I Circuito Trail La Marina

A caballo entre los últimos meses de 2018 y estos primeros de 2019, se ha celebrado la primera edición del Circuito Trail La Marina. Once carreras de montaña con distancias entre 20 y 28 km y desniveles positivos entre los 900 y 1400 m.

Después de estar tiempo sin hacer montaña, mi plan era aprovechar estas carreras para recuperar la forma y la técnica -¡qué rápido que se pierden y cuanto cuestan de recuperar!-, que me permitiera afrontar más adelante algún reto de mayor envergadura  (Confrides, Camins de Cabres, ¡¿Botamarges?!, …). Pues con esa motivación y también con bastante incertidumbre por no saber como me iba a responder el tendón de aquiles todavía pachucho, me lío la manta a la cabeza y me apunto al circuito.

No es una zona nueva para la gente de A to trapo. Por allí hemos participado en muchas maratones de Gata y todos los años hacemos la Serra d’Oltà en Calp, sin olvidar la Perimetral de Benissa que también es una clásica en nuestro calendario.

Pero para los que no conozcais esa zona comentaros que es un lujo poder disfrutar de esos parajes que tenemos tan cerca. En cuanto alcanzas una cumbre puedes divisar el mar y, entre el Montgó y la Sierra de Bernia, toda la serranía formada por esos montes, allí les llaman tossals, que son la entrada a los valles más interiores de la provincia, Laguar, Gallinera, Pop, ….

El terreno es muy pedregoso, de una roca caliza que parece que crezca entre la tierra roja, en forma de lascas puntiagudas o de rocalla llena de agujeros. La vegetación más abundante es el matorral bajo aunque hemos corrido por bosques de pinos y hasta por zonas de umbría con helechos. Quizás sea el margalló el que se lleva la palma en cuanto a arbusto típico de esta zona. Otro elemento característico del paisaje, esta vez de la mano del hombre, son los bancales que los moriscos construyeron para ganarle un poco de terreno a las pendientes y poder plantar una hilera de almendros, olivos o cerezos. Desde hace siglos ya abandonados, hacen que las colinas tengan ese aspecto de jardín escalonado.

Volviendo a lo que os comentaba del circuito, un total de once pruebas, más o menos una cada dos semanas: Xaló, Pego, Gata, Calp, Callosa d’Ensarriá, Llíber, Pedreguer, Ondara, Benissa, Benialí y Senija. Aquí podéis ver por donde han discurrido:

En total más de 250 km y 12.000 m de desnivel positivo acumulado. No me voy a detener en contaros cada prueba porque sería interminable y tremendamente aburrido, además, de alguna de las pruebas ya hicimos crónica en su momento (Serra d’Oltà, Almedia trail, Arrapapedres), pero si comentaros algunos detalles del circuito.

Con José Pablo he tenido la suerte de compartir muchas de ellas. Hemos tenido lluvia, frío a veces, en otra, con Edu, casi salimos volando del ventarrón que nos hizo, pero en general hemos tenido muy buen tiempo y cielos despejados como podréis ver en las fotos del álbum.

Hemos conquistado castillos, escalado «gigantes de piedra», trepado con cuerdas, arañado piedras, corrido sobre el canto rodado de los cauces, lijado las zapatillas en bajadas interminables, discurrido por caminos de bandoleros y también le hemos pegado patadas a muchas piedras lo que nos ha supuesto algún que otro barrigazo.

Alguna sorpresa nos hemos llevado, como encontrarnos que una carrera de 20 km se convertía de repente en una de 24 con una subida en el km 19 a un castillo que aquello parecía Mordor. O que una semana después volvías subir a Mordor pero por otro sitio.

Gran participación en todas las carreras pues los organizadores, con muy buena idea, incluían una carrera más corta, de unos 14-15 km, y también a veces un recorrido para senderistas, así que fácil nos ecnontrábamos con cerca de 400 participantes en todas las modalidades.

Mucha competencia y un nivel muy alto en todas las categorías. En la de máster masculino, por ejemplo, al final hemos sido más de 40 corredores los que hemos terminado siete de las pruebas que era el mínimo necesario para puntuar en la clasificación final del circuito.

En cuanto a la organización, todas las pruebas de notable para arriba. Bien los recorridos y los marcajes, avituallamientos cumplidos y los de final de carrera como para volver a casa con más calorías que las que gastaste. Gran parte del éxito de estas pruebas ha sido mérito de los voluntarios que han estado en la entrega de dorsales, en el reparto de las bolsas a los corredores, en los avituallamientos y en algunos sitios de los recorridos para evitar despistes o advertir a los corredores de algún tramo complicado.

Como colofón de este primer circuito de Trail de La Marina, el 3 de mayo se celebró en Calp la gala de clausura donde se hizo entrega de un obsequio conmemorativo a los organizadores y patrocinadores de cada una de las pruebas. También recibimos un obsequio los participantes que terminamos todas las pruebas del circuito y por último se dieron los premios a los ganadores individuales y por equipos.

Felicitar a los organizadores por esta iniciativa, agradecerles el trabajo que han hecho para que este primera edición haya salido tan bien y animarles para que preparen una segunda edición de este circuito.

Enlaces sobre esta prueba

Clasificación final del circuito

Nombre Categoría Carreras Puesto General Puesto Categoría
Juanma MASTER M 11 55 12

I Trail Nocturn Lluna d’Oltà (8-Julio-2017)

Carrera veraniega patrocinada por el Ajuntament de Calp y organizada por el Grup de Muntanya de Calp, con 15 km y 500 m de desnivel positivo por la serra d’Oltà. Nos inscribimos en el último momento Ángel, David y yo. La carrera es nocturna, así que desempolvo el frontal que hacía por lo menos dos años que no utilizaba ¡qué barbaridad, si antes casi que no me lo quitaba! En fin, es lo que hay.

Llegamos a Calp, aparcamos cerca del pabellón deportivo y nos acercamos a la playa desde donde sale la carrera, a recoger los dorsales. Mucha animación en el paseo marítimo, las terrazas a tope de gente que mira con curiosidad que es lo que se trama en la arena. Saludamos a la gente de Calp y a David de Mychip. Julián me cuenta el recorrido por donde va a ir la carrera que es distinto al que yo me imaginaba, saliendo hacia el oeste y recorriendo la sierra, sin llegar a la cumbre, para bajar por donde transcurre la Mitja Marató.

Empieza a anochecer y la luna llena se asoma ya por el peñón. Tomamos la salida unos 200 corredores, los primeros metros por la arena para enseguida meternos en el asfalto y atravesar la zona de urbanizaciones, casas y chalets de veraneo de esa parte de Calp. A David y Ángel los veo ya lejos en el primer kilómetro, están a tope con la preparación del UTMB ¡échales un galgo!. Mi idea es hacer la carrera tranquilo, en plan entrenamiento, intentar correr lo que se pueda y sin muchas más pretensiones.

El recorrido por la sierra es prácticamente todo por pista, sencillo pues aunque hay premios y todo eso, el planteamiento de la prueba es más lúdico que competitivo, aunque los primeros siempre van a saco. Vamos por la ladera d’Oltà que da al Morro de Toix, todo iluminado por las luces de los chalets que cubren la ladera. Poco a poco vamos girando hacia la derecha, pasamos por la ermita, que es la parte más alta de la carrera para enseguida empezar a bajar por el recorrido de la mitja marató. Cruzamos las vías del tren, la nacional por debajo por el túnel estrecho de siempre y ya los últimos kilómetros por el cauce del barranco, hasta llegar de nuevo a la playa. Allí ya llevan esperando un buen rato David y Ángel, -han hecho un carrerón-, dando buena cuenta del avituallamiento final, bien cumplido, que nos ha preparado la organización.

Tras la ducha reparadora en el pabellón, volvemos a San Juan a una hora muy prudente.

Bien la carrera y la organización en esta primera edición.

Recomendable desde luego.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Pirri 1:23:11 32
David G. 1:23:12 33
Juanma MASTER-M 1:45:37 135 13

IV BellúsTrail Mountain (11-Junio-2017)

Al Trail de Bellús le había echado el ojo hacía tiempo para finalizar la temporada. Me apetecía correr por esa zona que conocía de entrenamientos, de la maratón de Camins de Cabres y la Yaincoa Trail pero que curiosamente siempre había hecho de noche. Me termino de decidir en el útimo momento -como últimamente- cuando me enteré que el amigo Alberto se había inscrito. Él se ha decantado por la opción Sprint Trail de 12,6 km pero a mí las pruebas cortas no me terminan de convencer y prefiero hacer el trail de 24,4 km y 1000 m+ aunque sé que me sobran unos kilómetros y me faltan entrenamientos así que me inscribo con esa idea, ir acumulando volumen para más adelante.

Bellús está cerca de Xàtiva, al pie de una serranía de montes bajos, al lado del pantano al que da su nombre y que alimenta el río Albaida para el regadío del valle que queda al norte del Benicadell. Me encuentro a Alberto y saludo a Mercedes de Tavernes y a Jose del equipo Willie. Seremos poco más de cien corredores en el trail los que llenamos la plaza del ayuntamiento y que, tras unas palabras de la alcadesa, tomamos la salida a las 8:00.

Salimos del pueblo hacia el sur dejando a nuestra derecha la famosa «colina de la hamburguesa», algún día me enteraré de por qué la llaman así. Los tres primeros kilómetros son por asfalto y pista hasta que cogemos el lecho seco de un riachuelo e iniciamos las primera de las cuatro subidas. El sol ya pega de pleno y esto no ha hecho más que empezar. Primer avituallamiento y segunda subida tras la que cresteamos un rato, a mí me suena que aquello debe ser «la bicicleta», otra famosa colina que se hace en Camins de Cabres. Descendemos, cruzamos por debajo de la carretera y llegamos al segundo avituallamiento. Con la tercera subida hacemos «la hamburgesa» hasta su punto más alto desde donde tenemos una vista nítida del embalse que está hasta arriba de agua.

Kilómetro 15, 3er avituallamiento, cruzamos el río Albaida y ahí aparece a contraluz el Aventaor con su pared lisa de roca muy apreciada por los aficionados a la escalada. Por suerte no lo subiremos en esta ocasión, lo rodeamos por la izquierda por una senda que va paralela a la vía del tren Alcoi-Xàtiva hasta que llegamos hasta el comienzo de la Senda Andaluza. Esta senda es la parte final de la maratón de Camins de Cabres, son tres kilómetros de ascenso que siempre se nos pegan y en esta ocasión no podía ser de otra manera. Kilómetro 19, 4º avituallamiento, más de tres horas de carrera y el sol en el cogote. Me refresco y para arriba. A partir de ahí un cresteo hasta las antenas que se me hace larguísimo porque apenas puedo correr. Desde allí ya se ve Bellús y comienza el último descenso. En un cruce me despisto y tiro por la senda equivocada, me doy cuenta al rato porque no veo marcas pero a ver quien vuelve a subir. Veo por donde van los otros corredores y supongo que iremos a parar al mismo sitio aunque estoy dando un poco de rodeo. Efectivamente, llego al tramo de las vías del tren que tengo recorrer hasta el túnel por donde baja la senda correcta. Bueno, tampoco ha sido tanto el desvío. Atravesamos otra vez el río Albaida y ya enfilamos por carretera hasta el pueblo.

Hago meta en algo más de cuatro horas, mala carrera pero dentro de lo normal para como estoy. Esperemos que estas carreras me permitan ir poniéndome a tono porque me gustaría hacer Camins de Cabres otra vez, a finales de agosto y, ya veremos, quizás Botamarges en octubre.

Avituallamiento de meta bien surtido pero solo tengo ganas de beber. Alberto me acompaña mientras me refresco, le ha salido una buena carrera y ha hecho podium en su categoría. Está en un momento de forma muy bueno.

Sin ganas ni para la ducha ni la piscina, retomo el camino de vuelta un poco desanimado pero pensando en como recuperar las buenas sensaciones que no sé donde se habrán metido.

Trail: 24,4 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma Máster M 4:06:51 75 9

 

Sprint Trail: 12,6 km

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Alberto Máster M 1:31:56 54 3

II Simat Trail Series – Simat de la Valldigna (4-Diciembre-2016)

Buscando pruebas para ir cerrando esta minitemporada de montaña de apenas dos meses, me encuentro una en Simat de la Valldigna que tiene buena pinta. La organización ha planteado cuatro modalidades: una marcha, un sprint vertical, un trail y una prueba combinada sprint vertical+trail. Me llama la atención esta última y tras consultar un par de detalles a la organización, casi al cierre de las inscipciones, termino por decidirme a ir.

2016-12-04-13-12-50Simat de la Valldigna está cerca de Gandía, en la comarca de la Safor, en un valle rodeado de montañas, la más alta de ellas, el Mondúber. Llego a Simat con el tiempo justito, la salida para el sprint vertical empieza a las 8:30. Me da tiempo a saludar a Mercedes de Tavernes y a David de Mychip, en un mes hemos coincidido casi cada fin de semana. El ambiente es muy familiar, no veo que seamos muchos los corredores que nos concentramos en la plaza del ayuntamiento. Chispea, el cielo esá cubierto de nubarrones y las previsiones son de lluvias fuertes.

Foto Salva Alario

La prueba combinada se compone de dos carreras, un sprint vertical de 1.500 m con 460 m de desnivel positivo y a continuación un trail de 19 km con 1.100 m de desnivel positivo. La clasificación final se obtiene sumando los tiempos de ambas carreras. En el sprint vertical los corredores salen de uno en uno cada treinta segundos y es obligatorio dejar paso cuando te alcanza alguno de los que han salido detrás de ti. Empiezan a salir los primeros corredores a las 8:30 desde la misma plaza del ayuntamiento y la subida es al Massís del Toro, un monte en cuya ladera se apoya el pueblo. Tiene una buena pendiente, no se ve muy bien hasta donde tenemos que subir porque la cima está completamente cubierta de nubes.

2016-12-04-16-15-53Un poco antes de las 8:40 tomo la salida. Para nada voy preparado para una carrera de este tipo pero espero no perder mucho tiempo ya que la distancia es corta. Enfilo las primeras rampas y enseguida me encuentro con un tramo de cuerdas ¡mi especialidad, como sea todo así es que ni llego a tiempo para tomar la salida del trail!. Por suerte la cosa se normaliza. A mitad de subida me pasan un par de corredores. De vez en cuando me detengo a contemplar el paisaje, ¡qué pena no llevar una cámara!, las vistas del pueblo y del valle son espectaculares. Unos voluntarios, ya cerca del final, nos orientan hacia el lugar del cronometraje. Finalizado este tramo cronometrado, tenemos que volver al lugar de la salida, sin prisa pero sin pausa.

Llego faltando diez minutos para que de comienzo el trail, apenas para beber algo y coger los bidones. Somos muy pocos corredores los que hacemos el trail, algo más de 110 entre los de la combinada y los que sólo hacen esta carrera. Los primeros kilómetros son por asfalto, para salir del pueblo e ir hacia la serranía que rodea al Mondúber. Nos metemos por un barranco que nos obliga a ir en fila de a uno, tampoco se puede correr mucho porque las rocas mojadas resbalan un montón. Al salir del barranco empezamos a subir, una pendiente suave en zetas. Empieza a llover y conforme vamos ascendiendo nos van rodeando las nubes. A partir del km 6 iniciamos un tramo de cresteo en el que vamos alternando bajadas con subidas. El terreno es malo, el lapiaz típico de esa zona que te obliga a buscar en cada paso el mejor apoyo. Como consuelo pienso que me servirá de entrenamiento para la carrera d’Oltà pues allí abunda. Entre la lluvia y la niebla apenas se ve nada, de vez en cuando se perfilan, de manera un tanto fantasmagórica, formaciones rocosas que parecen ruinas. En el km 10 llegamos al punto más alto del recorrido, 750 m, y también giramos para volver a Simat. Empapado y con frío ya no me paro ni en los últimos avituallamientos, se me está haciendo larga la «combinada» y tengo ganas de terminar. Atravesamos la capa de nubes y de nuevo aparece el valle, sus naranjos y entre ellos, impresionante, el monasterio de Santa María de la Valldigna, fundado a finales del s.XIII. Cruzamos sus jardines antres de entrar en el pueblo y llegar a meta.

La sorpresa me la da David cuando me dice que he quedado primero de mi categoría 😀 Es verdad que sólo éramos dos 😀 pero es mi primer podium. Es de agradecer a la organización que mantuviera las categorías y los premios aún cuando fuésemos pocos los participantes, no siempre ocurre así.

En cuanto a la carrera, buena idea hacer una prueba combinada, el recorrido del trail divertido, bien marcado, bien los avituallamientos y gracias a los voluntarios que se pasaron más de cuatro horas bajo la lluvia.

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma Master M 3:30:39 16 1

XI K25 – Serra (27-Noviembre-2016)

Un año más vuelvo a Serra para hacer la K25 en su edición nº 11. Es una prueba a la que tengo cariño pues fue de las primeras carreras de montaña que hice, ya hace más de diez años. Desde entonces he acudido siempre que he podido. Para los que no la conozcáis deciros que son 25,5 km y 1.700 m de desnivel positivo, que trascurre por el Parque Natural de la Sierra Calderona, muy cerca de Valencia. Es una carrera exigente, con tramos técnicos, pero al mismo tiempo divertida. Bien organizada por el club CxM de Valencia, ha acogido en varias ocasiones campeonatos de España y autonómicos.

2016-11-27-08-00-20Las previsiones para el domingo dan 100% de lluvias fuertes, de hecho, la organización decide que llevemos un cortaviento con capucha como material obligatorio. Pero lo que son las cosas, Serra nos recibe con un amanecer soleado, aunque se nota que ha llovido bastante los días anteriores porque el campo de fútbol, donde recogemos los dorsales, está bastante encharcado. Ya veremos cómo están los barrancos por los que deberemos pasar.

Me encuentro a Alberto de Xàtiva al que me costó poco de convencer para que se apuntara. Alberto y yo nos conocemos desde hace años, nos presentó Verena en una carrera de Xàtiva y desde entonces hemos coincidido en muchas carreras e incluso hemos formado equipo en el Trail nocturno Camins de Cabres. Es nuestro miembro de A to trapo setabense. En eso que justo llega Verena, hoy no viene a correr, ni a arbitrar, estará de co-speaker y como no, nos toca pasar por micrófono no sin antes resistirnos un poco 🙂

Y saludo, con sorpresa, a Miguel Flor pues unos días antes había hablado con él y me había comentado que este año no podría acudir pues estaba lesionado, pero allí estaba, para terminarla como fuere y seguir siendo uno de los pocos full finishers que ha terminado todas las ediciones. Todo pundonor.

2016-11-27-08-13-16Tomamos la salida casi 300 corredores y atravesamos el pueblo, el pelotón se estira, pero no lo suficiente y en las primeras cuestas se produce algún atasco. La primera subida a las antenas en fila india, primer avituallamiento y primer descenso complicado. Iniciamos la subida al castillo, ahora en ruinas, del que dicen que fue lugar de parada y refugio de parte de las huestes de El Cid Campeador en la toma de la ciudad de Valencia (Wikipedia dixit). Después de pasar a través de él por los de agujeros de sus muros, nos toca crestear un poco porque por donde vamos es de verdad una cresta de roca donde es imposible apoyar plano.

La bajada por el cortafuego forma parte de la gymcana que es la K25, un zigzag entre pinos en plan slalom especial. Al final la pista que nos lleva de nuevo al pueblo que atravesamos por el barranc de Deula. Segundo avituallamiento, km 9, donde Verena nos da ánimos e iniciamos el segundo bucle, el más largo y duro de los dos. Seguimos por el barranc de Deula unos kilómetros más, es uno de los tres barrancos que pasaremos, zona de rocas, técnica, siempre húmedo y donde hay que ir muy concentrado para evitar los resbalones.

15181639_1297808443603326_2163729735083343665_nLa segunda subida, els Ermitans, no es complicada, su descenso, en parte por pista, nos lleva al Barranc de Marianet también con mucha roca, allí nos cruzamos con los corredores que ya bajan del Sierro, la tercera subida, quizás la tiene una mayor pendiente y que se hace toda por senda. Desde su cumbre vemos la cortina de agua que viene desde la costa y oímos los primeros truenos. Nos va a caer una buena

Bajamos desde el Sierro primero por pista y después por una senda que el agua, con el tiempo, ha convertido en un canalón así que hay que ir saltando de un lado a otro o llevar un pie en cada lado. Divertido.

De nuevo en el Barranc del Marianet, del que salimos ya buscando el último ascenso, el más largo y que con casi 20 km en las piernas a mí se hace largo. Ahí ya nos empieza a llover y cuando llegamos al avituallamiento de Rebalsadors ya llueve con fuerza y hace viento. Obligado ponerse el chubasquero y salir pitando. Nos quedan 6 km. Hasta el mirador todo es llano y campo abierto, las gotas de lluvia pican en la cara. Siguen sonando los truenos, ahora más cerca, las nubes pasan rápido pegadas a la sierra. El Mirador marca el comienzo del descenso, que con la lluvia hay que ir con más cuidado. Cuando ves a la derecha La puerta del cielo, ya sabes que la carrera está hecha. Esos últimos kilómetros me los conozco bien, pero al llegar al cruce para meternos en el Barranc de Deula, la organización, con buen criterio, nos dice que continuemos ya por la pista hasta el pueblo. Con la que está cayendo, el barranco estará con agua y no tiene mucho sentido jugarse el tipo.

Llegada al polideportivo donde todo el mundo se resguarda en las carpas. Menos mal que el agua nos ha pillado en los últimos kilómetros. Una ducha de agua caliente sienta de maravilla, como se agradece.

De nuevo otra edición más de la K25, cuando hablo con Alberto me dice que le ha encantado y que la ha disfrutado. Es una carrera que engancha. ¿Quién me acompará en 2017? 😉

Nombre Categoría Tiempo Puesto General Puesto Categoría
Juanma MAS VET-B 3:50:55 156 6
Alberto MAS VET-B 4:09:14 213 11