La Sagra SkyRace – La Puebla de Don Fadrique (14-Septiembre-2014)

Esta mañana temprano he salido a correr, a correr por correr. El sol aún no despuntaba en el horizonte y el frescor de la mañana, cual bálsamo curativo, me ha aliviado un poco el dolor de las piernas.

Me duelen las piernas.

Esta mañana mientras corría he recordado una historia que me contaron el pasado fin de semana.

IMG_6374Hay una leyenda que habla de una montaña sagrada.

Cuenta una leyenda que existe una montaña alta, altiva diríase, majestuosa, dura, rocosa, fruto de 25 millones de años de trabajo de la naturaleza.

Dice la leyenda que existe una cumbre solitaria hecha de calizas, sembrada de simas y cárcavas que celosa guarda en sus entrañas el secreto de su origen. Dicen que los manantiales que de ella surgen no son sino señuelos para atraer a los incautos que por allí se aventuran.

La leyenda cuenta que los densos bosques que llevan a su cumbre son intrincados laberintos ideados para alimentarse de los valientes que en ellos se pierden.

Existe una leyenda que dice que los barrancos, las pendientes pedregosas y las rocas con filos como cuchillas son trampas mortales para aquellos que consiguen bajar su cumbre.

Esta leyenda dice que el pasado domingo un grupo de osados se dignó a aceptar el reto, se atrevieron a atacar los 2.383 metros que llevan a su cima, subieron la montaña sagrada de La Sagra.

La Sagra es un hito blanco, imponente, desnudo, visible desde muy lejos. La Sagra es un ente vivo que se alimenta del aliento y la fuerza de los corredores de montaña, se nutre de los fuertes. Yo he sido testigo de ello.

IMG_20140914_175619La Sagra Skyrace tiene como punto de partida la bonita localidad de La Puebla de Don Fadrique, al norte de la provincia de Granada. Por delante, 42 km de auténtica aventura.

La expedición A To Trapo nunca necesita guiones ni organización previa, cada uno conoce bien su papel y lo desempeña como mejor puede, en La Sagra Skyrace, maratón de montaña, de las duras, se volvió a triunfar.

El pasado domingo Abel fue nuestro ariete, una punta de lanza que abría camino como sólo él sabe hacerlo, rápido, fuerte, en silencio. Pronto se fue hacia delante con los grandes, con el resto de grandes, con los que se encargaron de despertar la furia del gigante que dormía. Abel fue horadando el terreno, marcando con su sudor la senda que durante más de 20 km me dispuse a seguir como un sabueso que husmea en busca de su amo. Abel, como soldado de infantería, de los buenos, luchó, sacrificó su integridad para que el convoy que le seguía tuviera un viaje seguro hasta que un fatal traspié dio con sus huesos sobre una piedra traicionera que le chascó el costado y allí quedó maltrecho. Abatido lo encontré, dolido más en el orgullo que en su apalizado cuerpo pero sonriente, como siempre, dándome el relevo que no pude retener por mucho tiempo. La montaña es dura y mi amigo el asfalto no me ayuda en estos menesteres.

Al poco rato, como digo, me alcanzó el Sargento Primero que con su riñonera minimalista y un kit básico de supervivencia tomó el testigo y se lanzó a por todas como un gamo. Antonio es así, duro como el pedernal. Mientras lo vi alejándose, mimetizándose con los romeros no pude sino quedar satisfecho ya que el legado quedaba en muy buenas manos.

IMG_6388Allí andaba yo (a veces más literalmente de lo que hubiera querido), subiendo y bajando, lo peor ya había pasado cuando de pronto sentí como una ráfaga de aire tibio me adelantaba por mi izquierda, elegante como no puede ser de otra manera, aparentando ligereza y frescura, trasmitiendo serenidad. El gran Capitán me pasó por la izquierda e incluso me lanzó un cabo al que me así con firmeza hasta que tuve que dejarlo ir. Juanma es duro, Juanma es como “la mimbre” que diría la canción, se bambolea al aire pero se mantiene firme.

La última subida no fue tan dura como esperábamos, ya no podía tocarse más alto. Cual Sísifos, nos limitamos a coronar la misma cima que al principio de la jornada con nuestras fuerzas ya mermadas y nuestras cargas a las espaldas. Ya sólo quedaba volver al punto de partida en un descenso que se atragantaba entre polvo y altas temperaturas.

José Pablo venía por detrás y sólo espero que mis huellas al menos le sirvieran para aliviar un poco la faena. A la postre lo pude ver fresco, tranquilo, parecía haber disfrutado del castigo que se había auto impuesto. José Pablo disfrutó, se le veía feliz.

Nos hallábamos entonces remendando nuestras heridas, esperando en meta la llegada del resto de valientes cuando por fin vimos aparecer al Capitán General con su GPS última generación en forma de pinza con el que había estado haciendo seguimiento de su gente en todo momento. Se le veía satisfecho, tranquilo, apenas cansado y sonriente como siempre. Cuando llega Jesús no queda hueco para el pesimismo.

de JuliánLisardo fue el último en llegar, estoy seguro que porque así lo quiso. Esta vez se limitó a asegurarse de que nadie quedaba atrás. Como en él es habitual luchó hasta el final y eso lo hace muy grande. Lo difícil en estos casos es seguir hasta meta cuando sientes que ese día te has quedado solo, cuando notas que algo no va bien. Lisardo tiene un diccionario en su casa, yo lo he visto, en él la página 4 no existe, alguien la arrancó en su día. La palabra “abandono” no está, no existe en su diccionario.

La Sagra Skyrace me ha supuesto una experiencia que en pocas carreras he sentido, ha sido larga y muy exigente. He participado en carreras de montaña con más desnivel o incluso más duras pero ninguna me ha castigado tan fuerte. Las montañas que subimos –y bajamos- unidas a las altas temperaturas y a la falta de hidratación me dejaron hecho jirones.

Cuarenta y ocho horas después me duelen las piernas como si dentro de ellas me hubiera traído algo de aquellas tierras, algo que no era mío pero que estoy seguro se terminará diluyendo para formar parte de mí. Desde el pasado domingo soy un poco más feliz sabiendo que casi a hurtadillas, pudimos robar a la montaña sagrada algo de su esencia que nos ha hecho más fuertes.

Desde entonces la leyenda que me contaron ha cambiado, estoy seguro.

Enhorabuena A To Trapo.

Julián.

También podéis leer la crónica de Abel en su blog «Diario de un corredor invisible»

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Antonio MASTER-M 7:14:26 142 7
Juanma MASTER-M 7:14:26 142 7
Julián VETERANO 7:23:16 156 47
José Pablo VETERANO 7:33:15 172 51
Jesús MASTER-M 8:03:58 208 12
Lisardo MASTER-M 8:54:49 234 16

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 5 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

Ruta nocturna por la Sierra de Aitana (7-Septiembre-2014)

El pasado 6 de Septiembre, amparados por la luna llena once esforzados componentes de A TO TRAPO – grupo Ñ, disfrutamos de una singular aventura nocturna por el techo de nuestra provincia y capitaneados por Juanma y su GPS, reconocimos una parte del que será el itinerario del Desafío Lurbel Aitana – Puig Campana del próximo 9 de Noviembre. Esta es la crónica de la carrera.

IMG_6327Once sonámbulos (Juanma, Josemi, Carlos, Ramonet, Sergio, José Antonio, David, Gosa, Jose Pablo, Jesús Jurado y Jesús Santana) nos hemos caído de la cama y nos vemos en el Punto de Encuentro a las 24h para poner rumbo a Sella y correr por la montaña.

Llegamos a la Font de l’Alcántara para comenzar a trotar eso de la una menos cuarto con un frescorcillo muy agradable, que se agradece después de los calores que estamos pasando en casa. Tras unos metros de asfalto entramos al Barranc de l’Arc pasando junto al solitario refugio y la imponente pared del Divino. La ruta discurre por cómodas pistas de tierra hasta el primer susto de la noche es la fuerte subida al Port del Comptador, donde hacemos la primera parada para reagruparnos y recuperar el aliento. A un lado vemos la fantasmal silueta del Cabeçò d’Or y al otro las luces de los pueblos de la Vall de Guadalest. Aquí desechamos subir a la cresta de Penya Roc por la noche para evitar cualquier resbalón o accidente y bajamos a la Font del Pí para buscar una alternativa más segura.

IMG_6323Buscando el track misterioso, ahora campo a través, ahora por un canchal o un bancal, encontramos por fin el buen camino. Después de esta pequeña “senda del jabalí”, imprescindible para cualquier aventura montañera, enfilamos por la zona del Partagás hacia la ascensión del Aitana. Atravesamos la Font de la Noguera y la de Forata y abrevamos en ellas. Desde aquí después de algunas dudas, por no hacer caso a Josemi, cogemos la vía directa a la cima que por un barranquito de gran pendiente nos lleva a las mismísmas antenas y a la cumbre de Aitana (1.558 m). Pese a ser de noche la vista es maravillosa y se percibe muy claramente la silueta de “la trilogía” Puig – Ponoig – Cavall (primera parte del desafío Lurbel).

Desde aquí cresteamos por toda la cima de Aitana, pasando por las Simas de Partagás y la Penya Alta y descendiedo al Collado de Tagarina. Ya llevamos un buen tute y la parte final del cresteo – descenso se hace pesadita. José Antonio, muy valiente y debutante en estas lides, no lleva el calzado adecuado y se va quedando atrás. Ramonet y Gosa son sus ángeles de la guarda que le guían y acompañan hasta reagruparnos. Mientras hacemos tiempo, apagamos las frontales y contemplamos las estrellas sobrecogidos. ¡Qué afortunados somos de estar aquí robándole horas al sueño! Qué suerte para David que saliese a bajar la basura y la cosa se fuese liando hasta aquí, qué bien para Sergio estar tan fuerte en su debut de larga distancia (si sigue así habrá que hacerle controles anti doping).

IMG_6341Corremos por la pista de Tagarina quemando más gasolina y más kilómetros hasta un cruce donde nos dividimos: José Antonio va hecho migas y David se ofrece a acompañarlo bajando hasta la carretera Sella – Tudons, el resto afrontamos la última subida al Alt de la Penya de Sella (1.104 m) y un descenso bastante técnico y más que vertiginoso hasta el pueblo de Sella. Por suerte amanece y lo bajamos con luz, pero seguramente en Noviembre nos toque bajarlo a oscuras, (ya que será más o menos el km 65). No podemos evitar pensar también que desde aquí, aún nos faltarán (en Noviembre) 20 km de tour turística por Orxeta y Finestrat. Pero por suerte estamos en Septiembre, y ya casi estamos llegando. Cruzamos Sella como exhalaciones y después de casi 7 horas de actividad y casi 36 km vamos llegando a la poza de la Font de l’Alcántara para disfrutar de un revitalizante remojón en agua fría. Gosa y Jesús (yo) antes del chapuzón vamos a rescatar a José Antonio y a David de su odisea por la carretera.

Finalizamos con un desayuno como Dios manda en un bareto de toda la vida (Casa Mercedes), comentando futuros proyectos y carreras, y es que así somos… no hemos acabado una y ya estamos planeando la siguiente.

[Puedes encontrar el track original de este tramo del UTAPC en Wikiloc]

Este es el recorrido y el perfil que hicimos nosotros registrado con un Garmin Forerunner 210. Las marcas aparecen cada 5 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.

No puede ser

No puede ser tanta locura. Unos se pasan a cuchillo, como hace no sé cuántos siglos en la noche de los cuchillos largos los católicos a los hugonotes, pero ahora ante las cámaras, otros, hace unos años y, también ante las cámaras, retransmitiendo la madre de todas las batallas, dejan caer miles y miles de bombas para destruir las armas de destrucción masiva que resultaron tanques de cartón piedra a los que tan acostumbrados estaban en Hollywood, pero destruyendo muchas vidas humanas. ¿Cuándo acabará esta locura? La espiral está desatada. Unos lanzan bombas y otros cortan cuellos. ¿Tendrá que durar esta tragedia hasta que queden bombas o hasta que queden cuellos? Está claro que los dioses, cualesquiera de ellos, los de cualquiera de los bandos, no saben o no quieren o no pueden poner fin a tanta sangre. No sería la primera vez en la historia que piden, insaciables, sacrificios humanos. Pero ahora ya no solo de una joven doncella o de un apuesto varón, ahora necesitan multitudes, tanta es su ansia de sangre. Tampoco se trata de fijar unos espacios para cada grupo de creyentes, como si las religiones fueran razas o lenguas o culturas o banderas. ¿Dónde se instalarían los que no reivindican religiones, lenguas, razas, culturas o banderas excluyentes? ¿Acaso el ser humano, desprovisto de estos atributos, no existe como tal? ¿No podríamos hacer un intento de prescindir de todos esos elementos diferenciadores para intentar ser simplemente felices? ¿Qué mayor placer que pasear entre gentes distintas sin ninguna restricción al movimiento, parándose a descansar bajo la sombra de un ciprés, de un abeto, de una palmera o de un baobab? ¿Es acaso necesario para eso profesar una religión, hablar una lengua, exhibir una raza, restregar una cultura o enarbolar una bandera? Aún he conocido yo en mi pueblo a gente que ha vivido su vida sin carnet. Y hasta ha podido morirse sin ese papel tan importante. También es verdad que sé de otros que no han podido certificar su vida por falta del mismo papel. La estupidez humana no tiene límites y, como decía Bernanos, “la cólera de los imbéciles llena la tierra”. Si ahora yo dijera que solo el amor puede salvarnos de esta dinámica infernal, posiblemente arrancaría una carcajada de escepticismo de vuestra garganta. Pero imaginaros que digo que es el odio el único que puede hacerlo. Quizá se os helara la carcajada inicial, sabedores de que esa es por ahora la única y fracasada solución que se aplica y no hace más que ahondar en la espiral de violencia. Miremos el resultado de esa terapia entre palestinos e israelíes. Ya se mataban hace miles de años los judíos y los filisteos, los sumerios y los acadios, los…Los hombres son la raza más violenta de cuantas pueblan la tierra. Quizá un diluvio que nos haga flotar ahogados como pececillos traídos y llevados por el movimiento de las aguas consiga arrancar las ansias de venganza que parece ser consustancial a la estupidez humana. Mientras tanto, si hay que mancharse las manos para impedir que los intolerantes apliquen su ley contra todos los que no piensan como ellos tendremos que manchárnoslas porque nadie puede imponernos a la fuerza ninguna visión del mundo. ¿Acaso no habíamos conseguido, después de muchos siglos, estar de acuerdo en que somos seres libres?

José Luis Simón Cámara.
San Juan. 3 de septiembre de 2014.

Fernando´s Birthday

Eran casi las 10 de la noche, del viernes 5 de Septiembre.

Un grupo de amigos, unos 50 en total, charlábamos animadamente con música suave al fondo, en la amplia terraza del Mesón San Vicente… La temperatura era ideal, el entorno, magnífico.

De pronto alguien chista!… ¡que vienen!. Y se hace el silencio.

Y por el fondo de la terraza aparece Fernado, «Fer el Pelu», y su íntimo amigo Julio, con sus respectivas, mientras todos nos escondíamos de su ángulo de visión todo lo que podíamos…

Hasta que la evidencia hizo imposible ocultamos más, y sonó un estruendoso aplauso, ante la cara de sorpresa de los dos chavales y la sonrisa cómplice de sus santas.

12La cara de Fernandito era un poema, entre la sorpresa y el susto, porque aquello era realmente un fiestorro por todo lo alto.

Llevaba días, casi semanas, mosqueado porque no se le estaba dando la trascendencia que él pensaba que debía de tener el que un personaje de su talla cumpliera medio siglo…..¡perdón!, quiero decir 50 primaveras, je,je,je
Emoji_1F601

Y ya los últimos días estaba hasta pesadito con el tema, y amenazando con irse de casa con lo puesto.

Pero su santa, su Mari, que es mu lista, y mu cuca, trabajaba en silencio, llamando a unos y a otros para que acudiéramos a darle la sorpresa. E intentando que él no notara nada. Y no perder los nervios con los pesadito que estaba el Fer.

Y finalmente, allí estábamos todos, para celebrar sus 50 ¿primaveras?, bueno, dejémoslo en primaveras, como él se merece. Él y su intimo amigo de toda la vida, Julio, que también alcanzó tan provecta edad un día antes que él. ¡Menuda coincidencia!

Y aquello fue un fiestorro, pero un fiestorro de narices, porque Mari no se pone pa cuatro canapés y una litrona a repartir. Ella lo organizó a lo grande… como Fernandito se merece, pese a lo mosqueón y lo pesadito que se llegó a poner…

3Y así, entre risas, birras, canapés, más birrias, y más canapés, fue pasando la noche, con un Fernando eufórico, saludando de corrillo en corrillo, y haciéndose fotos con todo el que se lo pedía, como un Brad Pitt cualquiera… ¡porque hasta una pared para el photoshop le habían organizado!

En un momento dado, nuestro Presi, el ínclito Jesús Jurado, quiso decir unas palabras (ya conocéis su pico de oro, y su gracia para moverlo y largar por esa boquita), y sacó un trabajado discurso que había escrito (los años ya no perdonan, y la memoria a veces juega malas pasadas) en una clásica hoja de pergamino y, en el trabajado castellano antiguo que suele gastar Jesús en las ocasiones importantes, leyó unas emotivas palabras, que nos hicieron saltar las lágrimas a todos, incluído el homenajeado, que tuvo que tomar asiento ante su evidente temblor de piernas por la emoción del momento….. Un momento sublime, ¡Inolvidable!

4A continuación, y haciendo uso de su proverbial e inagotable verborrea, le hizo también entrega de una foto conmemorativa de la última «Sandía Night», momento emblemático donde los haya en la historia de A To Trapo, bellamente enmarcado en un portarretratos de trabajada artesanía antigua
Emoji_1F602

5La salva de aplausos que siguió al emotivo momento, todavía resuena en mis oídos, y en lo más profundo de mi corazón. Era una noche de emociones fuertes.

Cuando los presentes se recuperaron de la emoción, y pudieron enjugar finalmente sus lágrimas, ambos homenajeados, Fernandito y su amigo Julio, junto con todos los presentes, pudimos contemplar -y esta vez sí que lo digo en serio- un emotivo vídeo que les habían confeccionado, con varias docenas de fotos que se retrotraían a hace un montón de años, cuando ambos, chavales casi, comenzaron su inmarchitable amistad.

Y ahí sí que tengo que reconocer que, un servidor, se emocionó, porque el vídeo estaba muy muy trabajado y mostraba el ímprobo trabajo que han hecho sus seres queridos para recuperar los momentos más significados de su larga y profunda amistad. A mi entender, ése y no otro, fue el mejor regalo que le hicieron a ambos, y no sería porque no les hicieron regalos, que, ¡caramba!, que rumbo y que poderío había allí. Pa que luego digan que hay crisis!!.

A continuación vinieron las fotos de rigor, con Fernando sentado en un silloncejo, cual patriarca gitano, y todos nosotros alrededor, rindiendo pleitesía…

67En un momento dado, y cuando hacía largo rato que la hora de Cenicienta había cumplido, el Presi, me pidió que le acompañara a su vehículo oficial, que le esperaba en el parking de autoridades, porque dado su inseguro andar, no se atrevía a ir solo hasta él… Circunstancia que aproveché yo también para retirarme a mis aposentos, porque al día siguiente tenía entreno a primera hora, y uno ya necesita un mínimo de horas de descanso si quiere rendir, aunque sea mínimamente.

Mientras, el jolgorio y la fiesta continuaron hasta que el cuerpo aguantó, lo que, a la vista de los cuerpos allí presentes, debió de ser largo y muy cumplido…

En la foto que os pongo a continuación podéis ver como iban ya los compadres antes de empezar con los güisquis… je,je,je

Emoji_1F602

8Por último, el Presi, antes de retirarse definitivamente (que no a su retiro definitivo, ¡Por Dios!), me dio una última instrucción con imperiosa voz: «La crónica la haces tú». La rotundidad de su tono me impidió siquiera rechistar a tan tajante orden.

Y aquí tenéis el resultado. Espero que os haya gustado.

Porque, si algo tiene bueno el Presi ¡es el piquito!, pero si algo tengo bueno yo, ¡es la pluma!

Dicho queda. Emoji_1F61C

José María Galera

Todas las fotos y vídeos del evento

III Trail&Climb Fira de Tots Sants, Circuit Xitxarra Trail – Cocentaina (7-Septiembre-2014)

Tener un blog está muy bien. Es un espacio personal donde poder recoger experiencias personales en forma de pensamientos escritos, fotografías, vídeos, etc., sobre cualquier tema en particular que nos guste o interese. Pero también puede llegar a ocurrir que no nos apetezca demasiado escribir o correr (como es el caso) … y que el paso del verano (que no termina de irse) se note y nos haga a todos sentirnos algo bajos de forma física y motivación. Una motivación esencial (para casi todo lo que se haga en la vida), y que de momento no aparece pero ahí vamos… en su búsqueda y captura.

2014-09-07 09.19.00Amanecía un día bastante caluroso en Cocentaina para celebrar esta tercera prueba del circuito Xitxarra Trail tras las vacaciones estivales, con unos 420 participantes en una carrera de 19 km y 1.700 metros de desnivel total acumulado, que transcurrirían por el entorno natural de la sierra de Mariola, y muy cerca del nevero de Agres y el refugio del Montcabrer.

Reunión de Pollitrapos y allí estábamos Verena, Jose Antonio, Raúl, Emilio, Miguel y yo. Llegamos muy pronto y aplazaron la salida media hora, con lo que el calor se acentuaría aún más. Muchos amigos y gente sensacional conocida, que al final resultan ser lo mejor en este tipo de actividades y encuentros siempre.

Pistoletazo de salida y a mantener un ritmo cómodo en llano hasta Muro de Alcoy y el km 6, que empezaría la subida.

Alcanzo a Miguel y Emilio, primer avituallamiento y Miguel se nos escapa como ya sabíamos.

Andar y a dosificar con tranquilidad, pero sudando de lo lindo y llevando un ritmo muy similar a Ana de los Machacapiedras, esa gran corredora de montaña a la que me mantendría pegado intercambiando ritmos, avituallamientos, subidas y bajadas prácticamente hasta la línea de meta.

Segundo avituallamiento y ya bebiendo mucho líquido pues apretaba el sol.

Km 10-12 y en la parte más alta de la carrera. Ahora hacia abajo y aunque pretendo moderar aprieto, disfrutando como siempre más la bajada que la subida.

Saludo a mi amigo Jose de Onsen Runners y Javi de Alicante, a los cuales adelanto pero tengo muy cerquita.

Ana está fuerte y la tengo encima. Esta vez no lleva un jamón a cuestas como en la carrera de Banyeres y no le consigo sacar tanta ventaja. Mantengo el ritmo y cuando queda el último kilómetro, en el 18, la dejo pasar, y decido relajarme.

Mirar a mi alrededor, ver el paisaje, sentirme afortunado aunque algo cansado, oxigenarrr … y sonreir a los niños que salían a tu paso para que les dieras la mano y compartir por un instante su ilusión, al igual que en Benasque …

Entrada a meta en 02:03:19, a solo minuto y medio de Miguel que casi lo pillo jeje, 42 en la General y 26 en mi Categoría, si bien tengo muy asumido que tanto tiempos como clasificaciones son algo relativo y carecen de importancia cuando no has disfrutado plenamente o no te encuentras a tope de tu nivel de forma física y mental.

Hubieron un par de sustos con protección civil de por medio, un dedo roto y algún desmayo por esa mezcla explosiva entre esfuerzo y calor… que afortunadamente no fueron a mayores y con el ejemplo también de María Ángeles Sirvent, que se paró a ayudar a una corredora que no se encontraba muy bien esperando a que llegara la organización, mostrándonos como hay que comportarse en la montaña y lo que hay que hacer en todo momento, dejando la carrera y la competitividad a un segundo plano, sacrificando un primer puesto de veterana que no le importaba lo más mínimo y es ahí donde yo me quito el sombrero: por personas como ella que van a la montaña para disfrutarla en su pura esencia como propósito principal, sin que ese veneno de la competitividad les eche a perder su magia, personalidad y carisma.

Enorme Maria Ángeles, y desde aquí ojalá que te lean para que cunda el ejemplo de hoy entre todos y en el futuro.

Como punto negativo quizá, avituallamientos que se quedaron sin agua y dejaron con sed a muchos corredores que… ¿no tienen derecho a refrescarse por haber llegado un poco más tarde que los primeros? Seguro que solo fue un error de cálculo y que, unido al sofocante calor, hizo que se consumiera más agua de la prevista, pero aun así son fallos que toda organización debe tener muy muy presentes para tenerlo controlado y que no vuelva a suceder en próximas ediciones.

En fin, que buscando la ilusión y la motivación poco a poco, deseando que llegue ese otoño con la consiguiente bajada de la temperatura para poder correr más y mejor, y sumando kms a modo de entreno para ese desafío lurbel en la subida a La Sagra del próximo domingo.

¡Que no nos pase ná!

Un fuerte abrazo a todos y hasta la próxima cita.


Del blog de Abel «Diario de un corredor invisible»

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Abel SENIOR M 2:03:09 42 26
Verena SENIOR F 2:39:54 243 7

[Puedes descargar este track en formato GPX y KMZ]

Este es el recorrido y el perfil registrado con un Garmin Forerunner 310XT. Las marcas aparecen cada 4 kilómetros.

El perfil está dibujado con el programa Perfils. Haz clic sobre la imagen para ampliarlo.