntarios en todos los cruces, el recorrido perfecto, bien marcado, divertido y variado y que con una inscripción de 10 € demuestra que se pueden hacer pruebas con una buena atención al corredor popular, hasta me ha tocado un vale de Runningteam en un sorteo. Creo que es la primera vez que me toca algo 🙂

Pues eso, hay que dejar hueco en el calendario para esta prueba para la temporada que viene y a ver si tenemos más éxito en la convocatoria y atraemos a algún incauto.

 

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
APARICIO GARCÍA, JUAN MANUEL Veterans Masculí 2:22:50 122 50
QUILES BELDA, EDUARDO Senior Masculí 2:36:54 166 86
RICO CUADRADO, JUAN MIGUEL Senior Masculí 2:36:54 167 87

Enlaces sobre esta prueba

1ª Carrera de Montaña Villa de Jávea (19-Marzo-2010)

100_7169a
Haz click en la foto para ver el álbum completo

El viernes día 19 de marzo asistí en nombre de «A to trapo» a esta carrera de montaña que se organizaba por primera vez.

Fueron 14 km que transcurrieron por zona de montaña y por algún camino de asfalto.

El ambiente agradable, un día magnífico para correr y disfrutar de la montaña. Un total de 200 participantes con una organización voluntariosa sin grandes fallos, que disfrutamos de un itinerario que tenia 2 grandes subidas para alcanzar la parte alta de la montaña con bajada a nivel del mar y al regreso de nuevo subida hasta la Torre de Gerro.

Las vistas que se divisaban desde lo alto eran un premio al esfuerzo, tras la subida inicial muy exigente, y sin mucho tiempo de recuperación iniciamos una bajada trepidante hasta el nivel del mar, llegando a una zona de costa exclusiva, tiempo para tomar un agua y subir hasta la Torre de Gerro con una pendiente al alcance de unos pocos. Tramo por monte con vegetación mediterránea. Tras ello la meta y el relax

Asistimos mi cuñado José Miguel y yo mismo, los tiempo en 1h 25min mi cuñado, yo tuve un problema con unas ampollas en los pies y me fui al 1h 45 min.

Prueba recomendable.

Roberto

Enlaces sobre esta prueba