La bañá de año nuevo (1-Enero-2018)

7:45 h. am. Aún con la resaca de fin de año, comparecemos puntuales a la cita en el punto de encuentro habitual de A To Trapo para cumplir con una de sus tradiciones más arraigadas, la Bañá de Año Nuevo, que ya figura, junto al Concierto de Viena, entre los eventos que nadie se debiera perder este día.

A trote adecuado a la fecha y sus circunstancias, tomamos rumbo a la playa en animada cháchara. Una vez en sus limpias arenas ejecutamos el Saludo al Sol, coincidiendo con su primera salida del año. Esta vez, a falta de los maestros de ceremonias habituales, ejerce como tal el profesor Josele. Finalizado el ritual retomamos el trote por la orilla mientras se van uniendo al grupo otras unidades que nos salen al encuentro. Al llegar a las instalaciones naúticas oficiales del Club, ya nos espera el Presidente, encabezando la sección de impedidos provisionales, y Manolo que ha llegado por un atajo. Sin más demora, se procede a la inmersión, obligada y placentera, en las acogedoras aguas mediterráneas, con los dos capuzones de rigor, garantía de Buenaventura para todo el 2018.

Finalizamos con los dulces, nueces, cava y sidra, gentileza de Vicente, y brindamos por todos los éxitos que nos esperan en este año y que durarán hasta su renovación en la Bañá 2019.

Fele

Cabeçó de fin de año (31-Diciembre-2017)

Último día del año, que mejor manera de empezar este día que rodeado de amigos, en la naturaleza y haciendo cosas que nos gustan. Pues así empezamos. A las 8 de la mañana estábamos en el parking de las cuevas de Canalobre, éramos bastantes, unas 20 personas, faltaban algunos habituales, pero esta vez se lo perdonamos. Nos ponemos en la línea de salida y arrancamos.

Día espectacular para hacer senderismo y correr por la montaña, ya que a la salida estábamos a unos 12ºC, poco nuboso, con lo que las expectativas de ver un precioso paisaje en la cumbre eran muy grandes. Llegamos al Racó de Seva y ya nos vamos cruzando a senderistas. Poco a poco vamos subiendo hacia la cima y el paisaje se va haciendo más espectacular y con alguna visita inesperada, (vimos algunas cabras por la zona que se tiene que escalar).  Una hora y media después llegamos a la cima donde ya había algunos compañeros esperándonos para compartir los polvorones y la sidra que algunos habían llevado. Las vistas son espectaculares, divisamos desde Santa Pola hasta Calpe. Estamos todos, nos hacemos la foto de rigor, brindamos y empezamos el descenso. Nos vamos cruzando cada vez a más gente que venía a disfrutar de lo mismo que nosotros, la naturaleza, la montaña, el día tan impresionante que había salido. Llegamos a la zona del parking donde poco a poco va llegando toda la expedición. Algunos nos despedimos allí, otros nos acercamos al bar del polideportivo de Busot donde nos tomamos un refrigerio patrocinado por Manolo, adelantando su onomástica un día. Un año más cumpliendo con la tradición, A To Trapo estuvo en la cima brindando por todas las carreras de ese año y las venideras y también haciendo cada vez más grande este grupo de tantísimos componentes y amigos.

FELIZ 2018

¡¡¡ OLD RUNNERS NEVER DIE !!!